Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Cambrils Cambrils
Fox

Sportful
  • Tests
  • |
  • 9 de Marzo de 2020

Luz trasera Ravemen TR300, potencia y funcionalidades para competir con las mejores

La luz trasera Ravemen TR300 tiene todo para competir con los modelos de referencia. Un construcción de calidad con cuerpo de aluminio y una potencia sobrada para hacernos visibles tanto de día como de noche

300 lúmenes, 8 modos de funcionamiento y construcción de calidad en diseño y materiales

La marca Ravemen, surgida de la unión de diferentes personas apasionadas del ciclismo, cuenta con una amplia gama de luces, tanto delanteras como traseras. Todas ellas se distinguen por emplear sus propios diseños y buscar el máximo nivel de rendimiento posible dentro de su franja de precio. Si hablamos de luces traseras para ciclismo la Ravemen TR300 es la referencia total de su catálogo. Como su nombre indica llega con la friolera de 300 lúmenes de potencia y multitud de funciones útiles.

Continúa tras los patrocinadores

Lefty Ocho
KTM Scarp 2020
Galfer
Alpinestars - Selle Italia
Tijas telescópicas PRO
Bollé
Ruedas Progress
Nutrinovex
Scott
Luz trasera Ravemen TR300

Luz trasera Ravemen TR300

Luz trasera Ravemen TR300

El botón de encendido y cambio de modo

Luz trasera Ravemen TR300

El puerto de carga USB

Luz trasera Ravemen TR300

3 Luces LED integradas

Luz trasera Ravemen TR300

Las dimensiones son más generosas que otras luces traseras, pero su potencia y calidad de construcción también supera a la mayoría

Resistente a impactos de hasta 1 metro y a salpicaduras

Empecemos por situarla en el catálogo de luces traseras para ciclismo de Ravemen. La Ravemen TR300 es la más potente de las 4 opciones que ofrece la marca y que van desde los 20 lúmenes a los 300 lúmenes de este modelo. Aunque sabemos que no todo es potencia de iluminación a la hora de valorar una luz trasera, sus 300 lúmenes nos harán visibles de forma clara tanto de día como de noche. Respecto a su construcción parte de un cuerpo de aluminio anodizado en negro, una estructura sólida y ligera, alejada de los acabados simples de los modelos 100% plástico. Cuenta con un sistema de fijación con gomas de diferentes medidas e incluso tiene dos adaptadores para su apoyo en la tija telescópica, según ésta sea redonda o de diseño aerodinámico (sobre todo en bicis de carretera). La fijación es rápida y segura. Gracias a su cuerpo de aluminio tiene resistencia a impactos de hasta 1 metro y certificación IPX4, es decir, resistente a salpicaduras de agua.

A nivel técnico esta luz trasera Ravemen TR300 usa 3 LEDs CREE XP-E2 de color rojo. Sus dimensiones son de 41 mm * 33 mm * 62 mm. Sí, algo más voluminosa que otros modelos menos potentes. Equipa una batería de Li-ion de 1.600 mAh recargable con el habitual conector mini-USB (con el cable que se incluye con la luz). El peso es de 79 gramos. Cuenta con hasta 6 modos de funcionamiento que con potencias de uso que van de los 300 lúmenes constantes a modo flash de sólo 30 lúmenes. En la siguiente tabla tenéis todos los modos de funcionamiento, su potencia y el cálculo aproximado de su autonomía en cada uno de ellos.

Luz trasera Ravemen TR300

Integración de la luz trasera Ravemen TR300

Luz trasera Ravemen TR300

Muy fácil y rápido de colocar

Luz trasera Ravemen TR300

Sus 300 lúmenes son impresionantes

Luz trasera Ravemen TR300

La goma con la que se fija a la tija de sillín. Sólida y sin deslizamientos

Luz trasera Ravemen TR300

Luz trasera Ravemen TR300

El campo de visión es muy bueno, con una amplia cobertura lateral

Un punto destacado de su diseño es que los laterales no tapan los LEDs, con lo que su luz también tiene una amplia cobertura lateral, multiplicando el ángulo de visión útil de su iluminación. El puerto de carga micro USB está tapado por una goma y cuenta con un único botón de encendido/apagado y selección de modo de funcionamiento, situado en la parte alta de la luz. A pesar de ser de pequeñas dimensiones es fácil de activar incluso con guantes.

La luz trasera Ravemen TR300 cuenta con una función de encendido y apagado automático. Una vez activada la luz se apaga automáticamente cuando lleva más de 2 minutos sin detectar movimiento. Una vez nos movemos de nuevo se enciende automáticamente en el mismo modo en el que estaba previamente. Precisamente también cuenta con una función de memoria muy útil. Gracias a ella cuando la encendemos recuerda el último modo de iluminación empleado y «arranca» seleccionándolo.

En marcha no hay nada que objetar su funcionamiento. Sus 300 lúmenes son impresionantes y nos hacen extremadamente visibles, incluso de día. El modo flash de máxima potencia es una garantía que todos los vehículos que se nos acercan nos verán. La autonomía es muy buena, con 8 horas en el modo flash de máxima potencia y la calidad de construcción global de la luz Ravemen TR300 está muy por encima de modelos similares completamente realizados en plástico. Sin duda es un modelo diseñado para durar. Su precio es de 46,95€.

Más información

Te puede interesar