Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
La Tramun La Tramun
Volcat

Sportful

Pedales Look

Jenny Rissveds, una historia para recordar: “hace 2 años no quería seguir viviendo”

La historia de una corredora llena de talento, destinada a marcar una época, y que se encontró con un muro mucho peor que cualquier carrera. Jenny Rissveds ha sabido superar sus problemas de salud mental para volver a la cima. Este ha sido su camino

Con sólo 25 años Jenny Rissveds ha vivido una vida donde ha tocado el cielo deportivo y ha pasado por momentos muy delicados a nivel personal

Jenny Rissveds tiene sólo 25 años pero ya ha vivido una carrera deportiva sin igual. Sus inicios en el ciclismo fueron la clara muestra que era una corredora con un talento único. Dominó todas las categorías por las que pasó y brilló más allá del MTB. Año tras año sumó títulos de campeona nacional, europea y del mundo antes de lograr la mayor victoria a la que aspira un deportista: la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro. Todo ello cuando aún era sub-23. Pero cuando parecía que Jenny Rissveds estaba lista para marcar una época en el deporte se inició su mayor pesadilla. Una suma de problemas que le llevó a dejar la alta competición e incluso a perder las ganas por vivir. Esta es la historia de superación que hay tras la corredora Jenny Rissveds.

Continúa tras los patrocinadores

4 Stage Club La Santa
HJC
Ruedas Progress
Swiss Epic 2020
Berria Bravo 2020
KTM Myroon Pro
Fox
Twinloc de Scott
Northwave
Neumáticos de MTB Chaoyang
Bike Park La Molina
Jenny Rissveds ganando en Lenzerheide

Jenny Rissveds ganando en Lenzerheide

Es campeona nacional de XCO, Eliminator y DH, además de ganar como junior en carretera y ciclocross

Probablemente no sepas que Jenny Rissveds es una de las corredoras más polivalentes de la historia. Ha ganado campeonatos nacionales en MTB en todas las disciplinas. Cuando decimos todas es todas. Sí, incluido el DH. Es campeona de Suecia de XCO, Eliminator y DH. El último campeonato nacional de DH lo logró en 2013. Pero no sólo eso. Como junior también destacó, y de qué manera, en el ciclismo de carretera. Tanto como para ser campeona nacional de fondo en carretera y contrarreloj. Llegó a competir en el mundial junior de carretera celebrado en Copenhague en 2011. A ello también se sumaría otro título nacional en ciclocross.

Sería en 2012 cuando decidiría centrarse al 100% en el mountain bike. Todavía en edad junior Jenny Rissveds empezó a deslumbrar al mundo en la modalidad de Eliminator que, por aquel entonces, tenía su propia Copa del Mundo paralela a la de XCO. Acabó 2a en la general de la Copa del Mundo de Eliminator siendo aún junior y logró ganar una carrera, la de La Bresse. Estaba claro que iba a ser una campeona precoz en todos los apartados. Ese mismo año ganaría el Campeonato de Europa de XCO junior celebrado en Moscú.

Jenny Rissveds

Jenny Rissveds en 2012, como junior, ganando la Copa del Mundo de Eliminator en La Bresse

En 2014 fichaba por el equipo Scott-Odlo de Nino Schurter

2013 sería el año de su debut en la categoría sub-23. Acabría 6ª en el mundial pero sería subcampeona de Europa de XCO en Berna. Solo sería superada por Yana Belomoina. Mientras, seguía sumando éxitos en el Eliminator, donde ganaba el Europeo.

Y llegaba su salto a un gran equipo internacional en 2014. Ni más ni menos que el Scott-Odlo (como se llamaba en aquel momento). El equipo de Nino Schurter. La primera (y única) vez que el conjunto tenía una componente femenina. El año arrancó de la mejor forma, con su primera victoria en la Copa del Mundo sub-23, lograda en Pietermartizburg. Acabaría 3ª en la general de la Copa del Mundo de su categoría. Una general que por fin ganaría en 2015. Ese año ya dio muestras de lo que podría pasar en los Juegos Olímpicos, siendo 3ª en el evento de test del circuito que se celebraría a final de temporada.

Jenny Rissveds

Jenny Rissveds campeona del mundo sub-23, junto a Nino Schurter en 2016

Su 2016 fue increíble. Ganó su primera Copa del Mundo élite, el mundial sub-23 y el oro olímpico

En 2016, aún siendo sub-23, aprovechaba la oportunidad para correr con las corredoras élite. 10 de julio de 2016, Copa del Mundo en Lenzerheide. Una fecha que sería mucho más importante de lo que nadie podría pensar en aquel momento. Era el día que todo el mundo sabía que llegaría. El día en el que Jenny Rissveds ganaba su primera prueba de la Copa del Mundo élite. Aún en edad sub-23 la sueca se imponía con solvencia por delante de Annika Langvad y Jolanda Neff. Parecía que sólo era la primera de muchas más victorias en la Copa del Mundo. Nadie imaginaría que tardaría 3 años en lograr la siguiente. En el mundial lograba el maillot arco iris sub-23 en Nove Mesto.

Jenny Rissveds

Campeona Olímpica!

Campeona olímpica con 22 años

Jenny Rissveds tocaría el cielo en Rio de Janeiro. Con toda la categoría élite por delante se llevaba la medalla de oro en los Juegos Olímpicos. 22 años y ya había ganado todo. Una Copa del Mundo élite, el mundial sub-23, campeonatos de Europa, infinidad de campeonatos nacionales y el oro olímpico. Todo apuntaba a que estaba lista para marcar una época en el mountain bike.

Jenny Rissveds

Jenny Rissveds en meta

El oro olímpico, el inicio de su caída

2017 empezaba ganando la Absa Cape Epic en mixto, nadie imaginaría cómo acabaría

Jenny Rissveds seguía enrolada en el equipo Scott-Odlo de cara a un 2017 que se presentaba repleto de posibilidades para ella. El año empezaba bien para ella. Competía en la Absa Cape Epic formando pareja con el “jefe” del equipo, Thomas Frischknecht. Ambos ganaron las 8 etapas de la carrera y la general. No estaba mal para empezar el año. Poco después, en abril, se llevaba el Short Track de la Sea Otter Classic de USA por delante de una tal Kate Courtney, que la derrotaría en el XCO (donde era 3ª). Solo era el inicio de la temporada y pocos podían imaginar qué pasaba por la cabeza de la campeona olímpica.

La pérdida de varios familiares cercanos era la punta del iceberg de todo por lo que estaba pasando Jenny Rissveds. En uno principio eso era lo único que llegó a los medios como motivo de su ausencia en las pruebas de Copa del Mundo de Nove Mesto, Albstadt, Vallnord y Lenzerheide. Para esta última prueba en Suiza se estuvo preparando en altura, pero finalmente no tomó la salida.

Jenny Rissveds

En la Absa Cape Epic con Thomas Frischknecht

Tras pasar la temporada prácticamente en blanco, sin competir en los grandes eventos del año, en octubre se supieron los verdaderos motivos de tan larga ausencia de los circuitos. Problemas mentales eran los responsables de ello. Aún con todo no trascendía los detalles de esos problemas. La campeona olímpica parecía caer definitivamente en un pozo cuando, a principios de 2018, se anunciaba la separación entre ella y el equipo Scott-SRAM, con quién aún tenía contrato para el año pasado.

La corredora lo tenía claro, iba a dedicar su 2018 a recuperarse personalmente. Llegaban los detalles de sus problemas de salud. Depresión y bulimina nerviosa la habían puesto contra las cuerdas. Decidió alejarse de las redes sociales y centrarse en su recuperación. Aún con ello tomó parte en alguna carrera, incluyendo el nacional de XCO que ganó.

Jenny Rissveds ganando

Jenny Rissveds ganando
JOAKIM RISSVEDS

Rissveds luchó contra sus problemas de salud mental hasta superarlos y trazar un plan de retorno a la competición de alto nivel

Luchó contra sus miedos para empezar a plantearse objetivos a corto plazo. A medida que salía del pozo empezaba a dar muestras de su recuperación. Se puso manos a la obra para crear un proyecto deportivo personal que la motivase, que le permitiese competir sin presión y a su ritmo. Sin estrés y sin agobios. Un programa diseñado a su medida. Así nacía el Team 31.

Se preveía su retorno a la Copa del Mundo en Albstadt, donde Jenny Rissveds se desplazó pero no compitió. Parecía que los problemas podían seguir, pero era algo mucho más terrenal. Un resfriado hizo que prefiriese posponer su debut en Copa del Mundo a Nove Mesto. La primera piedra de su retorno a la élite.

Jenny Rissveds adelantando a Kate Courtney

Jenny Rissveds adelantando a Kate Courtney

La vuelta de Jenny Rissveds, puro talento

Albstadt fue su 1ª carrera de Copa del Mundo. Se ha tenido que enfrentar a salir desde atrás hasta la prueba de Lenzerheide

En su retorno a la competición de máximo nivel Jenny Rissveds se encontró con el nuevo formato del Short Track para la salida y con muy pocos puntos UCI en su haber. Eso se traducía en salir en posiciones muy retrasadas en la parrilla de salida. Aún con todo, partiendo desde las últimas filas, lograba ser 33ª en Albstadt.

Si algo ha tenido su retorno al máximo nivel es la muestra que Jenny Rissveds se ha tomado la competición y su mejora paso a paso. Pero la sueca no ha dejado de ser un portento. Preparó la Copa del Mundo de Vallnord en España, con una concentración en altura en Sierra Nevada. Y los resultados llegaron. Tanto como para remontar hasta la 5ª plaza en la prueba andorrana. Su primer podio desde 2016 en Copa del Mundo llegó envuelto en lágrimas de alegría. La mejor Jenny Rissveds estaba en camino.

Jenny Rissveds

La 3ª plaza de Val di Sole le dio entrada, por fin, al Short Track de Lenzerheide

En Les Gets fue 9º y en Val di Sole, partiendo con el dorsal 72, lograba su primer top-3. Saliendo tan atrás acabar 3ª era una señal clara que tenía fuerzas para ganar. Ese resultado tuvo mucho valor puesto que, por fin, le daba entrada en el Short Track para Lenzerheide.

Su debut en esa modalidad fue como todo en su trayectoria deportiva. A lo grande. Peleando por la victoria acabó 3ª y, más allá del resultado, le iba a permitir salir desde la primera línea de la parrilla de salida. Por fin una carrera de tú a tú contra las mejores corredoras del mundo. En un escenario que no parecía escogido al azar. El lugar donde obtuvo su última y única victoria en la Copa del Mundo de XCO élite.

Copa del Mundo de Val di Sole

Jenny Rissveds ha salvado el "honor" de Specialized

3 años después, en el mismo escenario en el que ganó su única Copa del Mundo élite, Rissveds volvía a ganar una Copa del Mundo

El resto ya es historia. Jenny Rissveds ganó. Un triunfo que trasciende del deporte y que servirá de inspiración a personas que pasan por momentos difíciles como los que tuvo que superar la campeona olímpica. Sin duda, la victoria más aplaudida por toda la comunidad biker. Desde rivales a equipos, pasando por el público y la prensa.

3 años después, Jenny Rissveds logró cerrar el círculo y volver donde estaba. Ahora, en año preolímpico, la mejor Jenny Rissveds promete dar aún más emoción a las espectaculares carreras femeninas de XCO. Imposible no alegrarse con su retorno. 

Rissveds con Pauline Ferrand Prevot
Te puede interesar