Scott Spark
Ruedas Progress MTX
Niner Bikes
Skoda Gran Fondo Priorat
Publicado el 20-10-2016
Un neumático polivalente como pocos, ligero y con gran durabilidad. Además de un precio excelente

La marca francesa Hutchinson tiene un esplendoroso pasado en el MTB. Todos aquellos que lleven más de una década en el MTB recordarán con nostalgia nombres como el Phyton (que aún sobrevive) o el Camaleón. Y los que empezaron con las ruedas gordas en los 90 seguro que tienen en mente el Hutchinson On The Rocks como una de las referencias a la hora de escoger cubiertas.

Tras su exitosa época Hutchinson perdió protagonismo prácticamente coincidiendo con la fase del salto de las 26″ a las 27,5″ y 29″. Un aumento de la competencia, nuevas marcas entrando en el sector y un gran cambio en las ruedas de nuestras MTB hizo que la firma se diluyese.

Pero desde hace unos años Hutchinson está remontando terreno con fuerza. A base de nuevos modelos, más variedad de medidas y compuestos y dibujos para todos los gustos. Su última creación se llama Hutchinson Gila  y es un concentrado de toda su tecnología.

Hutchinson Gila

Hutchinson Gila

A favor Durabilidad de la goma, peso contenido, polivalencia de uso y precio competitivo
En contra Sólo disponible en una medida de ancho para cada tamaño de rueda

Creado para ser un superventas

El Hutchinson Gila tiene todo lo necesario para ser uno de los neumáticos estrella de la gama. Todo en su diseño está en un punto intermedio que busca la polivalencia.

Empezando por su dibujo, con tacos amplios con una separación suficiente para evacuar el barro pero sin ser excesiva para que lleguen a “flanear” en terrenos duros. Su perfil es bastante redondeado en su parte central y la amplitud de los tacos crea una buena superficie de contacto con el suelo en terrenos sueltos. Los tacos laterales son igualmente amplios formando largos bloques.

Su construcción aprovecha lo mejor de la tecnología Tubeless Ready de Hutchinson. Se logra un peso contenido (663 gramos en nuestra báscula para 29×2.10, una cifra más que respetable viendo su generoso taqueado) y se usa la goma que emplean otros neumáticos de la compañía. La carcasa está optimizada para ser usada con bajas presiones y es muy flexible, facilitando que dibuje el perfil del terreno.

Sin ser un neumático específico de barro, se comporta de forma sobresaliente cuando este elemento abunda (sin llegar a condiciones extremas). Sin duda destaca más en terreno blando que en superficies duras, aunque en éstas últimas tiene un buen rodar (sin llegar a los extremos de los neumáticos de seco de XC). El agarre lateral es excelente, con la banda de tacos final muy sólida y con buena mordiente. Costará que encuentres su límite en un uso XC. Su campo de batalla son los recorridos con terreno mixto.

Hutchinson Gila

Hutchinson Gila

Destaca mucho la durabilidad de su goma, por encima de la media. Tras nuestras 3 semanas de pruebas no presentaban muestras destacables de desgaste. La carcasa, aunque ligera, se mostró resistente y no sufrimos ningún pinchazo empleándolo como tubeless con líquido sellante. A pesar de competir con él y atacar zonas rocosas a ritmos altos.

El Hutchinson Gila puede ser el neumático de uso habitual para la mayoría de bikers con un perfil XC o trail ligero. Capaz de comportarse con solvencia en la mayoría de terrenos, sin lastre excesivo a la hora de rodar, con un peso contenido, una gran durabilidad y una buena resistencia a los pinchazos.

¿Qué más se puede pedir? Pues un buen precio. Y aquí también destaca sobremanera el Gila, con un coste de sólo 34,90€. Está disponible en medidas de 26×2.10, 27,5×2.25 y 29×2.10.

Hutchinson Gila

Hutchinson Gila

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus