Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Pinarello Dogma XC Pinarello Dogma XC
  • Tests
  • |
  • 28 de Febrero de 2023

Mondraker Dusty, probamos su nueva gravel eléctrica con acento de MTB

La Mondraker Dusty es una bicicleta histórica para Mondraker porque es la primera bicicleta que lanzan que no es una MTB. Se trata de un modelo de gravel y, además, eléctrica. Es una bicicleta gravel con toques de MTB, con más autonomía de la que puedes imaginar y más capaz de lo que podrías esperar de una gravel.

Es un hito en la historia de Mondraker, su primera bici que no es una MTB

Esta es la nueva Mondraker Dusty y seguramente es una bicicleta que no esperabas de Mondraker, esa marca cuyo primer modelo en su historia fue una bicicleta de descenso y que, a día de hoy, es una de las pocas marcas del mercado que solo tiene modelos de mountain bike en su catálogo. O mejor dicho, tenía, porque la Mondraker Dusty es un modelo que marca un hito en Mondraker. Pero no es una traición a sus principios. O como mínimo no una traición completa. Sí, la Dusty es una bicicleta de gravel pero no para un gravel pseudo-carretera. Si no para la vertiente más cañera del gravel. Eso no quiere decir que no funcione bien en terreno sencillo, incluso en carretera, pero ha sido diseñada para mantener el ADN off-road que siempre ha tenido Mondraker.

Continúa tras los patrocinadores



Test Mondraker Dusty

Para ver el vídeo debes aceptar las cookies. Puedes hacerlo aquí.

 

El gravel se queda, nada que ver con la historia de las fat-bikes

Pero no solamente es una bicicleta de gravel. Es una bicicleta de gravel eléctrica. Un pequeño segmento dentro de un segmento, como es el gravel, que aunque es la modalidad con mayor crecimiento a día de hoy, no es la más grande en volumen de practicantes. Y sí aún quedan haters de las gravel os podemos asegurar que han llegado para quedarse y que no tienen nada que ver con el fenómeno fat-bikes que se vivió hace unos años. En cualquier caso, esta es, sin duda, una apuesta arriesgada y una de esas bicis con las que seguramente Mondraker ha tenido que salir de su zona de confort a la hora de diseñar nuevos modelos.

Mondraker Dusty

Es eléctrica y con una filosofía muy off-road

Si una gravel ya hace explotar cabezas a muchas personas, una gravel eléctrica los rematará. Pero en ESMTB siempre nos ha gustado especialmente probar nuevos conceptos y, de hecho, no es la primera gravel eléctrica que probamos. Hace unos meses rodamos con la Scott Solace eRide y ya nos sorprendió su concepto. Pero la Mondraker Dusty es un modelo más radical en su filosofía que la Solace eRide. Lo que os queremos decir con esto es que las gravel eléctricas sí son algo y que la oferta de este tipo de bicicletas va en aumento. Antes de juzgarla con prejuicios e ideas preconcebidas, nada mejor que opinar de este concepto de bici tras haberlo podido probar.

Mondraker Dusty

Solo 1.298 gramos y la misma resistencia que un cuadro Mondraker Podium

Empezamos por su cuadro. Seguro que conocéis de sobra a la Mondraker Podium rígida, con su ligerísimo cuadro de carbono. Pues el cuadro de la Mondraker Dusty se ha construido con los mismos parámetros de resistencia que un cuadro de MTB y usando su Stealth Air Carbon. Ya veis por donde empiezan a ir los tiros. Es decir, si un cuadro Mondraker Podium aguanta en un recorrido concreto, también lo hará el de la Mondraker Dusty. Ambos pasan los mismos tests de resistencia.

El cuadro de la Mondraker Dusty pesa 1.298 gramos y su horquilla rígida de carbono 579 gramos. Son pesos muy buenos para un cuadro de una bicicleta eléctrica. Lo que deja el peso del modelo más ligero en solo 12,6 kg, como veremos al repasar la gama completa.

Mondraker Dusty

Mondraker Dusty

Mondraker Dusty

Mondraker Dusty

Cableado interno completo y guías de carbono por el interior del cuadro

Y está repleto de detalles que dejan claro que estamos ante un cuadro de gama alta. Empezando por el cableado que es completamente interno, desde el manillar, pasando por la dirección e incluso la horquilla tiene el guiado del latiguillo de freno de forma interna. Un detalle de calidad es que el tubo diagonal tiene guías completas en su interior, con dos bloque de dos cables a cada lado del tubo.
El único pero de este guiado de cables es que no podemos cambiar la potencia de serie porque cuenta con un diseño específico para este modelo y para su sistema de cableado interno.

Mondraker Dusty

Batería integrada de 350 Wh no desmontable. Y sensor de potencia y cadencia en el pedalier

La batería está completamente integrada en el tubo diagonal y no es desmontable. Tiene el puerto de carga en la parte baja del tubo diagonal. La zona del eje de pedalier tiene unas dimensiones bastante convencionales porque la Mondraker Dusty emplea un motor Mahle en el buje de la rueda trasera, nada de motor central. Eso sí, usa un eje de pedalier especial, de la propia Mahle, donde se integra el sensor de par y el medidor de cadencia. El cuadro tiene un pedalier BB386 y se necesita una herramienta especial para desmontarlo que entrega Mahle. El Q-Factor conseguido es muy similar al de las bicicletas convencionales con solo 150 mm, un factor importante para lograr una posición de pedaleo natural.

Mondraker Dusty

Cierre de sillín integrado

En la Mondraker Dusty se ha apostado por la integración del cierre de sillín en las formas del cuadro. No es un cierre de sillín dentro del cuadro, sino un cierre de sillín que se adapta a las formas del carbono para darle continuidad. Pero en la práctica funciona como un cierre de sillín convencional. Han dotado a la Dusty de dos potentes protectores, uno bajo el tubo diagonal y otro en la vaina. Señales de que va destinada a un uso muy off-road.

Mondraker Dusty

Lista para ruedas de 700c47c

Y quizás el elemento más llamativo del cuadro sean sus tirantes bajos, algo habitual en gravel, pero que en la Mondraker Dusty tienen unas formas muy agresivas. El objetivo es conseguir cierta capacidad de absorción de vibraciones. Un aspecto importante de las Dusty es que sus líneas recuerdan a una Mondraker. Sigue su lenguaje de diseño con detalles como el nervio que se dibuja en la dirección o la forma de las punteras. Es una bicicleta de gravel, pero visualmente encaja la estética Mondraker.

En cuanto al paso de rueda, cabe un neumático de 700c47c. ¿Es compatible con ruedas de 650B? Pues técnicamente sí, pero como el motor está en el buje necesitaríamos radiar una rueda expresamente con ese buje y es algo que no se recomienda hacer salvo por técnicos formados por Mahle.

Mondraker Dusty

Mondraker Dusty

Mondraker Dusty

Mondraker Dusty

Fijaciones habituales y han creado una colección de bolsas personalizadas con Apidura

El cuadro de la Mondraker Dusty es compatible con transmisiones de dos platos, está listo para instalar un desviador delantero sin problema, lo que abrirá su abanico de usos, algo que se agradece en una bici destinada a usuarios que pueden ser muy diferentes. Por lo que se refiere a los agujeros para fijaciones, tenemos los dos anclajes de bidones habituales en el interior del triángulo principal, uno sobre el tubo superior y, en el caso de los modelos con horquilla rígida, tres puntos de fijación a cada lado de la horquilla. Esa horquilla rígida también tiene unas formas llamativas en sus punteras. También han creado una serie de bolsas apidura específicas para la Dusty.

Mondraker Dusty

Geometría Mondraker Dusty

Números que no son radicales pero son más «progresivos» que los habituales en gravel

Hablar de la geometría y de Mondraker es hablar de una marca pionera. A día de hoy su concepto Forward Geometry está extendido en la industria y ya no es tan novedoso como lo era hace años. Una señal de cómo supieron anticiparse a lo que ha acabado siendo una tendencia.

Aunque en una gravel hay más limitaciones para ser innovador en la geometría, también le han dado un toque Mondraker. Quizás llama la atención el haber logrado unas vainas muy cortas, de solo 425 mm, en parte gracias a que no usan un motor central. La dirección, dentro de lo que es una bici de gravel, es relajada con 70º y el reach algo más largo de lo normal con 405 mm en talla M.

El cuadro está completamente pensado para usar horquillas de 40 mm de recorrido.

No son cifras radicales en ningún apartado, al fin y al cabo el gravel es la disciplina más conservadora en la que se ha metido Mondraker hasta ahora.

Estos son los números completos de su geometría.

Geometría

Equipada con motor Mahle X20

3,6 kg para el conjunto completo

La Mondraker Dusty equipa el sistema Mahle X20 con motor en el buje. Todo el sistema completo tiene un peso de 3,6 kg con batería de 350 Wh. El motor ofrece un par de hasta 55 Nm. El buje trasero pesa unos 1.400 gramos y, viendo la ligereza global de la Mondraker Dusty muchos pensaréis que quizás se pueda usar también sin batería y con una rueda convencional para tener también una gravel sin motor. Pero ya habéis visto que la batería es integrada y en el caso de la rueda trasera, aunque técnicamente se puede cambiar por una normal, el cuadro tiene un zona especialmente pensada para usarse con el buje Mahle que hace que, de entrada, sea incompatible con ruedas convencionales.

Ya os hemos explicado que el pedalier es de Mahle porque en él se integra el potenciómetro y sensor de cadencia, que son elementos clave en la forma en que el motor entrega su asistencia.

Mondraker Dusty

Podemos usar nuestro propio GPS

Sobre el tubo superior está el botón de encendido y un display luminoso que indica el nivel de batería y el modo que estamos usando con colores. También cuenta con su propio display, llamado Pulsar, que es muy pequeño y muy ligero. Es desmontable con un soporte tipo Garmin y nos muestra datos básicos de la ruta, nivel de batería y de asistencia. El sistema Mahle X20 tiene conectividad Bluetooth y ANT+, así que podemos usar un GPS convencional sin problema y emparejarlo con nuestra bicicleta, lo que nos permitirá recibir también los datos de potencia cuando pedaleamos, como en una bicicleta convencional.

Mondraker Dusty

Opción de extender de 171 Wh

Y el último elemento del sistema Mahle X20 son los dos botones que encontramos en el manillar y que nos permiten cambiar de modo de asistencia de forma cómoda y sin mover las manos del manillar. Son botones que podemos ubicar en cualquier punto del manillar, compactos, con un click nítido y bien integrados.

También hay la posibilidad de usar una batería externa de 171Wh y que tiene 1 kg de peso. Se instala con un conector al puerto de carga y amplía la autonomía un 50% más.

Mondraker Dusty

3 modos de asistencia totalmente personalizables

El sistema Mahle X20 ofrece 3 modos de asistencia diferentes. Son totalmente configurables desde la aplicación y permite ajustar 3 aspectos distintos en cada modo: la potencia máxima que da el sistema, la sensibilidad en el momento de empezar a asistir, es decir, con con intensidad empieza a dar asistencia, y la aceleración que sería el tiempo que tarda en pasar del principio de la asistencia a la potencia máxima. En Mondraker han diseñado, junto con Mahle, un firmware específico para esta bici en busca de la sensación de asistencia natural pero suficiente que buscaban para el gravel.

Mondraker Dusty

Precio Mondraker Dusty

La gama Mondraker Dusty está compuesta por 3 modelos. Curiosamente a medida que incrementa el precio también sube el peso y el modelo más ligero es el más económico, la Mondraker Dusty R, con 12,6 kg y un precio de 4.999€. La Dusty RR se queda en 6.299€ y 13,1 kg mientras que la Dusty XR, el modelo más radical equipado con tija telescópica inalámbrica y horquilla de suspensión RockShox Rudy de 40 mm, se queda en 9.999€ de precio y 13,8 kg de peso. Y ese es justo el modelo que hemos probado.

  • Mondraker Dusty R: 4.999€
  • Mondraker Dusty RR: 6.299€
  • Mondraker Dusty XR: 9.999€

Mondraker Dusty XR

Mondraker Dusty R

Mondraker Dusty R

Mondraker Dusty RR

Mondraker Dusty RR

En marcha con la Mondraker Dusty

Se puede rodar por encima de los 25 km/h con solvencia

En marcha hay tres cosas que nos han sorprendido de la Mondraker Dusty. Su autonomía real en marcha es mucho mayor de lo esperado, su capacidad para ir rápido en terreno roto y su forma de asistirte.

Por partes, empezamos por la autonomía. Al ver los números de capacidad de su batería es probable que os parezca poca cosa pensando en las cifras de una e-MTB. Pero esta Dusty es una bicicleta para pedalear y con la que se pedalea. Ruedas con ella con facilidad por encima de los 25 km/h en terreno llano o favorable, cuando el motor ya no asiste, y eso es algo vital para disfrutar la experiencia de una gravel eléctrica o una bicicleta de carretera eléctrica. En parte gracias al peso contenido de la bicicleta y en parte gracias a que no hay fricción adicional por parte del motor cuando no asiste. Como orientación, hicimos una salida con 1.600 metros de desnivel, usando la asistencia con generosidad y con terreno exigente y llegamos con un 30% de batería sin usar el extender.

Mondraker Dusty

Ofrece seguridad a alta velocidad y en nuestro modelo, con horquilla y tija telescópica, podíamos afrontar senderos con bastantes garantías

Cuando nos adentramos con ella en terreno roto, zonas pedregosas y tramos más complicados que las típicas pistas lisas de gravel, la primera sensación es que estamos fuera de su habitat. No hay que engañarse, es un cuadro rígido con una posición más cómoda y de control que una bicicleta de carretera pero menos que una MTB. Percibes de forma directa la dureza del terreno, aunque en nuestro montaje la horquilla de suspensión ayuda mucho a difuminar las irregularidades. Pero a medida que cogimos confianza con ella nos sorprendió la estabilidad que ofrece y la seguridad que da a alta velocidad. Recordad, siempre dentro de los cánones de una bicicleta de gravel. Eso hace que ofrezca una sensación adictiva de disfrutar del terreno incluso cuando no es muy complicado. ¿Con una MTB iríamos más rápido en pistas rotas? Seguramente sí. Pero la Dusty, como las gravel en general, es increíblemente rápida a poco que el terreno sea liso. Uno de los factores que ha impulsado el gravel es que es capaz de convertir recorridos aburridos para una MTB, donde nos sentimo sobre equipados, en trazados divertidos. Porque puedes rodar muy muy rápido sin demasiado esfuerzo. Y ya veis en las imágenes, los límites reales están más lejos de lo que el manillar curvado te puede hacer pensar, especialmente en la versión XR con tija telescópica y horquilla de suspensión.

Mondraker Dusty

La asistencia es muy natural y exponencial, cuanto más apretamos más nos asiste

Y su asistencia, aquí el sistema Mahle X20 merecería una test por separado para explicar todos sus detalles. Pero su forma de asistir es distinta a un motor convencional de MTB. Es una asistencia basada en la potencia que ejercemos sobre los pedales, y no en la cadencia. Además, es exponencial, cuanto más apretamos más nos asiste, llegando a triplicar la fuerza que hacemos sobre los pedales. La asistencia en el buje ofrece un feeling algo diferente a la asistencia en el pedalier. No os diremos que es mejor o peor, pero sí diferente. La forma optimizada en que entrega su asistencia es clave para lograr esa gran autonomía y, de nuevo os recordamos, en invitarnos a pedalear. Porque aunque sea una bici eléctrica está pensada para acompañar nuestro esfuerzo, no para sustituirlo. Los botones del cambio de modo son muy accesibles y el único pero que le vimos es que hay cierto lag, cierto tiempo muerto, desde que cambiamos el modo hasta que se aplica al motor. Por lo demás, y aunque no fue un test de larga duración, nos pareció un motor que encaja muy bien con la filosofía que busca la Mondraker Dusty.

Mondraker Dusty

Este concepto de gravel podría sustituir el uso que reciben muchas bicis de MTB

Ya lo veis, la Mondraker Dusty es una gravel eléctrica, un hito en Mondraker y su debut en una nueva modalidad, pero tiene detalles de diseño del cuadro y de geometría que dejan ver que es una auténtica Mondraker. El cuadro es ligero y los pesos finales de las bicis son competitivos. Visualmente está muy lograda y no parece una e-bike, algo aún más importante en una gravel que en una MTB. Dusty es una gravel agresiva, con un toque de MTB, y por tanto lista para un uso más allá de las pistas más fáciles. Es una bicicleta que muchos odiarán tan solo verla pero que lo tiene todo para sustituir al uso que se le da a muchas bicis de MTB.

Más información

 

Te puede interesar