Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
La Tramun La Tramun
  • Tests
  • |
  • 13 de Junio de 2022

Probamos la Wilier Rave SLR, así es una gravel racing

¿Pueden las bicis de gravel acabar con las bicis de carretera? La nueva hornada de bicis gravel racing son muy cercanas a sus hermanas de carretera. Rápidas, ligeras, rígidas... pero con capacidad para rodar por pistas. Esta Wilier Rave SLR nos ha servido para comprobar que la línea entre una gravel y una bicicleta de carretera puede ser muy difusa. Tanto que la Wilier Rave SLR se ofrece con montajes para carretera o para gravel.

Bici de carretera o gravel. Tú eliges

Esta Wilier Rave SLR no es una más en el constante goteo de nuevas bicicletas gravel que llegan al mercado. Cuando hablamos de una bicicleta gravel solemos hablar de sus dos posibles facetas: la aventurera y la que podríamos llamar racing o deportiva. Con la Wilier Rave SLR también tenemos dos posibles facetas, pero no esas. Con ella podemos tener una bicicleta de gravel racing 100% o una bicicleta de carretera a medio camino entre las gran fondo o endurance y las máquinas de competición sobre asfalto de la propia Wilier.

Continúa tras los patrocinadores



Test Wilier Rave SLR

 

Esta es la bicicleta que usó Slik Ivar para ganar la Unbound Gravel

Y ojo, porque durante los meses que rodábamos con la Wilier Rave SLR el corredor oficial de la marca, Ivar Slik, ganaba la carrera de gravel más importante de España en su distancia de 100 km, The Traka, y hace apenas unos días, la carrera más importante de gravel del mundo, la Unbound Gravel en su recorrido de 200 millas. Somos los primeros que sabemos que lo primordial en una victoria es la calidad del corredor, pero también que hoy en día, con la increíble igualdad que hay en todas las modalidades, es muy difícil poder ganar si no tienes material competitivo.

Bien, la idea de Wilier ha sido crear un cuadro con el que dependiendo de la elección de componentes podamos tener una bicicleta de carretera o una de gravel. Es algo que, desde nuestro punto de vista, tiene mucho sentido. Desde que empezamos a probar las bicicletas de gravel vimos su enorme potencial para devorar parte del mercado del ciclismo de carretera y este es el ejemplo de que incluso en su vertiente deportiva, una bici apta para el gravel puede ser competitiva en carretera.

Wilier Rave SLR

Cierre de sillín integrado

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

950 gramos para el cuadro repleto de detalles de gama alta

La Wilier Rave SLR parte de un cuadro de carbono con toda la tecnología de la marca. Se ha usado el mismo material y el mismo proceso de fabricación que el empleado en sus modelos de referencia en carretera, la Filante SLR y la Wilier 0 SLR. El resultado es un peso muy competitivo de 950 gramos y de 415 gramos para su horquilla. Es el punto de partida de una bicicleta de gravel que se posiciona entre las más ligeras de su categoría.

Podéis repasar sus líneas para ver que siguen la filosofía y ADN racing del que puede presumir Wilier. De sus formas destaca la zona del cierre del tubo de sillín, que está totalmente integrado en el cuadro y no deja nada de su sistema de apriete a la vista, con una cubierta de goma que cubre el agujero de acceso al tornillo de apriete. Todo muy limpio. Usa una tija de sillín con sección en forma de gota y tiene un lado rugoso para favorecer su correcta sujeción y evitar que se baje. Esa tija de sillín también ofrece dos posiciones para el sillín: completamente recta sin ningún avance o con un avance de -15 mm. El propio tubo de sillín tiene una hendidura en su forma para dar espacio a la rueda y mantener unas vainas compactas. Los tirantes son finos y están unidos por un pequeño puente entre ellos.

Wilier Rave SLR

Flat mount

Wilier Rave SLR

Paso de rueda para neumáticos de hasta 42 mm

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Flat mount y neumáticos de hasta 42 mm

Cuenta con soporte para la pinza de freno trasera flat mount y un buen protector de vaina con el logo de la propia Wilier impreso en su goma. Usa un pedalier PressFit de 86,5 mm de ancho. El espacio libre para rueda no es muy grande, según la marca apto para neumáticos de hasta 42 mm, aunque quizás sea apurar mucho si nos vamos a adentrar en zonas con barro. Es una señal más de que esta Wilier Rave SLR no hace concesiones a la vertiente más aventurera del gravel. Así que tampoco busquéis soportes para fijar alforjas y cosas similares, solo tiene los soportes para los dos portabidones.

Y como en toda bici de carretera racing que se precie, también ha puesto su atención en la aerodinámica, dando al tubo de dirección, al tubo diagonal y al tubo de sillín una forma que permite reducir las turbulencias haciéndola incluso más eficiente a nivel aerodinámico que la Zero SLR de carretera.

Wilier Rave SLR

Manillar integrado J-Bar

Cuadro con un stack mayor

Obviamente todo el cableado es 100% interno desde el manillar y en su búsqueda de polivalencia entre gravel y carretera admite desviador delantero, cuyo soporte queda muy bien oculto si no lo usamos.

En la parte delantera vemos como el tubo de dirección es más alto de lo que suele ser en sus bicis racing de carretera. Este cuadro tiene un stack mayor que los modelos de asfalto más racing de Wilier, una medida para conseguir una posición algo más elevada y cómoda en la parte delantera. Una fórmula que también vemos en muchas bicis de carretera con enfoque gran fondo.

Wilier Rave SLR

Apta para desviador delantero

Wilier Rave SLR

Autorizada por la UCI para competir en sus eventos

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Acabados a la altura de las mejores bicis de carretera de Wilier

Toda la dirección también está muy bien integrada y cuentan con sus propios espaciadores hechos con dos partes que se pueden separar facilitando su montaje y desmontaje

La horquilla, completamente en carbono, también sigue el estilo del cuadro en cuanto a espacio libre para la rueda, más justo que en otras bicis gravel, pero suficiente para neumáticos de 40 mm.

Los acabados del cuadro y horquilla de la Wiliier Rave SLR son de primera, como no podíamos esperar menos de un modelo que se ubica en la gama alta.

Wilier Rave SLR

Horquilla de 415 gramos

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Salida de cable

Geometría Wilier Rave SLR

Comparada con la Filante SLR es más larga por el especio extra necesario en las vainas

La geometría es uno de los puntos que nos sirve para intuir muy bien como es el comportamiento de la Wilier Rave SLR incluso antes de montarnos en ella. Nada mejor que hacer una comparativa con dos bicicletas distintas, una bici de carretera de competición como la Wilier Filante SLR y una bicicleta de gravel aventurera como la Wilier Jena.

Comparada con la Filante SLR es un poco más larga entre ejes a pesar de que la Rave SLR tiene un reach más corto. Esa diferencia se debe a unas vainas 1,5 cm más largas en la Rave SLR, algo lógico y obligado para conseguir el espacio extra para la rueda trasera que necesita una bicicleta de gravel. Curiosamente, el tubo de dirección es prácticamente igual de largo en ambas, lo que dice mucho de la posición racing a la que invita la Rave SLR.

El ángulo de sillín es idéntico en ambas, con 74º, mientras que el de dirección es más relajado en la Rave SLR, pero solo 1,5º quedando en 71º, que sigue siendo una medida muy vertical. Ya veis, muchas similitudes entre ambas y solo cambios en los puntos obligatorios para poder acoger neumáticos de gravel.

Comparativa con la Filante SLR

Comparada con la Jena es más baja en su dirección

¿Qué pasa si la comparamos con la Wilier Jena? La Wilier Jena es su bicicleta de gravel enfocada a un uso aventurero. Pues tienen muchas similitudes pero un punto diferente importante. El ángulo de dirección, el ángulo de sillín, el reach y las vainas son idénticos o prácticamente idénticos. El gran cambio está en el tubo de dirección y en el stack. Sí, la Wilier Jena es bastante más alta en su parte delantera. El tubo de dirección es casi 2 centímetros más alto en la Jena que en la Rave SLR y el stack 3 centímetros más alto. Así que queda claro que la Jena no busca una posición tan tan racing como sí lo hace la Wilier Rave SLR.

Comparativa con la Jena

6 tallas disponibles

Un punto que nos parece muy importante en la Wilier Rave SLR es la gran variedad de tallas que tiene. Nada más y nada menos que 6 tallas: XS, S, M, L, XL y XXL. Es un punto de partida importantísimo para conseguir rodar con una bicicleta que se acople lo mejor posible a nuestro cuerpo. Un 10 para ellos por eso.

Y estos son los números completos de su geometría.

Wilier Rave SLR

Geometría

Al margen de las medidas de geometría convencionales, Wilier se ha sacado de la manga una nueva medida para valorar su geometría. La han valorado Accu Fit y tiene en cuenta la longitud de la potencia y espaciadores que llevamos en la dirección. Una especie de reach y stack pero tomando como referencia el centro del manillar, en el caso de las bicis de gravel usando la posición de la parte alta. No es una mala idea, puesto que nos permite saber cuántos espaciadores o qué medida de manillar integrado necesitamos para llevar una posición en concreto, además de la talla.

Wilier Rave SLR

La integración del cierre de sillín

Montaje Wilier Rave SLR, opción de montaje de carretera o de gravel

8.300€ para nuestro montaje

Pasamos al montaje y os seremos directos y claros. La Wilier Rave SLR es una bicicleta de gravel, pero está en la línea de las bicicletas de carretera tope de gama en cuanto a enfoque. Eso incluye su precio, que es muy elevado en todos los montajes. De hecho, y guste más o menos, su precio dado su equipamiento está en línea con otras muchas marcas.

Nuestra versión, equipada con Campagnolo Ekar de 1×13 y ruedas Shamal Carbon cuesta 8.300€.

Wilier Rave SLR

Monoplato de 1x13

Wilier Rave SLR

Bielas Campagnolo Ekar de carbono

Montajes de carretera o gravel, se puede escoger

Un dato importante es que hay 2 versiones de montaje de la Wilier Rave SLR. Una con 3 versiones y montajes enfocados al uso en carretera, con grupos Shimano Dura-Ace, Shimano Ultegra o SRAM Force AXS, todos en versión de doble plato, y otros 3 montajes enfocados a un uso gravel. Con grupos SRAM Force XPLR AXS, Shimano GRX Di2 y Campagnolo Ekar. De estos montajes gravel solo el de GRX es de doble plato, el resto son mono plato.

Wilier Rave SLR

Manillar integrado J-Bar

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Dos opciones de manillar integrado diferentes

Y un componente que podemos escoger es el conjunto de manillar y potencia integrado que lleva de serie. Tienen dos opciones, las dos con cables integrados totalmente en el interior del manillar. Una es una opción tradicional, con potencia y manillar de carbono unidos, denominado 0-BAR, con un peso de 330 gramos y 6 versiones de medidas diferentes. La otra es el denominado J-Bar, con una potencia que se divide en dos tubos y da un diseño muy llamativo al manillar. Es algo que hace muchos muchos años ya habíamos visto en un manillar de MTB de Ritchey y que ahora recuperan para esta Wilier Rave SLR. El J-Bar pesa 390 gramos y tiene solo 2 versiones de medidas disponibles. En principio el 0-BAR es más rígido y racing, y el J-BAR más cómodo. En nuestro caso solo probamos el 0-BAR y os podemos asegurar que es muy rígido, al nivel de los modelos de carretera que tienen.

Wilier Rave SLR

9-42

Campagnolo Ekar monolplato de 1×13 y cassette 9-42

Del equipamiento de nuestra Wilier Rave SLR, pues todo está en el nivel esperado de una bicicleta de este precio. Eso sí, te tiene que gustar el tacto de cambios, seco y duro que ofrece el grupo Campagnolo Ekar, marca de la casa italiana. Y también el bajar piñones con su pulsador separado, que es algo que no nos ha acabado de gustar ni parecer práctico. Aunque aquí entra en juego los gustos personales. Las manetas tampoco nos han parecido las más cómodas si las comparamos con las Shimano GRX, que podríamos considerar la referencia en comodidad. Eso sí, su cassette de 13 velocidades es un lujo en gravel y permite exprimir el monoplato al máximo.

Campagnolo Ekar

Campagnolo Ekar

Campagnolo Ekar

Campagnolo Ekar

8,5 kg de peso para la bici completa sin pedales

Las ruedas Campagnolo Shamal Carbon nos gustaron por su rigidez y por su excepcional finura rodando, pero los 21 mm de ancho interno nos parecieron algo justos para según que neumáticos. Y hablando de neumáticos, los Pirelli Cintauro que equipaba nos parecieron ideales para el carácter gravel racing de la Wilier Rave SLR, con un rodar excepcional, incluso en carretera, a costa de un agarre lateral en tierra limitado y una retención en frenada algo justa. Todo no se puede tener.

Con este montaje la Wilier Rave SLR de nuestro test pesaba 8,5 kg, un peso muy competitivo.

Wilier Rave SLR

Campagnolo Ekar

Lista para matar a las bicicletas de carretera

Un concepto de bicicleta que puede comerse parte del mercado de bicis de carretera

Tras bastantes kilómetros con la Wilier Rave SLR lo primero que os podemos confirmar es que ha ayudado a que el gravel nos guste aún un poco más. Y que su concepto de bicicleta puede poner en jaque a las bicicletas de carretera convencionales. Si nos ponemos a pensar porque motivos compraríamos una bicicleta específica de carretera en lugar de una gravel racing como esta Wilier Rave SLR nos salen muy pocos. A no ser que te dediques a competir en carretera de forma seria, cuesta ver ventajas en una bici específica de carretera respecto a este concepto de bicicleta.

La hemos usado también con neumáticos de carretera para hacer solo rutas de carretera. En esa situación las sensaciones son muy similares a bicis pensadas solo para asfalto. En ese uso quizás se echa en falta un poquito más de reactividad en la parte trasera, pero poco más.

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

Tija de sillín propia

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

El desarrollo es el punto crítico a escoger si quieres usarla tanto en carretera como en gravel

El único pero para usar la Wilier Rave SLR también como bici de carretera es el desarrollo. Si bien es fácil tener dos juegos de ruedas, uno para carretera y otro para gravel, lo que tenemos que decidir es el desarrollo que usaremos. Si bien el monoplato nos fue muy bien en uso gravel, en carretera hubo situaciones donde echamos en falta más desarrollo y donde notamos demasiado salto de piñón. Quizás escogiendo una transmisión de doble plato GRX mejoraríamos ese apartado.

En uso gravel debéis tener en cuenta que esto es como un F1 para las pistas. La posición no es relajada, es racing, y la rigidez del cuadro es total. No es la gravel más cómoda, pero sus sensaciones en marcha invitan a apretar a cada repecho, a cada salida de curva. La sensación de volar por las pistas es adictiva. De hecho, nos dimos cuenta que nos costaba mucho ir tranquilos con la Wilier Rave SLR. Todo invita a sufrir y a dar tu máximo, especialmente en terreno de repechos. Eso no deja de ser la mejor declaración de intenciones de este modelo.

Wilier Rave SLR

Wilier Rave SLR

La Wilier Rave SLR es una máquina racing 100% sobre pistas

La Wilier Rave SLR es ese tipo de bicicleta que creemos que puede poner en jaque a muchas bicicletas específicas de carretera. Tienen muchas similitudes con modelos de carretera y ofrece el poder rodar por todo tipo de terrenos. No es la gravel más cómoda, pero tampoco pretende serlo. Es una máquina para ir rápido y en ese papel se siente cómoda. Sí, es cara, pero no especialmente cara comparada con otras marcas con las que rivaliza. La dualidad para poder tener 2 bicis en 1 con pequeños cambios puede ser un punto decisivo en la compra para muchos usuarios. Veremos con el paso del tiempo si este concepto gana adeptos o si el querer estar en dos batallas a la vez acaba siendo un lastre.

Más información

Te puede interesar