Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Alltrick Alltrick
Northwave

Scott Lumen

Jeanstrack y su ropa biker tejana para MTB: «queríamos tener un producto fabricado en España»

JeansTrack no es una marca de ropa ciclista más. Sus productos a base de tejido tejano se salen de la norma en el sector. Y su filosofía de empresa, con una gran apuesta por la sostenibilidad y el producto fabricado en España, los sitúan en otra liga respecto a la mayoría

JeansTrack es una marca joven que apuesta por la sostenibilidad y la fabricación local para dar vida a una línea de productos muy especial

JeansTrack, como marca, puede resultar una firma joven. Pero el equipo tras ese nombre cuenta con la experiencia de 5 generaciones de trabajadores del sector textil y, muy especialmente, centrados los jeans, en el conocido tejido vaquero. Santiago Ripollés es el actual CEO de la compañía. Una persona cuyas convicciones han guiado la cadena de decisiones que le ha llevado a acabar con un modelo de trabajo en el textil evolucionado durante años en su propia familia para abrir un nuevo camino aprovechando décadas de conocimientos técnicos en el mundo de los tejanos. Pero JeansTrack no solo es atrevida por el concepto de sus productos, también lo es por haber establecido la sostenibilidad como uno de sus pilares básicos. Mucho más allá de las palabras vacías asociadas a ese concepto tan de moda. Hemos podido hablar con Santiago Ripollés sobre qué es, de dónde viene y a dónde va JeansTrack.

Continúa tras los patrocinadores



Morella es su sede y el tejido vaquero la base de su catálogo

Hace años (no muchos…), cuando tuvimos las primeras noticias sobre JeansTrack y su idea de realizar prendas deportivas con tejido vaquero no podemos negar que la primera impresión fue de cierta incredulidad. El tejido vaquero lleva con nosotros muchísimos años, pero jamás nadie lo había escogido como la base para prendas de ciclismo. Una visita a Morella y sus alrededores, epicentro de la marca, nos sirvió para conocer de primera mano todo lo que hay tras JeansTrack. No, no fue una presentación más. Fue una forma de conocer de primera mano todo lo que mueve a JeansTrack, el motivo de cada decisión, el carácter de sus productos, los objetivos a largo plazo… fue la mejor forma de comprobar que todo lo que hay tras JeansTrack es tan diferente a lo habitual como sus prendas.

JeansTrack

¿De dónde sale JeansTrack? ¿Cómo nace la marca?

«Hay poquísimas familias dedicadas al textil en España que hayan llegado a la 5ª generación, como es mi caso.»

Lo mejor es empezar por la historia familiar. Vengo de una trayectoria textil muy larga. Hay poquísimas familias dedicadas al textil en España que hayan llegado a la 5ª generación, como es mi caso. La primera empresa textil de la familia se fundó en en 1864. En aquel momento no tenía nada que ver con los productos de ahora. Eran fajas para la gente del campo, hechas de lana. Morella era un centro muy importante a nivel español en cuanto a tejeduría de lana. Había muchos rebaños de ovejas y se especializaron en eso. Las dos primeras generaciones se dedicaron exclusivamente al tema de las fajas. Mi abuelo y mi padre introdujeron cambios. Mi abuelo empezó a hacer tejido de algodón, saliéndose de la lana. Mi padre vio el boom que había con el tema de los tejanos, cuando empezaron a nacer Levi´s y otras marcas. Mi padre fue uno de los pioneros, de hecho la segunda fábrica de España, que empezó a fabricar tejido tejano, lo que técnicamente se conoce como tejido denim.

«Veía a toda la gente que íbamos en bici. Con los amigos con los que hacía enduro, todos equipados con ropa de colores súper cantones, pantalones y camisetas muy llamativas.»

Todo lo que he mamado toda la vida es el tejido tejano. Desde que era pequeño. Empecé a trabajar con mi padre y a dedicarme en exclusiva al tema de los tejidos. Por otro lado, me gustan mucho los deportes de montaña. Senderismo, trail running, MTB… dando vueltas al tema empresarial, que es algo que llevan en el ADN los empresarios, siempre estás buscando el enfoque de cosas nuevas. Veía a toda la gente que íbamos en bici. Con los amigos con los que hacía enduro, todos equipados con ropa de colores súper cantones, pantalones y camisetas muy llamativas. Ahora ha evolucionado, especialmente el enduro, pero antes era ropa súper cantona. Acabas de ir en bici, ibas al bar y llamabas la atención. Un día le di vueltas y pensé en llevar el mundo del tejano a la bicicleta. Buscando tejido tejano más técnico, no el habitual de la ropa de calle. Cuesta encontrarlo, pero existe. Llevan poliéster, Coolmax… y otras fibras que los hacen mejores para el tema del deporte.

Empecé a investigar, a hacer pruebas con esos tejidos, y me gustaba mucho lo que iba saliendo. La idea gustaba. Eran prendas muy polivalentes. Podías ir con ellas por la montaña y luego al bar, o a cenar, e ibas más o menos vestido como la gente de la calle. Ahí nació la idea. Empezamos a madurarlo con la gente de la empresa y a hacer muestras. Así que me decidí a crear la marca y empezar a producir.

JeansTrack

¿Por qué este tipo de tejido no es común en el mundo de la bicicleta?

Sobre el tipo de prendas de JeansTrack: «Cualquier marca del mundo del deporte tendría muchísimas dificultades para hacerlo»

El tejido denim tiene una peculiaridad. Si no lo lavas, si no le haces un lavado apropiado a la prenda, es un tejido muy duro. Si no lo haces es una prenda que prácticamente no te puedes poner. Nosotros tenemos los conocimientos de toda una vida dedicada al denim. Sé como lavarlos, conozco cada tipo de denim y qué productos se le deben aplicar.Cualquier marca del mundo del deporte tendría muchísimas dificultades para hacerlo. Tendrían que contratar a especialistas en tejido denim, que están centrado en ropa de calle. Es muy muy difícil que llegase a nuestro punto.

A nivel técnico, más allá de la estética, ¿Cuáles son sus puntos fuertes de las prendas JeansTrack para bicicleta?

La resistencia es el punto fuerte del tejido vaquero en un uso deportivo

Sobre todo la resistencia. Resiste muy bien en las caídas y enganchones. Con los materiales de poliéster, lycra y coolmax que estamos aplicando conseguimos varias cosas. La flexibilidad de la lycra. El confort que te da el Coolmax, que expulsa el sudor hacia fuera. Y la resistencia que da el poliéster. No hay que olvidar que hacemos un producto orientado al ciclismo amateur. Igual en los otros sectores del trekking y escalada. Quien busca el límite de las prendas en situaciones extremas debe buscar otro tipo de prendas para los que ya hay otros tejidos específicos. Nos centramos en crear prendas para el ocio.

JeansTrack

En cuanto a producción, sois una marca que, dentro del mundo del textil, os desmarcáis mucho del funcionamiento de este tipo de industria. ¿Cómo enfocáis esa filosofía de marca local también en cuanto a fabricación?

«Cuando concebí la marca JeansTrack, desde el primer día tuve en mente que quería tener un producto fabricado en España. Que no me quería ir a China como ha hecho todo el mundo.»

Durante toda la vida me he dedicado a vender tejidos aquí en España. A marcas tipo Zara, Mango y otras más pequeñas. He vivido la evolución de estas marcas. Que al principio sí que fabricaban en España pero después, por tema de costes y buscar el ser más y más baratos, se han ido a Asia. A China, a Bangladesh, a Camboya… y esa evolución la he vivido yo. Como se abandonaban las fábricas españolas, que iban cerrando porque esas marcas se iban a fabricar fuera. Yo, cuando concebí la marca JeansTrack, desde el primer día tuve en mente que quería tener un producto fabricado en España. Que no me quería ir a China como ha hecho todo el mundo. Aunque saliese más caro, intentaría defender el precio con los argumentos que tiene hacer una producción nacional. Que estamos defendiendo la economía del país, poniendo nuestro granito de arena para que la economía funcione. Nunca me ha entrado en la cabeza irme a producir fuera. Si algún día tuviese que hacerlo quizás no me interesaría tener la marca. Para mí, JeansTrack es una marca española y nacional. Compramos algunas cosas concretas que no se pueden conseguir en Europa, como algunos tipos de botones o cremalleras, que obligatoriamente tienes que comprar en Asia porque no hay alternativa. Pero todo lo que es el proceso de fabricación está hecho en España. 

Y eso… ¿no os ha supuesto una mayor dificultad y problemas para conseguir la calidad y tipo de producto que buscáis?

Quedan pocos talleres para fabricar en España

Tenemos bastantes problemas porque hace 15 años se cerraron tantos talleres que ha quedado una infraestructura muy reducida y, además, hace cosas muy básicas. Nuestra prenda es más técnica y complicada de fabricar. Realmente nos está costando. Ahora estamos yendo a Portugal, que tiene algo más de estructura de talleres. Hay ciertas cosas que, de aquí a un tiempo, estarán fabricadas en Portugal.

JeansTrack

A pesar de ser una marca joven, ya tenéis cierta trayectoria. ¿Cómo veis la acogida en el MTB? ¿Estáis intentando entrar en mercados internacionales?

«Estamos bastante centrados en el ciclismo urbano en mercados como Francia»

El primer país en el que estamos apretando después de España es Francia. En Francia tenemos muy buena acogida. Gusta mucho el producto. En Francia tienen una cultura de bici y MTB más amplia. Lo llevan en la sangre el tema de la bici, con una mentalidad más abierta a recibir productos diferentes. Estuvimos en el Roc d´Azur y el producto gustó mucho. A usuarios finales y tiendas. Estamos bastante centrados en el ciclismo urbano en esos mercados. Esa línea gustó mucho en Francia.

A nivel de comercialización, ¿optáis solo por vuestra tienda online? ¿Buscáis tiendas físicas?

«Nos enfocamos a la venta on-line. Nuestro objetivo es vender también a través de los grandes e-commerce que hay en Europa.»

El tema de los puntos de venta físicos es algo que tenía claro desde el primer día. Tuve una marca de pantalones de calle. Una marca con la que hacíamos todo lo que no quiero hacer ahora. Con esa marca fabricamos en China y vendíamos a tiendas físicas. Vino la crisis del 2007-2008 y tuvimos unas cifras de impagos altísimas. Vender a tiendas físicas significa fiar a la gente. Nadie paga al contado y cuando las cosas vienen mal cierran las tiendas. Eso, además, supone tener una estructura comercial importante. Eso lo quería evitar. Nos enfocamos a la venta on-line. No vendemos únicamente a través de nuestra tienda online. Nuestro objetivo es vender también a través de los grandes e-commerce que hay en Europa. En España estamos en el grupo Tradeinn, El corte Inglés; Mammoth bikes , Zalando… pero enfocados al on-line.

JeansTrack

Por lo que vemos, JeansTrack es el resultado de experiencias que has tenido en el pasado en diferentes ámbitos.

Sí, de experiencias positivas, algunas negativas… tenía claro lo que quería desde el inicio. No quería fabricar en Asia, no quería vender en tienda física, quería vender on-line… juntando toda mi experiencia ha salido eso.

De cara al futuro, ¿os veis con margen de seguir creciendo? ¿Cuál es el plan de crecimiento que os planteáis?

«El principal objetivo es crecer en países donde estamos presentes»

El principal objetivo es crecer en países donde estamos presentes. Estamos apretando en Francia y los siguientes países en los que queremos apretar son Alemania, Países Bajos, Italia… el siguiente paso es expandirnos. Pero solo a través de comercio on-line. Por ejemplo, si en Francia tienes Alltricks, ProBikeShop y alguno más, pues lo damos por cubierto y pasamos a otro país. Al final son 5 o 6 clientes fuertes por país, que es más fácil de gestionar. 

Esta expansión, ¿os ha supuesto modificar algunas prendas para adaptarla a otros mercados?

Aún no, porque no estamos tan presentes como para tener un feedback potente de cada país. Para saber qué colores pueden gustar más en cada país, por ejemplo. Lo que sí hemos llegado a la conclusión que el ciclismo urbano interesa mucho en el centro de Europa. Cuando ven toda la colección apuestan mucho por la parte de ciclismo urbano. Mucho más que en España. Aquí es más MTB y el urbano más para Europa.

JeansTrack

Sostenibilidad real, un pilar de JeansTrack

La sostenibilidad es una palabra con la que muchas marcas se llenan la boca pero que parece «prostituida» como una acción de marketing más

No hay producto nuevo que se lance al mercado que no vaya unido a consignas de sostenibilidad, producción ecológica, reducción de huella de carbono… términos que han acabado «prostituidos» como ganchos de marketing fácil, pero que pocas veces son capaces de quedar plasmados en acciones reales. O como mínimo en acciones que tengan un impacto realmente relevante. Aquí JeansTrack se ha puesto el listón muy alto. Tanto como para crear su propia escala de sostenibilidad con la que juzgar, de forma real, el nivel de sostenibilidad que tiene cada prenda. Una escala que también pueden aplicar a productos de la competencia para ver realmente donde está cada uno cuando se tratan estos términos. Bajo el nombre Track Zero han creado una serie de reglas con la que crear un ranking de puntos que plasma en un número el nivel de sostenibilidad de cada prenda.

«Partimos de una base muy buena en ese sentido. La mayor parte de nuestros tejidos son a base de algodón. Llevan un porcentaje de poliester o lycra, pero la base de los tejidos es el algodón, que ya es una materia orgánica de por si.»

También entra a valorar cómo las marcas asignan esas etiquetas de sostenibilidad a sus productos y la poca transparencia que hay en ello.

«Para empezar, si estás fabricando en Bangladesh… yo he estado en esos países y he trabajado con ellos. Les compras un tejido y te dan una etiqueta que dice «tejido orgánico». Y es una mentira.»

«Eso es algo que, si miras fondo, es todo una mentira. Un día escribí un artículo en un blog sobre ello, aunque después me llegaron algunas hostias por ahí… puse de ejemplo lo que hace el grupo Inditex, que van de abanderados de la sostenibilidad. Vas a ver sus prendas y todas llevan etiqueta ECO o reciclado y muchas catalogaciones que les dan ellos. En el artículo explicaba que es todo una mentira. Para empezar, si estás fabricando en Bangladesh… yo he estado en esos países y he trabajado con ellos. Les compras un tejido y te dan una etiqueta que dice «tejido orgánico». Y es una mentira. Yo se que ese mismo proveedor de Pakistán, de India o de China, se va a la cámara de comercio, paga un poco más y le certifican que es orgánico. Y el algodón ha salido todo del mismo lugar. Lo único que hacen es que te cobran un plus por darte esa etiqueta. Además, fabricar en esos países, donde la gente se muere de hambre, es lo menos sostenible que hay partiendo de la base que les pagan un sueldo tan bajo con el que apenas pueden vivir. Eso, socialmente, no es sostenible. Las materias primas que utilizan las certifican como orgánicas allí, pero realmente no lo son. Y, si después tienes que traer la producción a Europa en barco o avión, la huella de carbono es enorme y toda esa sostenibilidad se desmonta. Es una mentira. Hacen marketing a ver quien lo vende mejor.»

Santiago Ripolles

«Lo que es sostenible de verdad es fabricar en España, dar trabajo en España y hacer el mínimo transporte posible.»

Lo que es sostenible de verdad es fabricar en España, dar trabajo en España y hacer el mínimo transporte posible. Tenemos una valoración interna, que es el Track Zero. Ahí damos puntuación de sostenibilidad de cosas reales. Si fabricamos a menos de 300 km le damos determinados puntos. Si usamos algodón orgánico otros puntos más. Es un baremo interno porque no hay nada oficial para ello. Lo hemos hecho internamente para demostrar que estamos preocupados por el tema y que podemos demostrar que lo que hacemos sí es sostenible. Podemos justificar todos los procesos. Hemos llegado a la conclusión que la mayoría de marcas, sobre nuestro ranking de 100 puntos máximos, no llegarían ni a 30 puntos de sostenibilidad. Nosotros estamos en una media de 60 puntos. El doble. Y buscamos sacar productos por encima de los 70 puntos, que son a los que damos la certificación Track Zero. En nuestra colección actual ya tenemos varios productos que la han conseguido. Esperamos darle valor al producto con ello. 

«Y otro aspecto, tener stock rápido. Tenemos más flexibilidad en la producción.»

Y otro aspecto, tener stock rápido. Tenemos más flexibilidad en la producción. Antes ya había un retraso entre la producción en Asia y la disponibilidad del producto en Europa. Ahora, con la situación actual, es mucho peor. Las marcas se quedan sin stock por problemas de transporte o por afectaciones por la pandemia. Para nosotros, nuestro modelo de producción actual es una ventaja. Lo que nos cuesta encontrar talleres y los precios más elevados de fabricar aquí se traduce también en tener stock ya. Si se agota un producto en menos de un mes está repuesto.

Con este repaso a uno de los pilares de JeansTrack, la sostenibilidad, nos despedimos de Santiago Ripollés. Esta conversación, unida a el tiempo compartido junto a él y parte de la plantilla de JeansTrack, ha sido más que suficiente para confirmar que estamos ante una marca poco usual. Tanto por su producto como por su enfoque del negocio, más allá de las cifras puras y duras. Curiosamente, el devenir de los hechos ha situado a su filosofía de fabricación local en un lugar ideal. Hoy, más que nunca, somos conscientes de lo que supone la huella de carbono, del daño que recibe el planeta con la fabricación y transporte a escala mundial y de lo importante que es creer empleo en nuestro propio territorio. A las características únicas de las prendas tejanas de JeansTrack se suma ahora ese marcado carácter de empresa local con el que nació la compañía.

Más información

Te puede interesar