Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Cambrils Cambrils
Sportful
  • Tests
  • |
  • 16 de Marzo de 2020

4.000 km con el SRAM XX1 Eagle AXS

Una revolución en el MTB que no ha hecho más que empezar. La electrónica en el grupo SRAM XX1 Eagle AXS y el adiós a los cables. Hemos probado como funciona durante más de 4.000 km

Como producto de gama alta, el precio bajo no es una prioridad

Empecemos por el principio. El SRAM Eagle AXS es un producto de gama alta. De hecho, el mejor sistema de cambio de todo el catálogo de SRAM. Está diseñado con el objetivo de lograr el mejor rendimiento y el precio no es una de las variables más importantes en su diseño. Así que sí, el conjunto de maneta y cambio SRAM Eagle AXS vale mucho dinero. En concreto 1.050 € de PVP. No es un producto necesario para disfrutar del MTB. Es un producto para disfrutar de lo mejor que puede ofrecer uno de las grandes marcas del deporte. Así que, de entrada, creemos que no hay crítica posible al precio.

Continúa tras los patrocinadores

Bollé
Lefty Ocho
Ruedas Progress
Alpinestars - Selle Italia
Galfer
Scott
Northwave
KTM Scarp 2020
Tijas telescópicas PRO

Test SRAM XX1 Eagle AXS

Podemos decir que está más justificado el salto de precio del XX1 Eagle mecánico al XX1 Eagle AXS electrónico que no del GX Eagle al XX1 Eagle mecánico

De hecho, los cambios de cable funcionan excepcionalmente bien desde la gama baja y con un SRAM GX Eagle puedes disfrutar de cambios precisos y finura más que suficiente. En realidad, el precio del SRAM Eagle AXS está más justificado que el del SRAM XX1 Eagle mecánico. La diferencia de funcionamiento entre las diferentes versiones de cambios mecánicos de SRAM es mínima, y solo el peso es un argumento a favor de las versiones más caras. Ventajas de un cambio SRAM XX1 Eagle sobre un SRAM GX Eagle son marginales y centradas principalmente en el peso más que en el funcionamiento.

Aquí el SRAM Eagle AXS sí aporta valor a su incremento de precio ofreciendo un look sin cables único, una nueva experiencia de cambios y el factor molón que realmente sí lo diferencia del resto de cambios de la marca.

En el vídeo de unboxing de hace unas semanas ya visteis que incluye el kit. Cambio, maneta, baterías, cargador y guía para su ajuste. También hablábamos de la facilidad de configuración y ajuste. Ambos puntos fuertes del sistema.

SRAM XX1 Eagle AXS

SRAM XX1 Eagle AXS

SRAM XX1 Eagle AXS

Daños en estos 4.000 km de uso

SRAM XX1 Eagle AXS

Más de 20 horas de uso en todas las cargas de batería

SRAM XX1 Eagle AXS

El cambio sobresale mucho del cuadro, como todos los SRAM

Hay 3 formas de hacer «click». 2 tienen el mismo efecto, por defecto bajar piñones.

Pero vayamos al funcionamiento puro y duro. Su uso es muy simple. Tenemos una maneta de cambio con dos opciones para montarla en el manillar. Bien el sistema matchmaker que lo integra con las manetas de freno, o bien con un soporte individual que nos da más libertad a la hora de escoger la posición.

Tenemos un pulsador que podemos accionar de 3 formas. Haciendo “click” en la parte frontal superior con el dedo pulgar (gesto para bajar piñones por defecto). Haciendo “click” en la parte frontal inferior (gesto para subir piñones por defecto), o tocando el pulsador interno que podemos activar con el dedo índice o su lateral, que hace el mismo efecto que el tocar el pulsador frontal superior.

Con cada pulsación se realiza un movimiento. Es decir, con un click se sube o se baja un piñón. Podemos hacer cambios múltiples y constantes dejando apretado el pulsador correspondiente, de forma que el desviador desplaza la cadena constantemente en una dirección hasta soltarlo. Esta funcionalidad de cambio multiple se puede desactivar con la aplicación para smartphones con la que podemos tocar algunos parámetros del sistema. Cada pulsación apenas requiere fuerza de nuestros dedos y eso también abre una nueva puerta de experiencias a gente con problemas en las manos de diferente índole.

El SRAM Eagle AXS hace un sonido muy característico al cambiar, producido por su motor interno que a algunos les encantará y a otros les horrorizará. En cualquier caso es un sonido perceptible en marcha pero no muy elevado.

SRAM XX1 Eagle AXS

Luz verde, buen nivel de batería

SRAM XX1 Eagle AXS

Luz roja, menos del 40%

La precisión es espectacular, especialmente cuanto peores son las condiciones, como rodando en barro

Hablemos de su rendimiento. El punto fuerte del cambio SRAM Eagle AXS es su consistencia y precisión. No importa que llueva, que estés rodando en un barrizal, que nieve o que haya 40 grados. La precisión de cambio del sistema está en un nuevo nivel. De hecho, en el mismo nivel en el que estaba el extinto Shimano XTR Di2 electrónico, pero sin cables ni aparatosas baterías. La precisión de cambio del sistema es total, evitando cambios imprecisos que es más fácil producir con sistemas de cable. Esto hace que la experiencia cambiando en situaciones adversas, especialmente barro, sea espectacular.

Sobre la rapidez de cambio del sistema. Si hablamos de la velocidad con la que se cambia cuando lo hacemos de una en una velocidad, el SRAM Eagle AXS es el sistema más rápido. Pero la cosa cambia cuando nos referimos a cambios múltiples. Aquí el sistema electrónico es sensiblemente más lento que el manual por cable del Shimano XTR. Tanto bajar piñones como, especialmente para subirlos. Subir 4 piñones de golpe con el XTR mecánico es claramente más rápido que hacerlo con la función de cambio continuo del SRAM Eagle AXS.

SRAM XX1 Eagle AXS

Pulsación para bajar piñones por defecto

SRAM XX1 Eagle AXS

"Click" en el pulsador interno, equivalente a bajar piñones

SRAM XX1 Eagle AXS

Click para subir piñones por defecto

La batería del cambio siempre nos han durado más de las 20 horas que SRAM anunciaba en un principio. Aunque depende de muchos factores.

Pasamos a una de las grandes dudas del sistema. La duración de la autonomía. SRAM anunciaba una autonomía de unas 20 horas de uso, una cifra que hemos superado en todas las ocasiones. Es cierto que es complejo evaluar la duración de la batería porque depende de muchos factores. Del tipo de terreno, de nuestra forma de gestionar las velocidades e incluso de la temperatura. Pero lo que es evidente es que esas 20 horas de uso son fáciles de superar.

Cuando la batería se acerca al final de su duración la luz LED del cambio se pone de color rojo. Eso quiere decir que la batería se encuentra a menos de la mitad de capacidad. Desde ese momento hemos hecho más de 5 horas de uso y aún funcionaba sin problema. Cuando la luz pasa a rojo intermitente sí que indica que está cerca de agotarse. En cualquiera de los casos el cambio funciona de forma normal siempre que tenga batería. No reduce su rendimiento ni genera ninguna limitación perceptible en su uso. La maneta emplea una pila de tipo “botón” con una enorme autonomía. En todo el tiempo que llevamos de test aún no hemos tenido que cambiarla. También tiene el sistema de luz LED en la maneta para indicar su nivel de batería, pero en este caso está más oculta y debemos acordarnos de revisarla de vez en cuando para no llevarnos sorpresas. Eso sí, el sistema introduce una nueva necesidad a nuestro día a día biker, recordar cargar la batería de vez en cuando.

SRAM XX1 Eagle AXS

APP, en la pantalla de activar o no el cambio múltiple

SRAM XX1 Eagle AXS

Podemos configurar qué hace cada pulsación

El ingenioso sistema de seguridad al recibir golpes laterales es muy llamativo

Por lo demás, la construcción del cambio es similar a la del resto de cambios SRAM Eagle. Eso sí, tiene un añadido muy interesante. Un sistema que hace que cuando el cuerpo del cambio recibe un impacto lateral éste se contraiga para reducir los posibles daños y poco después vuelva a su posición.

Un sistema de seguridad muy bien ideado que escuchamos funcionar más de una ocasión a causa del “problema” de diseño de los cambios SRAM. No solo de este AXS Eagle, sino de toda la gama en general. Los cambios SRAM sobresalen mucho del cuadro y hace que sea mucho más fácil golpearlos en salientes del terreno que, por ejemplo, los cambios Shimano con tecnología Shadow+, que sobresalen mucho menos. Si ruedas en una zona abierta habitualmente quizás no te moleste nunca pero, precisamente nosotros, tenemos muchas zonas de rodar entre rocas o en regueros donde es fácil dar ese tipo de golpes… y como podéis ver en las heridas de guerra que ya tiene nuestro cambio de test, se ha llevado más de un golpe fuerte. Eso sí, sobreviviendo a todos ellos son problema alguno por el momento.

En definitiva, el SRAM Eagle AXS tiene un montón de puntos a su favor a la hora de justificar sus precios. Una experiencia de cambio única a día de hoy, una impresionante consistencia de cambio en cualquier circunstancia, el look limpio que proporciona al eliminar un cable, una facilidad de instalación y configuración inigualable. Todo ello sin contar el efecto “wow” que genera. En contra, el precio no deja de ser elevado, aunque acorde a un producto de gama alta y los puntos negros de su funcionamiento, como su cuerpo que sobresale mucho del cuadro, son comunes al resto de modelos de SRAM.

Te puede interesar