Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar

Galfer

Vuelve la burra al trigo, vuelve la FCC a la Titan Desert

Este refrán popular ha sido lo primero que ha venido a mi mente cuando supe que vuelve la selección catalana a la Titan Desert.

Girona MTB Challenge

Catalunya Bike Race

Este refrán popular ha sido lo primero que ha venido a mi mente cuando supe que vuelve la selección catalana a la Titan Desert.
Considero esta decisión una falta de ética y de respeto hacia sus federados, más que nada porque nos hemos enterado al ver la lista de inscritos, al igual que la mayoría de ciclistas de Cataluña. Muchos se enterarán al ver esta opinión.

Para que no parezca que esto es algo personal, voy a exponer los motivos por los cuales considero junto con un amplio grupo de profesionales del sector, que esta decisión y la forma de llevarla a cabo es un error desde el punto de vista administrativo y deportivo.
No voy a indagar en la procedencia de los fondos para esta carrera, voy a pensar que el dinero ha caído del cielo o de algún patrocinio, porque de lo contrario ya sería de traca. Partiendo de esto, vamos a indagar en el verdadero problema.

La federación catalana decide tomar parte en una carrera privada de gran reputación, pero que no va a aportar puntos UCI ni experiencia útil sobre el terreno para Copas del Mundo o pruebas de relevancia del mountain bike de competición.
No se han hecho públicos los criterios de selección ni se ha informado a los federados catalanes de la posibilidad de formar parte de esta selección, lo que me lleva pensar que se ha seleccionado a dedo, como siempre, aunque al menos en este caso el seleccionador ha resistido su habitual tentación de seleccionarse a si mismo.

Aunque no supusiera un gasto económico (esto habría que verlo, y lo veremos), supone una mala administración de bienes de la federación, porque se han beneficiado de estas plazas gratuitas algunos corredores sin que a los demás se les diese opción a optar a ellas, y eso va en contra de cualquier fundamento ético en una federación deportiva que se nutre en gran parte de dinero de sus federados.

La Titan Desert reúne a un gran número de corredores y aficionados catalanes, exponer contra ellos a una selección autonómica de la misma federación es un asunto que se ha debatido y se seguirá debatiendo.

Dicho esto, vuelve la burra al trigo, vuelve la federación catalana a demostrar que les importa más bien poco que sus medios se administren equitativamente, y repito, no me preocupa que las plazas pudiesen incluso salirles gratis, porque ellos tienen el deber de administrarlas deportivamente a concurso entre sus federados, más aún cuando todo apunta a que son un premio sin fundamento de optimización de la élite de su modalidad. De lo contrario, lo lógico sería anunciarlas a principios de año para que supusiesen una motivación para todos los corredores que quisieran optar a ellas. El hecho de llevar este asunto tan por la callada, nos hace pensar que no esconde nada bueno, y como siempre, los perjudicados, son los corredores, en los que se piensa poco.

En caso de tener la imperiosa necesidad de hacer una incursión en esta prueba ¿porqué no financiar unas becas para los que quieran ir en lugar de volver a hacer una selección que no aporta más que polémica?

He llamado a uno de los seleccionados, que me confirma que ha sido seleccionado por Israel Nuñez y que fue avisado hace relativamente poco tiempo, aunque le constaba que desde incios de año se estaba llevando a cabo esta inciativa.

No voy a dedicarle más líneas a esta gente, por decirlo de algún modo. Tengo otra opinión a medias, pero la Federación Catalana tiene el mismo afán de protagonismo que su presidenta y siempre están dejándose ver con iniciativas tan brillantes como ésta. Y después se quejan. Espero que no vengan con excusas, yo no las quiero, si eso, que se las faciliten a los federados que en este momento estará preguntándose ¿otra vez? -Si, ooooooootra vez.

Te puede interesar