Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Mediterranean Epic Mediterranean Epic

Volcat Costa Brava
  • Tests
  • |
  • 11 de Junio de 2019

Decathlon Rockrider XC900S: peso, precio y test de su primera doble 29er de carbono

Decathlon presenta su primera doble de carbono (en buena parte) 29er. La Decathlon Rockrider XC900S llega a las tiendas de la marca con todo lo necesario para triunfar. Un precio muy competitivo y unas cualidades dinámicas sobresalientes en su franja de coste.

Andalucía Bike Race

Sportful

Marathon Cup

El cuadro combina carbono en el triángulo delantero y bieleta y aluminio en el basculante

Decathlon va ampliando miras poco a poco. Sin perder su identidad, este gigante del deporte está en plena expansión de su gama de ciclismo. Ya lo explicamos en el test de la Decathlon Rockrider XC900. Se trata de una empresa con potencial económico para meterse en cualquier segmento… y triunfar. Pero las premisas de crear productos accesibles al gran público sigue presentes en cada uno de sus desarrollos. Tras arrasar con su primera rígida 29er de carbono, ahora se estrenan en el segmento de la doble suspensión para XC con la llegada de la Decathlon Rockrider XC900S. Un modelo que combina un cuadro con el triángulo principal de carbono y la parte trasera de aluminio para lograr un precio demoledor.

Continúa tras los patrocinadores

KTM Scarp 2020
Northwave
4 Stage Club La Santa
Fox
Twinloc de Scott
HJC
Neumáticos de MTB Chaoyang
Ruedas Progress

Decathlon Rockrider XC900S
A FAVOR
Precio espectacular
Seguridad y confianza que transmite
Montaje excelente para su franja de precio
A MEJORAR
Neumáticos demasiado racing
Agilidad en terreno lento
DATOS
Precio: 1.899€
Peso: 11,9 kg
Opciones: 4 tallas: S, M, L y XL
Distribuidor: Decathlon

Decathlon Rockrider XC900S

Decathlon Rockrider XC900S

Decathlon Rockrider XC900S

Amortiguador Manitou Radium, de medida métrica

Decathlon Rockrider XC900S

120 mm de recorrido trasero

2,2 kg para el cuadro completo sin amortiguador

La Decathlon Rockrider XC900S es uno de los proyectos más ambiciosos de la marca en MTB. Un modelo en el que se ha trabajado mucho sabiendo que iba a ser mirado con lupa. La entrada de Decathlon en un nuevo segmento siempre se deja notar y esta vez no iba a ser una excepción. La Decathlon Rockrider XC900S parte de un triángulo delantero realizado en carbono en busca de un peso competitivo. Es la parte del cuadro más «fácil» de construir en ese material por sus formas más simples. La única bieleta del sistema también es de carbono, un detalle «sorpresa» en la franja de precio en que se mueve. El basculante es completamente de aluminio y marcadamente asimétrico en las vainas.. Una decisión que no se ha tomado a la ligera. Recordemos, que el precio final accesible para el mayor número de personas posible es uno de los pilares de cada desarrollo de esta firma. El resultado final es un cuadro de 2,2 kg sin amortiguador. Un peso muy competitivo teniendo en cuenta su precio final.

El cuadro de la Decathlon Rockrider XC900S es Boost, con eje trasero de 12×148 mm. Salvo el cable de cambio, el resto de cables son de guiado externo. Precisamente para facilitar la labor de mantenimiento del cableado interno han creado una «ventana» sobre la caja de pedalier, a la que se accede quitando un par de tornillos. El cuadro está preparado para instalar una tija telescópica sin problemas. Dispone de espacio para instalar un portabidón en su posición habitual en el tubo diagonal. Está diseñado para usarse únicamente con transmisiones monoplato.

Decathlon Rockrider XC900S

El punto de giro en la parte trasera del basculante

Decathlon Rockrider XC900S

Detalle del perfil asimétrico de las vainas

Decathlon Rockrider XC900S

Las vainas son bastante largas

Transmisión 1×12 y un precio de sólo 1.899€

Estará disponible en 4 tallas: S, M, L y XL. En cuanto al montaje, es sólido y sin lagunas. Han equipado el grupo SRAM GX Eagle de 1×12 con cassette de 10-50, en combinación con ruedas Mavic Crossmax listas para ser usadas como tubeless. La horquilla es una RockShox Reba RL de 120 mm, mientras que el amortiguador es un Manitou Radium. Neumáticos Hutchinson Skeleton y frenos SRAM son otros de los componentes destacados en un montaje que tiene un precio espectacular, como era de esperar para una Decathlon. La Decathlon Rockrider XC900S tiene un precio final de sólo 1.899€.

Decathlon Rockrider XC900S

Detallazo. La bieleta de carbono en esta franja de precio

Decathlon Rockrider XC900S

Otra vista de la bieleta de carbono

Decathlon Rockrider XC900S

La "ventana" para hacer el mantenimiento de los cables internos

Decathlon Rockrider XC900S

Punto de giro trasero y anclaje de la pinza de freno

Decathlon Rockrider XC900S

Espacio de sobra

Sistema de suspensión y de la Decathlon Rockrider XC900S

120 mm de recorrido y un sistema de suspensión bastante activo

Para el sistema de suspensión se ha usado un amortiguador Manitou Radium con ajustes específicos para Decathlon y con medida métrica. No es un amortiguador muy conocido por el gran público pero su rendimiento nos sorprendió. Cuenta, además, con la posibilidad de bloqueo remoto en el manillar a través del Combolock V2 desarrollado por la propia Decathlon.

Sobre sus funcionamiento, Decathlon ha apostado por un uso más abierto al típico XC y ha dotado a la Rockrider XC900S de 120 mm de recorrido, tanto delante como detrás. El sistema es el conocido como «4 bar» con un punto de giro por encima de las punteras traseras y el amortiguador activado por una pequeña bieleta. Se trata de un sistema que otorga una buena sensibilidad inicial, aunque también algo de movimiento con el pedaleo como veréis más adelante.

Decathlon Rockrider XC900S

Triángulo delantero de carbono

Geometría Decathlon Rockrider XC900S

Ángulo de dirección y vainas son los números más llamativos

La geometría escogida para su primera doble de carbono en 29er habla mucho de las prioridades de Decathlon. Con 120 mm de recorrido, han querido dotar a este nuevo modelo de un comportamiento que, ante todo, sea cómodo y seguro para sus usuarios. No han dudado en salirse en cierto modo de los números tradicionales del XC para poner 68º de dirección o unas largas vainas de 446 mm, que colaboran en la, también larga, longitud entre ejes. Números que hablan, en buena parte, de las sensaciones que nos transmitirá en marcha.

Geometría Decathlon Rockrider XC900S

En marcha con la DecathlonRockrider XC900S

Estabilidad y seguridad son los dos puntos principales de su comportamiento en marcha

Viendo el análisis previo ya podéis saber por donde van los tiros en la nueva Decathlon Rockrider XC900S. Subiendo y en tramos de pedaleo, con la suspensión abierta, se percibe cierto movimiento de la suspensión. Nada crítico, pero sí presente. En cualquier caso, no hay que juzgarla como una doble de XC de competición, sino como un modelo abierto a un abanico de usos mucho más amplio. Dentro de esa visión, ese movimiento no es nada criticable ni especialmente molesto. Gracias a ello, también tenemos una primera parte del recorrido más activa que la hace cómoda en zonas de irregularidades pequeñas. A la hora de apretar con fuerza a los pedales, se percibe diferencia entre la rigidez de la parte delantera, muy buena, y la trasera, algo más flexible.

A la hora de bajar salen a relucir los 120 mm de recorrido de las suspensiones, totalmente equilibradas. La Decathlon Rockrider XC900S es, ante todo, estable y segura. Transmite confianza a alta velocidad y ayuda a mantener las trazadas en terreno adverso. Del mismo modo, en zonas más ratoneras y lentas es algo más «perezosa» a la hora de moverse. No se puede tener todo y Decathlon ha dejado claras cuales eran las prioridades en el diseño de la Decathlon Rockrider XC900S. Por ello, la disfrutaremos más cuanto más velocidad seamos capaces de darle. A baja velocidad, si bien peca de falta de agilidad (ángulo de dirección relajado y vainas largas son las culpables en buena parte) sigue transmitiendo la sensación de seguridad y control.

Decathlon Rockrider XC900S

Guiado del cable del bloqueo del amortiguador

Decathlon Rockrider XC900S

Pipa de dirección y distribución de cables

El Combolock es efectivo y marca de la casa

Respecto al recorrido de la suspensión trasera, se perciben esos 20 mm adicionales respecto a un modelo tradicional de XC. Un plus que sale a relucir en las situaciones más críticas y el terreno más exigente y que, a la vez, permitirá a sus propietarios aventurarse en senderos más complicados con un plus de confort.

Mención aparte merece el mando de bloqueo remoto Combolock, que estrena diseño en este modelo. Una especie de «grip shift» con el que podemos bloquear las suspensiones desde el manillar de forma cómoda. Y sí, Decathlon lanzó este concepto de mando de bloqueo de las suspensiones antes que RockShox.

Decathlon Rockrider XC900S

Más detalles de la bieleta de carbono

Decathlon Rockrider XC900S

Cableado externo sujeto por guías

11,9 kg en talla S y sólo 1.899€. Poco más se puede pedir

Del equipamiento, poco que objetar. Sólo cambiaríamos las cubiertas Hutchinson Skeleton que equipaba nuestro modelo de test por algo un poco más agresivo en cuanto a agarre, aunque perdiésemos capacidad para rodar. Especialmente en la rueda delantera. El grupo 1×12 es una delicia en esta franja de precio y ruedas y suspensión cumplen de sobra su cometido.

Por sólo 1.899€ es complicado buscar una pega a la Decathlon Rockrider XC900S. Incluso su peso, de 11,9 kg en talla S, es más que razonable en relación a su coste. Decathlon ha creado un nuevo producto genuinamente suyo. Ecónomico, efectivo y atractivo para un gran número de usuarios. Seguramente, un nuevo éxito de ventas.