Horquillas y amortiguadores Fox
Northwave ropa ciclista
Alps Epic Mountain Bike Stage Race
Thule
Publicado el 29-5-2017
Una espectacular carrera que demostró el potencial de van der Poel

El escenario estaba listo y el duelo estaba servido. Nino Schurter contra Mathieu van der Poel. A priori podría parecer un duelo desequilibrado, pero tras la remontada-exhibición del holandés la semana pasada en Nove Mesto y su espectacular victoria en carretera esta misma semana, van der Poel parecía en disposición de plantar cara al rey del XCO mundial.

Esta vez ambos partirían de la primera línea de la parrilla de salida. En un día caluroso, que podía afectar a ambos a partes iguales, y con un circuito rápido y donde el físico marcaba más diferencias que la técnica.

El duelo entre ambos no defraudó, y sólo un error, probablemente forzado por el ataque de Nino Schurter, rompió una batalla que parecía muy igualada.

Abrazos en meta

Abrazos en meta

De salida Mathieu van der Poel quiso meter el miedo en el cuerpo a Schurter. Tras unos primeros metros donde Carlos Coloma se dejaba ver liderando la prueba, algo que parece ya marca de la casa, el holandés y el suizo no tardaron en marcar distancias. Van der Poel tensó tanto que ambos pasaban destacados ya desde el mismo bucle de salida. Por delante 7 vueltas al trazado alemán.

Nino Schurter apenas dio la cara durante las primeras 3 vueltas. En ellas, van der Poel marcó la pauta y un excepcional Mathias Fluckiger era el único en cazar al dúo de cabeza. El de Radon, fiel a su estilo, competía al límite y fuera de control, un sello de su personalidad y forma de competir que a lo largo de su carrera deportiva le ha reportado alegrías pero, sobre todo, problemas y percances. Forzaba en los descensos como nadie. Y en uno de ellos se acabó su carrera.

La 4ª vuelta fue la que marcó la carrera para siempre. Nino Schurter tomó el mando por primera vez. Apretó para desmarcarse del resto de perseguidores. Van der Poel sufría para seguir su ritmo, pero no se descolgaba. Hasta que en una de las bajadas, justo antes del “Albstadt Drop”, cometía un pequeño error que acababa con una caída en la que se golpeaba la rodilla. Apenas cedía 20 segundos respecto a Nino Schurter en el percance. Los 20 segundos que le serían irrecuperables e impedirían pelear por la victoria.

En esa misma vuelta se acababa la carrera de Mathias Fluckiger. Una primera caída le hacía perder la rueda de Schurter y, apenas unos metros después, tras retomar la marcha, enlazando un salto que sólo él realizaba y sin ninguna necesidad, se salía del trazado en una caída muy violenta contra los árboles. El hombre del todo o nada se quedaba una vez más sin nada.

Mathieu Van der Poel volando

Mathieu Van der Poel volando

Con vía libre, Schurter no falló. A pesar que visualmente mostraba un rostro más sufridor que en la mayoría de sus carreras (un trazado que en principio no es de los mejores para él y un día de intenso calor, tampoco su predilección, y un rival nuevo y desconocido para él), el suizo su dosificar su ventaja a la perfección para alzarse con la 22a victoria en Copa del Mundo. A 11 triunfos de los números de Julien Absalon.

Mathieu van de Poel no aflojó en ningún momento. Tanto es así que desde el momento de su caída en la 4ª vuelta hasta el momento en que Nino Schurter tuvo su mayor diferencia con él sólo había 7 segundos.

Nino Schurter en meta

Nino Schurter en meta

Igualmente excepcional fue la carrera de Anton Cooper, 3º, y David Valero, 4º. Ambos compitieron de forma parecida, de menos a más y con un potente final de carrera. Cooper atacó en la 5ª vuelta y logró un exiguo pero suficiente margen con el biker español, suficiente para mantener la 3ª plaza. Valero, que llegó a ser 14º en un inicio de carrera algo complicado, remontaba con consistencia para marcar el mejor tiempo en la última vuelta.

Un sufridor y constante Marotte cerraba el podio y lideraba el tren francés con Tempier (de menos a más también) 6º y Julien Absalon, algo lejos de lo esperado, 7º.

Salida de la prueba

Salida de la prueba

Florian Vogel demostró que se ha recuperado de sus problemas físicos con la 8ª plaza mientras que Manuel Fumic realizaba una gran carrera delante de su público para ser 9º.

La sorpresa del top-10 era la 10ª plaza del checo Jan Skarnitzl, conocido en España por sus victorias en la Costa Blanca Bike Race formando pareja con Sergio Mantecón, que no pudo competir en Albstadt.

Quien volvía a quedarse a las puertas del top-10 era Pablo Rodriguez. Una nueva 11ª plaza condicionada por un pinchazo en la última parte de a prueba cuando parecía que tenía asegurado un espacio entre los 10 mejores. El gallego suma otro gran resultado y se sigue afianzando en la elite mundial de cross country. Coloma sería 17º.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus