Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Andalucía Bike Race Andalucía Bike Race
Scott Lumen

Northwave

Aligerar tu MTB, cómo y dónde hacerlo

Aligerar la bicicleta es una de las obsesiones de los bikers. Aquí os traemos algunos consejos sobre cómo quitar peso sin gastar demasiado y en qué lugares es mejor no hacerlo

Para aligerar tu bicicleta hay muchas formas de arañar gramos a la báscula. Unas más seguras y menos costosas que otras

¿A cuánto nos sale el gramo cuando queremos bajar el peso de nuestra bicicleta? Pues depende de donde queramos hacerlo y de en que nivel de bicicleta estemos hablando, pero vamos a poner un poco de luz sobre el tema. Y también os invitamos a que nos comentéis si sabéis componentes con los que bajar peso fácilmente.

El peso es un elemento clave en el rendimiento de una bicicleta. Especialmente cuando más nos vamos a la vertiente competitiva o hacia las modalidades del XC y bike-maraton. A la vez, conseguir bajar peso está directamente relacionado con el precio de cada componente. Cuanto menos peso queremos más caro es todo. Y bajar gramos a la bicicleta tiene un coste exponencial, es mucho más económico conseguir pasar una bicicleta de los 12 kg a los 11 kg que pasarla de 10 kg a 9 kg. Cuando más bajamos el peso más caro es cada gramo que ahorramos. Hoy os vamos a mostrar formas fáciles de bajar peso, los puntos más seguros para hacerlo y la forma más económica de lograrlo.

En este vídeo os mostramos dónde es más fácil y dónde es más seguro bajar el peso de nuestra bicicleta.

Continúa tras los patrocinadores



Cómo aligerar tu bicicleta

 

Hay marcas como Alpcross con componentes como tijas, manillares y potencias que son ligeros y a precios razonables

A la hora de bajar peso en cada componente tenemos en cuenta diferentes factores, y no hablamos solo del peso que nos permite ahorrar un componente nuevo. Para ver si vale la pena la rebaja de peso que podemos lograr cambiando un componente hay que tener en cuenta varias cosas. Por un lado el precio, y aquí podemos recurrir a la fórmula casera de a cuántos euros nos sale cada gramo ahorrado. Por otro lado, es vital entender si esa rebaja de peso llega a costa de una pérdida de rendimiento o de fiabilidad. No vale bajar peso a cualquier precio y nunca aconsejaríamos bajar peso si eso supone aumentar las opciones de avería o reducir la seguridad. Y por último, la durabilidad. Muchas rebajas de peso llegan a costa de una menor durabilidad del material.

Un recurso habitual en las marcas de bicicletas es ahorrar en componentes como la potencia, manillar o tija de sillín a base de poner piezas de su propia marca que, aunque suelen cumplir su función sin problema, suelen ser puntos donde es fácil rebajar el peso. Hay multitud de marcas en el mercado con manillares, potencias y tijas de sillín competitivas. En nuestro caso hemos escogido Alpcross como ejemplo por ser una marca con una larga trayectoria en ese tipo de componentes y por estar muy centrada en crear productos de gama alta, con peso ajustado y precio bastante contenido en relación a sus cualidades.

Potencia Alpcross

En la tija recortamos 139 gramos del tirón

Lo bueno de estos 3 componentes es que en versiones ligeras, pero sin extremismos como estos productos de Alpcross, tenemos material fiable que nos puede durar muchísimo tiempo sin problemas. Vamos por partes y poniendo ejemplos de material que hemos encontrado en bicis de gama media. En la potencia nos podemos ahorrar 44 gramos, y eso que estamos comparando con una potencia más grande. Cuesta 79,99€ así que aquí nos saldría a 1,8€ el gramo ahorrado.

En la tija, el modelo de Alpcross pesa 158 gramos en medida de 31,6 mm de diámetro y 400 mm de largo mientras que la tija de la bici de gama media que hemos sacado pesa 297 gramos. Son 139 gramos menos. Teniendo en cuenta que la tija Alpcross cuesta 149,99€ nos sale cada gramo ahorrado a prácticamente 1€ justo. No está nada mal.

Tija de sillín Alpcross

En el manillar el precio por gramo ahorrado baja a solo 88 céntimos

Y en el manillar más de lo mismo. El manillar de Alpcross pesa solo 132 gramos en 750 mm de ancho. Mientras que el manillar de aluminio de serie pesa 302 gramos. Supone un ahorro de 170 gramos que con el manillar Alpcross por 149,99€ tenemos un precio por gramo ahorrado de sólo de 0,88 céntimos. Vamos mejorando.

Estos tres componentes no suponen ninguna pérdida de fiabilidad e incluso en el caso del manillar podemos ganar en comodidad o rigidez. Y los tres son componentes que no tendrán desgaste alguno y a los que podemos sacar partido muchos años. Cambiando estos 3 componentes ahorramos 353 gramos gastando unos 380 euros con un precio por gramo ahorrado de 1 euro con 7 céntimos.

Los puños de fijación con tornillo son más pesados, aunque tienen puntos positivos

Los puños de espuma dura pueden pesar tan poco como 22 gramos la pareja con tapones

Pero si hablamos de un componente en el que ahorrar mucho peso con un gasto muy pequeño quizás el lugar más simple son los puños. No tanto porque los puños de serie de las bicicletas sean malos, sino por los diferentes tipos de puños que hay. Por ejemplo. Aquí tenemos los puños de serie de una bicicleta, que son muy buenos en funcionamiento, comodidad y agarre, pero son del tipo de fijación con tornillo. Fáciles de instalar pero relativamente pesados.

Este modelo que venía de serie pesa 106 gramos. ¿Qué te parecería ahorrarte más de 80 gramos en ellos? Pues puedes con este modelo de KCNC de espuma dura. que solo pesan 22 gramos la pareja con tapones. Y solo cuestan 14€. A solo 16 céntimos el gramo ahorrado. Aunque hay un pero. Aquí sí que hay un cambio de rendimiento importante y te tiene que gustar el tacto que tiene la espuma dura, que es muy peculiar.

Puños de espuma Prologo

Los modelos de espuma blanda también son muy ligeros y los de silicona de los más usados

Hay otra opción muy ligera y menos extrema, que son los puños de espuma blanda. A nuestro parecer mucho más cómodos que los de espuma dura. Estos de Progress pesan 44 gramos con tapones lo que supone 62 gramos de ahorro y con un precio de solo 12,90€ el gramo ahorrado sale a 20 céntimos. Y aunque es algo personal, aquí el rendimiento y tacto nos parece bueno. Eso sí, la durabilidad de este tipo de puños no es la mejor y la espuma suele ir perdiendo sus propiedades con el paso del tiempo.

Nos queda repasar una de las opciones más populares, los puños de silicona. Prologo tiene una gama muy completa. Hemos escogido su modelo U-Grip que tiene un peso bastante competitivo para este tipo de productos con 74 gramos la pareja con tapones. 32 gramos de ahorro que con un precio de 29,50€ la pareja sale a 92 céntimos el gramo ahorrado. Y tenemos las características de buen grip y absorción que dan los puños de silicona.

Los puños de Prologo

En el sillín suele haber mucho margen para bajar peso

Vamos a otro punto de contacto. El sillín. Es un caso muy similar a los puños. Muchas opciones de bajar peso pero el condicionante de las preferencias personales. En nuestro caso nuestra bici de gama media traía este sillín Ergon que es un buen sillín en cuanto a comodidad, pero con raíles de acero y un acolchado generoso se va a los 312 gramos.

Aquí nos podemos ir a una opción más ligera en acero con un precio que no sea disparatado cómo podría ser el Prologo Scratch M5 que aunque tiene railes de acero deja el peso en 225 gramos y sigue siendo un sillín muy muy cómodo. Con un precio de 130€ y ahorrando 87 gramos saldría a 1,49€ el gramo ahorrado sin perder en comodidad. Si subimos el precio nos podemos ir a sillines de más calidad y con raíles de carbono. Como la versión PAS del mismo sillín Prologo Scratch M5, que es la que tiene apertura prostática, y con railes de carbono para dejar el peso en sólo 139 gramos. Eso sí, a un precio de 213€. Un ahorro de 173 gramos con precio el gramo de 1,5 gramos.

Sillín a cargo de Prologo

En los tornillos el coste por gramo ahorrado es muy alto

Un apartado en el que podemos bajar peso y en el que muchos componentes no ponen atención especial es en los tornillos. Aquí podemos encontrar tornillos de aluminio o de titanio. Los de aluminio son peligrosos en el sentido de que es fácil pasar su cabeza y no están indicados para lugares con par de apriete elevado. Pero los podemos usar en sitios como los portabidones o las manetas. Los de titanio son resistentes y su uso es más habitual. Apretándolos y aflojándolos con cuidado nos pueden durar toda la vida. Lo más habitual son los kits de tornillos para los discos. Los 12 tornillos de acero de los dos discos pesan 25 gramos. Mientras que los 12 tornillos de titanio pesan 12 gramos. Un ahorro del 50%. Eso sí, cada juego cuesta 38€. A 6,33€ el gramo ahorrado no parece la mejor inversión si buscamos ahorrar peso. O como mínimo no la prioritaria. Y, por vuestra seguridad, por favor olvidad el tema de usar solo 3 tornillos por disco en lugar de 6.

Tornillos de titanio

Los ejes de las ruedas es otro punto donde bajar peso de forma segura

Un lugar seguro y más barato para bajar peso son los ejes de las ruedas. El eje standard de las horquillas Fox pesa 115 gramos y este de Progress se queda en 41 gramos por 39€, a 50 céntimos el gramo ahorrado. Si sumamos el de la rueda trasera, que pesaba 54 gramos y este de Progress se queda en 36 gramos por 39€ tenemos 18 gramos menos a 2,10 euros el gramo. Sin afectación a la durabilidad o el rendimiento.

En los cierres de sillín también se puede limar mucho peso en según que casos. Mirad este ejemplo donde pasamos de uno de 37 gramos a uno de 13 gramos por 17,99€, a 75 céntimos el gramo ahorrado.

Ruedas Fulcrum Red Zone Carbono

Las ruedas es donde más vamos a notar el peso

Y el portabidón, otro lugar donde podemos ahorrar peso fácilmente y sin un gasto importante. Aquí hay que buscar modelos con un diseño fiable que no pierda bidones y el Zéfal Pulse L2 pesa solo 21 gramos con tornillos y cuesta solo 19.95€. Comparados con otros portabidones nos podemos ahorrar del orden de 20 o 30 gramos rápidamente.

¿Pero el ahorro del peso tiene el mismo efecto en cualquier zona de la bicicleta? La respuesta es un gran no. Si pensamos en mejorar el rendimiento el mejor lugar para ahorrar peso son las ruedas. En ningún otro sitio notaremos tanto la ligereza como en las ruedas. Pero es que incluso la influencia en marcha del peso es muy diferente según en que parte de la rueda esté el peso. No es lo mismo bajar el peso de los bujes que de las llantas. Contra más al exterior está el peso más importante es a nivel de aceleración. Por ejemplo, recortar 100 gramos de peso en las llantas tendrá un efecto mucho mayor que recortar 100 gramos de peso en los bujes. No vamos a entrar a valorar la relación peso-precio de cambiar unas ruedas porque aquí ya sabéis que es meternos en precios elevados.

Peso del Kenda Rush

Es tentador bajar peso en los neumáticos, pero no siempre seguro

Pero hay algo que está aún más al exterior de la rueda que la propia llanta. Sí, los neumáticos. Es muy tentador buscar el peso más bajo en los neumáticos porque es el punto de la bicicleta donde más lo vamos a notar. Pero también donde es más comprometido bajar el peso. Menos peso es equivalente a un neumático con menos material, lo que se traduce en menos protección y más posibilidades de pinchar. Aquí se puede bajar peso fácilmente optando por los neumáticos sin protección, pero es algo que no os recomendaríamos y siempre que escojais un neumático hacerlo por sus propiedades de agarre, tracción, comodidad, facilidad para rodar y no tanto por el peso, siempre que se mantenga en unos niveles aceptables.

Y si usas cámaras lo primero que te diremos es que te pases al tubeless cuanto antes. Pero si aún así no quieres, hoy en día hay cámaras de TPU cómo este modelo de Pirelli que suponen ahorros de más de 100 gramos por rueda en muchos casos.

El disco Galfer en la rueda trasera

Hay discos con pesos muy diferentes pero hay que evitar los modelos con ventanas de ventilación muy grandes y poca superficie de frenada

En los discos de freno también podemos bajar peso, aunque podemos llegar a perder propiedades en la frenada según qué disco escojamos. En nuestro caso los discos de serie pesaban 227 gramos. Con unos Galfer Wave pasaríamos a 212, que no es un gran ahorro. Y con el modelo de carretera, que muchos pros usan en MTB, se quedarían en 173 gramos. En este último caso la frenada sí se resiente en bajadas muy largas, puesto que tienden a calentarse más. Por normal general, cuanto más grandes son las ventanas de ventilación y menos material tiene la pista de frenada peor es la disipación del calor y peor es la frenada. Así que os recomendamos huir de esos discos con ventanas extremadamente grandes que, además, provocan un desgaste prematuro de las pastillas de freno. No todo vale para recortar peso.

Lo mismo podríamos aplicar a la transmisión. Aquí el peso ahorrado puede salir caro y afectar directamente a la durabilidad. Especialmente cuando hablamos de cassettes con muchos piñones de aluminio, una fórmula que usan muchos modelos ligeros.

Cuanto más ligera es una bici más caro es bajar peso

El coste de bajar peso es exponencial a medida que la bici se va aligerando

Y como os hemos dicho al principio, cuanto más ligereza queremos más tenemos que gastar y llegado a cierto punto el gasto para rebajar cada gramo se multiplica exponencialmente. Por ejemplo, podríamos bajar más peso a nuestro conjuntos de potencia y manillar Alpcross de 218 gramos, pero nos tendríamos que ir a combinaciones ultraligeras o espectaculares conjuntos de potencia y manillar integrados como el Gemini Pröpus, que permitiría bajar 63 gramos pero, eso sí, a costa de un precio de 650€, a 10 € el gramo.

Como veis, hay mucha diferencia de precio a la hora de bajar peso en según que componentes y también está claro que si queréis bajar peso pensando en el rendimiento la mejor inversión está en las ruedas. En cualquier caso, el equilibrio entre peso y rendimiento, fiabilidad y durabilidad siempre debería ser nuestra prioridad cuando hablamos de limar gramos a la báscula.

Te puede interesar