Skoda Gran Fondo Priorat
Liquidación cuadros Niner
Ruedas Progress MTB - XCD-CB Plus
Powerbar Muffin
Publicado el 9-11-2015
Un estudio arroja luz con datos objetivos sobre las diferencias entre ir muy o poco inflados y la resistencia a la rodadura en MTB

15 páginas de datos y conclusiones es el resultado de un estudio llevado a cabo en el Departamento de Ingeniería Civil de la Universidad de Pretoria, en Sudáfrica. El objeto del mismo era determinar la resistencia que ofrecen los neumáticos de MTB ante diferentes presiones de inflado, y las diferencias entre la facilidad de rodar de los distintos tamaños de rueda. Además han analizado como el terreno influye en la fuerza que debemos hacer para avanzar en función de la superficie que pisamos.

Las escenarios de las pruebas

Para el estudio se han empleado ruedas de 26″ y 29″, cada una en las mismas condiciones. Las pruebas se han realizado en 4 superficies diferentes, y usando 3 presiones diferentes. Se ha completado con bikers de 3 pesos diferentes y bicicletas rígidas y de doble suspensión para los dos tipos de ruedas analizados. Combinando todas las opciones posibles para dar lugar a un enorme número de posibilidades.

En cuanto a las superficies se han empleado asfalto, pistas de gravilla, hierba y arena.

Resumen de los resultados

Del estudio se extraen una serie de conclusiones, las más relevantes, relativa a la presión de inflado de las ruedas y al tamaño de las mismas.

La más sorprendente de ellas atañe a las presiones. En el estudio se han empleado tres presiones diferentes para cada test. La más baja de 1,8bar, la intermedia de 2,5bar y la más “dura” de 5 bar. La conclusión es que apenas hay diferencia apreciable entre la resistencia a la rodadura entre las 3 presiones, siendo de entre todos los factores analizados (presión de los neumáticos, masa del ciclista, diámetro de la rueda y tipo de superficie) para saber qué lastra más la facilidad de rodar de una bicicleta, el menos relevante de todos.

Todos tenemos la percepción qué cuanto más inflamos nuestros neumáticos mejor ruedan, aunque la conducción se haga más incómoda y se pierda agarre. En realidad no es así, y se trata de una percepción basada en las sensaciones que transmite rodar con los neumáticos muy inflados (percibes cualquier irregularidad del terreno) que no el lastre real que ofrece rodar a presiones razonablemente bajas.

Traducido a nuestro día a día significa que para rodar rápidos, tener mejor absorción, mayor comodidad de marcha y un agarre óptimo, debemos rodar a la menor presión posible que nuestros neumáticos, en combinación con nuestro peso y forma de conducir, nos permitan. Siempre hay que tener en cuenta que las presiones bajas harán que sea más fácil dar llantazos que puedan dañar el material o incluso destalonar en caso de emplear tubeless.

Las 26″ no tienen nada que hacer frente a las 29″

En el aspecto puramente relacionado con la resistencia que ofrecen a rodar, las ruedas de 26″ ofrecen una resistencia mucho mayor que las de 29″. La diferencia de eficiencia en términos de resistencia a la rodadura es del 5% en el escenario en el que más cerca se quedan, hasta el 12% de diferencia máxima en función del tipo de terreno y la masa del ciclista.

Obviamente, en el estudio no se tienen en cuenta factores como la aceleración, agilidad o ligereza y tan sólo se centra en la facilidad para rodar de un diámetro de rueda respecto a otro.

En este caso sí que se confirman las sensaciones que la mayoría de bikers tenemos.

ruedas_

Curiosidades, ¿cuanto más cuesta rodar por arena que por asfalto?

Gracias a las pruebas en diferentes terrenos se puede decir que la arena es el terreno donde más cuesta avanzar. Nada que no sepamos. Pero sí que es destacable saber que cuesta hasta 15 veces más avanzar por la arena que por asfalto. Y 4,5 veces más que hacerlo por hierba o césped.

arena

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus