Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Alltricks Alltricks
Scott Spark RC

KOM Cycles

VolCAT
  • Tests
  • |
  • 25 de Octubre de 2021

Test Specialized Crux, uniendo filosofía racing y gravel

La Specialized Crux es una bicicleta con un peso espectacular y una rigidez enorme. Sumarle una geometría de herencia racing de su pasado en el ciclocross y podéis imaginar que la Crux es una máquina rápida y efectiva lista para ponerse el dorsal en cualquier prueba

Nacida como la bici de ciclocross de Specialized, ahora se ha renovado para apuntar también al gravel

La Specialized Crux ha sido, durante años, la bicicleta de ciclocross de la marca americana. Con su última versión, acabada de salir del horno, eso no ha cambiado. Pero su enfoque es ahora mucho más amplio. El gravel no para de crecer, especialmente en su vertiente competitiva, que está en plena expansión. Para dotar a sus corredores de la mejor arma posible para esas carreras y ofrecer una bicicleta gravel lista para colgarse un dorsal en cualquier competición, han evolucionado la existente Specialized Crux. La hemos podido probar en el que debe ser su hábitat natural, una competición de gravel.

Continúa tras los patrocinadores



Specialized Crux

Specialized Crux

725 gramos para el cuadro en versión S-Works y solo 825 gramos para la versión que probamos

Hace unos días os presentamos la nueva Specialized Crux. Podéis repasar todos detalles teóricos en nuestro artículo de presentación. Os hacemos un resumen rápido. La Specialized Crux, que tiene su origen en el ciclocross, se ha rediseñado por completo. El punto de partida es un nuevo cuadro espectacularmente ligero, para el que han usado buena parte de lo aprendido en el desarrollo de su Aethos. ¿Cómo de ligero? Tanto como para dejar la versión S-Works en 725 gramos y el resto en unos espectaculares 825 gramos. En talla M y para un cuadro pensado para uso off-road agresivo. Han ampliado los pasos de rueda, admite tres portabidones, tiene eje de pedalier a rosca y está homologada por la UCI para ser usada en carreras de ciclocross (y gravel).

En cuanto a la geometría, pues han cogido la geometría de la anterior Crux y han buscado darle un poquito más de estabilidad. Los cambios son moderados y en una misma dirección. El carácter racing de la anterior Crux ya les servía para el tipo de uso gravel al que va enfocada la nueva Crux. Sin olvidar que no ha dejado de ser la bici de ciclocross de su catálogo.

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux, un cuadro de gama alta que pide componentes top

Probamos la Specialized Crux Comp, la más económica de su gama

Nuestra arma para enfrentarnos a nuestra primera carrera de gravel era la Specialized Crux Comp, el modelo de entrada a gama de la familia Crux, con un precio de 4.000€.

De entrada, tenemos que decir que el cuadro de la Specialized Crux tiene un nivel de acabados impresionante y un peso récord para el gravel. Incluso sin entrar en el modelo S-Works, aún más ligero. Estamos hablando de un cuadro de gama alta a todos los niveles, por lo que el montaje del modelo Comp parece quedar muy corto respecto a lo que pide un cuadro de poco más de 800 gramos. Aún así, es la única forma de contar con precios más terrenales.

Specialized Crux

Líneas simples y directas

Specialized Crux

Vainas de 425 mm

Specialized Crux

Buenos pasos de rueda

El equipamiento de la Comp no sigue el nivel del cuadro en cuanto a ligereza

A nivel funcional podríamos decir que todo su equipamiento es correcto, aunque ver unas bielas Rival en un cuadro ultra-light como el de la Specialized Crux no parezca lo más adecuado. Curiosamente los componentes aportados por Specialized son lo que mejor encajaban con la bicicleta. La tija de sillín de carbono quizás se podría haber sustituido por alguna que aportase algo más de comodidad, pero poco más. El sillín Body Geomtry Power Sport nos resultó comodísimo, en la línea de todos los Body Geometry que han pasado por nuestras manos.

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

El manillar tiene un toque gravel pero es bastante similar a un modelo de carretera relajado

El manillar Specialized Adventure Gear nos pareció muy bueno en sus medidas de cara a un uso racing, con una apertura hacia el exterior suave (12º de flare) que nos permitía un poco más de comodidad sin perder la pose racing cuando vamos cogidos a la parte baja. El único pero es que nos hubiese gustado que fuese algo más gordo en su diámetro, algo que se puede solventar en parte montándolo con doble capa de cinta, lo que además aporta un plus de comodidad.

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Flat Mount

Transmisión monoplato, pero el cuadro admite doble plato

Respecto al grupo, todo está fuera de lugar si lo valoramos únicamente por el aspecto del peso, que es uno de los pilares del nuevo cuadro. En este montaje la ligereza inicial se va diluyendo con los componentes que equipa. Usa el grupo SRAM Rival 1 con cassette SunRace 11-42 y plato de 40 dientes. Lo adecuado del desarrollo, como en cualquier transmisión monoplato, lo determinará el tipo de rutas que afrontemos (o condición física del ciclista). Aunque SRAM, al contrario que Shimano, solo concibe el gravel con monoplato. En cualquier caso, el cuadro está preparado para transmisión de doble plato (electrónica).

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Paso de rueda

El sistema de cambio del Rival 1 es duro, seco y favorece los errores en el peor momento

Lo que nos ha resultado menos cómodo es el sistema de cambio de la maneta SRAM, algo anticuado a nuestro gusto (con un único pulsador para subir y bajar). Requiere de mucho tiempo para acostumbrarse a su uso, tiene un tacto muy seco y duro y es muy propenso a que hagamos cambios indeseados en los peores momentos. Como bajar un piñón cuando realmente lo que queríamos hacer era subirlo. Eso sí, su enorme maneta (que no es muy ergonómica), sí resulta muy segura en las bajadas porque su parte delantera es muy elevada y hace prácticamente imposible que se nos escape la mano en bajadas.

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Neumáticos Pathfinder, espectaculares en rendimiento

Los neumáticos Pathfinder nos parecieron espectaculares en rendimiento puro

Quizás las ruedas es el punto donde el peso adicional de este montaje más se percibe. Las ruedas DT Swiss G540 Disc no son ligeras y justo el cuadro de la Specialized Crux (por ligereza y rigidez) pide aceleraciones rápidas y cambios de ritmo, algo que frena, en parte, el peso de las ruedas. Lo que se lleva un rotundo sobresaliente son los neumáticos Specialized Pathfinder Pro, en medida de 38 mm en este montaje. Su banda central totalmente lisa hace que rueden de forma excelente, prácticamente al nivel de unos neumáticos lisos anchos de carretera. Pero la mayor sorpresa nos la llevamos en cuanto a agarre lateral. En apoyos fuertes en curva, sobre terreno duro (las típicas pistas de gravel de la zona de Girona, por ejemplo) el neumático desliza de forma muy controlada con unas reacciones muy predecibles que nos permiten exprimirlos al máximo y tener la sensación de controlar en todo momento su nivel de agarre. Estamos hablando siempre de su uso en pistas duras, probablemente en zonas pedregosas no sean los más indicados. Aunque todos los ciclistas profesionales de gravel de Specialized suelen competir siempre con este modelo. Por algo será.

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

El peso del cuadro hace poner en evidencia el peso de los componentes

En definitiva, el cuadro Specialized Crux pone el listón muy alto en ligereza y rendimiento, lo que hace que cualquier montaje que no acompañe esa ligereza y buen rendimiento parezca fuera de lugar. Pero no hay secretos, y si quieres precios que no sean astronómicos hay que equiparla con material económico. Lo bueno es que está lista para recibir cualquier mejora con los brazos abiertos. En nuestro caso, lo primero sería la inversión en unas buenas ruedas, que probablemente ya darían un carácter aún más rápido y unas mejores aceleraciones sin necesidad de tocar el resto del montaje.

Specialized Crux

Specialized Crux

La Specialized Crux a prueba en una carrera de gravel real

La probamos en una carrera de gravel de 110 km y +1.100m

Os lo avisamos, los eventos de gravel no van a parar de crecer en los próximos meses. En USA ya tienen un calendario enorme y, como suele pasar, las tendencias de ese país acaban llegando con retraso al nuestro. Pero acaban llegando. Nos desplazamos a la prueba gravel de Sa Costa Brava, con un recorrido de 110 km y 1.100 metros de desnivel acumulado en una de las regiones de España más activas en cuanto a gravel.

El trazado tenía un poco de todo. Una dura subida inicial, con desniveles de todo tipo. Tramos suaves de pura potencia, auténticas paredes de más del 18% e incluso algunos tramos de cemento. Una bajada larga repleta de curvas a alta velocidad y tramos bacheados. Y una larguísima sección de terreno llano con pistas de todo tipo. Desde asfalto, cemento, tramos de pista lista, zonas arenosas… un buen campo de pruebas de lo que puedes encontrarte en un recorrido gravel.

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Pedalier a rosca

La bici tiene una geometría muy inspirada en la anterior Crux, pero algo más estable

Contando con una buena experiencia en el campo de la competición en ciclocross montarnos en la Specialized Crux nos trajo recuerdos rápidamente. El primero, ver como la rueda delantera roza la zapatilla en esos giros cerrados cuando vamos prácticamente parados al montarnos en la bici. Tranquilos, es algo que en marcha nunca os pasará a no ser que os metáis a hacer trialeras con curvas de herradura… es el síntoma de que no es una bicicleta especialmente larga en su parte delantera, al estilo de todos los modelos de ciclocross, como así confirman sus números. Las bicicletas específicas de gravel enfocadas a un uso más rutero suelen ser mucho más largas, lo que se suele traducir en un feeling más perezoso. Pero no, la Crux ha conservado la esencia racing del ciclocross para aplicarla al gravel.

Crux 2021 Crux 2022
Reach 382 388
Stack 566 560
Ángulo dirección 71,5º 71,5º
Ángulo de sillín 73,5º 74º
Tubo dirección 140 mm 130 mm
Vainas 425 mm 425 mm
Distancia entre ejes 1.020 mm 1.023 mm
Caída pedalier 69 mm 72 mm

* Comparativa en talla 54

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

Specialized Crux

El nivel de rigidez es excepcional, con lo bueno y malo que eso supone sobre las pistas

Lo que se percibe desde la primera pedalada es la rigidez del cuadro a todos los niveles. Parece increíble que 825 gramos de carbono puedan dar como resultado una sensación de rigidez tan marcada e intensa. Unirlo a la geometría compacta y la posición sobre la bicicleta bastante racing y tenemos las sensaciones de bici de carretera por pista. Sí, la Specialized Crux es ese tipo de bicicleta que te invita a ponerte de pie y pedalear a muerte en cada repecho… incluso el día que sales «de tranquis». Simplemente transmite velocidad y te incita a ir aún más rápido. En las aceleraciones, como os hemos comentado, el peso de las ruedas no juega al nivel del cuadro y difumina un aspecto que, con ruedas ligeras, seguramente sea uno de los puntos más destacados de este modelo.

Esa rigidez tiene una doble lectura. No estamos ante una bicicleta pensada especialmente para filtrar vibraciones. El cuadro transmite de forma muy directa todo lo que pisan las ruedas. Recuerda, es una bicicleta de orientación muy racing. Si quieres algo gravel, relajado y cómodo, Specialized ya tiene su Diverge.

Specialized Crux

Specialized Crux

Bajando destaca la rapidez de reacciones que tiene

Bajando aporta una posición algo más baja que la anterior Crux y en general se percibe más segura a altas velocidades. Aunque no deja de ser una bicicleta que demanda atención a su «piloto» en todo momento. A cambio tienes un cuadro con el que es muy fácil hacer cambios de dirección e incluso esos pequeños mini bunny-hops que te permiten esquivar regueros o piedras en las pistas. Y que responde al instante a cualquier movimiento. Como en toda bici de ciclocross, el conjunto de ruedas y elección de neumático es clave para cada tipo de terreno. Con la Crux puedes montar neumáticos de hasta 47 mm, y si la quieres para ciclocross, el paso de rueda es más amplio que nunca.

Specialized Crux

Specialized Crux

En definitiva, el conjunto de cuadro y horquilla de la Specialized Crux eclipsa por completo el montaje en esta versión. No es necesariamente algo malo, dado que por 4.000€ tienes una gravel con una base lista para ser montada con lo mejor del mercado y no desentonar. Su comportamiento no defrauda. La Crux era una bestia de competición en ciclocross y ahora lo es también para gravel. Nuestro único pero es no haber podido probar el modelo S-Works para saber qué se siente compitiendo en gravel sobre una bicicleta de poco más de 7 kg. Algo que solo quedará al alcance de los que puedan permitirse su precio. Eso sí, las sensaciones en marcha no defraudarán a nadie que busque una bicicleta con la que volar sobre las pistas y, visto su peso y comportamiento, con la que también poder volar sobre el asfalto con los neumáticos adecuados.

Más información

Te puede interesar