Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar

Sportful

Una mirada al futuro de las suspensiones electrónicas con Fox Live Valve

La electrónica va entrando poco a poco en el MTB. El proyecto Fox Live Valve puede ser el gran salto cualitativo de las suspensiones de MTB gracias a la electrónica

Configuración del sistema Fox Live Valve para Buggies

Andalucía Bike Race

Fox ya ha experimentado con la electrónica en sus suspensiones de MTB, pero sin llegar a sacarle el máximo partido.

Ya hace más de 2 años que el nombre de Fox Live Valve circula por el mundillo biker. Fox hace tiempo que cuenta con sistemas de suspensión con electrónica integrada. En 2012 introdujeron la suspensión Fox iCD, desarrollada por el departamento iRD (Intelligent Ride Dynamics) de la compañía. Un sistema creado en colaboración con Shimano (del cual se aprovechaba de la batería de un grupo Di2) para tener un bloqueo con accionamiento electrónico. Su rápida respuesta (0,25 segundos), fiabilidad, suavidad de acción y precisión eran sus puntos fuertes. Sin embargo, ha ido perdiendo protagonismo en su catálogo, en parte por su elevado coste, por la necesidad de ir ligado a un grupo en concreto y porque, dentro de las posibilidades de la electrónica, el iCD se quedó algo corto en funcionalidades.

Continúa tras los patrocinadores

Pearl Izumi “5403 horas”
Brooks Cambium All Weather
Chaqueta Northwave H2O
Ruedas Progress MTB - CB3 NITR
Epic Camí de Cavalls 360
Portabidones Syncros MB Tailor cage Left Micro HV+
Bicicleta gravel - MSC
SKODA GRAN FONDO PRIORAT TREK

Fox Live Valve, el futuro electrónico de las suspensión ya es realidad

El sistema Fox Live Valve ya es una realidad. No en el mountain bike, pero si en los buggies, un segmento donde Fox también tiene un importante protagonismo dentro del mundo de las suspensiones. En nuestro deporte es algo que está claro que llegará, puesto que a algún fabricante, como Rocky Mountain, ya ha filtrado que está lanzando cuadros preparados para albergar el nuevo sistema de suspensión electrónico de Fox.

Ya en 2015 se pudieron ver los primeros prototipos del sistema en mountain bike. Se rumoreaba que en 2017 podría haber los primeros modelos de serie equipados con esta tecnología. Pero por ahora ninguna marca cuenta en su catálogo con ellos. La adaptación a los nuevos amortiguadores de medida métrica y el poder pulir los detalles finales de un sistema tan novedoso pueden ser los motivos de este retraso en su lanzamiento.

Donde ya es una tecnología palpable es en los buggies. El popular Polaris RZR ya equipa amortiguadores con el sistema Intelligent Ride Dynamics (iRD) Live Valve. ¿Qué supone en el práctica? Se trata de un sistema electrónico que es capaz de leer las fuerzas que actúan sobre los amortiguadores a través de sensores colocados de forma estratégica. Es capaz de ajustar la suspensión cada 5 milisegundos (un milisegundo son 0,005 segundos, es decir, puede ajustarla hasta 200 veces por segundo).

En el sistema empleado en el Polaris RZR intervienen sensores se velocidad, giro de dirección, frenos y acelerómetros. Toda la información proporcionada por los sensores es procesada por una centralita que es capaz de ajustar de forma automática tanto la compresión como el rebote, ambas a alta y baja velocidad. Traducido en su aplicación en los buggis significa un mejor aprovechamiento del recorrido, evitar topes indeseados y, sobre todo, tener la suspensión más eficiente para cada tipo de fuerza.

En el mundo de los buggies se percibe especialmente en los tramos de curvas, donde permite mantener una mayor estabilidad y evitar los temidos vuelcos. O a la hora de circular por terrenos muy bacheados, con obstáculos de diferentes tamaños, donde se puede exprimir al máximo las capacidades de los amortiguadores para cada tipo de impacto.

Fox Live Valve en el mountain bike

Adaptar el sistema para que sepa diferenciar las fuerzas del pedaleo de las irregularidades del terreno será una de las claves de su buen funcionamiento

De cara al mountain bike está claro que el sistema tiene que ser adaptado para las necesidades específicas de nuestro deporte. Aquí es vital saber detectar que fuerzas provienen del pedaleo del usuario y cuales de las irregularidades del terreno. En su aplicación al MTB, el sistema Fox Live Valve debería, como mínimo, ser capaz de cambiar entre los modos Firm y Open de las suspensión en cada momento. Si detecta un bache activar el modo Open y si sólo percibe fuerzas del pedaleo mantener el modo Firm.

Más allá de eso, el sueño sería una suspensión capaz de ajustarse a todos los niveles mientras pedaleamos. Más allá del cambio de modo de suspensión entre los 3 de que disponen las actuales suspensiones de la compañía. Un sistema capaz de ajustar compresión y rebote, en alta y baja velocidad, en cualquiera de sus rangos de ajuste. La aparición de una suspensión realmente inteligente y capaz de leer el terreno por el que circulamos y la fuerza que hacemos sobre los pedales.

Habrá que ver también hacia qué modalidad se enfoca el sistema. Si bien es cierto que en los tests de prototipos siempre hemos visto a riders de enduro o disciplinas gravitatorias, su aplicación a las modalidades de XC y bike-maraton sería una puerta abierta a crear sistemas de suspensión más simples, que confiasen en la buena elección del ajuste de la suspensión en cada momento para tener un pedaleo eficaz y una buena capacidad de absorción, y con ello cuadros más ligeros. El peso del sistema, si también irá ligado a un grupo electrónico, su autonomía, sus posibilidades de pre-ajuste y su fecha de lanzamiento, son cosas que todavía tendremos que esperar para conocer. Esperemos que no mucho tiempo.

 

Te puede interesar
Comentarios
comentarios powered by Disqus