Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Catalunya Bike Race Catalunya Bike Race

La Olympia F1-X presenta otra forma de integrar el amortiguador en el cuadro

La Olympia F1-X introduce una integración del amortiguador distinta a lo habitual. De hecho no es una integración total. Consigue reducir el peso del cuadro y unas vainas muy compactas

La integración está de moda y la Olympia F1-X se suma a ella

La Olympia F1-X llega totalmente renovada e introduce una nueva forma de integrar el amortiguador. La marca italiana ha actualizado su modelo de doble suspensión para XC y XCM, probablemente una de sus bicicletas más exitosas y reconocidas de los últimos tiempos. Visualmente no parece una gran revolución pero en Olympia han encontrado otra forma de integrar el amortiguador en el cuadro. Así se suben a la tendencia que está moviendo los diseños de buena parte de las nuevas MTB que están llegando en los últimos tiempos. Así es la Olympia F1-X.

Continúa tras los patrocinadores



Olympia F1-X

Olympia F1-X

Olympia F1-X, más integrada y… ligera

La integración del amortiguador no es total dentro del cuadro

La nueva Olympia F1-X se presentó hace unos días en el salón EICMA de Italia. Lo hizo con un diseño que, aunque de lejos puede parecer continuista respecto a la anterior Olympia F1-X, introduce un cambio radical en sus formas. Ahora el amortiguador está en el interior del tubo de sillín, pero de una forma muy minimalista y simple. Las ventajas de ello son de sobra conocidas. Por una parte el peso se sitúa lo más centrado y bajo posible. Por otra parte se consigue aislar al amortiguador de los elementos externos, aunque en este caso parte del amortiguador queda en el exterior. Y un bonus es que en este tipo de diseños el amortiguador suele recibir menos fuerzas de torsión, trabajando de forma más limpia y suave. Sin entrar a valorar la ganancia estética que supone.

Olympia F1-X

Olympia F1-X

Olympia F1-X

Eje del punto de giro inferior que comparte la fijación con el amortiguador

100 gramos menos que la anterior versión

Pero la integración del amortiguador, en este caso, no llega a costa de un mayor peso. Al contrario. Se ha conseguido rebajar el peso del anterior cuadro en 100 gramos. No dan el dato del peso exacto del cuadro de la nueva Olympia F1-X, pero la anterior tenía un peso anunciado de 1.800 gramos. Con esa rebaja quedaría en la franja de los 1.700 gramos, aunque es algo que no os podemos confirmar. La integración del amortiguador en el cuadro de la Olympia F1-X no es total, puesto que se puede acceder a los diales desde fuera del cuadro y la parte superior está abierta y cerrada con una goma protectora.

Olympia F1-X

Olympia F1-X

El eje de giro principal comparte el soporte del amortiguador

Un rasgo peculiar de la Olympia F1-X es que el eje que fija el amortiguador es el mismo eje que soporta el punto de giro inferior del basculante. Una buena solución para simplificar el diseño. Sabiendo la fuerza que debe soportar este eje se ha realizado en acero.

El diseño de la suspensión de la Olympia F1-X sigue siendo un monopivote con flexión de los tirantes y con una pequeña bieleta, también de carbono.

Olympia F1-X

Por la parte trasera tiene un protector desmontable para acceder a los diales

Con la característica apertura en la zona de la dirección

Y más detalles de la Olympia F1-X. Su cuadro mantiene la característica apertura en la zona de la dirección, sello de la marca a nivel estético. Estrena cableado interno por la dirección. El cuadro combina fibras de carbono T1000, T800, T700 y M40J.

La integración del amortiguador no ha permitido ganar espacio para un segundo portabidón en el tubo de sillín. Así que han incorporado un soporte para segundo portabidón bajo el tubo superior, una opción que han tomado más cuadros que no tienen espacio para el segundo portabidón en su posición habitual.

Olympia F1-X

Olympia F1-X

Geometría Olympia F1-X

Vainas de solo 430 mm

En cuanto a su geometría han optado por hacer los cambios lógicos en una actualización de una bicicleta que ya llevaba tiempo en el mercado. El ángulo de dirección pasa a ser de 67.5° y el reach es más amplio que en la anterior, con 445 mm en talla M. Aunque el dato más llamativo son los solo 430 mm de vainas, logrados gracias al diseño más compacto de su sistema de suspensión.

Geometría