Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Alltricks Alltricks
VolCAT

KOM Cycles

Scott Spark RC
  • Tests
  • |
  • 25 de Noviembre de 2021

Test Scott Patron eRIDE, integración y máxima autonomía en su primera e-bike creada desde cero

La Scott Patron eRIDE es un nuevo comienzo en las e-bikes para Scott. Integración, geometría, autonomía, pesos... todo lo que necesitas saber sobe su nueva bicicleta eléctrica.

Las e-MTB aún están en su fase inicial de desarrollo y creaciones revolucionarias como esta lo demuestran

La Scott Patron eRide marcará un antes y un después en la gama de bicicletas eléctricas de Scott. Probablemente, un modelo que definirá la línea de desarrollos de la marca durante años. En el mundo de las e-bikes, y especialmente en las e-MTB, vivimos aún en una época muy inicial de su desarrollo. Aunque no lo parezca, estamos en la punta del iceberg de lo que acabará siendo la evolución de este tipo de bicicletas. Mientras en las MTB convencionales hay una larga trayectoria, en las e-MTB aún hay mucho por hacer y mucho por mejorar. De ahí que lanzamientos como esta Scott Patron eRide puedan considerarse revolucionarios, algo cada vez más difícil de conseguir en una MTB «muscular».

Continúa tras los patrocinadores



Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Gran parte de las e-bikes del mercado siguen una fórmula común y simple. Intentar insertar el conjunto de motor-batería en una bicicleta convencional ya existente

Hasta ahora una gran parte de las e-bikes del mercado seguían una fórmula común y simple. Intentar insertar el conjunto de motor-batería en una bicicleta convencional ya existente en su catálogo. De hecho, esa es la fórmula que Scott había seguido en su gama de ebikes hasta ahora. Esa es la base de la Scott Genius eRIDE o la Scott Ransom eRIDE. Pero no de la nueva Scott Patron eRIDE.

El desarrollo de la Scott Patron eRIDE arrancó desde una hoja en blanco. Sin condicionantes previos, sin la necesidad de seguir la línea de ningún modelo ya existente. Ha sido un proyecto que ha supuesto un nuevo camino en la forma en que Scott ha creado bicicletas de e-MTB hasta ahora. Ese planteamiento y esa libertad de diseño ya es un paso adelante en la evolución de las propias e-MTB. Tanto como para que sus ingenieros la hayan considerado como el desarrollo más complejo de la historia de Scott.

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Pilares de la Scott Patron eRIDE: integración, máxima autonomía y reparto de pesos

Lograr integrar una batería de 750 Wh de la mejor forma posible era uno de los grandes retos

A la hora de diseñar la Scott Patron eRIDE, su equipo dio el primer paso escogiendo qué motor y qué capacidad de batería querían incorporar en ella. Bosch ha sido un partner estratégico de Scott en el mundo de las e-bikes desde sus primeros modelos en 2018 y Bosch iba a ser la escogida para equipar a las nuevas Scott Patron eRIDE con el nuevo Bosch Smart System. Su última evolución está marcada por la incorporación de una batería más grande (tanto en capacidad como en tamaño) de 750 Wh. Es 70 mm más larga que el modelo de 625 Wh, lo que iba a suponer el primer reto de diseño de la Scott Patron eRIDE.

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

El amortiguador tiene un peso bajo comparado con motor y batería, por eso es el elemento que han situado más alto

El objetivo era lograr una geometría lo más compacta posible en la parte trasera, repartir el peso de la batería y el motor de forma que quedase lo más centrado y bajo posible y, a la vez, conseguir la cinemática de la suspensión deseada. En las MTB convencionales el amortiguador y las bieletas son los elementos más pesados y, por tanto, los que se intentan situar de forma más centrada y baja en la mayoría de diseños. Pero en una e-bike la importancia del peso del amortiguador y las bieletas es mucho menor en relación al peso del motor y la batería.

Scott Patrol eRIDE

Protector del motor

Se ha logrado que el 55% del peso de la bicicleta esté en la parte central

Así que la para para resolver este puzzle de 3 piezas de la mejor forma posible (amortiguador, motor y batería) en busca del mejor reparto de pesos optaron por lo siguiente:

  • Adelantar la posición de la parte final de la batería y situarla a la altura de la caja de pedalier, justo un poco por delante.
  • Rotar el motor 46º para ganar espacio para la batería y para la propia rueda trasera.
  • Situar el amortiguador en la parte final de lo que sería el tubo superior

Con esas medidas se ha logrado que el 55% del peso de la bicicleta esté en el centro, una factor muy relevante cuando hablamos de buscar agilidad de movimientos en bicicletas eléctricas de un peso elevado, como todas las que equipan la batería de 750 Wh de Bosch.

Scott Patron eRide

Scott Patron e-Ride y las ventajas de un motor «rotado»

El motor se ha rotado 46º y se ha ganado espacio para la rueda y la batería

Rotar el motor ligeramente es algo que ya habíamos visto en otros modelos, pero nunca al nivel que lo ha hecho Scott con su Scott Patron e-Ride. 46º de rotación hacen que el motor sobresalga hacia arriba entre el tubo de sillín y el tubo diagonal. De ahí que Scott haya creado una carcasa para esa parte superior, con la que protegerlo y repleto de agujeros de ventilación. Precisamente en la ventilación han encontrado un punto fuerte en este diseño. Con el motor más orientado hacia arriba que nunca, logran una vía de escape para el calor más natural, puesto que el aire caliente tiende a subir.

Otra ventaja de esa posición del motor es que han logrado ganar espacio libre para la rueda trasera, consiguiendo dejar las vainas en solo 454 mm (una Scott Ransom eRIDE tiene 465 mm).

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

El cuadro envuelve al motor por debajo, ofreciendo una sujeción muy firme

Y una ventaja adicional. Scott ha creado un cuadro que envuelve por completo el motor, cubriéndolo y sujetándolo por debajo. Eso les ha obligado a crear un diseño propio muy complejo en esta zona, pero consiguiendo una fijación mucho más lógica y firme que la habitual en la que el motor solo está cogido al cuadro por su parte superior. Detalles como estos van sumando puntos en la rigidez global de la Scott Patron eRIDE y, como veréis más adelante, acaba siendo un elemento vital de su funcionamiento sobre el terreno.

Scott Patrol eRIDE

Puerto de carga

Batería de 750 Wh extraíble

Batería de 750 Wh, situada lo más lejos posible de la dirección. Extraíble sin herramientas

Gracias a la rotación del motor de la Scott Patron eRIDE la batería Bosch de 750 Wh puede situarse más alejada de la dirección y en una posición más baja. Tanto que su parte inicial está a la altura del eje de pedalier. Ese mismo diseño permite hacerla completamente extraíble. Scott ha diseñado una tapa bajo el tubo diagonal y el pedalier, que se abre manualmente y da acceso a la batería, que se puede desmontar fácilmente (y sin herramientas) y extraerla tirando de un pasador. La batería va encajada en un compartimento sobre el que se desliza. Aunque no tiene llave, Scott ha ideado un sistema para evitar posibles robos.

¿Ventaja adicional? El tubo diagonal no tiene ningún corte en su estructura más allá de la apertura en la zona baja para montar la batería. Su diseño es prácticamente idéntico al de una bicicleta convencional. Eso supone que su estructura es más rígida y que puede ser más ligera.

Scott Patrol eRIDE

Salida de la batería

Integración del amortiguador, la nueva seña de identidad de Scott

Amortiguador oculto, aislado de los elementos externos y parte clave de la imagen de integración de Scott

Quizás uno de los elementos más llamativos de la Scott Patron eRIDE es la integración total del amortiguador en el interior del cuadro. Sí, ocultar el amortiguador es algo que ya mostró la Scott Spark, y ahora la Scott Patron eRIDE lo vuelve a hacer. Aunque de otra forma. En este caso se sitúa en la línea del tubo superior, justo en su interior. Se activa a través de un conjunto de bieletas capaces de soportar hasta 700 Nm de fuerza, es decir, excepcionalmente sólidas. Aquí hay varias ventajas. Por un lado el amortiguador oculto y alejado de la suciedad externa. Algo que, creernos tras 3 salidas repletas de agua, arena y barro, es una ventaja destacada a largo plazo. Por otro lado, el amortiguador trabaja totalmente aislado de las fuerzas de torsión que puede tener la estructura del cuadro. Deja de ser un elemento estructural, lo que le permite trabajar de forma más suave.

La ventaja de servicio del amortiguador es aún más amplia que la de la Scott Spark, y da acceso de forma cómoda a todos los diales del amortiguador sin problemas.

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Scott Patron eRIDE

Scott Patron eRIDE

Scott Patron eRide

Ajuste de SAG

Cuadro de la Scott Patron eRIDE: carbono, aluminio o híbrido

4 tallas y 3 versiones diferentes del cuadro

La Scott Patron eRIDE está disponible en 3 versiones de cuadro diferentes. Una completamente en carbono, otra que combina triángulo delantero de carbono y trasera de aluminio y una completamente en aluminio. Una forma de abrir el abanico de precios lo máximo posible. Todas las versiones son de 160 mm de recorrido y han creado cuadros en tallas S, M, L y XL. Todos con baterías de 750 Wh.

Estos son los pesos del cuadro de cada versión de la Scott Patron eRIDE:

  • Carbono: 2.970 gramos
  • Híbrido: 3.380 gramos
  • Aluminio: 4.460 gramos
Scott Patrol eRIDE

Scott Patrol eRIDE

Dirección de 1,8″, más grande que nunca. Y cableado 100% interno desde la dirección

El cuadro cuenta con cableado interno que entra directamente desde la dirección, como ya vimos en la Scott Spark, pero en este caso usan una de dirección de 1,8″ (desarrollado junto con Acros) que aumenta el espacio disponible en la zona y facilita el paso de los cables (hay muchos más que pasar) y mejora la rigidez de la parte delantera del cuadro.

Por lo demás, usa patilla de cambio SRAM UDH y es posible montar un portabidón en su posición habitual. Incorpora un potente guía cadenas de e13 y el paso de rueda es apto para neumáticos de 2,6″.

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Guardabarros trasero con luces integradas y tijas de largo recorrido

Un accesorio llamativo es el guardabarros trasero integrado de Syncros que incorpora luces que podemos activar desde el mando remoto del Bosch Smart System. Además, también han equipado a el sistema de ajuste del SAG de forma externa y visual con un indicador en la bieleta.

Gracias a la posición del amortiguador y del motor se ha conseguido un tubo de sillín corto y recto que permite usar tijas telescópicas de largo recorrido. 125 mm en talla S, 150 mm en talla M, 175 mm en talla L y 200 mm en talla XL.

Scott Patrol eRIDE

Guía cadenas

Scott Patrol eRIDE

Scott Patrol eRIDE

Geometría Scott Patron eRIDE

El ángulo de sillín es muy vertical, de 77º

La geometría de las e-bikes vive en constante lucha por acercarse a los números de sus hermanas convencionales. Y la Scott Patron eRIDE puede presumir de haberlo logrado más que nunca antes en su gama de eléctricas. Parte de un ángulo de dirección de 65º, dentro de lo esperado. Lo que nos resultó gratamente sorprendente fue su ángulo de sillín prácticamente 77º (76,9º), mucho más vertical que en otros modelos y que acaba siendo clave a la hora de pedalear con ella. Sobre las vainas, ya lo habéis visto antes, son de 454 mm, más de 1 centímetro más cortas que en una Ransom eRIDE. Por ahora han optado por mantener la misma medida de vainas en todas las tallas. El reach es generoso, pero ninguna locura con sus 445 mm en talla M. Así quedan sus números.

Scott Patron eRide

 

Gama Scott Patron eRIDE

Estos son los precios de la gama Scott Patron eRIDE:

  • Scott Patron eRIDE 900 Ultimate (carbono): 11.999€
  • Scott Patron eRIDE 900 Tuned (carbono): 9.099€
  • Scott Patron eRIDE 900 (carbono-aluminio): 8.099€
  • Scott Patron eRIDE 910 (aluminio): 7.099€
  • Scott Patron eRIDE 920 (aluminio): 6.399€
  • Scott Contessa Patron eRIDE 900 (carbono-aluminio): 8.099€
  • Scott Contessa Patron eRIDE 910 (aluminio): 6.399€

En marcha con la Scott Patron eRide

El peso de la batería marca el peso final de la bicicleta

Unas cuantas intensas salidas por el divertido, variado y exigente terreno de Santa Coloma de Farners, incluyendo la dificultad (o aliciente, según se mire) de la lluvia y el barro, ha supuesto un test perfecto para las cualidades dinámicas de la Scott Patron eRIDE. Vamos a esquivar lo que supone el funcionamiento concreto del sistema de motor y batería Bosch Smart System, del que podéis leer más aquí y aquí, para centrarnos en las sensaciones puras sobre el terreno que ofrece la Scott Patron eRIDE.

En primer lugar partimos de una e-bike con la mayor capacidad de batería posible por parte de Bosch. Lo que también supone un plus de peso extra para la bicicleta final. Pero ya sabéis, los números de autonomía siguen tirando mucho a la hora de vender una bicicleta eléctrica. Los 750 Wh son garantía de largas salidas y la gestión de la misma por parte del Bosch Smart System es mejor que nunca.

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Posición muy buena para pedalear y… mando TwinLoc

Pedaleando la Scott Patron eRIDE está entre las mejores e-bikes que cuentan con esa capacidad de batería. Principalmente por dos motivos. La posición que tenemos sobre la bicicleta es muy buena para dar pedales. Hacer más vertical el ángulo de sillín es un acierto en ese apartado y nos sentimos en el lugar ideal para apretar con fuerza los pedales.

El otro elemento que permite ganar puntos a la Scott Patron eRIDE en ese apartado es su mando TwinLoc. Sí, la Scott Patron eRIDE tiene mando TwinLoc con sus conocidas 3 posiciones. Para algunos será una tontería, pensando que teniendo un motor que lo tapa todo te puedes olvidar de la eficacia de pedaleo o la eficiencia. Pero en ese camino de evolución de las e-MTB es una decisión que consideramos acertada. El punto intermedio reduce el recorrido de la suspensión de 160 mm a 120 mm y da más altura a la caja de pedalier (unos 7 mm) además de hacer algo más cerrada la dirección (0,7º). Medidas que hacen que estemos mejor posicionados para pedalear, que la suspensión trasera se mueva menos en zonas lisas, comiéndose menos parte de nuestra fuerza.

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Si aprecias el esfuerzo que haces pedaleando y buscas buenas sensaciones cuando lo haces, el mando TwinLoc es un plus

Sí, e incluso tenemos el modo de bloqueo completo, algo que también nos ha parecido útil. Si vienes de una bicicleta convencional, si aprecias mínimamente aprovechar la fuerza de tu pedaleo, rodar por tramos completamente lisos (como pistas o zonas de asfalto) con la suspensión moviéndose constantemente es una sensación desagradable y de desperdicio de energía. Con la Scott Patron eRIDE nos encontramos en situaciones en las que rodábamos con el modo Tour+ de Bosch, que reduce muchísimo el nivel de asistencia en los tramos llanos para conservar la batería y sacar el máximo partido a tu fuerza pedalenado justo donde es más eficiente usarla, en el llano. Pues bien, en esas zonas poder endurecer la suspensión o incluso bloquear, acaba siendo favorable tanto para la sensación en marcha como para la efectividad de tu pedaleo.

Todo esto nos encamina hacia uno de los puntos más fuertes de la Scott Patron eRIDE: ser una excelente e-bike rutera.

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

Es una referencia en agilidad dentro de las bicis de batería de 750 Wh

Bajando también nos sorprendió. Habitualmente no esperas un gran nivel de agilidad de una e-bike equipada con batería de 750 Wh. El peso es vital a la hora de dotar de agilidad a una bicicleta y en la Scott Patron eRIDE está ahí. Pero, dentro de su categoría está en el grupo de cabeza de los modelos más ágiles. Sin duda. Las vainas cortas y, sobre todo, el peso muy bien distribuido, juega a su favor y, aun siendo una e-bike de peso elevado nos resultó sorprendentemente ágil dentro de su categoría. La posición sobre la bicicleta, de mucho control, también ayuda en este apartado. Y la rigidez global del cuadro, especialmente lograda en la parte delantera y la zona del pedalier, suman puntos para lograr esa buena sensación en marcha.

Scott Patrol eRIDE

Scott Patrol eRIDE

160 mm de recorrido y neumáticos de 2,6″ dan para mucho en bajadas

En los tramos más abruptos y rotos contamos con el aplomo que da ese peso extra y la suspensión trasera hace un buen trabajo dentro de los 160 mm de recorrido que ofrece. Suficiente para atreverse con la mayoría de bajadas complicadas. Los neumáticos de 2,6″ (la medida máxima que se puede montar y que pasa justa en la parte de las vainas) con sus ruedas de 29″ son otro elemento que contribuye al buen agarre y comodidad en marcha.

¿Puntos negativos? Quizás el único problema que vimos en marcha es la relativa facilidad para golpear la parte baja del cuadro (que no es el motor, recordar que va totalmente envuelvo por la propia estructura del cuadro) en los pasos de piedras en punta más agresivos.

Scott Patron eRide

Scott Patron eRide

¿Estética? Que cada uno tenga su opinión

¿Y la estética? Pues la hemos dejado para el final. Scott ha hecho un intenso ejercicio de diseño con ella. El resultado final es una bicicleta única que, simplemente, gustará a unos y odiarán otros. La apuesta por la integración total de Scott está trayendo diseños menos usuales que en el pasado, y eso siempre puede ser un arma de doble filo. Por nuestra parte, lo único que os podemos decir es que en directo nos resultó mucho más bonita que en fotografías.

Scott Patrol eRIDE

Scott Patrol eRIDE

La Scott Patron eRIDE es una excelente bici rutera lista para aprovechar al máximo la batería y apta para meterse en recorridos complicados

Con la Scott Patron eRIDE tenemos una bicicleta con la máxima autonomía disponible por parte de Bosch y con elementos de diseño únicos, especialmente marcada por la integración de su amortiguador. Sobre el terreno nos ha parecido una excepcional bicicleta para hacer rutas variadas, capaz de rodar y pedalear muy bien en llano y subidas, y de ser muy eficiente. Eso, unido a su batería, la convierte en una gran elección para usuarios que buscan devorar kilómetros por todo tipo de terrenos. Bajando ha sido toda una sorpresa, con la estabilidad que esperas de una geometría así acompañada del peso generoso de una e-bike, pero con un punto de agilidad que no habríamos imaginado antes de probarla.

Está claro que el diseño de la Scott Patron eRIDE va a marcar un antes y un después en la historia de la marca y que, a partir de esta base, va a nacer la nueva generación de e-bikes de Scott.

Más información

Te puede interesar