Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Scott Supersonic
  • Tests
  • |
  • 6 de Agosto de 2020

Test nueva BMC Twostroke 2021, la geometría radical llega a las rígidas

La nueva BMC Twostroke es una rígida peculiar que ha apostado todo a una geometría muy radical en el mundo de las rígidas de competición. Su peso, precio y detalles de funcionamiento

Las rígidas son el segmento más conservador del MTB, BMC quiere cambiar eso con su Twostroke

Más larga y más relajada. Esa es la frase que parece acompañar a cada lanzamiento de una nueva bicicleta en lo que parece haberse convertido en la única receta a la hora de crear un nuevo modelo. La última modalidad que se mantenía al margen de esa tendencia eran las rígidas. El símbolo más firme del MTB old school. Hasta ahora. BMC, una marca con una larga y potente tradición en el cross country, acaba de lanzar su nueva BMC Twostroke y lo ha hecho implantando una geometría que podríamos considerar extrema para el XC. La hemos probado a fondo.

Continúa tras los patrocinadores



BMC Twostroke

BMC Twostroke

BMC Twostroke

BMC Twostroke

BMC Twostroke

Sello de identidad

Una geometría inspirada en su doble suspensión que es un cambio de tendencia en las rígidas

Un cambio de rumbo total. Es lo que ha dado BMC a su nueva BMC Twostroke. La geometría es la máxima protagonista de este nuevo lanzamiento. En el mundo de las bicicletas rígidas es complicado innovar y diferenciarse del resto y la marca suiza ha apostado por dar un enfoque totalmente diferente a su nueva BMC Twostroke a la hora de lanzarla al mercado.

Por ello han dejado atrás el concepto softail de su anterior rígida para crear una bicicleta sin ningún tipo de absorción directa como la que tenía la BMC Teamelite.  Para BMC las rígidas ya no son old school, son new school.

La geometría radical de la BMC Twostroke

Un ángulo de dirección de 67º es algo muy raro en una rígida

Un ángulo de dirección de 67º es algo que os va a costar mucho encontrar en una bicicleta rígida, y que el parámetro que más marca el comportamiento del nuevo modelo. Pero no es el único número sorprendente. Además de ese ángulo de dirección digno de cualquier bicicleta de trail o incluso enduro hasta hace poco tiempo, hay otros números llamativos en la BMC Twostroke.

El ángulo de sillín es más vertical que nunca con 75º, en una nueva tendencia que también va cobrando fuerza con cada lanzamiento y que tiene su lógica en lograr una posición de pedaleo de máximo rendimiento y que no varíe en exceso en función de la altura del sillín.

Las vainas se sitúan en el lado compacto de las rígidas con solo 425 mm, mientras que el reach ha crecido hasta los 445 mm en talla M, dejando la distancia entre ejes en los 1.135 mm. Un número curioso es lo compacto de tu tubo de dirección, de solo 93,5 mm en talla M y menos de 90 mm en talla S.

Geometría BMC Twostroke

 

Construcción del cuadro BMC Twostroke

El cuadro es súper rígido, de los más rígidos que hemos probado nunca

Rigidez y más rigidez. Es lo que ha logrado BMC con su nueva Twostroke. Un tubo diagonal de una gran dimensión, y que tiene continuidad hacia las vainas, es clave en la enorme rigidez lograda por este nuevo cuadro. Realmente la rigidez visual que transmite el cuadro va acorde a la que logra su construcción.

El tubo superior tiene un marcado slooping y otorga un aire racing a la bicicleta, y el rasgo más característico del cuadro son sus tirantes, que nacen del final del tubo superior y con formas angulosas y rectas crean un gran paso de rueda y una estética única en esa sección. El otro rasgo llamativo es su tubo de sillín con forma de «D» que obliga a usar su propia tija telescópica. Se puede montar una tija telescópica de 27,2 mm usando un adaptador que convierte la forma de «D» del tubo en redonda, y que viene con la propia bicicleta.

BMC Twostroke

La llegada del tubo de sillín al tubo diagonal, una zona muy sobredimensionada

BMC Twostroke

Los adhesivos tienen un efecto arco iris impresionante con la luz

BMC Twostroke

La forma del tubo de sillín

BMC Twostroke

Decoración top

BMC Twostroke

El efecto de los adhesivos

El sistema de cableado interno es curioso, pero ofrece un look muy limpio

En los tirantes se ha hecho enfásis en buscar flexibilidad de cara a filtrar vibraciones, y en la parte final tienen una curvatura con la que pretende potenciar ese efecto. Es el concepto Tuned Compliance Concept que ya usan en sus bicis de carretera.

En cuanto a los detalles del cuadro, empezamos por su sistema de cableado interno, que incluye guía para tija telescópica. La entrada de cables al tubo diagonal es muy llamativa, con una cubierta de plástico que llama la atención y que ofrece un diseño limpio en la parte frontal del cuadro.

BMC Twostroke

Detalle entrada de cables

BMC Twostroke

Detalle del tubo de sillín en forma de D

BMC Twostroke

Los tirantes son espectaculares

BMC Twostroke

Paso de rueda inferior

Tiene sistema de bloqueo de la dirección

No falta un sistema de bloqueo de la dirección para evitar que el manillar golpee el cuadro en caso de caída, algo cada día más habitual en las bicicletas de cualquier modalidad. Cuenta con elementos de protección del cuadro integrados, como la tira transparente debajo del tubo diagonal o la plancha en la vaina, en la zona del plato, para evitar daños en caso de chupada de cadena.

La BMC Twostroke integra un guía cadenas en su cuadro y el cuadro es específico para transmisiones monoplato. Lo han equipado con un eje de pedalier PressFit PF92 y es boost. El ancho máximo de neumático trasero recomendado es de 58 mm, equivalente aproximadamente a un neumático de 2,3″. El anclaje de la pinza trasera de freno es post mount.

El cuadro pesa 1.037 gramos

El peso del cuadro completo se queda en 1.037 gramos, una cifra que no es espectacular pero sobre la que el equipo de BMC nos ha comentado que ha primado la fiabilidad y máxima rigidez respecto a la búsqueda de una ligereza extrema.

BMC Twostroke

BMC Twostroke

BMC Twostroke

Pinza post mount

BMC Twostroke

Detalle de la salida del latiguillo

BMC Twostroke

Protector del cuadro

En marcha con la BMC Twostroke

La rigidez de la BMC Twostroke es espectacular.

Una apuesta arriesgada. Así es como podríamos difinir a la nueva BMC Twostroke. Por un lado han querido darle un toque de estabilidad y seguridad bajando que sobresalga respecto al resto de modelos rígidos, con una geometría claramente inspirada en las sensaciones de una doble suspensión moderna. De hecho, una de las ideas tras la BMC Twostroke era esa, conseguir unas reacciones en marcha similares a las de su doble BMC Fourstroke.

Por otro lado han creado un cuadro extremadamente rígido, manteniendo y potenciando el feeling de aceleraciones instantáneas que suelen transmitir las rígidas a cada golpe de pedal.

BMC Twostroke

Detalle de la salida del latiguillo

BMC Twostroke

Las formas de los tirantes

BMC Twostroke

Bujes de las ruedas DT Swiss

BMC Twostroke

Llanta DT Swiss 1700

La geometría marca profundamente su comportamiento, con un feeling de estabilidad a alta velocidad poco común en bicis rígidas

El resultado es una combinación curiosa. Sí es cierto que la BMC Twostroke ofrece una sensación de seguridad bajando a alta velocidad que es complicado encontrar en otras rígidas. Aquí la geometría se hace notar mucho. Pero esa misma geometría hace que se pierda en parte el feeling de agilidad a baja velocidad, algo que suele ser apreciado en las bicis de XC, así como esa sensación de cierto nerviosismo en la dirección cuando subimos. Es el adiós definitivo a las sensaciones «old school» del XC a cambio de adentrarse en un nuevo camino que pocas rígidas de XC han explorado aún.

BMC Twostroke

La potencia BMC tiene muy buenos acabados

BMC Twostroke

Potencia muy corta de solo 60 mm

BMC Twostroke

Detalle del protector

Nuestro modelo tenía un peso de 9,58 kg en talla M

Eso queda combinado con la extraordinaria rigidez del cuadro. Realmente, de los cuadros rígidos más rígidos que hemos probado. En aceleraciones es donde más se disfruta de esa cualidad. Un golpe de pedal y la BMC Twostroke reacciona de forma instantánea. Sprints y subidas sobre los pedales también son brutales con ese nivel de rigidez. En este punto también ayudaría un peso más contenido. Aunque ligera, la BMC Twostroke ONE que usamos nosotros tenía un peso de 9,58 kg en talla M.

Sobre la teórica absorción del cuadro, realmente no percibimos nada en marcha, donde lo que brilla sobremanera es la rigidez. Eso sí, el diseño en forma de D de la tija de sillín sí que la hace mucho más flexible y en ese punto sí que se percibe un punto de filtrado de vibraciones. Incluso en parado es fácil forzar esa flexión haciendo fuerza sobre el sillín.

BMC Twostroke

Vista del cuadro

BMC Twostroke

El mini guía cadenas

BMC Twostroke

Horquilla RockShox SID SL Select

La BMC Twostroke es una apuesta arriesgada en el mundo de las rígidas de carbono

En definitiva, la BMC Twostroke es una apuesta arriesgada en el mundo de las rígidas de carbono. Un concepto que se aleja de la tradición de sensaciones del XC para intentar importar el feeling de conducción de las dobles modernas. Una apuesta que habrá que ver qué acogida tiene entre los usuarios XC, habitualmente los más tradicionales del mundo del MTB.

Equipamiento BMC Twostroke One

Nuestro modelo era el tope de gama de la nueva familia BMC Twostroke. Una bicicleta que tiene un precio de 3.999€ y un equipamiento equilibrado. El grupo es un SRAM X01 Eagle con algún mix de otros grupos de SRAM y la horquilla la nueva RockShox SID SL en su modelo Select. Como veis, nada de gama alta en este montaje en el que BMC demuestra que ha buscado una orientación hacia un uso de gama media. Un enfoque que tiene cierta lógica, puesto que muchas marcas consideran que a partir de cierta franja de precio los usuarios prefieren pasarse a la doble suspensión.

 

Te puede interesar