Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
RockShox ZEB RockShox ZEB
Scott Supersonic

Adiós a los potenciómetros PowerTap

PowerTap deja de vender productos con su marca. SRAM, actual propietaria, ya no los tiene en catálogo.

PowerTap nació en 1998 y con su primer producto, un buje con potenciómetro, ayudó a popularizar este tipo de dispositivos

PowerTap ha sido una de las marcas que más ha ayudado a popularizar el uso de potenciómetros en el ciclismo. Una compañía que desde 1998, año de su creación, ha aportado soluciones para medir la potencia a un precio muy competitivo. Su producto más conocido y extendido fue el medidor de potencia integrado en el buje trasero, su primera creación y la que más recorrido tuvo. En 2019 la empresa fue comprada por SRAM y, desde este mes de febrero, la nueva propietaria ha eliminado la opción de comprar nuevos productos PowerTap.

Continúa tras los patrocinadores



Además del potenciómetro en el buje, tenían modelos integrados en los pedales o en la araña de los platos

Tras su creación en 1998 y el lanzamiento de su buje con medidor de potencia, la marca PowerTap se hizo un nombre en el sector gracias al buen precio de sus productos en un segmento de mercado, el de los potenciómetros, donde el precio de partida era muy elevado y las opciones a escoger escasas. Su crecimiento hizo que en 2001 fuese comprada por la compañía Saris. Con su nueva propietaria crearon unos nuevos pedales con potenciómetro incluido, los PowerTap P1, así como un medidor de potencia para la araña de los platos, uno de los formatos más populares. Todo ello mantienendo la buena relación precio-prestaciones que les había permitido labrarse un nombre en el ciclismo.

Hasta que, en abril de 2019, SRAM compró PowerTap. La marca americana ya contaba con su propia marca de potenciómetros, bajo la firma de Quarq. Tras la adquisición mantuvieron en el catálogo el potenciómetro de buje PowerTap G3 y el de los pedales, el PowerTap P1. Pero ya eliminaron el PowerTap C1 de la araña del plato, que suponía una competencia directa a los modelos de Quarq.

PowerTap

SRAM compró PowerTap pero no dio continuidad a sus creaciones. Una compra centrada en hacerse con sus tecnologías

Desde ese momento SRAM no ha evolucionado más los modelos PowerTap ni ha dedicado esfuerzos a la promoción de la marca. Era el caso, ya habitual, de una gran marca que adquiere una compañía rival para ir dejándola morir poco a poco. Entonces… ¿qué beneficio obtiene SRAM de esa compra? Pues apropiarse de toda la tecnología y patentes creadas por PowerTap y que, quizás, acaben formando parte de futuros nuevos productos de Quarq o, como sucede en otros sectores, eliminar a un rival del mercado a golpe de talonario. En este caso la primera opción parece más adecuada a la realidad del mercado de los potenciómetros.

Si bien ya no es posible comprar productos PowerTap (salvo los que ya están en el mercado), SRAM seguirá contando con repuestos para los modelos en uso, aunque no se sabe durante cuánto tiempo.

Te puede interesar