Skoda Gran Fondo Priorat
Sportful
Scott Spark
Scott Marathon by Taymory
Publicado el 13-8-2015
Tras ganarlo todo con 24 años busca salir de un pozo. Sobreentrenamiento, presión y enfermedades la han apartado de su lugar

Apuntaba a marcar una época en el XC femenino. Con sólo 24 años lo había logrado todo. El oro olímpico en Londres, dos campeonatos del Mundo absolutos y cuatro campeonatos de Francia consecutivos eran sus logros. Una precocidad que ha sido uno de sus peores enemigos.

Tras ganar el campeonato del Mundo de 2013 en un año casi en blanco a causa de una fractura de clavícula, 2014 sería el inicio de una pesadilla para ella. Luciendo el maillot de campeona del mundo la presión empezó a hacer mella en la joven biker de BH-SR Suntour.

Julie Bresset

La búsqueda del mejor rendimiento la llevó a una espiral de sobre-entrenamiento. Los resultados en las carreras no acompañaban, y por si fuera poco, la suerte tampoco. Caídas, pinchazos y problemas mecánicos parecen perseguirla en las citas clave. Julie Bresset entra en una fase de saturación. Por el malestar físico del sobre-entrenamiento, la presión creada por sus propias expectativas, las ganas de satisfacer a su entorno y la mala fortuna que sufre en competición.

La francesa opta por parar completamente. 3 semanas sin tocar la bicicleta. “Tras tocar fondo sabes que sólo puedes ir hacia arriba. Mientras ganaba todo el mundo estaba a mi lado. Cuando todo empezó a ir mal algunos se apartaron. Especialmente cuando decidí parar” explica Bresset sobre ese período.

En busca de un nuevo resurgir

Sabedora de sus problemas empieza a tomar decisiones. La primera, cambiar de entrenador. Y desde Enero trabajar de cerca con un psicólogo y un nutricionista, que forman parte de su equipo más cercano.

En mayo volvía a ponerse un dorsal en la prueba de la Copa de Francia de Plouec-sur-Lie. No lo hacía en las mejores condiciones. Hacía unas semanas que se le había diagnosticado una infección por citomegalovirus, una mononucleosis. Desde entonces se ha ido recuperando lentamente y en las últimas semanas se ha planteado la vuelta a la competición. En el fondo la intención de estar en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro para defender su título.

El inicio de este nuevo camino será en Montgenevre, sede este fin de semana de la última prueba de la Copa de Francia. La semana siguiente acudirá a la Copa del Mundo de Val di Sole. “No tengo grandes expectativas. Sólo empezar a competir para coger el ritmo y ver dónde estoy“.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus