Scott Spark
Scott Marathon by Taymory
Sportful
Liquidación cuadros Niner
Publicado el 12-11-2016
Informar de las zonas afectadas por cacerías y seguir unas normas básicas para garantizar una convivencia entre estos dos colectivos es básico

Estamos en la época del año en la que más colectivos diferentes se pueden encontrar en la montaña. Bikers y runners, la “fauna” más habitual de la montaña durante cualquier estación, tiene que convivir durante estos meses con la oleada de personas que acuden a los bosques, ya sea en busca de setas o simplemente para disfrutar de esta estación del año en que los bosques sustituyen a los destinos de sol.

Aunque el colectivo con el que menos suele gustar encontrarse es con los cazadores. En estos meses de caza es normal encontrarse con batidas en numerosos puntos de nuestra geografía.

Se trata de una actividad que es muy importante para algunas regiones, aportando un considerable beneficio económico tanto a los propietarios de los terrenos como a los servicios de restauración del entorno y empresas asociadas a esta actividad.

Ainsa y Zona Zero, un paraíso biker

Ainsa y Zona Zero, un paraíso biker

Está claro que el hecho que uno de los colectivos intente eliminar al otro en el uso de la montaña no es un camino con mucho recorrido, y que la clave pasa por la convivencia.

La Zona Zero, en Aragón, ha sido un proyecto de destino biker pionero en nuestro país por muchos aspectos. Y ahora quiere serlo también en la resolución de los problemas para que los colectivos de cazadores y bikers puedan seguir con sus actividades con total respeto el uno por el otro.

La caza, como hemos dicho, es una importante fuente de ingresos para las zonas donde se practica. Pero el MTB puede llegar a representar lo mismo y su crecimiento es constante año tras año.

El centro de esta convivencia en la montaña pasa por la información. Por saber de antemano qué zonas de la salida que nos planteamos hacer pueden estar afectadas por batidas. De esta forma podremos planificar mejor nuestra salida evitando los momentos de impotencia que supone encontrarse con caminos cerrados a mitad de un ruta.

Zona Zero está colaborando con algunas asociaciones de caza para poder transmitir a los usuarios de sus rutas (por ahora vía redes sociales principalmente) que recorridos están afectados por batidas y que caminos pueden encontrarse cerrados.

Su proyecto va más allá y, junto a Cerveza Rondadora trabajan en la creación de una web y app móvil que informe del estado y afectaciones de sus senderos. No sólo para notificar posibles batidas, sino para informar sobre otros acontecimientos que pueden afectar a sus rutas como crecidas de ríos, brotes de procesionaria, etc.. Una forma ideal de fomentar el uso seguro de los senderos para el colectivo biker.

Fomentar el respeto entre colectivos que usan el bosque es la única forma que tiene el MTB de seguir creciendo en número de usuarios. Respetar las señalizaciones de caza también es importante. A pesar de ser señales que no impiden por ley el paso si es una señal de respeto y una forma de evitar los peligros que supone adentrarse en mitad de una cacería.

Es uno más de los actos que los bikers debemos interiorizar y llevar a cabo en cada salida.

  • Por respetar a los peatones, aminorar la velocidad en las travesías de pueblos y no circular por las aceras.
  • Por respetar la propiedad privada y seguir el sendero marcado.
  • Por respetar el medio ambiente, no dejar residuos y realizar una conducción lo menos violenta posible con el medio.
  • Por prestar ¡ATENCIÓN! en época de caza y respetar su señalización, intentando informarse previamente de las zonas afectadas y evitarlas en nuestras rutas
  • Cumplir con normas de seguridad básicas como llevar siempre los repuestos necesarios para solventar emergencias mecánicas, alimento para poder cubrir las rutas con autonomía y llevar móvil (a ser posible con GPS) que nos permita ser localizados.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus