Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Scott RC

Cartucho RockShox Charger 2.1, el «motor» de sus horquillas gravity

El cartucho Charger 2.1 de RockShox es el encargado de controlar las horquillas gravity de la marca. Desde la Lyric a la BoXXer, pasando por la ZEB o la Pike en sus versiones de gama alta

El cartucho Charger 2.1 da vida a todas las horquillas gravity de la marca

La llegada de la nueva horquilla RockShox ZEB ha servido para que la marca siga sacando partido a su renovado cartucho interno Charger 2.1. Este elemento es la clave del funcionamiento de toda la familia de horquillas de enduro, DH y e-MTB de gama media y alta. Los modelos Ultimate y Select+ de las horquillas RockShox ZEB, RockShox Lyric, Pike y BoXXer lo emplean. Estos son sus secretos.

Continúa tras los patrocinadores



Charger 2.1

El punto interno que más ha cambiado es que se ha suavizado el funcionamiento del circuito de compresión a alta velocidad

Presentado en 2019 para equipar a las horquillas 2020 el cartucho RockShox Charger 2.1 nacía con un objetivo claro: reducir la fricción interna para mejorar la sensibilidad y suavidad y, a la vez, conseguir un funcionamiento que permitiese sacar más partido al tramo intermedio del recorrido. En busca de una suspensión más estable en todo tipo de terrenos.

Se trata de un cartucho cerrado y gracias a su construcción permite actualizar otras horquillas de la gama RockShox que no lo equipan de serie.

Charger 2.1

Del funcionamiento el cambio más importante respecto al anterior cartucho, el Charger 2, es que se ha suavizado el funcionamiento del circuito de compresión a alta velocidad. Se ha conseguido ese cambio con el uso de un nuevo bloque de arandelas internas que trabajan con más dulzura en este tipo de impactos. ¿Cuándo entra en juego el circuito de compresión a alta velocidad? Imaginar la típica recta de bajada repleta de rizados, raíces o, en general, impactos de baja honda pero muy rápidos. Ahí es donde se perciben los cambios en ese circuito.

Maxima Plush

Retenes internos SKF y líquido Maxima Plush son otras novedades de esta versión

No es la única novedad del cartucho Charger 2.1. En la constante batalla por reducir la fricción se han usado retenes SKF en el vástago de rebote. En los cálculos de la marca eso supone una reducción de fricción del 30%.

Y aún ahí más novedades en ese sentido. RockShox introdujo el líquido Maxima Plush, su líquido interno propio enfocado a reducir la fricción y proteger los circuitos internos del cartucho Charger 2.1. Uno de los aspectos más trabajados con el Maxima Plush es que no baje su rendimiento con alta temperatura. Tener en cuenta que con un uso exigente de la suspensión la temperatura interna de los elementos se dispara y que todos ellos estén listos para rendir de la misma forma en esas circunstancias es clave.

Charger 2.1

El cartucho Charger 2.1 se vende de forma separada

RockShox apostó por el nombre de Charger 2.1 en lugar de Charger 3 porque los cambios introducidos no eran tan radicales como para dejar de lado la serie 2 de su cartucho Charger. Un poco a imagen y semejanza de lo que sucede con las actualizaciones de software.

El cartucho Charger 2.1 se puede comprar de forma separada con precios que varían de los 280€ a los 415€ en función de para qué horquilla sea.

 

Te puede interesar