Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar

Volcat
  • |
  • 29 de Julio de 2010

Lugares en los que sólo puede competirse en el Iron Bike

Sexto día de carrera, y quinto de etapa en línea. Hoy ya he notado lo que es ir vacío. Y lo peor es que no ha sido por ir en bici, sino por los tramos de pateo. Este año el recorrido, con muchisimas secciones nuevas, se les está yendo de las manos un poco a […]

Andalucía Bike Race

Sexto día de carrera, y quinto de etapa en línea. Hoy ya he notado lo que es ir vacío. Y lo peor es que no ha sido por ir en bici, sino por los tramos de pateo. Este año el recorrido, con muchisimas secciones nuevas, se les está yendo de las manos un poco a la organización. Muestra de ello es que ayer y antes de ayer nadie pudo entrar dentro del tiempo mínimo que dan, a partir del cual se empieza a penalizar. Yo hice ambas etapas a buen ritmo de principio a fin, y, aunque llegué primero en ambas, me quedé sin poder llegar en ese tiempo.

Ayer empezaron los tramos de pateo bestias, excesivos para mi gusto. Lo que suelen hacer es, si tenemos que subir un puerto de 1500 metros de desnivel, subimos 1200 metros de desnivel por carretera/pista/pedregal y cuando faltan esos 300 metros de desnivel para llegar arriba, te desvían y te meten por un GR de treking, donde es casi imposible hacer nada en bici, incluso una vez se corona, la primera parte de las bajadas suele ser imposible.

Para mi, que no ando más que para ir de la puerta de casa a donde aparco la moto, eso es el fin. Hoy de salida, tras despertarnos a las 5 de la mañana porque empezábamos a las 6:30, afrontábamos un puerto con 500 metros de desnivel. Un paseo para estirar piernas por una pista agradable y una bajada rápida para llegar al inicio de la subida que nos llevaba a una mina de talco. Desde aquí, se empezaba la especial del día, con unos 40km de longitud. La primera parte, con la una luz obligatoria, la hacíamos dentro de la mina de talco. Muy guapo!

Después, trialera alegre, senderito, asfalto, y la gran subida del día. 1400 metros de desnivel, mixto entre asfalto al principio y pista al final. Pero lo peor, como no, los últimos 300 de desnivel, todos andando por un sendero imposible. En el que, como mínimo me montaba cuando podía.

Al coronar, una bajada eteeeerna, y una nueva subida, de 1200 metros de desnivel, con un primer tramo de 5km de asfalto y casi 750 metros de desnivel. Para verlo! Eso sí.. preciosooo. Pero todo lo bueno tiene algo malo… y es que no podían faltar sus zonas de andar. Esta vez, 400 metros de desnivel andando. Yo me he pasado unos 40 minutos pelándome con las piedras, el camino y la bici… que tortura!

Se llegaba a un refugio, se bajada por pista, y se hacía una de las especiales más “especiales” de la carrera. Un descenso, por una fortaleza que recorre toda la ladera de una montaña. En total 600 metros de desnivel negativo… todos por escaleras! Pero escaleras imposibles en algunos lugares. Hacer dos años lo hice entero, pero este año la mano no me aguantaba y he tenido que bajarme en un tramo. Ver para creer…

Para rematar, 15km de senderito precioso, sube baja (con más sube que baja.. ya que había que remontar 500 metros de desnivel) para llegar a Pragelato, en una nueva jornrada de 4000 metros de desnivel y, en mi caso, 7 horitas de bici.

A nivel competitivo, sobre la bici, a la hora de pedalear, puedo aguantar e incluso ganar tiempo a los checos. Pero en los tramos de andar me hundo. Tanto que en la subida larga he llegado al pateo con 5 minutos de ventaja y he salido de él con 3 minutos de desventaja. Resultado… he perdido el liderato. Ahora vuelto a ir segundo. Quedan dos jornada, mañana muy complicada, con la subida a Chaberton (2000 metros de desnivel del tirón y mucho pateo), con lo que, siendo realista, las posibilidades de ganar son pocos… estos checos patean demasiado para mi!

Te puede interesar