Northwave ropa ciclista
Ruedas Progress MTB - XCD-DYN
Chain Reaction Cycles - Rebajas Enero
Club La Santa 4 Stage Mountain Bike Race
Publicado el 5-5-2016
Los datos recopilados en la red social se han usado como argumento para prohibir la entrada de bicicletas a una determina zona

El efecto Strava en el MTB empieza a tener sus primeras consecuencias a medida que la comunidad biker en esta plataforma social crece y crece cada día en todo el planeta. Primero fueron los temas de privacidad que hacían que los usuarios más incautos pusiesen al alcance de cualquier datos como su domicilio o el tipo de material que usan (y guardan) en él. Ahora parece que la información que subimos sobre nuestras salidas se puede volver en contra de la comunidad biker.

strava

Enseñar a todo el mundo que montas por donde no debes y más rápido de lo que debes

Cuando compartimos nuestras salidas en Strava exponemos el recorrido que hemos hecho, con todos los lugares por los que hemos pasado, y la velocidad a la que hemos circulado. Dos datos que pueden ponernos en evidencia frente a la ley. Bien sea porque rodamos por lugares privados o donde no está permitido ir en bicicleta, o bien porque lo hacemos por encima de la velocidad legal.

Sobre el tema de rodar a más velocidad de la permitida, en USA ya han empezado a buscar soluciones para que no pase, como mínimo en determinados entornos donde es más probable que coincidan bicicletas y otros usuarios de los caminos. Su solución, los radares.

En el mismo país se ha usado la información subida a Strava como argumento para vetar a las bicicletas de una determinada zona. La localidad de Los Altos Hills, situada al lado de Mountain View y Palo Alto, ha prohibido el acceso a las bicicletas en la Byrne Preserve.

Se trataba de una disputa que venía desde tiempo atrás, cuando una comunidad de equitación había expresado sus quejas por el uso que los bikers hacían de los caminos de la zona. Queja a la que se sumaron asociaciones de excursionistas. Se trata de un área que suelen emplear para enseñar a montar a caballo a jinetes noveles. Si bien la disputa permanecía abierta desde hace tiempo, en una de las últimas reuniones celebradas por el consejo que se encargaba de este tema se aportó información rescatada de Strava sobre la velocidad a la que rodaban los bikers que circulaban por la zona y que habían subido sus actividades a redes sociales, principalmente Strava. Los encargados de tomar la decisión consideraron “inaceptable” las velocidades que mostraban esas salidas, y esa información ha acabado siendo determinante para activar la prohibición de acceso de bicicletas a los senderos de Bryne Preserve.

Puede tratarse sólo de un caso aislado, o de una práctica que siente precedente. Siempre que compartas actividades en redes sociales de carácter deportivo, y de forma abierta, piensa que lo que muestras está dentro de la ley.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus