Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike

Volcat

Visitamos Rotor, innovación y fabricación realmente “made in Spain”

Fabrican a 2 minutos andando de sus oficinas. Es difícil no hacerse fan de la marca tras ver su carácter y modo de trabajo. Te lo acercamos en este reportaje

Parte del cassette Rotor Uno, realizado en acero y con un peso récord fruto de un diseño impresionante

Catalunya Bike Race

Pedales Look

Basta con andar un par de minutos para pasar de su departamento de desarrollo y diseño al lugar donde se fabrican los componentes de su catálogo

En el mundo del ciclismo Ajalvir deja de ser un pequeño pueblo a las afueras de Madrid para convertirse en una capital de innovación y desarrollo mundial. En esta pequeña localidad se encuentra Rotor, una de las compañías españolas con mayor proyección internacional dentro de nuestro deporte. Su historia es digna de ser conocida y admirada porque, a través de ella, descubrimos que otra forma de hacer las cosas en el mundillo ciclista es posible. Habitualmente cuando visitamos a una marca visitamos oficinas y almacenes. Para visitar las fábricas de la mayoría de marcas importantes es necesario coger un vuelo transcontinental. En Rotor, basta con andar un par de minutos para pasar de su departamento de desarrollo y diseño al lugar donde se fabrican los componentes de su catálogo. Pocas compañías de su importancia establecidas en Europa pueden presumir de algo así.

Una historia de pasión

El 21 de octubre de 1994 arranca la historia de Rotor. Como mínimo la oficial, con el registro de su primera patente, Rotor Bike. Pablo Carrasco, ingeniero aeronáutico, e Ignacio Estellés, abogado, dan salida a una idea que pretendía revolucionar el ciclismo. Su fundamento, eliminar los puntos muertos que se producen en el pedaleo y mejorar el eficiencia de nuestro esfuerzo. Todo ello enfocado a lograr un mejor rendimiento y, también, solventar problemas de salud en los deportistas asociados a lesiones que generan molestias al pedalear.

Rotor Box, una muestra de su primer producto comercial que requería de un cuadro especial para el sistema, realizado por EDR con tubería Easton. Este en concreto pasó por las manos del corredor Luís García

Con el punto de partida claro, en 1996 se funda Rotor como empresa y dos años después se lanza al mercado el Rotor Box, su primer producto disponible en las tiendas. Su primer producto para acabar con el punto muerto en el pedaleo necesitaba un cuadro específico y aquí entró en juego EDR. Los más veteranos del MTB recordarán esas siglas con nostalgia. Con su logo se crearon auténticas joyas de aluminio y titanio. Tijas, manillares y potencias que eran el sueño de muchos y que lograban competir en rendimiento y exclusividad con los productos llegados de USA.

EDR, Enrique del Rey, ha jugado un papel muy importante en el crecimiento y modo de trabajo de Rotor

Tras EDR está Enrique del Rey, creador de la empresa y a día de hoy parte de la propia Rotor. Sus inicios se remontan a principio de los 80 cuando fabricaba piezas para motos. En los años 90 se inició su relación con Rotor, creando prototipos y los primeros modelos en serie de Rotor. Entre ellos los cuadros especiales que debían albergar el Rotor Box. Aunque ya desde el primer modelo el sistema demostró sus ventajas en cuanto a rendimiento, la necesidad de contar con un cuadro específico, el peso adicional y la proliferación de los cuadros de carbono que dificultaban seguir con ese modelo de integración motivó la siguiente evolución de Rotor.

Era el año 2000 cuando aterrizaban las bielas RCK (Rotor Concept Kit). Un conjunto de platos, eje de pedalier y bielas que se podían usar en cualquier bicicleta, multiplicando con ello sus posibilidades de ventas. Además, la apuesta por la competición se introdujo en el ADN de la marca y el equipo de MTB de Rotor, con Juan Carlos Garro a la cabeza, ayudó a difundir el mensaje de aumento del rendimiento que tanto se ha asociado a sus productos.

La EDR de Juan Carlos Garro, usada en el primer equipo puntero de competición de Rotor. Ya con el sistema Rotor RCK. Garro sigue vinculado a la marca y dirige la empresa que se encarga de los anodizados y toques finales de los productos Rotor. Una historia más que curiosa.

Continúa tras los patrocinadores

Horquilla Fox 34 StepCast
Berria Grava
Ruedas Progress MTB - CB3 NITR
Sportful
MSC Tires
Etxeondo
226ers
Zapatillas Scott MTB COMP Boa Reflective
Volta Menorca BTT
NamedSport
Sea Sucker

Rotor ha acabado asociándose más a la carretera y el MTB sólo supone el 10% de su facturación, algo que puede cambiar en el futuro con sus nuevos lanzamientos

Aunque el concepto RCK era muy bueno pensando únicamente en la forma en que se eliminaba el punto muerto en el pedaleo, pero la necesidad de simplificar el sistema para poder llegar a más usuarios llevó al nacimiento de los Q-Rings en 2006. Un paso que significó el despegue internacional de Rotor. Ahora cualquiera podía tener las ventajas de los platos Q-Ring sin necesidad de cambiar las bielas. Los éxitos de Marianne Vos, o el logro de ganar las tres grandes (Tour en 2008 con Sastre, Vuelta en 2011 con Cobo y Giro d´Italia en 2012 con Hesjedal) dieron a la marca un gran reconocimiento en el ciclismo de carretera. Tanto que, como nos explica Jose Manuel Banqueri, actual CEO de Rotor, impulsó el negocio de la marca hasta el nivel actual en el que el 90% de su facturación proviene de productos para carretera y el 10% de MTB. Sorprendente teniendo en cuenta que el MTB está en el origen de la marca.

La presentación de la bielas Rotor Agilis en 2007 abrió un nuevo nicho de mercado que han ido consolidando hasta nuestros días. Aunque su siguiente gran hito tecnológico llegaba en 2012 con su primer medidor de potencia, el Rotor Power. El Rotor 2INpower sería su evolución, y recientemente han presentado la versión para MTB.

Los éxitos en el ciclismo de carretera impulsaron la marca de Rotor, y sus ventas, a nivel internacional

Su salto a la “Champions League” del desarrollo es el grupo Uno. El primer grupo hidráulico completo para carretera, con cambios y frenos, que representa el camino que quiere seguir la marca en el futuro y su idea de entrar a competir con gigantes del sector.

Basta hablar con Pablo Carrasco unos minutos para comprobar que es una mente inquieta llena de ideas y proyectos de futuro.

El grupo Rotor Uno es un paso de gigante para la marca. Un grupo innovador, totalmente fabricado y montado en España y lleno de soluciones punteras.

Rotor, una empresa diferente

A pesar de su crecimiento y expansión desde sus inicios, Rotor no ha perdido su esencia. Pablo Carrasco sigue siendo un parte importante del desarrollo de producto y basta hablar con él unos minutos para comprobar que es una mente inquieta llena de ideas y proyectos de futuro. En la visita a sus oficinas pudimos repasar buena parte de su pasado, su presente y su prometedor futuro.

Sobre su pasado, tuvimos la suerte de poder ver y tocar los prototipos que han acabado dando vida al grupo Rotor Uno. Desde muestras impresas en 3D a las primeras unidades con funcionalidad mecánica, pasando por todo el proceso de refinamiento de acabados hasta llegar al modelo final.

Algunos de los prototipos del cambio Rotor Uno

También comprobamos el carácter de plantilla activa de buena parte de sus trabajadores. Cuando a la hora de comer al mediodía hay “procesión” de empleados para cambiarse y poder salir en bicicleta sabes que está en una compañía de ciclismo controlada por ciclistas. Muchos de ellos ligados también con la competición. Algo que ayuda al buen ambiente en el día a día.

Bicis listas para el mediodía en Rotor

Sin miedo a crecer y siempre esquivando obstáculos

Entrar en el mercado OEM es clave para seguir creciendo

De cara al futuro Rotor lo tiene claro. Quiere tener la capacidad de poder ofrecer grupos completos competitivos que le permitan entrar en el sector OEM (de venta a marcas de bicicletas) para equipar modelos de serie. Actualmente Rotor vende, aproximadamente, un 85% de su producción al comercio y tiendas, con lo que el margen de crecimiento más importante está en lograr un trozo del pastel OEM. Para ello, contando sólo con componentes aislados (como bielas y platos) es difícil llegar a convencer a las marcas, especialmente porque los grandes gigantes de este segmento ponen todos sus recursos para conseguir que las marcas compren sus productos en “pack completo”, sin dejar demasiadas opciones a montar elementos de otros fabricantes. Es la guerra en la trastienda de las compañías de grupos y componentes.

Desde sus inicios, Rotor nunca ha tenido miedo a crear nuevos productos. Con el lanzamiento de los Q-Rings ya trabajaron en idear un desviador delantero que trabajase de forma más integrada con sus platos ovalados. Es sólo un ejemplo que, ante las adversidades, Rotor siempre ha apostado por soluciones tecnológicas.

Cassette Rotor Uno

Cassette Rotor Uno, una obra de arte...

Cassette Rotor Uno

...cuyo proceso de fabricación esperamos ver pronto en un modelo de MTB

A la hora de crear un grupo completo, no solo hacen falta los recursos y las ideas, sino conseguir una forma de esquivar la vorágine de patentes con las que cuentan los gigantes del sector y que vetan, en muchos casos, la aparición de nuevos productos. En muchas ocasiones no se trata de patentes sobre tecnologías que usan en sus productos actualmente, sino patentes que permitan cerrar el paso al desarrollo de otros posibles productos similares. Es por ello que haber conseguido que el grupo Uno sea una realidad comercial es, por si mismo, todo un hito.

Han creado un impresionante cassette, una obra maestra del mecanizado en acero de alta dureza y un peso récord de 135 gramos (en 11 velocidades y 11-28). Unos desviadores que están muy cerca de ser considerados una obra de arte, ligeros y simples, además de montados a mano en su fábrica. Y acaban de añadir los bujes Rotor Rvolver, con un ingenioso sistema de engranaje del núcleo que elimina fricción y tiene un enganche instantáneo. Es una muestra del poder de desarrollo que ha hecho grande a Rotor.

Rotor Q-Rings, el producto estrella de los últimos años

Además, la popularización de los platos ovalados, que ahora lanzan multitud de marcas, no ha hecho más que confirmar su apuesta y su acierto en el camino recorrido. Eso sí, los platos ovalados Q-Rings siguen siendo únicos gracias a su sistema OCP, que permite ajustar la posición del óvalo para adaptarlo a nuestra forma de pedalear. Ahora, gracias a sus potenciómetros y a su aplicación para smartphones podemos determinar la posición de los Q-Ring más óptima para nosotros, algo que pudimos comprobar “in-situ” junto a Irene Albacete, ingeniera encargada del desarrollo de los potenciómetros de la marca.

Donde nacen los nuevos productos de Rotor

Visita a su fábrica, o cómo volverse fan de la marca

Como hemos comentado, EDR fue parte fundamental de Rotor desde sus inicios. Tanto que, desde hace un tiempo, forma parte de la propia Rotor. Enrique del Rey sigue dirigiendo las instalaciones donde se fabrican los productos de Rotor, y ha sido testigo del crecimiento de la compañía que le ha llevado a realizar 3 ampliaciones de sus naves. Situada apenas a unos metros de las oficinas, poder contar con tu fabricante al lado de casa es una ventaja estratégica enorme que otorga una flexibilidad imposible de obtener fabricando en Asia. Sin tener en cuenta los mayores controles de calidad que pasan sus productos y la facilidad para desarrollar prototipos y mejoras en el día a día.

Un lujo presenciar como una barra de metal acaba en esto

Al igual que los fundadores de Rotor, Enrique del Rey derrocha pasión por lo que hace y unos conocimientos impresionantes sobre su trabajo. Cuenta con una enorme inversión en maquinaria de primera y una experiencia de más de 30 años. Un bien incalculable. Por si fuera poco, ha sabido adaptarse a los nuevos tiempo y con la llegada del carbono a Rotor, EDR también se ha actualizado para poder trabajar con este material, además de los metales con los que ha trabajado toda la vida. Lo pudimos comprobar de primera mano viendo como dan vida a las manetas del grupo Uno, entre otros componentes de carbono que ahora tienen.

El núcleo de sus nuevos bujes Rotor Rvolver, otra pequeña obra de arte del mecanizado

Sobre los mecanizados, las naves de EDR son un paseo por el paraíso de este tipo de proceso. Ver como bloques de 4 kilogramos de metal se convierten en componentes de poco más de 300 gramos es una experiencia muy enriquecedora. Enrique ha aportado soluciones a procesos muy complejos y es parte activa del proceso de desarrollo de nuevos productos. El bar Cachibaches, el centro de reuniones extra-oficial en el polígono que ocupan, es testigo de cómo el intercambio de información con los ingenieros y la propuesta de ideas es tan sencillo como compartir mesa en el desayuno. Una situación impensable en los esquemas de desarrollo de la gran mayoría de compañías del sector.

Rotor

Los platos Rotor Q-Rings direct mount de una sola pieza

Rotor Q-Rings

Impresionantes incluso antes de recibir su acabado final

El MTB a la espera de novedades importantes

Tras el gran lanzamiento del grupo Uno de carretera, los bikers estamos ansiosos por saber qué tienen preparado para el MTB

Es uno de los datos sorprendentes de Rotor. Su mercado, actualmente, está muy centrado en el ciclismo de carretera. Pero nadie olvida sus raíces y el MTB sigue estando en la lista de futuros lanzamientos de la marca. Además, en los últimos meses han redoblado sus esfuerzos para ganar presencia en la escena internacional de competición. El equipo Primaflor-Mondraker-Rotor, el patrocinio de Cedric Gracia o su apoyo al BH-SR Suntour-KMC son algunos ejemplos. Aunque los más gratificantes son aquellos en que los corredores son los que solicitan usar sus productos. Es lo que ha pasado en el equipo Specialized donde, bajo el consejo de Sauser (fiel seguidor de Rotor), muchos de sus bikers han acabado compitiendo con alguno de sus componentes.

Los lanzamientos de MTB siempre han ido un poco a remolque de los de carretera, como se puede ver en la presentación del 2INpower, cuya versión biker acaba de lanzarse. Una vez adquirida la experiencia necesaria para crear un grupo completamente hidráulico para carretera, la lógica dicta que, tarde o temprano, aparezca su hermano biker. Un grupo que llevaría las ventajas del sistema hidráulico a nuestro deporte. Mantenimiento prácticamente nulo, precisión extrema de cambios y ligereza son sus puntales. O aplicar el espectacular y efectivo diseño de su cassette UNO de carretera a una versión de mountain bike.

El tiempo dirá, porque si algo no falta en Rotor, son ideas.

Nuestra visita a Rotor en imágenes

Historia de Rotor. Sobre la mesa prototipos de muchos de sus componentes finales del grupo Uno.

Desviadores delanteros Rotor

Algunos de los prototipos del cambio Rotor Uno

Jugando con la hidráulica para un cambio trasero

Rotor ya pensó en crear sus desviadores delanteros en el pasado para lograr un mejor funcionamiento con los platos ovalados

Contar con EDR a la vuelta de la esquina es vital para ser ágiles en la creación y modificación de prototipos

Cambios traseros Rotor Uno

Evolucionando unidad a unidad

El carbono ha llegado a Rotor, y su grupo Uno lo emplea para sus manetas

Diseñar una manera de cambio y freno hidráulica para carretera. No es el trabajo de 1 día

Rotor nació en el MTB pero se ha expandido por la carretera.

El packaging del grupo Rotor Uno está a la altura del producto que es

El sistema Rotor RCK, su primer paso hacia un uso más amplio

Un prototipo histórico

En Rotor saben “un poco” sobre trabajar con aluminio

Las bielas Rotor en su primera fase de construcción. Los agujeros de su particular diseño que las hacen ligeras y rígidas.

La biela de un Biela de un potenciómetro requiere un trabajo de precisión extrema puesto que cualquier imperfección en el lugar donde van las galgas puede generar errores en los datos

Ocultando los agujeros de la bielas Rotor con maestría

Manetas del grupo Rotor Uno esperando ser terminadas. Cada grupo se monta a mano, uno a uno, en sus instalaciones

Bujes Rvolver

Puestos de trabajo donde se montan los grupos Rotor Uno

Lo que vendría a ser un almacén de chucherías para ciclistas

Prototipos

Algunos muy curiosos

El Rotor Box en un cuadro de carretera

EDR fue una marca mítica en su momento gracias a sus creaciones en titanio y aluminio. Ahora es parte de Rotor

Te puede interesar