Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Titan Almeria Titan Almeria
KOM Cycles

Scott Spark RC

Tija telescópica Fox Transfer SL

La crisis del coronavirus, la gran oportunidad para el ciclismo

La bicicleta tiene ante si la oportunidad de ser uno de los vehículos para recuperar la movilidad urbana y un deporte ideal para mantener una buena condición física manteniendo el distanciamiento social

Se pude ver un panorama esperanzador para la bicicleta en el futuro cercano

Entre la cascada de noticias negativas que recibimos día a día siempre es bueno intentar buscar un horizonte de esperanza. Con el estricto confinamiento aplicado en España, las tiendas de ciclismo cerradas en su mayoría e infinidad de pruebas deportivas anuladas o pospuestas parece haber poco margen para el optimismo. Pero mirando al futuro se puede dibujar un panorama más esperanzador para el ciclismo en varias de sus vertientes. Esta crisis sanitaria dejará una importante marca en nuestra sociedad que deberá adaptarse a nuevos escenarios. En muchos de ellos la bicicleta puede jugar un papel relevante.

Continúa tras los patrocinadores



La bicicleta como medio de transporte, el empujón final

Se prevé un rechazo al transporte público y la bicicleta es una gran opción como transporte individual

La movilidad urbana sostenible era el único impulso que tenía la bicicleta como medio de transporte. Saludable, rápida en entornos urbanos y sin emitir contaminación, todo el mundo sabe las ventajas que tiene a la hora de agilizar los desplazamientos urbanos y contribuir a reducir la contaminación ambiental. Sin embargo España, a pesar de contar con condiciones climáticas ideales, es de los países europeos con menor implantación del uso de la bicicleta como medio de transporte. A años luz de lugares como Países Bajos, Francia o Alemania. En buena parte por una falta de cultura de la bicicleta, inversiones ridículas y mal ejecutadas por parte de las administraciones.

Pero ha llegado la pandemia de coronavirus y con ella nuevos temores y nuevas posibles soluciones a ellos. Una de las premisas en la actual situación es evitar aglomeraciones de personas y el lugar más habitual donde se producen en el día a día es en el transporte público. De hecho, ya está previsto que una de las consecuencias de esta pandemia sea la extensión del sentimiento de rechazo al uso del transporte público.

La reducción de la contaminación es uno de los pocos beneficios que nos deja la pandamia, y que se debería prolongar tras ella

Ante esa situación la bicicleta es uno de los mejores vehículos para la movilidad individual. Facilita el distanciamiento social entre los ciudadanos y contribuye a disminuir la congestión en el transporte público.

Además, el parón obligatorio de la mayor parte de la movilidad urbana ha traído consigo un efecto positivo. Una reducción de la contaminación ambiental nunca antes vista. A principios de abril se cifró en más del 55% la reducción de la contaminación en las áreas urbanas. Eso conlleva reducir un enorme número de muertes y enfermedades directamente relacionadas con la calidad del aire que respiramos. Unas muertes y enfermedades menos mediáticas a día de hoy con la llegada de la COVID-19, pero tan presentes en nuestra sociedad como lo estaban antes de esta pandemia. Intentar mantener a un menor nivel el número de desplazamientos en vehículos a motor privados a cambio de potenciar el uso de la bicicleta ya era una tarea pendiente desde hace años que ahora se podría acelerar.

Continúa tras los patrocinadores

Northwave
Specialized S-Works Epic
KTM Scarp MT 2021
Cannondale Scalpel SE
Sportful
Manillar integrado Progress MTB
Revel Bikes
Tija telescópica Fox Transfer SL
Epic Camí de Cavalls 360º
Nutrinovex Longovit 360
RockShox SID
Castelli
Berria Mako
Zéfal

El ciclismo como deporte ideal

El ciclismo, y especialmente el MTB, permiten realizar ejercicio de forma individual sin problemas de aglomeraciones

Siguiendo la misma línea, la forma en que practicamos actividad física también va a sufrir cambios radicales. Lugares como gimnasios o pabellones deportivos van a dejar de ser vistos con los mismos ojos que antes. Instalaciones donde se concentran muchas personas en un espacio reducido y con un tipo de actividad que potencia la difusión de virus. Una oportunidad para otros deportes de captar nuevos adeptos. Tanto el ciclismo de carretera como, especialmente, el mountain bike, ofrecen unas condiciones ideales para la práctica deportiva individual. Un campo de juego gigantesco donde reducir al máximo las posibilidades de coincidir con otras personas.

El confinamiento también ha hecho que miles de personas prueben o descubran las posibilidades del ciclismo indoor. Plataformas como Zwift, RGT, Rouvy o Bkool permiten «gamificar» el deporte y practicarlo de forma segura desde casa. Entre la enorme cantidad de usuarios que se han unido a ellas de forma forzosa habrá una parte de ellos que se hayan enganchado a esta forma de ejercitarse desde casa aprovechando el mundo conectado en el que vivimos. El equipamiento para ciclismo indoor (rodillos principalmente, pero también accesorios, bicis estáticas y suscripciones a plataformas online) están viviendo un crecimiento jamás visto.

Imagen de la VolCAT

Las competiciones, el último escalón

Las competiciones de MTB podrían ver reforzados otros formatos y fórmulas para volver a disputarse

Probablemente la vertiente que más retos deberá afrontar para volver a la normalidad, si es que es posible volver a la normalidad anterior, será la competitiva. Pero incluso dentro de las problemáticas que afrontan los diferentes deportes para llevar a cabo eventos internacionales el MTB es de los que más garantías podría ofrecer en sus eventos. Carreras divididas por categorías, recorridos donde es complicado tener aglomeración de público o incluso formatos como las contrarrelojes individuales abren una vía para que sus carreras sean vistas como más seguras que otro tipo de deportes practicados en equipo o en recintos cerrados.

Te puede interesar