Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Marqués de Riscal Marqués de Riscal

Cómo funciona el programa antidopaje ADAMS y su sistema de localización (‘Whereabouts’)

El sistema ADAMS obliga a los deportistas escogidos a estar localizables, todos los días, en una dirección en concreto y en una franja de 60 minutos

Es el sistema para controlar el paradero de los deportistas día a día

El programa ADAMS (siglas de Anti Doping Administration & Management System, es decir, Gestión Antidopaje y Sistema de Administración) se utiliza para tener siempre una localización de los deportistas para poder someterse a controles anti dopaje fuera de competición. Su concepto inicial es simple, pero en su funcionamiento hay muchos aspectos a tener en cuenta.

Continúa tras los patrocinadores



Hay dos tipos de faltas, una por no estar presente cuando acuden a un control y otra por no proporcionar la información de localización de forma correcta y en tiempo

En los últimos meses se han producido varios casos de infracciones antidopaje relacionadas con violaciones del “Whereabouts”, como se conoce al sistema de localización que se usa en el programa ADAMS. Esta semana ha sido el caso de Vlad Dascalu, previamente el de Gerardo Ulloa y, en otros deportes, más deportistas destacados han recibido sanciones en relación a este sistema.

Ser sancionado por infracción del “Whereabouts” no solo puede deberse a haber fallado a la hora de ser localizado para un control anti dopaje en 3 ocasiones en los últimos 12 meses. Hay dos tipos de fallos en los que los deportistas pueden incurrir dentro del sistema ADAMS. Uno es el conocido como “Missing Test”, saltarse un control anti dopaje por no poder ser localizado. El otro es el “Filing Failure” y está relacionado con no proporcionar la información de localización dentro de los plazos establecidos o proporcionar información errónea o incompleta.

Adams

¿Cómo funciona el sistema ADAMS?

¿Cómo entra un deportista en el programa de control ADAMS? No hay unos criterios claros de cómo escogen a los deportistas, pero obviamente se centran en deportistas de élite y los organismos anti-doping nacionales son clave

La WADA (World Anti Doping Agency) tiene un sistema para poder someter a controles anti dopaje por sorpresa, fuera de competición, a los deportistas incluidos dentro de lo que denominan Registered Testing Pool. No todos los deportistas están incluidos en esa lista y la forma que escogen a los deportistas no está definida de forma clara, pero las organizaciones Anti Doping de los diferentes países juegan un papel determinante a la hora de decidir qué deportistas pasan a formar parte del programa ADAMS. Obviamente se incluyen los deportistas más destacados pero no hay una casuística concreta a la hora de entrar a formar parte del programa.

Una vez dentro, el deportista debe asumir una serie de responsabilidades a la hora de proporcionar información para estar localizado. A través de los formularios conocidos como ‘Whereabouts’. Tienen a su disposición una web y una aplicación para el móvil para hacerlo.

Deben rellenar la información de localización de 3 meses por adelantado (pero que pueden editar hasta el día de antes)

Se les exige que indiquen la información para estar localizados cada día durante los siguientes 3 meses. Es importante saber que es obligatorio rellenar la información de cada trimestre por adelantada (con unos tiempos máximos para hacerlo) o sino se puede incurrir en una falta de tipo “Filing Failure” (que se contabiliza dentro del cupo máximo de 3 faltas en un periodo de 12 meses para ser sancionado).

Esta es la información que el deportista está obligado a proporcionar:

  • Dirección de casa, email y número de teléfono
  • Dirección donde vas a pasar la noche
  • Los periodos en los que va a asistir a concentraciones de entrenamiento, estudios o trabajo, así como la dirección donde los hará
  • Calendario de competición y sus direcciones
  • Una franja de 60 minutos al día en la que garantiza que está disponible para pasar un control anti doping, así como la dirección

Deben dar una franja de 60 minutos donde estarán disponibles cada día

Obviamente esta información se debe proporcionar por adelantado. Lo habitual es rellenar los 3 meses con una misma dirección (normalmente la de casa) para cumplir con el plazo para proporcionar la información obligatoria e ir actualizando los datos a medida que se acerca cada semana y sabes con certeza dónde estarás. La información es editable. Si pasado mañana no vas a estar en casa y vas a dormir en otro lugar, puedes editar la dirección y la franja de 60 minutos donde estarás disponible sin problema.

En caso de eventos especiales, como un viaje en avión que hace imposible que estés localizable durante todo el día, el deportista puede indicarlo usando la función de viaje del sistema ADAMS.

El deportista es el único responsable de proporcionar la información de la forma establecida. Si se realiza una falta, se le notifica con claridad.

La «ejecución» de los agentes encargados de los controles es importante también

A partir de esa normativa han sucedido una larga lista de casos y problemáticas con el sistema. Una de las más comunes es el hecho de que la persona que acude a hacer el control, en caso de no localizar al deportista en la dirección indicada y en la franja de tiempo indicada, puede llamarlo para intentar dar con él, pero no es obligatorio que lo haga. Así que, si no lo encuentra o si, por algún motivo el deportista no se percata de que están intentando contactar con él en la dirección y momento que el ha indicado (aunque realmente esté presente en el lugar), puede que el agente encargado del test se marche sin realizar ninguna llamada. Si bien lo habitual es que intenten contactar por todos los medios disponibles, hay casos de deportistas sancionados que han reportado este tipo de problemática en el pasado.

Otro problema intrínseco del sistema ADAMS tiene que ver con la privacidad. El deportista acepta estar localizado en todo momento y envía los datos de su localización a una base de datos centralizada. Con la cantidad de normativas propias de cada país o región en materia de tratamiento de datos y privacidad, hace tiempo que está sobre la mesa la propia legalidad de todo el sistema.

Hay dudas sobre su legalidad en materia de privacidad, especialmente porque hay normativas diferentes en cada país

El sistema de comunicación del ADAMS es únicamente con el deportista. Es decir, el deportista es notificado cuando se produce una falta, pero su equipo no tiene posibilidad de saberlo si no se lo dice el propio afectado.

En el pasado también se reportaron problemas con la fiabilidad y disponibilidad de la web y app necesarias para actualizar los datos. Algo que ha ido a menos con el tiempo. Hay que tener en cuenta que, aunque no se sabe exactamente la cifra invertida por la WADA en el sistema ADAMS, si hay contabilizadas inversiones superiores al millón de euros en su puesta en marcha, actualizaciones, mantenimiento, etc…

En cualquier caso, es el sistema que está vigente a día de hoy. En MTB se han dado 2 casos de sanciones recientes y de bikers importantes. La de Gerardo Ulloa y, ahora, la de Vlad Dascalu (aún en la fase abierta para apelación). Aunque, recientemente, el caso más sonado en España fue el del atleta Mo Katir, también sancionado por infracciones del sistema ADAMS.

Te puede interesar