Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Scott Supersonic
  • Tests
  • |
  • 3 de Noviembre de 2020

Test BMC Foustroke 2021, la bici campeona del mundo

La BMC Foustroke brilla por su tecnología. Su sistema de suspensión es de los mejores del mercado a la hora de independizar pedaleo y suspensión. La tija teslecópica integrada es única. Los acabados son de primera y está plagada de detalles de calidad. Así es al detalle.

La BMC Fourstroke se presentó en 2019 y ha logrado llevarse el mundial de 2020 gracias a Sarrou

La BMC Fourstroke es la bicicleta campeona del mundo de XCO 2020 gracias a Jordan Sarrou. Una buena tarjeta de presentación y una forma de hacer llegar a mucha más gente este modelo de la marca suiza que fue completamente renovado de cara a la temporada 2019. Una bicicleta que está plagada de tecnología propia y que se sale de lo habitual en el cross country. Os presentamos al detalle una doble repleta de personalidad.

Esta BMC Fourstroke se presentó a finales de 2019. Es la última versión de la familia Fourstoke, la que siempre ha ido asociada a dobles de XC en la marca suiza. La gran novedad en su lanzamiento fue el hecho que, por primera vez en el mercado XC, una marca integraba por completo la tija telescópica en el cuadro. Pero más allá de eso, la BMC Fourstroke destaca por muchísimas cosas más: su sistema de suspensión, su geometría y los detalles de su cuadro hacen que sea un modelo con una marcada identidad propia.

Continúa tras los patrocinadores



Test BMC Fourstroke

 

Cuadro de la BMC Fourstroke

Todo en el cuadro de la BMC es de carbono… salvo la mini bieleta inferior (tiene dos el sistema de suspensión)

Empezamos por su cuadro. En su última revisión BMC se centró en aligerar gramos de allí donde podía. Está realizado completamente en carbono, excepto la pequeña bieleta inferior que es de aluminio. Sí, el cuadro de la BMC Fourstroke tiene dos bieletas porque no es el habitual sistema de suspensión monopivote articulado tan común en XC, sino un sistema de pivote virtual, uno de los rasgos que más marcan su carácter y del que hablaremos más adelante. Esa pequeña bieleta de aluminio está situada en la parte inferior del cuadro, detrás de la caja de pedalier y está integrada de forma sobresaliente en el cuadro. Apenas es perceptible a simple vista. La bieleta superior, que es la que activa el amortiguador, es de mayores dimensiones y en 2019 estrenó un nuevo diseño en carbono que la hace espectacular y que permitió ahorrar 40 gramos respecto a la anterior de aluminio.

El triángulo delantero, y en general todo el cuadro de la BMC Fourstroke, tiene líneas angulosas y musculosas que transmiten firmeza visualmente. BMC tiene su propio lenguaje visual de diseño y en la Fourstroke queda plasmado. Ya sabéis que el objetivo de toda marca es lograr un diseño estético que permita identificar sus bicicletas sin necesidad de ver la marca, de ahí que cada una intenta lograr una identidad visual propia que consolidan y evolucionan con cada nuevo lanzamiento.

BMC Fourstroke

BMC Fourstroke

BMC Fourstroke

BMC Fourstroke

BMC Fourstroke

BMC Fourstroke

Tija telescópica RAD

Tija telescópica RAD

El cableado interno entra por debajo del tubo diagonal, sin agujeros visibles en el cuadro

La parte frontal no tiene ningún agujero para la entrada del cableado interno y eso hace que sea muy limpia. Los cables entran por la parte baja del tubo diagonal a través de una apertura cubierta por una tapa de plástico. Es una buena solución estéticamente porque la tapa no es muy llamativa y tener todo el cuadro libre de agujeros le da una gran presencia visual. La BMC Fourstroke tiene un sistema de bloqueo de dirección para evitar que demos con el manillar en el tubo superior, algo que es muy útil y que ya echamos en falta en cualquier bicicleta que no lo tenga. Si alguna vez has tenido una caída y has golpeado con el manillar o la maneta en el tubo superior sabes de sobra el destrozo que puedes hacer. Es el típico avance que no te acuerdas de él hasta que te salva de marcar el cuadro de por vida. Como todo en el cuadro de la BMC Fourstroke, ese sistema también se integra de forma totalmente imperceptible.

Siguiendo con el cableado interno han creado una guía completa por el interior del cuadro que, en el caso del cable de cambio y del latiguillo del freno trasero pasa por el triángulo delantero, atraviesa la mini bieleta inferior y entra en el basculante siempre con guías internas para facilitar el mantenimiento y, de nuevo, de forma totalmente invisible desde fuera.

La entrada de cables

La entrada de cables

El cuadro sin agujeros a la vista

 

Tiene soporte del amortiguador Trunnion y un cuidado protector para la bieleta inferior

El soporte para el amortiguador sobre la parte baja del tubo diagonal está excelentemente diseñado y la entrada del cable de bloqueo remoto al cuadro es limpia y con una pieza de goma que cubre muy bien el agujero de entrada. Además es Trunnion para aumentar la rigidez.

En el tubo de sillín nos encontramos con un tornillo en el lateral de la transmisión que sirve para ajustar la altura de la tija de sillín telescópica. Es muy minimalista y no supone ningún problema visualmente. El cuadro de la BMC Fourstroke integra un pequeño guía cadenas muy fácil de ajustar. Emplea un pedalier PressFit PF92.

La pequeña bieleta inferior está perfectamente protegida de la suciedad de la rueda trasera con un protector de goma fijado con tornillos al triángulo delantero y otros dos al basculante. De nuevo, y ya van bastantes detalles, muy bien implementado. En el lateral de la vaina de la transmisión también tenemos un pequeño protector mecánico a la altura del plato para evitar posibles daños en el cuadro en caso de salida o chupada de cadena. La propia vaina de la transmisión tiene un protector de goma con el material justo para cubrir la zona expuesta a posibles golpeteos de la cadena con los baches.

Soporte del amortiguador

Soporte del amortiguador

Soporte del amortiguador

Soporte del amortiguador

Soporte del amortiguador

Soporte del amortiguador

Guía cadenas

Guía cadenas

Guía cadenas

Guía cadenas

Guía cadenas

Guía cadenas

Los tirantes no necesitan ser flexibles y eso permite hacerlos más rígidos. Tienen un sencillo sistema para ajustar correctamente el SAG

La BMC Fourstroke usa su propio eje pasante trasero, muy ligero y creado por el Impec Lab como llaman a su departamento de investigación y desarrollo. El cuadro usa su propia patilla de cambio. Recordar que la SRAM UDH que se está imponiendo no estaba disponible hasta este 2020 y esta BMC Fourstroke se desarrolló antes.

Los tirantes no son especialmente delgados ni necesitan serlo, porque siendo un sistema de suspensión de pivote virtual no hace falta contar con flexión del carbono ni con punto de giro en el basculante. Así que todo el basculante es de una pieza de carbono, de forma asimétrica con un “tubo” de carbono adicional en la parte izquierda para reforzar aún más su estructura. Una gran ventaja para dar rigidez a la parte trasera. El soporte de la pinza trasera es post-mount.
En la parte final del tirante derecho, en la zona superior, tenemos unas sencillas y útiles marcas que nos sirven para ajustar el SAG de la suspensión trasera sin equivocarnos. Todo un acierto. También llama la atención como el punto de giro de la bieleta superior con el basculante queda muy bien camuflado a la vista.

Para ajustar el SAG

Para ajustar el SAG

BMC Fourstroke

La zona de las punteras y el eje propio de BMC

BMC Fourstroke

Soporte post-mount

BMC Fourstroke

Detalle de la mini bieleta inferior y su protector

2.575 gramos para el cuadro en talla M incluyendo la tija telescópica

Y llegamos a un aspecto importante en una bicicleta de XC. El peso. Sin embargo, hay que tener en cuenta varios factores a la hora de hacer una comparación directa del peso con otros modelos. El primero es que estamos hablando de un cuadro con sistema de suspensión de pivote virtual y con dos bieletas. El segundo, y aún más importante, que incluye la tija de sillín telescópica completa. Con ello, el peso del cuadro queda en 2.575 gramos. Restarle los 345 gramos que pesa su tija telescópica RAD que trae incluida y tener en cuenta el peso adicional de la segunda bieleta y su protector y veréis que la construcción del cuadro de la BMC Fourstroke es ligera en relación a lo que ofrece.

El diseño y ejecución del cuadro es excelente en todos los aspectos. Realmente tiene acabados de primera y está repleto de detalles de diseño de calidad. El único pero que vemos es el poco espacio libre que queda en la zona de la caja de pedalier para la rueda trasera en caso de querer usar neumáticos anchos, algo de lo son culpables dos elementos: la geometría y la ubicación de esa segunda y pequeña bieleta.
El cuadro está disponible en 4 tallas: S, M, L y XL. Y una ventaja, todos los cuadros de la gama son iguales, nada de usar carbono más económico en los modelos de menor precio.

Bieleta superior de carbono

Bieleta superior de carbono y genial integración del punto de giro con los tirantes

Bieleta superior de carbono

Bieleta superior de carbono

Bieleta superior de carbono

Bieleta superior de carbono

Tija telescópica RAD de la BMC Fourstroke

La integración de la tija RAD es espectacular, tanto que parece que no llevemos tija telescópica

Pasamos a lo más llamativo y exclusivo de la BMC Fourstroke: su tija de sillín telescópica integrada en el cuadro y denominada RAD. De entrada ya lo veis, su integración en el cuadro es de 10. Simplemente no parece que llevemos una tija telescópica. A día de hoy sigue siendo el único cuadro de doble suspensión en XC con tija telescópica integrada. Uno de sus rasgos más llamativos es que la sección de la tija no es redonda, sino ovalada. Una forma que permite asegurar que no habrá movimientos laterales de la misma y que además aporta un plus de rigidez en la dirección que más se necesita en una tija de sillín. Sus paredes tienen diferentes grosores, con solo 1 mm en los laterales y hasta 2,3 mm en la parte frontal y trasera. Su forma hace que la tija siempre este auto alineada.

La tija telescópica RAD ofrece 80 mm de recorrido en todas las tallas, se sobra para un uso XC y bike-maraton. El sistema de ajuste de la altura del sillín ofrece 90 mm de movimiento y tan sencillo de usar como aflojar el tornillo que tenemos en la parte intermedia del tubo de sillín, poner la medida que necesitamos y volver a apretarlo. Simple, rápido y efectivo.

Tija telescópica RAD

Tija telescópica RAD

Tija de sección ovalada

Tija de sección ovalada

Detalle de la tija

Detalle de la tija

Tiene 80 mm de recorrido, pesa solo 345 gramos y trabaja con muy poca presión de aire

A nivel interno la tija telescópica RAD trabaja con mucha menos presión en su cámara de aire, solo 2 BAR, frente hasta los 17 Bar de otras tijas telescópicas. Eso se traduce en menos estrés para los componentes y la posibilidad de diseñar piezas más ligeras, así como una mayor durabilidad de los retenes.

Uno de sus puntos fuertes es la ligereza. El sistema de tija telescópica RAD solo pesa 345 gramos lo que la convertiría en la tija telescópica más ligera de forma clara (sin contar con alguna que otra exótica de carbono que hay en el mercado). Por hacer una comparación, una Fox Transfer de 100 mm de recorrido pesa 493 gramos. Obviamente su cableado es interno y BMC equipa su propio mando remoto. Un mando que al apretarlo tiene mucho recorrido y no parece tener fin. No hace falta pulsarlo hasta el final de su largo recorrido para activar la tija. De hecho, ese tacto tan largo del mando es el único pero que podemos ponerle a su funcionamiento en nuestro test. La velocidad de retorno del sillín es buena y menos “agresiva” que otros modelos. En contra tenemos que no deja de ser un componente propietario de BMC y que, en caso de cualquier problema, no podremos sustituirla por una tija de otra marca o una convencional al tener su particular sección ovalada. Además de la menor disponibilidad de puntos oficiales de asistencia. En general, la misma pega que cualquier componente propietario que desarrolle cualquier marca y que solo sea propio de la marca.

BMC Fourstroke

EL mando DT Swiss para las suspensiones y el de la tija telescópica RAD

Sistema de suspensión APS de la BMC Fourstroke

El sistema de suspensión APS es un pivote virutal que logra una independencia de pedaleo y suspensión excepcional

Momento de hablar del otro aspecto vital en el carácter de la BMC Fourstroke. Su sistema de suspensión. El denominado APS es un sistema de pivote virtual. Es decir, un sistema que emplea doble bieleta y que crea un punto de giro virtual. Sin entrar en detalles demasiado técnicos este tipo de sistemas ofrecen grandes ventajas en su funcionamiento respecto a un sistema monopivote. Olvidaros del tema de si el amortiguador está en posición vertical u horizontal. Por ejemplo, este sistema podría parecer similar al de una Scott Spark por la posición del amortiguador y en realidad no tienen nada que ver. Tenéis un vídeo donde explicamos de forma general los sistemas de suspensión. Una forma fácil de distinguir ambos sistemas es que el pivote virtual suele tener dos bieletas y el monopivote solo una. Los ingenieros pueden estudiar la posición, medidas y movimientos de estas dos bieletas para lograr el comportamiento que deseen. La ventaja principal de un pivote virtual suele ser que permite una gran independencia entre las fuerzas del pedaleo y la suspensión y también entre las fuerzas de la frenada y la suspensión.

BMC Fourstroke

BMC Fourstroke

BMC Fourstroke

El soporte del amortiguador

BMC Fourstroke

Bieleta inferior

Tiene mando de 3 posiciones, pero es algo que apenas echamos en falta en este modelo

Simplificando, ¿en qué se traduce en marcha? En un aprovechamiento máximo del recorrido disponible, algo aún más importante en una bicicleta de XCO que tienen poco recorrido. En marcha los 100 mm que da la BMC Fourstroke parecen ser más. Un punto destacadisimo es la independencia de la suspensión. El pedaleo no interfiere en su funcionamiento para nada. La eficacia de pedaleo de la BMC Fourstroke es de las mejores que podéis encontrar en el cross country y bike-maraton. Así como en otros tests que hemos realizado consideramos casi indispensable un mando de 3 posiciones para poder paliar la interacción entre pedaleo y suspensión, es decir, que la suspensión se mueva excesivamente al pedalear, en la BMC Fourstroke apenas es necesario ese punto intermedio que endurezca el amortiguador. Y aún así equipa un mando de tres posiciones de DT Swiss en combinación con las suspensiones Fox. O sea, a la gran eficacia de la suspensión se suma el poder contar con un modo intermedio. Aunque, repetimos, en este caso no lo vemos un complemento vital para la mayoría de usuarios. Los más racing quizás sí le saquen partido. De hecho, con el punto intermedio lo que nos sucedió es que el bloqueo total lo usamos poquísimo en montaña, tan solo en pistas y principalmente para evitar el movimiento de la suspensión delantera al ponernos de pie.

BMC Fourstroke

EL mando DT Swiss para las suspensiones y el de la tija telescópica RAD

BMC Fourstroke

El mano DT Swiss, por encima del manillar

Soporte del amortiguador

Soporte del amortiguador

Para ajustar la altura

Para ajustar la altura

La buena capacidad para pedalear con la suspensión abierta marca totalmente el carácter de la BMC Fourstroke

Respecto al mando DT Swiss tiene un funcionamiento impecable. Es el mando de tres posiciones más suave del mercado pero le falla la ergonomía, y quizás la estética. Al situarlo por encima del manillar y no por debajo no nos resultó muy cómodo y nos obliga a forzar la mano bastante más que los mandos por debajo del manillar. Al final te acostumbras, pero no deja de ser menos cómodo. Eso sí, ya hemos visto como Mathias Fluckiger lleva este mismo mando instalado por debajo del manillar, no sabemos si en una versión prototipo o con algún apaño casero. Sería un gran cambio. Además, al estar por arriba también hace que los cables llamen aún más la atención visualmente.

Frenando en terreno bacheado también se percibe diferencia con otros sistemas. La rueda trasera dibuja mucho mejor el terreno a pesar de estar usando el freno. Lo mismo que cuando subimos por terreno abrupto. Podemos ir totalmente abiertos, haciendo un esfuerzo máximo y la suspensión sigue dibujando el terreno sin afectar al pedaleo. Por ello, en tramos llanos bacheados es una auténtica gozada, sumando además una buena sensibilidad inicial dentro de los cánones del XC.

Todo ello hace que los 100 mm de recorrido sean muy aprovechables. Buena sensibilidad inicial y después un comportamiento progresivo muy adecuado para un uso XC.

Geometría BMC Fourstroke

Ángulo de dirección relajado de 67,5º y ángulo de sillín vertical de 75,6º. Números a la última

Llegamos a la geometría y aquí de nuevo BMC marca estilo. Como no, se sumaron a la tendencia de geometrías largas y relajadas en la última revisión de la BMC Fourstroke. No han tenido miedo a arriesgar en algunos apartados tratándose de una bicicleta de XC. Empezamos por su ángulo de dirección, muy relajado, con solo 67,5º empleando una horquilla de 100 mm de recorrido. Desde luego en la franja más relajada de las dobles de XC. La parte delantera es larga, con un reach de 445 mm en talla M, uno de los más generosos en su segmento. Eso hace que se combine con potencias cortas, de solo 60 mm en nuestra talla M. El ángulo de sillín es muy vertical, en línea con las nuevas tendencias, con 75,6º. Una cifra muy llamativa son sus vainas, de solo 429 mm, las más cortas que recordamos en una doble de XC. Solo la BH Lynx Race tiene unas vainas más cortas entre las bicis que han pasado por nuestras manos. A pesar de ello la distancia entre ejes es tirando a larga gracias al reach generoso, quedándose en 1.155 mm en la talla M. También han buscado tener una caída de la caja de pedalier lo más grande posible, aunque en este apartado no hay mucho margen para innovar dado que si la bajas mucho haces que sea muy fácil golpear con las bielas en el suelo. El tubo de dirección es compacto pero sin extremismos, con 107 mm en nuestra talla. Todo ello forma parte del concepto de geometría que BMC bautizó como Big Wheel Concept, con el que apuestan por las 29” de forma total desde hace años.

Medida S M L XL
Altura biker <172 172-182 180-188 >188
Tubo superior (tt) 582 607 630 654
Distancia entre ejes (wb) 1129 1155 1180 1206
Ángulo de sillín (sa) 75.6 75.6 75.6 75.6
Stack MM 580 590 600 615
Trail MM (trail) 106.5 106.5 106.5 106.5
Vainas (rc) 429 429 429 429
Reach MM (reach) 423 445 465 485
Tubo de dirección MM (ht) 96 107 117 134
Ángulo de dirección (ha) 67.5 67.5 67.5 67.5
Caída pedalier MM (drop) 440 44 44 44
Longitud potencia MM 50 60 60 70
Tubo de sillín MM (st) 420 440 480 510
Rake horquilla MM (fr) 44 44 44 44

 

Equipamiento

Todo XT menos el cambio XTR. Bien en funcionamiento pero penalizando en peso.

Pasamos al equipamiento. Hemos probado la BMC Fourstroke 01 Two. La gama tiene tres montajes y este es el modelo intermedio. Es un modelo con un precio de 6.999€. Viene montada con un grupo Shimano XT completo, a excepción del cambio que es Shimano XTR. A nivel de funcionalidad no hay pega posible. La transmisión es fiable y los cambios son muy suaves. Los frenos Shimano XT son, simplemente, la referencia en potencia y fiabilidad con el detalle que las tallas S y M montan discos de 160 mm delante y detrás y las tallas L y XL montan 180 delante y 160 detrás. El único pero del Shimano XT son esos gramos de más respecto a un XTR completo. Las suspensiones son Fox en su versión Performance Elite que son idénticas a las Factory en su interior pero sin el tratamiento Kashima. Es una pérdida que podemos asumir, aunque siempre esperas lo mejor con ese precio.

Cambio Shimano XTR

Cambio Shimano XTR

Fox 32 Performance Elite

Fox 32 Step Cast Performance Elite

BMC Fourstroke

Fox 32 Performance Elite, como las Factory per son Kashima

Las ruedas DT Swiss XR 1700 desentonan con el precio de la bicicleta

El único punto que desentona totalmente en el montaje son las ruedas. Unas DT Swiss XR 1700 con llanta de 25 mm de ancho interno, a las que no ponemos ninguna pega en funcionamiento, pero sí en peso. Y justo un sobrepeso en una bicicleta de este precio en un punto clave como son las ruedas. Aceptamos el Shimano XT, aceptamos las suspensiones sin Kashima pero esas ruedas en esta franja de precio no nos parecen justas. Del resto el sillín Fizik Antares R7 no es de nuestro gusto en cuanto a comodidad, pero es un tema bastante personal. La potencia BMC está muy bien acabada y el manillar de carbono, también BMC y de 760 mm de ancho, encaja a la perfección. Los neumáticos Vittoria Barzo en 2,25” nos gustan especialmente en terreno húmedo y su look con el lateral marrón encaja muy bien con la estética de la bicicleta.

BMC arrastra la fama de ser cara respecto a los componentes que monta y este modelo nos sigue dando esa percepción, pero también tenemos claro que ofrece valores diferenciales respecto a la competencia. Por ejemplo, hay que contar que aquí tenéis tija telescópica incluida, y no una cualquiera, sino una de las más ligeras que existen. También tenéis mando de 3 posiciones incluido y un sistema de suspensión más complejo que la mayoría. Aún así, su relación precio-montaje no es su punto fuerte.

Ruedas DT Swiss XR 1700

Ruedas DT Swiss XR 1700

Neumáticos Vittoria Barzo de 2,25

Neumáticos Vittoria Barzo de 2,25"

Sillín Fizik

Sillín Fizik

Frenos Shimano XT

Frenos Shimano XT, funcionamiento top

En marcha con la BMC Fourstroke

Excelente rigidez, recorrido muy bien aprovechado por la suspensión y funcionamiento exquisito de la misma

En marcha es donde la BMC Fourstroke marca diferencias claras. La rigidez del cuadro es excepcional. Es algo previsible en la parte delantera viendo el generoso tubo diagonal y la zona de la caja de pedalier, pero es una gran sorpresa en la parte trasera. El basculante no necesita tener flexión alguna para la suspensión y su diseño en el que se enlaza al triángulo principal con las dos bieletas, permite que los tirantes y las vainas sean más cortos, reduciendo las palancas que tienen que soportar. La parte trasera a nivel lateral es de las más rígidas del segmento de largo. Todo ello se traduce en una precisión de conducción total, especialmente en terreno complicado. Y en aprovechar hasta el último gramo de nuestra fuerza cuando pedaleamos. Con la suspensión totalmente bloqueada y sprintando con fuerza se percibe es gran rigidez a todos los niveles.

La suspensión, simplemente es de 10. Buena sensibilidad inicial, buenísima independencia entre el pedaleo y el funcionamiento de la suspensión, feeling progresivo a medida que consumimos el recorrido y la sensación que otorga bajando de tener más recorrido que esos 100 mm que ofrece. Aunque tiene mando de tres posiciones podría funcionar sin él tranquilamente. Tanto es así que hicimos nuestra prueba casera en una subida muy rota y repleta de piedras y escalones y, en todos nuestros intentos siempre fuímos más rápidos con la suspensión totalmente abierta que con el punto intermedio. Realmente es un lujo ver como podemos pedalear al máximo y que la suspensión dibuje el terreno cuando hay irregularidades y que apenas se mueva nada cuando el terreno es liso. En las subidas también contribuye la buena posición que llevamos sobre la bicicleta. El ángulo de sillín tan vertical nos deja muy bien situados sobre los pedales y ayuda a centrarnos en la bicicleta dado que, con unas vainas tan cortas si nos fuésemos muy hacia atrás quedaríamos un poco descentrados sobre ella.

Potencia y manillar de BMC

Potencia y manillar de BMC

Potencia de solo 60 mm

Potencia de solo 60 mm

Paso de rueda justo para neumáticos de más de 2,25

Paso de rueda justo para neumáticos de más de 2,25"

Paso de rueda superior más sobrado

Paso de rueda superior más sobrado

Bajando la BMC Fourstroke se disfruta especialmente y es donde sacamos partido al peso extra de la tija telescópica

En terreno llano y bacheado es una gozada. Aquí sale a relucir la eficacia de pedaleo, la sensibilidad inicial y la buena rigidez global del cuadro.

¿Y bajando? Pues es espectacular. Sobre todo a alta velocidad. La parte delantera otorga mucha confianza merced a su ángulo de dirección y a la posición que llevamos con una potencia tan corta. Lo aprovechable de sus 100 mm de recorrido ayudan a sacarle el máximo partido en terreno complicado. Y, como no, tenemos la tija telescópica a nuestra disposición, con un funcionamiento suave y sus 80 mm de recorrido.

¿Qué pasa a baja velocidad? Que las cortas vainas ayudan a dar un poco más de agilidad y su standover reducido nos permite movernos con soltura sobre la bicicleta. Si bien nos gusta más como funciona en terreno rápido, en tramos revirados y muy lentos no nos ha supuesto ningún lastre importante.

Protector de la vaina

Protector de la vaina

Protector del cuadro

Protector del cuadro

Resumen

La BMC Fourstroke tiene un cuadro con acabados excelentes, una geometría a la última y una suspensión que marca diferencias

Conclusiones. La BMC Fourstroke es un bicicletón y un modelo con multitud de innovaciones propias. De entrada tenemos un cuadro repleto de detalles: bloqueo de la dirección, protectores muy bien integrados, cableado interno con guías completas, acabados de primera y unas líneas que nos resultan muy atractivas. Tenemos una tija telescópica integrada tan bien que no parece que sea telescópica. Una geometría 100% a la última tendencia con las vainas más cortas que recordamos en una doble de XC, un ángulo de sillín muy vertical, reach generoso y ángulo de dirección muy relajado. El sistema de suspensión es tan bueno que apenas requiere usar el mando de bloqueo remoto. Tiene una buena sensibilidad inicial y hace que parezca que llevemos más de 100 mm de recorrido bajando.

BMC Fourstroke

BMC Fourstroke

El paso de rueda trasero es justo y el peso más elevado que modelos que compiten en el mismo precio, pero aporta factores diferenciales únicos

¿Es todo perfecto? No… por un lado el paso de rueda inferior es algo justo y no tiraríamos a neumáticos de más de 2,25” si vamos a enfrentarnos a situaciones con barro. Te tiene que encajar el concepto de la tija telescópica si o si, aunque normalmente lo difícil de la tija telescópica es volver a ir sin ella cuando te acostumbras. Está el tema evidente que solo puedes llevar 1 bidón, algo que para muchos usuarios es muy importante. Y también tenemos el tema del peso. La tija telescópica y el sistema de suspensión con doble bieleta, pero sobre todo el montaje escogido, dejan el peso de este modelo en los 11 kg justos. En este apartado unas ruedas más ligeras serían una gran mejora. Y el precio, que es elevado en relación al montaje que ofrece. También nos queda la duda razonable de conocer la fiabilidad del funcionamiento de la tija telescópica propia a largo plazo, algo que no podemos verificar en los 2 meses de uso que le hemos dado.

Aún con ello, si nos quedamos solo con el funcionamiento estamos ante una de las mejores bicicletas de XCO que hemos probado. Lista para el terreno más exigente, con una suspensión que puede ser referencia en el segmento, con la tija telescópica más molona que verás y con una geometría a la última para afrontar el XC más duro. A partir de ahí se trata de valorar qué prioriza cada uno de nosotros a la hora de escoger una bicicleta. En nuestro caso, y si el precio no es una barrera, los puntos positivos nos parecen mucho más relevantes que los negativos.

Ficha Técnica
Cuadro
Fourstroke 01 Premium Carbon
Horquilla
Fox Float 32 SC, Performance Elite, FIT4, Remote, 100mm
Amortiguador
Fox Float DPS – Performance Elite, Evol, Remote
Bielas
Shimano Deore XT 34T
Cassette
Shimano Deore XT 10-51T
Cadena
Shimano Deore XT
Cambio
Shimano XTR Shadow Plus
Maneta de cambio
Shimano Deore XT
Frenos
Shimano Deore XT / Shimano SM-RT86 Rotors (160/160 S-M, 180/160 L-XL)
Manillar
BMC MFB01 Carbon 760mm
Potencia
BMC MSM01
Tija de sillín
BMC RAD, Integrated Dropper Seatpost
Sillín
Fizik Antares R7
Ruedas
DT Swiss XR 1700
Neumáticos
Vittoria Barzo 2.25
Peso
10,7 kg
Precio
6.999€