Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Alltrick Alltrick
Scott Lumen

Northwave

ButterCups de las suspensiones RockShox, ¿qué son y cómo funcionan?

Las ButterCups son un añadido clave en las nuevas horquillas RockShox Pike, Lyrik y ZEB. Tienen una función clara y su llegada aporta más comodidad filtrando las vibraciones de alta frecuencia

ButterCups

Este año se han actualizado las horquillas Pike, Lyrik y ZEB

En los últimos meses la gama de suspensiones RockShox ha vivido una profunda actualización. No tanto en el sector del XC, donde la RockShox SID y la SID SL siguen inalteradas desde su última revisión. Pero modelos tan exitosos como la Pike, Lyrik y ZEB han dado un paso adelante. Entre sus muchas novedades RockShox ha introducido 3 tecnologías únicas que supone el pilar de la mejora de rendimiento de sus suspensiones. Son los ButterCups, el cartucho Charger 3 y el sistema Hydraulic Bottom Out. Hoy os vamos a explicar, en detalle, para qué sirven y cómo actúan las ButterCups.

Continúa tras los patrocinadores



ButterCups, filtrando vibraciones donde no llega el aire

Pensadas para actuar en un tipo de irregularidades que la suspensión «normal» no puede filtrar

Las suspensiones de una MTB deben enfrentarse a impactos de tipo muy diverso. Desde grandes drops que suponen enormes impactos individuales, a zonas con escalones o rizados que suponen continuos impactos de menor tamaño. Las horquillas de suspensión ya están pensadas para ser eficaces en esa amplia variedad de escenarios, pero hay un tipo de impacto que es muy complicado de filtrar. Más que impactos en si nos referimos a vibraciones.

Dentro de esa «caja» dorada están las ButterCups

Eliminan las vibraciones de alta frecuencia que suelen llegar al manillar

Los senderos están repletos de terreno ligeramente irregular. Unas irregularidades que no llegan a activar la horquilla y en las que solo tenemos el neumático como elemento para disminuir su repercusión en nuestras manos. Se trata de vibraciones de alta frecuencia y baja amplitud que están muy lejos del tipo de impacto para el que están pensadas las suspensiones. Llegar a un nivel de sensibilidad inicial capaz de filtrar ese tipo de impactos supondría condicionar el funcionamiento de la horquilla en otro tipo de escenarios más importantes. Sin embargo, esa sucesión de vibraciones acaba llegando a nuestro cuerpo, generando fatiga y pérdida de velocidad.

ButterCups en acción

Son tacos de goma ubicados en la parte baja de las dos barras

En RockShox se pusieron a pensar cómo lograr acabar con esas vibraciones. Y vieron una solución en otras industrias. Seguro que habéis visto sistemas que usan tacos de goma para reducir las vibraciones. Son habituales en multitud de aplicaciones. Son simples y la dureza de la goma sirve para dictaminar que nivel de vibración es capaz de filtrar. La idea de partida era esa. Los ingenieros empezaron a diseñar prototipos, primero para su test en laboratorio. Los resultados fueron tan buenos que estaba claro que era una tecnología a incorporar a sus horquillas.

Uno de los puntos más complicados era gestionar la durabilidad de esos tacos de goma. Porque si bien estaban pensados para filtrar vibraciones pequeñas, también se iban a encontrar con impactos muy grandes en drops y saltos. La forma, el material y el nivel de dureza eran las tres variables a combinar en busca del resultado perfecto.

Así es el sistema

Los tests (de laboratorio y en el terreno) muestran ventajas claras

¿Cómo acabaron yendo los tests de laboratorio? Pues una imagen dice más que mil palabras y esta gráfica deja clara la efectividad del sistema. En este caso se trata de datos tomados en salidas reales con un sistema de telemetría. Se usó una horquilla RockShox Lyric RC2 2.1 sin ButterCups y otra horquilla RockShox Lyric Charger 3 con ButterCups. El resultado fue una reducción de las vibraciones percibidas en impactos de baja frecuencia del 28%. Una ganancia impresionante.

Gráfica que muestra la diferencia entre una Lyrik con y sin ButterCups

La llegada de las ButterCups fue clave en el rediseño del cartucho Charger 3

El tiempo de desarrollo acabó siendo más corto de lo esperado, tal y como explica Eric Neeley, uno de los ingenieros que trabajó en el diseño de las ButterCups: «Aunque pasamos por tres o cuatro versiones, una vez que se desarrolló el concepto no cambió mucho con respecto al primer prototipo. Es una pieza de tecnología ordenada y simple que tiene un gran impacto en la forma en que se transmiten los pequeños golpes a las manos. Eso contribuyó en gran medida a la comodidad de conducción que buscábamos

La llegada de las ButterCups fue uno de los impulsos para el rediseño y la creación del cartucho Charger 3.

Tests de campo

Cuetan con 4 mm de desplazamiento vertical.

Las ButterCups tienen 4 mm de recorrido vertical. Van instalados en la parte baja de cada barra, tanto en la del aire como en la del cartucho hidráulico. Son dos anillos de goma separados por una capa metálica y es fácil reconocerlos porque van dentro de una llamativa cámara amarilla.

Durante semanas hemos podido probar la nueva horquilla RockShox Lyrik Ultimate equipada con ButterCups en una Mondraker Raze, y la conclusión es que es una mejora palpable en marcha.

El sistema de ButterCups lo podemos encontrar en todos los modelos Ultimate de las horquillas Pike, Lyrik y ZEB.

Más información

Sistema desmontado

Te puede interesar