Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Sportful

Open Natura Kenda

Scott

Invalidado el Everesting de Lachlan Morton, símbolo del problema de los retos sin control

El récord de Everesting de Lachlan Morton nació con polémica tan pronto subió el fichero a Strava y se ha comprobado que no llegó al desnivel necesario para ello. Este caso plantea los problemas para verificar este tipo de retos.

Everesting, récord FKT y otro tipo de desafíos han ganado mucho protagonismo ante la ausencia de competiciones

Everesting, récord FKT y otro tipo de desafíos orientados a demostrar poderío físico han ganado un enorme protagonismo en estas últimas semanas ante la ausencia de competiciones oficiales. A pesar de esta situación excepcional este tipo de retos ya hace tiempo que va en aumento en popularidad, tanto entre los deportistas que los plantean como en el número de seguidores y atracción mediática que generan. Sin embargo se trata de acciones con un margen reducido de validación, sin normas claramente establecidas, control en su ejecución y validación o cualquier mínima garantía de igualdad entre las personas que los realizan. Básicamente, sin ninguno de los elementos que garantizan que las competiciones oficiales se llevan a cabo en igualdad y bajo unas mismas normas y circunstancias.

El último episodio de este tipo de retos fue el nuevo récord de Everesting establecido hace unos días por Lachlan Morton. Ya en el momento de su publicación generó controversia al comprobarse que la actividad subida a Strava (forma habitual de hacer públicos los datos para demostrar su autenticidad) «solo» indicaba un desnivel de 8.509 metros. En lugar de los 8.848 m que se necesita para hacer un Everesting (la altura del monte Everest). En un primer momento se aseguró que se había validado la actividad y el desnivel y se había dado por válido, pero una segunda revisión, por el grupo que mantiene la lista de personas que han hecho un Everesting (algo que no tiene ninguna condición de oficialidad) ha dejado claro que el intento no llegó al desnivel necesario y, por tanto, el récord de Everesting sigue estando en manos del biker Keegan Swenson.

Continúa tras los patrocinadores



7 horas 32 minutos y 54 segundos era el tiempo logrado por Lachlan Morton para su Everesting. Suponía un nuevo récord mundial. Pero desde el primer momento generó controversia. El fichero de Strava no mostraba el desnivel necesario de 8.848 metros.

¿Cómo se valida un Everesting?

La validación se lleva a cabo en Everesting Hall of Fame, y es un proceso manual en las actividades que consideran relevantes como esta

El principal problema de este tipo de retos es la falta de oficialidad de sus marcas y de control en la ejecución de las mismas. ¿Cómo garantizas que todas las subidas han sido sin ayuda externa? No hay ningún control para los deportistas que los realizan. Las circunstancias pueden ser completamente diferentes según cada intento. En cualquier caso, tratándose de algo no oficial, se presupone buena fe a la hora de llevarlo a cabo. En el caso de la invalidación del récord de Everesting de Lachlan Morton no vemos ninguna intención de engañar, sino simplemente desconocimiento y un error de cálculo.

El Everesting Hall of Fame es el lugar donde se registran de forma mínimamente oficial los Everesting realizados. En el momento de escribir esto había 7.833 Everestings contabilizados. Sí… se ha convertido en un reto popular. La única norma establecida es que debes realizar el Everesting en una misma subida a base de repetirla tantas veces como sea necesario hasta lograr los 8.848 metros de desnivel necesarios. Una vez logrado se remite el archivo a su web (o se conecta Strava con ella para que lo cargue automáticamente) y a esperar la validación.

Lachlan Morton

La norma que indica que se debe realizar un Everesting a base de repeticiones de una misma subida facilita la validación del desnivel de forma externa

El proceso de validación es totalmente manual. En él se comprueban si hay incongruencias en el fichero que ha registrado los datos (velocidad, altura, tiempos en las ascensiones o posibles ediciones maliciosas del fichero) y en casos de dudas se contrasta el desnivel registrado con el real de la subida donde se ha llevado a cabo. Por eso es básico que el Everesting se realice siempre subiendo la misma ascensión todas las veces. Con ello se puede ir a un mapa cartográfico y extraer el desnivel exacto de una subida de forma mucho más precisa a como lo hace Strava. Y ahí ha estado el problema de la actividad de Lachlan Morton.

Los Everestings de relevancia pasan controles adicionales y este, que suponía un nuevo reto, ha sido revisado con lupa. Como era de esperar. El error de partida es el desnivel positivo que Strava tiene registrado en el segmento. Aquí se enlaza en la forma en que Strava da de alta los datos de un segmento en concreto que suele ser a partir de la información extraída del fichero sobre el que se creó el segmento la primera vez. Eso quiere decir que si creas un segmento con un fichero con información errónea (por ejemplo, una mala lectura del desnivel, algo habitual ante los diferentes sistemas de medir el desnivel de los dispositivos GPS dependiendo de si tienen o no barómetro) quedará registrado así desde su creación. Suelen ser errores pequeños pero un pequeño error de altitud en una subida que realizas 42 veces (como hizo Lachlan Morton) acaba generando una desviación notable.

Lachlan Morton marcando el inicio exacto del tramo de su subida para el Everesting

La forma en que Strava registra los datos de un segmento puede generar errores, especialmente en cuanto a desnivel

Lachlan Morton uso una subida llamada Rist Canyon (es este segmento de Strava) en la que se indica un desnivel de 213 metros para 1,93 km. Con ese desnivel y 42 subidas los números son claros. Su desnivel positivo debía ser de 8.946 metros. Pero el segmento tenía información de desnivel errónea. Comprobado en mapas topográficos fiables el segmento Rist Canyon no llega, por poco, a los 200 metros de desnivel. En lugar de los 213 anunciados. Multiplicarlo por 42 intentos y… le hace perder 546 metros dejando el desnivel de su actividad en 8.400 metros. 448 metros menos de lo necesario. Récord invalidado. Curiosamente los datos de desnivel corregido que mostraba Strava para su actividad (con 8.509 metros) eran mucho más precisos.

Si bien no se trata de algo realmente relevante, este incidente demuestra que la popularidad de este tipo de retos hay que cogerla con pinzas en muchas ocasiones dada la dificultad para validar los datos y la imposibilidad de generar las mismas condiciones para todos los que lo intentan. En cualquier caso estos retos nacieron como una forma de motivarnos de cara a superarnos y no centrados en la velocidad y establecer nuevos récords de tiempo. Sin embargo, el tirón mediático que han visto los deportistas sin competiciones en ello los ha situado en el primer plano de la actualizad. Una muestra que no hay reto más justo y controlado para sus participantes como una competición oficial.

Te puede interesar