Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Pinarello Dogma XC Pinarello Dogma XC

Canyon Strive:ON, genética de carreras para esta nueva e-bike de enduro

La Canyon Strive:ON es una bicicleta eléctrica de enduro con ADN de carreras. Tanto que solo está disponible con cuadro de carbono CFR. E incluso cuenta con una versión con el motor Race de Bosch

Diseñada para ganar en la Copa del Mundo de Enduro pero lista para satisfacer a todo tipo de riders gravity

Dentro de lista de nuevos lanzamientos de e-bikes de Canyon brilla con luz propia la nueva Canyon Strive:ON. Como podéis imaginar es la versión eléctrica de la Canyon Strive, su bicicleta de enduro más racing. Y, como ella, la Canyon Strive:ON también tiene un enfoque de carreras. Eso quiere decir que mantiene un ADN gravity puro pero no se olvida de que es una bicicleta con la que habrá que pedalear… y que existen tramos cronometrados de subida en la recién lanzada Copa del Mundo de Enduro. ¿Se convierte en la e-bike ideal para los más radicales?

Continúa tras los patrocinadores



Canyon Strive:ON

Barel ha jugado un importante papel en su desarrollo

Si la Canyon Torque:ON es una bicicleta de descenso con motor tan específica que limita en parte su rango de usos, la Canyon Strive:ON puede presumir de atributos para atraer a riders de todo tipo. Ha sido diseñada desde cero copiando el ADN de carreras de la Canyon Strive, con la que Fabian Barel ganó en las Enduro World Series de 2014. Y, de hecho, Fabian Barel ha jugado un papel importante en su desarrollo.

Barel con la Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

160 mm de recorrido trasero y solo en versión de carbono CFR

El cuadro de la Canyon Strive:ON es de carbono y cuenta con 160 mm de recorrido trasera, en conjunto con horquillas de 170 mm de recorrido. En versión CFR (siendo una máquina orientada a las carreras no tienen en mente una versión de CF o de aluminio) para la báscula en 3.268 gramos para la talla M incluyendo todo el hardware necesario para un cuadro. Uno de los puntos vitales del cuadro es la optimización de la rigidez en la parte trasera. En competición se busca un equilibrio entre rigidez y capacidad de adaptación al terreno. Un cuadro excesivamente rígido puede resultar contraproducente y, aún tratándose de una e-bike (donde la rigidez es más importante), todo el equipo de Canyon dio mucho importancia a conseguir una parte trasera de la bicicleta con la rigidez justa para ser predecible pero capaz de reducir la fatiga cuando pilotas al máximo en competición.

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Con ruedas Mullet

Si eres un fan de la Canyon Strive te preguntarás, ¿dónde esta el sistema de ajuste de la geometría shapeshifter? Pues han prescindido de él. En una e-bike el motor aporta suficiente potencia para compensar algunos aspectos de la geometría. También es evidente el cambio de posición del amortiguador, que en la Canyon Strive:ON está situado de forma horizontal. Es así para ganar espacio para un bidón, sabiendo que en las e-bikes el espacio es muy limitado.

La Canyon Strive:ON es una bicicleta para ruedas mullet. Ya sabéis que en el mundo de las e-bikes gravity es una elección muy popular. La rueda trasera da más agilidad a una bicicletas que son más pesadas que sus hermanas sin motor, además de mejorar la aceleración.

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Canyon Strive:ON

Rodamientos con insertos de aluminio como en la Sender CFR

En cuanto a la suspensión, está pensada para rendir con amortiguadores de aire y de muelle. El cuadro usa línea de cadena de 55 mm y el protector inferior del cuadro, que hace de tapa de la batería, está pensado para usarse como un elemento sobre el que deslizarse, al estilo de lo que sucede en algunas motos de montaña.

Emplea los mismo rodamientos sellados que se usan en la Canyon Sender CFR de DH, con insertos de aluminio para sus soportes pensados para que puedan ser reparables en caso de desgaste extremo y no lleguen a afectar al carbono.

Cuenta con un guía cadenas especialmente pensado para la Canyon Strive:ON así como con generosos protectores de goma tanto en la vaina de la transmisión como bajo el tubo diagonal. Además, han añadido un soporte bajo el tubo superior para poder llevar repuestos.

Canyon Strive:ON

Batería de 625 Wh o 750 Wh

La batería es desmontable y hay 200€ de diferencia entre la de 625 Wh y la de 700 Wh

Las Canyon Strive:ON pueden usar batería de 625 Wh o de 750 Wh en todas las tallas. La de 750 Wh tiene un sobrecoste de 200€. Usan su propio sistema de fijación al cuadro con railes para deslizarse que permite ahorrar 300 gramos respecto al sistema nativo de Bosch.

La batería de 625 Wh pesa 3.650 gramos y la de 750 Wh pesa 4.330 gramos. Unos 700 gramos más. Eso significa que los riders pueden escoger la batería ideal para cada carrera. La de menor capacidad pesa menos y sitúa el paso más bajo, un recurso ideal para carreras en las que se puede cambiar de batería o en las que no hay mucho ascenso.

En la Canyon Strive:ON la batería es extraíble en un proceso que es bastante rápido.

Canyon Strive:ON

Motores Bosch Performance CX y la posibilidad de contar con el motor Race

El modelo tope de gama se ofrece con el motor Race de Bosch

Si la Canyon Torque:ON va equipada con el motor Shimano EP8, en la Strive:ON se opta por el Bosch Performance Line CX. Y, para el modelo Strive:ON CFR LTD, el tope de gama, se usa el Bosch Performance Line CX Race que ofrece una asistencia del 400% de forma constante y más rápida, además de alargar el extended Boost (el rato que asiste tras dejar de pedalear). Sin contar que es 150 gramos más ligero. Tenéis toda la información de este motor en nuestro test.

Canyon Strive:ON

Geometría Canyon Strive:ON

Cifras similares a la Strive, pero adaptadas a una e-MTB

Si bien, como es lógico, han buscado que la geometría de la Canyon Strive:ON sea lo más similar posible a la de su hermana sin motor, también han buscado algunas características propias para esta bicicleta. En busca de lograr el máximo espacio para albergar baterías grandes y en una posición baja, han «alargado» el cuadro y hecho el ángulo de dirección un pelín más vertical, quedando en 63,5º. Aunque el ángulo más llamativo es el súper vertical ángulo de sillín, con 78º. Las vainas son 10 mm más largas que en la Strive y pasan a ser de 445 mm en todas las tallas.

También es un poco más alta a nivel de caja de pedalier que la Torque:ON, para poder pedalear dando menos golpes a salientes del terreno.

Geometría

Precio Canyon Strive:ON

Desde 5.799€

Hay 3 montajes de la Canyon Strive:ON, cada uno de ellos se puede escoger con batería de 625 Wh o de 700 Wh. Estos son sus precios.

Con batería de 700 Wh:

  • Canyon Strive:ON Underdog: € 5,999
  • Canyon Strive:ON CFR: € 7,199
  • Canyon Strive:ON CFR LTD: € 9,699

Con batería de 625 Wh:

  • Canyon Strive:ON Underdog: € 5.799
  • Canyon Strive:ON CFR: € 6.999
  • Canyon Strive:ON CFR LTD: € 9.499

Más información

Strive:ON CFR LTD

Strive:ON CFR

Strive:ON Underdog

Montajes

Toma de contacto con la Canyon Strive:ON

Más polivalente de lo que su etiqueta de carreras vende

Probamos la Canyon Strive:ON un día después de rodar con la Canyon Torque:ON. Y fue un golpe de aire fresco. Dejamos atrás la especificidad de una bicicleta centrada en algo tan concreto como la Torque:ON para subirnos a una bicicleta que, aunque se anuncie como una máquina de carreras de enduro, está lista para cumplir las expectativas de cualquier rider que le guste hacer rutas con ella y de prioridad a volar en los descensos.

Respecto a la Torque:ON, es una bicicleta que requiere mucho menos de su piloto a la hora de conducirla. No es tan exigente con el rider, aunque tampoco tan «permisiva» cuando afrontamos terreno muy abrupto y roto a alta velocidad.

Canyon Strive:ON

Una suspensión trasera bastante activa

La Canyon Strive:ON se mueve considerablemente bien, teniendo en cuenta sus 24 kg de peso, y la geometría te deja dos cosas claras. Es estable bajando a alta velocidad pero está pensada para poder pedalear con ella con eficacia. Dos puntos que encajarán con lo que busca un gran abanico de bikers.

La suspensión trasera pedalea de forma mucho más eficiente que la Torque:ON, aunque sigue siendo algo intrusiva con el pedaleo, el empuje del motor diluye mucho esa sensación. A falta de poder probarla en nuestros recorridos habituales, está claro que es una e-MTB que ofrece mucho más que un único enfoque de carreras. Eso sí, sabiendo que solo hay versión CFR los precios de partida no son tan bajos como en otras e-bikes de Canyon.

Canyon Strive:ON

Te puede interesar