Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Scott Supersonic
  • Tests
  • |
  • 25 de Junio de 2020

¿Inventando el MTB? Test de la Niner MCR 9 RDO

La Niner MCR 9 RDO es una bicicleta de gravel que no deja indiferente. Es imposible no opinar al verla. Lo más fácil es encasillarla como una MTB con manillar de carretera, pero la realidad es que es todo un concepto único de bicicleta de gravel con un enfoque muy específico y, a la vez, un amplio abanico de usos.

¿Una MTB disfrazada de gravel? La Niner MCR 9 RDO no deja indiferente a nadie

Probablemente sea una de las bicicletas que más reacciones genera en los ciclistas de los últimos tiempos. Sí, lo sabemos y es lógico, desde la barra del bar viendo una foto de la Niner MCR 9 RDO lo primero que nos viene a la cabeza es decir: “al final van a inventar el MTB”. Cuando se empezaba a asimilar que el gravel es una modalidad con entidad propia Niner da una vuelta de rosca más y se saca una nueva categoría de bicicleta del bolsillo. Las gravel de doble suspensión. ¿Cómo han llegado aquí? ¿Tiene sentido? ¿Qué ofrece?

Continúa tras los patrocinadores



Test Niner MCR 9 RDO

Niner es una marca que siempre ha arriesgado en sus apuestas

Bien, Niner siempre ha sido una marca pionera y dispuesta a arriesgar. Apostaron todo a las 29” antes que nadie, siempre han cuidado el singlespeed, crearon su propio sistema de suspensión de pivote virtual y tienen una completa gama de gravel desde hace 8 años. Por poner un poco en perspectiva el riesgo que está dispuesta a asumir Niner cuando lanza nuevos modelos, muchos de los cuales se han mostrado acertados con el paso del tiempo.

¿Cómo ha llegado Niner a apostar por una doble suspensión de gravel? El gravel tiene muchas vertientes diferentes. En los últimos meses incluso ha explotado su lado competitivo, con una nueva oferta de pruebas que están atrayendo a corredores profesionales, especialmente en Estados Unidos. También tenemos la vertiente recreativa como modalidad para rodar por todo tipo pistas y carreteras, que es su parte más popular. Y su lado más aventurero, el viajero. Más practicantes significa más requisitos diferentes para las bicicletas que usan.

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

El gravel está, para Niner, como el MTB de los 90. Aún por evolucionar

Para Niner el gravel estaba en un punto similar al que estaba el MTB hace 30 años. Bicicletas rígidas sin suspensión de ningún tipo y buscando formas de mejorar la comodidad. Ahí están los experimentos con potencias o tijas de sillín con suspensión que ahora vemos renacer para el gravel. Al final el MTB evolucionó y, aunque se siguen manteniendo las bicicletas rígidas para los que no necesitan más, se crearon las doble suspensión para ofrecer más comodidad, seguridad y diversión.

La Niner MCR 9 aprende de esa historia para aplicar todo lo que saben de doble suspensión al terreno por el que suelen circular las gravel. Así que, os lo avanzamos, la Niner MCR 9 no es una mountain bike con manillar de gravel.

Continúa tras los patrocinadores

Alpinestars - Selle Italia
Cannondale Scalpel
Manillar integrado Progress MTB
Nutrinovex Longovit 360
Luces Ravemen
Berria Mako
BMC Fourstroke
Scott
KTM Scarp MT 2021
Tijas telescópicas PRO
Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Las siglas MCR son la abreviatura de Magic Carpet Ride

Las siglas MCR son la abreviatura de Magic Carpet Ride, que se traduciría como salida en alfombra mágica. Y que resume, de forma muy buena, lo que ofrece la Niner MCR 9.

Analicemos su cuadro. Niner se lo ha tomado en serio con este modelo, y como muestra de ser una apuesta decidida han creado la Niner MCR 9 en carbono RDO, el mejor de la marca. Si solo hubiesen querido tantear un poco el mercado lo más sencillo y económico hubiese sido hacerla de aluminio, lo que hubiese reducido los costes enormemente. El triángulo principal y el basculante son de carbono, mientras que las dos bieletas del sistema de suspensión CVA son de aluminio forjado. La misma construcción que sus modelos tope de gama de MTB.

Puestos a ir a lo loco y crear una gravel doble la lógica podría dictar apostar por un sistema de suspensión minimalista, centrado en lograr un peso bajo. Pero no ha sido el camino de Niner. La marca cuenta con su sistema CVA, un sistema de pivote virtual que ofrece un excelente rendimiento con el pedaleo y cuyas características encajan muy bien con lo que han buscado en esta Niner MCR 9. Una suspensión muy activa en irregularidades pequeñas y a la vez una alta eficacia e independencia con el pedaleo. Han adaptado la configuración de las bieletas para lograr un comportamiento extremadamente lineal, del que hablaremos después.

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

 

50 mm de recorrido con un amortiguador creado específicamente para este modelo

El cuadro usa un amortiguador de X-Fusion creado expresamente para este modelo, con mando de bloqueo remoto en el manillar. Da 50 mm de recorrido. Es compatible con ruedas de hasta 700×50 o 650B y 2”. Con ello podremos jugar con diferentes configuraciones de ruedas según el terreno por el que nos movamos. Tiene soporte para desviador delantero con lo que podemos montarla con transmisiones mono plato o de doble plato. Se ha integrado un guardabarros en la parte trasera que protege al amortiguador de la suciedad. Como no, cuenta con guiado de cables interno, incluida la opción de usar tija telescópica. Y tampoco podían faltar los soportes para todo tipo de bolsas y portabidones. En total 11 diferentes repartidos por todo el cuadro.

Más detalles de su cuadro, el soporte para la pinza de freno trasera flat mount, el uso de pedalier PF30 de 68 mm y la elección de una tija de sillín de 27,2 mm de diámetro, que limitará la posible elección de tijas telescópicas. Usa un eje pasante trasero de 142 x 12 mm, es decir, no es Boost.

Toda esta construcción y el uso del sistema de suspensión CVA tiene un coste elevado en peso y el cuadro con amortiguador incluido pesa algo más de 2,5 kg en talla 53.

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Geometría Niner MCR 9 RDO

Vainas largas, tubo de dirección alto, ángulo de dirección de 71º… como podéis ver no es geometría de MTB

Pasamos a la geometría. Aquí encontramos un mix de conceptos. Dar vida a una nueva categoría de bicicleta no es fácil y Niner ha hecho su primera apuesta con estos números.

En primer lugar nos encontramos con un reach, de 383 mm en la talla 53 que hemos probado y que puede parecer muy corto para los que estén familiarizados con los números de reach de una MTB. En ese aspecto hay que tener en cuenta que el manillar curvado de gravel añade alrededor de 60-70 mm extras a la posición en la que ponemos las manos cuando vamos agarrados a las manetas. Es decir, no añade reach al cuadro, pero sí afecta a nuestra posición. Con un reach de MTB no llegaríamos a las manetas.

El tubo de dirección es alto, de 133 mm en talla 53, para tener una posición relajada sin necesidad de recurrir a potencias con ángulos positivos que dejarían una estética peculiar.
Las vainas son largas, con 440 mm, y son uno de los elementos que más marcan su comportamiento. Con ello la distancia entre ejes es bastante generosa con 1.041 mm en nuestra talla.

La horquilla solo está disponible en versión de 44 mm de offset, algo que limita las opciones de «jugar» con la geometría

También nos encontramos con una caja de pedalier muy elevada comparada con la media de las bicicletas gravel. Tiene una caída de caja de pedalier de solo 62 mm, pero aquí influyen varias cosas. Por un lado es la medida con la bicicleta sin ciclista, es decir, con el ciclista encima y el SAG adecuado esta medida aumentará, con lo que la medida real en marcha se acerca más a la media de las gravel. Por otro lado, contando con que la bicicleta tiene suspensión hay que tener un poco más de margen respecto al suelo para evitar que las bielas toquen con facilidad en salientes al comprimirse la suspensión, aunque el terreno tan cerrado para que eso ocurra no sea el ideal para este modelo.

En la parte delantera encontramos un ángulo de dirección de 71º combinado con un offset de la horquilla de 44 mm. En este apartado hay que tener en cuenta que la horquilla Fox AX solo está disponible con esa medida de offset, lo que limita las posibilidades de jugar con el ángulo de dirección en busca de obtener una medida trail determinada.

En esta caso sí que podríamos decir que los números de su geometría tienen un cierto paralelismo con las MTB de hace unos años.

Geometría Niner MCR 9 RDO

Geometría Niner MCR 9 RDO

En marcha con la Niner MCR 9 RDO

La puesta a punto de suspensiones es peculiar. Por norma general más blandas de lo que llevaríamos en una MTB

Vamos a las sensaciones en marcha. En primer lugar hay que hacer la puesta a punto de las suspensiones. Un proceso que para los que vengan de la carretera será algo extraño y para los que vengan el MTB algo familiar. Eso sí, para los bikers, olvidaros de los parámetros que usáis para ajustar la suspensión en una MTB. Como decimos la Niner MCR 9 se ha diseñado para un tipo de terreno y uso muy específico que nada tiene que ver con lo que podemos hacer con una MTB. A la hora de ajustar el amortiguador trasero hay una premisa que nos explicaron desde la propia Niner. Si no haces varios topes de suspensión trasera en una salida es que no has ajustado bien el amortiguador. La Niner MCR 9 tiene solo 50 mm de recorrido que, eso sí, parecen más gracias a las bondades del sistema CVA, pero que debemos ser capaces de aprovechar al 100%.

La Niner MCR 9 es una bicicleta muy específica y como tal hay que entender para que está pensada. Imaginar una bici de DH. Es extremadamente efectiva en su terreno, los descensos más bestias, pero muy mala en otros apartados, ¿o se os ocurriría ir de ruta con ella? Lo mismo podríamos decir de una MTB rígida, capaz de subir de forma excepcional pero una auténtico suplicio en zonas de rocas. Bien, el objetivo inicial de la Niner MCR 9 es ser cómoda y divertida en zonas de pistas rotas y especialmente, en esas pistas plagadas de rizados que tan incómodas son con una gravel tradicional. El diseño de la suspensión, e incluso de la propia geometría, está centrado en rendir al máximo ante pequeños impactos, cuando rodamos sentados sobre el sillín y pedaleamos a la vez. Recordar, la alfombra mágica, y ese es su comportamiento.

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

La suspensión trasera es muy lineal, pensada para ser activa en impactos pequeños, pero no para grandes golpes

Por ello, a la hora de ajustar la suspensión lo hacemos con menos presión de lo que lo haríamos en nuestra MTB. Para potenciar el carácter activo de la suspensión en pequeños impactos. A ello se une la cinemática de la suspensión que ofrece un rendimiento extremadamente lineal. Es decir, ofrecer prácticamente la misma resistencia en todo su recorrido, sin apenas endurecerse en su tramo final. Sí, todo ello hace que sea fácil hacer topes de suspensión si nos metemos en drops, pequeños saltos o zonas de mucha roca. Pero que a cambio, en pistas rotas y sentados sobre el sillín nos da una comodidad imposible de igualar por ninguna otra gravel. Y comodidad se traduce en agarre y seguridad y, al final, en velocidad. Es más fácil ir rápido por pistas rotas y bacheadas con la Niner MCR 9 que con ninguna otra gravel. Podemos ajustar el rebote del amortiguador, aunque con un dial que está muy escondido y es complicado de accionar.

Es importante ajustar la suspensión delantera de forma similar a la trasera. Esto es, con menos presión de aire de la que usamos habitualmente y con ese feeling de que es fácil hacer tope con ella. Recordemos, estamos hablando de un uso mayoritariamente por pistas en las que pedaleamos sentado en el sillín, con un reparto de pesos en el que la mayor parte de nuestra masa recae en la rueda trasera, con lo que la horquilla soporta poca parte de nuestro peso y con una configuración dura reduciremos mucho su capacidad de absorción.

Pedaleando el sistema CVA es sobresaliente. Ya lo era en modelos de enduro de la marca, con largo recorrido de suspensión, imaginar en esta configuración de corto recorrido. Las fuerzas del pedaleo y el funcionamiento de la suspensión son totalmente independientes.

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

En las subidas el peso lastra las habituales sensaciones de agilidad y velocidad que asociamos a las bicis gravel

¿Qué pasa cuando nos ponemos de pies sobre los pedales? Que el bloqueo de la suspensión delantera se hace muy necesario y justo la horquilla no tiene mando remoto en el manillar. Para nosotros sería ideal que el mando remoto no funcionase solo con el amortiguador como hace ahora, sino con ambas suspensiones a la vez. Algo que pudimos ver que se puede lograr en la bicicleta de Phillip Lucas, responsable de comunicación de Niner en Europa, que rodó con nosotros en una de nuestras salidas, pero que no viene de serie. El bloqueo de la horquilla es manual activando el dial sobre la barra derecha.

¿Qué pasa fuera de ese terreno ideal? La comodidad de la Niner MCR 9 nos invita a meternos por terreno más complicado. En subidas tenemos un lastre importante en el peso. Con 11,3 kg en el montaje que usamos nosotros, el peso supone un freno a la habitual rapidez de las gravel en las subidas. Un lastre complicado de reducir, puesto que buena parte de ese peso adicional es a causa de la horquilla de suspensión y del propio cuadro. En subidas lisas o muy inclinadas echamos de menos la ligereza de una gravel tradicional. Eso sí, asumido el lastre de peso extra la Niner MCR 9 proporciona tracción en lugares que ninguna otra gravel rígida puede ofrecer, multiplicando las opciones a la hora de escoger recorridos aunque, como decimos, asumiendo el peso adicional que deberemos arrastrar.

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

En las bajadas acabamos encontrando el límite de ruedas y neumáticos gracias a la confianza que da contar con suspensión

Llega la hora de las bajadas. Descendiendo sentimos una mezcla de sensaciones. Las suspensiones nos invitan a ir más rápido mejorando el agarre pero la geometría es un factor limitante de nuestra confianza en situaciones como curvas a alta velocidad o pendientes muy pronunciadas a causa de su ángulo de dirección y la medida trail disminuyen la sensación de seguridad que sí da el aplomo de la bicicleta o su larga distancia entre ejes. Obviamente la suspensión la hace mucho más cómoda en bajadas con baches que cualquier gravel rígida. Eso sí, no está pensada para drops, pequeños saltos o zonas de piedras grandes. Ahí haremos tope de suspensión continuamente si la llevamos ajustada para rendir en los tramos de pista más habituales en el gravel. Todo no se puede tener. Además, la invitación a adentrarse en senderos más complicados gracias a la seguridad adicional de la suspensión acaba poniendo en aprietos a las ruedas y neumáticos habituales de gravel, que no suelen estar preparados para un uso en terreno exigente y con piedras. Pero aquí, probablemente, estamos entrando en una comparación directa con las sensaciones de una MTB, lo que es un error. Si la comparamos con las sensaciones de una gravel en bajadas, terreno pedregoso y roto, la Niner MCR 9 es muy superior y mucho más rápida que sus hermanas sin suspensión.

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

Se puede comprar el cuadro suelo o alguno de sus montajes. Eso sí, solo está disponible en 3 tallas: 53, 56 y 59

La Niner MCR 9 se puede conseguir como cuadro suelto por 3.150€ o montada completamente con precios que empiezan en los 5.670€. Está disponible en 3 tallas (53, 56 y 59) y en dos decoraciones diferentes.

En resumen, la Niner MCR 9 parte de un cuadro creado con el mejor carbono de Niner, al que han aplicado su sistema de suspensión de pivote virtual CVA. Se trata de un modelo muy específico, de una nueva categoría de bicicleta. Su terreno ideal son las pistas rizadas o con irregularidades, sin grandes pendientes, donde pedaleamos sentado mayoritariamente. En ese terreno es la número 1 de las gravel. Cómoda y segura como ninguna otra bicicleta de gravel. Debemos ajustar las suspensiones para sacar el máximo partido a sus 50 mm de recorrido, que además son muy lineales, con lo que es relativamente normal hacer topes de suspensión. La eficacia con el pedaleo del sistema de suspensión es sobresaliente. ¿Recordáis las siglas MCR? Traducidas a salida en alfombra mágica. Pues ese es el resumen de la mejor cara de esta bicicleta. Convertir pistas rotas y rizadas en lisas.

En subidas duras el peso se convierte en un lastre importante. Además echamos de menos un mando de bloqueo remoto también para la horquilla, sobre todo cuando tenemos que ponernos de pie sobre los pedales.

Niner MCR 9 RDO

Niner MCR 9 RDO

La Niner MCR 9 multiplica las opciones de rutas gravel y la comodidad en marcha

Bajando no podemos evitar entrar en comparación con el feeling de una MTB. Y en esa comparación sale perdiendo. Pero es una comparación errónea. Hablamos de públicos diferentes, rutas diferentes y objetivos diferentes. Si la comparamos con cualquier otra gravel la Niner MCR 9 es mucho más rápido en cualquier tipo de descenso off-road. Es más cómoda, más segura, e incluso cuenta con mayor aplomo, un punto en el que el peso adicional no es tan malo. Bajando serán las ruedas y neumáticos que montemos los que acaben siendo el factor más limitante. Aun así, siendo críticos, en terreno muy pedregoso haremos topes de suspensión con relativa facilidad y la geometría ofrece un mix de sensaciones un tanto peculiar.

Básicamente la Niner MCR 9 multiplica las opciones de rutas gravel y la comodidad en marcha a costa de un peso mayor y la introducción de la complejidad de un sistema de suspensión real en el gravel.

Niner ha creado una nueva categoría de bicicleta y tras probarla creemos que tiene sentido dentro de la comunidad gravel. Eso sí, el tiempo dirá si su aproximación a este concepto de gravel de doble suspensión es el adecuado y el que capte a más usuarios.

Más información

Te puede interesar