Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Alltricks Alltricks
VolCAT

KOM Cycles

Scott Spark RC
  • Tests
  • |
  • 30 de Abril de 2021

Protectores para el cuadro de tu bicicleta: opciones, tipos y precios

Las protecciones para el cuadro son un elemento barato y vital a la hora de proteger el cuadro de rayadas y golpes de piedras o del desgaste del roce con el barro. Estas son sus opciones.

Un producto tan simple y económico como útil

No hace falta que hablemos del precio que tienen las bicicletas, especialmente en modelos de gama alta. Y lo extremadamente expuestas que están a los elementos externos. Piedras que saltan del terreno, barro o rascadas en caídas están a la orden del día. Los protectores para el cuadro de la bicicleta son un elemento económico, fácil de instalar y que te puede salvar de la mayoría de rayadas y arañazos. A día de hoy los protectores para el cuadro son tan útiles que muchas marcas los incorporan ya de serie. Pero si no es así tienes diferentes opciones para proteger tu cuadro. Te las mostramos.

Continúa tras los patrocinadores



Hay diferentes tipos. Desde distintos grosores a opciones con formas pre-configuradas

A la hora de buscar protecciones para nuestro cuadro hay diferentes opciones. Hemos escogido la gama de Zéfal por contar con todas las principales variantes que podemos encontrar. Por un lado el formato. Existen kits con protectores con formas predefinidas para aplicar en los puntos más habituales del cuadro. Se tratan de kits de protecciones en las que nos ahorramos el trabajo de realizar ningún recorte puesto que las partes vienen perfectamente recortadas con las formas adecuadas para cada lugar del cuadro. En el caso de Zéfal cuentan con 3 kits diferentes en función de la cantidad de zonas a proteger:

Skin Armor L (19,95€): El kit completo que incluye 14 protectores del cuadro para tirantes, vainas, tubo diagonal, tubo superior, tubo de dirección e incluso bielas.

Skin Armor M (12,95€): Cuenta con 12 protecciones para el tubo diagonal, vainas y partes más pequeñas para el tubo de sillín y tirantes.

Skin Armor S (8,95€): El kit más simple con 7 protecciones minimalistas para vaina, bielas, tirantes, tubo de sillín y tubo de dirección.

Zéfal SKIN ARMOR L

Zéfal SKIN ARMOR L

Zéfal SKIN ARMOR M

Zéfal SKIN ARMOR M

Zéfal SKIN ARMOR S

Zéfal SKIN ARMOR S

El material es resistente y transparente, pasa desapercibido

El material empleado en estos kits de protección para el cuadro es una lámina adhesiva de poliuretano, un material que no se desgarra, ni se perfora ni se despega. Además tiene el añadido de ofrecer protección contra los rayos UV y cambios de temperatura. Se trata de una lámina muy fina que pasa desapercibida una vez instalada correctamente, haciéndola prácticamente invisible. Obviamente, estando ideada también para MTB, resiste el agua y los cambios de temperatura.

Zéfal Skin Armor Roll

Zéfal Skin Armor Roll

Zéfal Skin Armor Roll

Zéfal Skin Armor Roll tiene la ventaja de poder cortar las partes que te interese y con la forma que te interese

La opción de rollo abre el campo de actuación mucho más y es ideal para talleres

Otra opción de hacerse, directamente, con un rollo de ese material. Esa es la opción que da el kit Zéfal Skin Armor Roll. El mismo material que hemos comentado, pero en un rollo de 15 metros y 58 mm de ancho. La gran ventaja de este formato, además de resultar más económico a la larga, es que podemos recortar las formas que queramos y hacer protectores a medida. Algo especialmente útil en cuadros de doble suspensión, donde hay mucha más variedad de formas y longitudes.

Más información

Zéfal Skin Armor Roll

La instalación es simple y rápida

Zéfal Skin Armor Roll

Es muy bueno evitando la generación de burbujas

Zéfal Skin Armor Roll

Zéfal Skin Armor Roll

Zéfal Skin Armor Roll

Apenas se percibe la transición del cuadro al adhesivo

El DT Armor es mucho más grueso, especial para el tubo diagonal

En ambos casos hablamos de protectores de diseño minimalista con una fina capa de material que será suficiente en la inmensa mayoría de los casos. Pero para usos muy exigentes, como el enduro o el DH, podremos buscar protectores más «potentes». Especialmente para la zona inferior del tubo diagonal, la más expuesta a golpes de piedras expulsadas por la rueda delantera. Zéfal tiene el protector DT Armor que cubre esa necesidad. En este caso es una lámina mucho más gruesa, de 1.8 mm de espesor. Tiene unas dimensiones de 70 x 450 mm.

Más información

Protector DT Armor, mucho más grueso

Cinta de 1,8 mm de grosor, para los usos más exigentes

Con un material muy similar al DT Armor tenemos la Armor Tape. Una cinta adhesiva de un metro y 25 mm de ancho que podremos cortar a medida y que gracias a su mayor grosor se puede usar en las zonas más expuestas, o donde queremos un plus de protección. Comparte el diseño de lámina de 1,8 mm de espesor y el mismo sistema adhesivo. Su precio es de 14.95€.

Más información

Armor Tape

Armor Tape

Armor Tape

Armor Tape

Es imprescindible proteger la vaina de la transmisión

Si hay un protector básico para la bicicleta ese es, sin duda, el de la vaina de la transmisión. Esta parte del cuadro está expuesta a los constantes golpes de la cadena y es imprescindible contar con un buen protector para evitar marcarla. Con el mismo material que el Armor Tape tenemos el CS Armor, con la forma pre creada para adaptarse a la vaina. Su precio es de 9.95€.

CS Armor

La instalación es simple y rápida

El proceso de instalación es muy simple y basta con tener la superficie donde lo vamos a poner limpia y colocar la parte adhesiva. Una de las sorpresas agradables que tuvimos con las protecciones de Zéfal es que son muy buenas evitando la formación de burbujas en su instalación. En este sencillo vídeo queda completamente explicado de forma gráfica.

Puntos clave para proteger en el cuadro

Si repasáis el gráfico del Zéfal Skin Armor L podéis ver todos los puntos donde es más habitual tener golpes o rozaduras:

  • En el tubo de dirección a la altura de la entrada de cables, que pueden tocar el cuadro al girar el manillar.
  • Bajo el tubo diagonal, por las piedras que saltan de la rueda delantera.
  • La parte delantera del tubo superior, donde el manillar puede rozar o golpear el tubo en caso de caída.
  • Las zonas externas de los tirantes y vainas, expuestas a golpes en caídas o al apoyar la bici, e incluso al roce de la zapatilla en algunas ocasiones.
  • La cara externa de las bielas, fácil de rozar con la zapatilla, especialmente en días de barro.
Te puede interesar