Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Sea Otter Europe Sea Otter Europe
Tija telescópica Fox Transfer SL

Scott Spark RC

KOM Cycles

Neumáticos de MTB de 2,4″ para XC, ¿la gran mejora para tu bici?

Los neumáticos de MTB de 2,4" para XC y bike-maraton no paran de proliferar. En competición cada día son más habituales y las mejoras de su uso son palpables para todo tipo de bikers.

Cada vez hay más modelos en esas medidas

Los neumáticos de MTB anchos para XC han llegado para quedarse. Son una de las mejoras que más puede llegar a afectar a tu conducción. Mejoran la comodidad, el agarre, la tracción, la retención en las frenadas… teniendo unas desventajas muy pequeñas en relación a sus ganancias. Y es una mejora relativamente económica.

Continúa tras los patrocinadores



Neumáticos de MTB de 2,4″ para XC

 

El uso de neumáticos de 2,4″ en XC saltó a la actualidad cuando el Scott-SRAM empezó a emplearlos en competición

Vamos a poner un poco de perspectiva sobre ellos. Era principios de 2019 cuando en ESMTB os mostramos cómo el equipo Scott-SRAM empezaba a usar en competición neumáticos de 2,4” para competir en XC. Este equipo, patrocinios al margen, siempre ha mostrado bastante independencia con el material que escoge buscando el rendimiento por encima de todo. Recordemos que el equipo Scott-SRAM es una estructura privada, nada de un equipo de fábrica de Scott, y que por tanto tienen cierta independencia adicional a la hora de tomar decisiones. Una muestra es la cantidad de años que estuvieron compitiendo con neumáticos tubulares. Sí, esos que van pegados con cola a la llanta. Probablemente la cosa menos comercial y sostenible que hemos visto en competición. De hecho, buena parte de los neumáticos que usan a día de hoy ni siquiera están en el mercado aún. Y hace dos años que empezaron a usarlos. Lo que, de rebote, les da más credibilidad en que su elección se basa principalmente en el rendimiento.

Neumáticos de MTB de 2,4

Neumáticos de MTB de 2,2" y 2,4"

Neumáticos de MTB de 2,4

Neumáticos de MTB de 2,4"

La medida de ancho de los neumáticos debería ser un estándar comparable entre marcas… pero no lo es.

Volvemos al día de hoy. Los más viejos o experimentados en el MTB recordarán como en los 90 se competía con neumáticos de hasta 1,8”. Súper estrechos. El MTB atraía a muchos corredores de la carretera y muchas viejas tradiciones con poco fundamento técnico llegaban con ellos. Poco a poco eso fue cambiando hasta establecerse una medida, más o menos estándar, de 2,2” para los neumáticos de XC. Con llantas que solían ser de 23 a 25 mm de ancho interno. Pero desde hace un tiempo los neumáticos anchos han iniciado una pequeña revolución en la modalidad.

Por anchos entendemos medidas de 2,3” a, especialmente, 2,4”. Aquí entramos en un tema complicado. Las medidas de los neumáticos, aunque deberían ser estándar para todas las marcas y que un neumático de 2,2” fuese igual de ancho en todas las marcas de neumáticos, eso no es así. En teoría para ayudar a solventar ese problema está la medida de neumáticos ETRTO, siglas de European Tyre and Rim Technical Organisation. Una medida que expresa en dos números, las dimensiones del neumático en milímetros. El primer número representa el ancho, el equivalente al balón, y el segundo el tamaño de la rueda. Si es 26”, 27,5” o 29”. Por ejemplo, un neumático de 29” y 2,2” de ancho debería tener un ETRTO de 55-622. 55 mm de ancho y 622 de diámetro. Pero ni con esas tenemos siempre el ancho real del neumático.

Neumáticos de MTB de 2,4

La medida ETRTO expresa el ancho en milímetros

El ancho final del neumático depende, en gran medida, del ancho interno de la llanta

De hecho, el ancho real final del neumático inflado depende de varios factores. Y el más relevante es el ancho interno de la llanta. A día de hoy cada anchura de neumáticos va emparejada con un ancho de llanta ideal para que tenga la mejor forma posible. En la table que tenéis a continuación podéis ver una referencia general de que anchos de llanta son recomendables para cada ancho de neumático. Como veis, eso hace que sea poco recomendable montar un neumático de 2,4” en una llanta de 23 mm de ancho interno, por ejemplo, dado que la forma que cogerá el neumático hará que sean más inestables y no aprovechamos todas las ventajas de este tipo de cubiertas. Obviamente, la presión a la que lo inflamos también juega un papel en cual es el ancho final del neumático montado, aunque en menor grado.

De ahí que os dijéramos que pasarse a los neumáticos más anchos es una gran mejora con un coste relativamente pequeño. Lo de relativamente se refiere a que si tenemos que cambiar de llantas ya no es tan económico el tema.

Neumáticos de MTB de 2,4

Ancho de llanta interno, un elemento clave

Neumáticos de MTB de 2,4

Ancho del Pirelli Scorpion XC RC de 2,4" en llanta de 30 mm de ancho interno

Neumáticos de MTB de 2,4

Ancho del Pirelli Scorpion XC RC de 2,4" en llanta de 24 mm de ancho interno

Para neumáticos de 2,3″ a 2,4″ lo ideal es usar una llanta de 30 mm de ancho interno

En el caso de los neumáticos de 2,4” lo ideal sería una llanta con un ancho interno entre 27 y 30 mm. Bien, una vez tenemos nuestras ruedas con esa combinación, ¿qué ventajas sacaremos? De entrada el mayor balón del neumático nos permite rodar con algo menos de presión dado que dentro del neumático hay más volumen. Es fácil de entender pensando en un neumático de carretera. Lo tenemos que inflar a altas presiones para que se mantenga estable. A unos 7 u 8 bar con cámaras. En cambio uno de MTB con menos de 2 bar ya es estable gracias al mayor volumen de aire que alberga. Esto, de por sí, ya trae muchas ventajas. La más grande es un aumento en la comodidad en marcha. El neumático es el primer elemento encargado de filtrar las vibraciones. Con menos presión la goma puede adaptarse mejor al contorno del terreno y que percibamos las irregularidades de forma mucho más suave. Esto es un aspecto especialmente vital en una bicicleta rígida. ¿Sabéis todas las veces que os presentamos cuadros rígidos que han mejorado el laminado de carbono para ser más cómodos? Pues ningún laminado de carbono de un cuadro rígido llega a suponer un punto de absorción de vibraciones tan grande como puede ser un neumático de balón ancho con la presión correcta.

Menos presión también significa más agarre en todos los terrenos. Desde tracción en las subidas a agarre lateral en las curvas e incluso retención en las frenadas. Eso sí, escoger la presión ideal es toda una ciencia en la que entran en juego muchísimos factores y sobre lo que tendríamos que hacer un largo y extenso vídeo aparte.

Neumáticos de MTB de 2,4

Peso del neumático Pirelli Scorpion XC RC en 2,4"

Neumáticos de MTB de 2,4

Peso del neumático Pirelli Scorpion XC RC en 2,2"

La diferencia de peso entre un neumático de 2,2″ y uno de 2,4″ (con mismo tipo de carcasa) es pequeña

¿Y qué hay en contra? De entrada todos pensaréis en el peso. Suelen ser diferencias pequeñas en ese sentido. Por ejemplo, los Pirelli Scorpion XC RC de 2,4 pesan solo unos 30 gramos más que los de 2,2”. Es cierto que es un peso adicional en el peor punto posible, justo en la parte exterior de la rueda, pero no es algo que debería alarmarnos.

Y el otro punto que frena mucho su adopción. El pensamiento de que lastran mucho más los neumáticos de 2,4” que los de 2,2”. Algo que, aunque es cierto, supone una diferencia pequeñísima en relación a sus ventajas. Además, aquí entra en juego otra ventaja de los neumáticos más anchos. Gracias a que aportan más agarre podemos usar neumáticos con un taqueado más rodador. Cuando hablamos de pérdida de eficacia rodando lo que más afecta en un neumático son los tacos y no su balón. Es decir, cuanto más altos y separados son los tacos más energía perdemos rodando con ellos. A igualdad de tracción y agarre podemos escoger un taqueado más rodador en un neumático de 2,4” que en uno de 2,2”. Y aquí tenéis un claro ejemplo en la elección de neumáticos del Scott-SRAM. Sus gomas de 2,4” son las más rodadoras de Maxxis. Las dos que usan más son las Aspen en 2,4”, que solo tienen ellos y no están en el mercado, y un dibujo nuevo, diseñado también por ellos, que ni siquiera existe en su catálogo de MTB. Y que es un semi slick sin apenas tacos.

Neumáticos de MTB de 2,4

Los neumáticos anchos permite usar taqueado más bajo que ruede mejor teniendo el mismo agarre que neumáticos de 2,2" con más taqueado

Bien, ese juego con el uso de neumáticos de tacos más bajos tiene un punto negativo. El tiempo que el neumático tiene un rendimiento óptimo es menor. El taco más bajo hace que a la que hay algo de desgaste enseguida perdamos parte de las propiedades de su dibujo. Todo no se puede tener.

¿Y qué pasa con el barro? Hasta ahora nos hemos referido a un uso en terreno seco o húmedo, pero cuando hay barro de verdad los neumáticos de 2,4” tienen algunas desventajas adicionales. La primera no depende de ellos. Depende del cuadro. Neumático más ancho significa paso de rueda más ajustado. Tanto que en según qué cuadros puede llegar a ser peligroso montar neumáticos anchos. Revisar siempre que quede un mínimo de espacio libre porque sino, en una jornada de barro intenso podéis hacer un buen destrozo. Además, con barro potente, necesitamos tacos profundos, y ahí sí que combinar taco profundo con neumático ancho disparará las pérdidas de energía al rodar. De nuevo, y como siempre, todo no se puede tener.

En cuanto a la diferencia de pérdida de energía entre neumáticos de 2,2” y 2,4”, hay estudios que la sitúan entre un 0,8% y un 1%. Aunque nosotros estamos preparando nuestro propio test de laboratorio casero para comprobarlo, algo que pronto os traeremos.

Neumáticos de MTB de 2,4

El desgaste afecta más al rendimiento en neumáticos de taco bajo

Los neumáticos de 2,4″ con una presión correcta es uno de los cambios más grande que puedes dar a tu bici de XC

¿Son los neumáticos de 2,4” el mayor cambio que puedes dar a tu bicicleta? Desde luego es uno de los que mayor efecto tendrá sobre tu conducción real. No, no despreciamos esas mejoras tipo ganar un 5% de rigidez en la potencia, puesto que esas pequeñas mejoras siempre van sumando año tras año y si comparamos material de hace 10 años con el actual vemos que esas pequeñas ganancias de cada nueva versión acaban suponiendo una gran diferencia con el tiempo. Así es la evolución, pasito a pasito. No esperéis un cambio radical de una versión a otra de cualquier componente. O quizás sí. Los neumáticos son un punto clave en el rendimiento de una bicicleta. Además es un punto relativamente económico de mejorar. Incluso gratis si hablamos de saber escoger la presión ideal para cada terreno, tipo de conducción y neumático. Los neumáticos más anchos aportarán ventajas a prácticamente todos los bikers en casi todos los terrenos, no hablamos solo de competición. Como todo en lo referente al MTB, os animamos a que seáis vosotros mismos los que probéis la diferencia. En los casos que conocemos que han hecho el cambio, pocos vuelven atrás.

Te puede interesar