Ruedas Progress MTX
Club La Santa 4 Stage Mountain Bike Race
Powerbar Muffin
Chain Reaction Cycles - Rebajas Enero
Publicado el 15-1-2016
Es cuestión de tiempo que las MTB tengan 12 piñones y el sistema monoplato de un paso más. Estas son las opciones de SRAM y Shimano para que suceda

Hace poco más de 3 años que SRAM introdujo su grupo XX1 que sirvió para inicar una revolución en las transmisiones de MTB. Era el estreno de los cassettes de 11 piñones por parte de un gran fabricante y el inicio de un exitoso camino para las transmisiones monoplato. Más piñones significaba poder abrir el rango de acción del cassette y ampliar las combinaciones necesarias para poder rodar con sólo un plato por todo tipo de terrenos.

La vía del monoplato aún parece tener recorrido y todo parece indicar que el siguiente paso serán las transmisiones de 1×12. Un piñón más abriría de nuevo las opciones a aumentar el rango del cassette. Nos imaginamos piñones 50-10 o incluso 50-9, que darían un plus para las subidas, manteniendo o incluso mejorando la relación para las bajadas.

Mientras la llegada de un piñón grande de 50 dientes es algo más probable, el uso de uno pequeño de 9 dientes en cassettes de SRAM (que es quien podría hacerlo gracias a su núcleo XD) es poco probable. El piñón de 9 dientes da un “feeling” extraño a la pedalada debido al denominado “efecto polígono”, que se traduce en una sensación de mayor lastre en el pedaleo respecto a la fuerza que hacemos y que aumenta de forma exponencial a medida que el piñón es más pequeño. De hecho SRAM ya experimentó con prototipos de piñón con 9 dientes antes de lanzar el XX1, y desechó la idea por este motivo.

Sin embargo un piñón de 50 dientes permitiría emplear un plato más grande sin perder un desarrollo adecuado para las subidas, o mantener el mismo plato y conseguir un desarrollo aún más cómodo para ascender. La opción de usar un piñón grande de 46 y reducir el salto entre piñones también sería una buena propuesta.

A nivel mecánico, habría que reducir ligeramente el espacio entre piñones, aunque tampoco mucho (incluso se podría llegar a hacer manteniendo el mismo espaciado) puesto que cuanto mayor es el piñón más alejado queda de los radios. Esto implicaría una cadena también algo más estrecha y pequeñas modificaciones en el cambio, como unas nuevas ruedecillas de cambio o redisño de la patilla para adaptarse sin problemas al nuevo piñón grande.

Que los 12 piñones llegarán al MTB es algo que casi podríamos asegurar a día de hoy, pero ¿cuándo? De nuevo, y como ha pasado con casi todas las innovaciones en materia de transmisión para MTB, la americana SRAM podría ser la primera en lanzarlo, tan pronto como 2017, lo que significaría que en este 2016 podríamos ver algún prototipo rodando por los senderos o en las bicis de sus corredores oficiales.

shimano_cassette

¿Y Shimano?

La llegada de las 12 velocidades a los grupos del gigante nipón encajaría sin problemas en su grupo electrónico, por el momento sólo en la familia XTR. De hecho, la precisión de cambio que da este grupo y que es totalmente inigualable por parte de ninguno mecánico, sería una importante ventaja para disponer de cambios de velocidades precisos, más aún en el hipotético caso de cassettes de 12 piñones, donde con el espacio más reducido, cualquier imprecisión de cambio se traduciría en problemas y saltos de piñón.

Gracias a su software sería factible actualizar los actuales componentes del Di2 para que funcionase con 12 velocidades sin tener que cambiar nada, siempre que el cambio admitiese el nuevo piñón grande sin problemas mecánicos.

En cuanto al desarrollo escogido por Shimano, parece claro que serían más conservadores que SRAM, como vienen siéndolo también en los 11 piñones. Un 46-11 o 45-11 podría ser su elección para entrar en las 12 velocidades.

Eso sí, para Shimano, cualquier fecha antes que 2018 parece poco realista a la hora de valorar qué año podrían lanzarse a este nuevo tipo de transmisiones.

Los inventos caseros

El MTB es un deporte plagado de “manitas” y ya hace tiempo que circulan experimentos de 1×12 por la red. La fórmula es siempre común. Acoplar uno de los piñones de mayor tamaño que fabrican terceras empresas a un cassette tradicional de 11. Y “tunear” el pulsador de cambio para que tenga un “click” más, algo más sencillo de realizar con los GripShift de SRAM, aunque también factible con los mandos Trigger.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus