Scott Marathon by Taymory
Ruedas Progress MTX
Skoda Gran Fondo Priorat
Powerbar Energize
Publicado el 29-5-2015
Las Jawbreaker siguen la línea de diseños más atrevidos de Oakley, pero todos sus detalles tienen una razón de ser. Su lente Prizm es, probablemente, la mejor creada nunca para ciclismo

Mark Cavendish es el hombre que impulsó el diseño del último modelo de gafas para ciclismo que ha lanzado Oakley. Las Oakley Jawbreaker llegan al mercado tras un larguísimo proceso de desarrollo que ha incluido más de 100 cambios de diseño, 9.600 horas de laboratorio y dos años de pulir el modelo hasta obtener este resultado final. Como todo en Oakley, sus números son de gigante.

A favor Campo de visión amplio, perfecta sujeción e impresionante rendimiento de la lente Prizm
En contra Precio en la escala habitual de Oakley

Su nombre, Jawbreaker, viene del mecanismo que emplean para separar la parte inferior que sujeta la lente de la parte superior de la montura para poder desmontar el cristal. Al hacerlo el soporte de la nariz queda enganchado a la montura y no se separa de la misma. Un curioso mecanismo para llevar a cabo el proceso de cambio de lente.

jawbreaker04

Estética agresiva, envolventes y con excelente sujeción

Su estética es agresiva y no pasan desapercibidas, especialmente por su enorme tamaño si las comparamos con la media de las gafas destinadas al ciclismo. Un diseño disruptivo en la línea de las creaciones de la marca americana. Pero sus generosas dimensiones no son solo un capricho de la estética. Gracias a ello se obtiene un campo de visión sin interferencias de la montura un 44% mayor que en la media de las gafas de la competencia. Lo que se resumen en que nuestro campo de visión será más amplio, algo que es fácil comprobar desde el primer momento que te las pones.

oakley3
 
oakley2
 
oakley1
 

La longitud de las patillas se puede ajustar en tres posiciones diferentes, de modo que se puedan acomodar sin problemas a cualquier caso o cabeza.

Disponen de 6 pequeñas aperturas entre la lente y la montura para mejorar la ventilación y evitar que se empañen, algo vital en unas gafas de un tamaño tan considerable. En nuestras pruebas no tuvimos problemas de empañado en ninguna circunstancia.

jawbreaker06

Lentes Prizm, en otra liga

La lente Prizm es la mejor que hemos probado jamás para ciclismo

Estas Oakley Jawbreaker venían equipadas con la nueva lente estrella para ciclismo de la marca, la Prizm. De acuerdo con la teoría su nueva tecnología mejora la visión en determinados ambientes enfatizando los colores, permitiendo ver de forma más clara.

En la práctica son, simplemente, la mejor lente para ciclismo que hemos probado jamás. La mejora de la visión es impresionante, especialmente en situaciones de poca luminosidad, como en el interior de bosques o a última hora del día. Normalmente las lentes simplemente hacían ver las cosas más oscuras, pero las Prizm están en otra división, siendo una gran mejora para la visión.

jawbreaker05

El diseño amplio y cerrado de las Oakley Jawbreaker las convierte también en una de las gafas más seguras que hemos probado. Será casi imposible que una rama o cualquier elemento salpicado de la rueda delantera logre alcanzar tus ojos o colarse por debajo de las gafas. Un punto positivo extra que refuerza el diseño de grandes proporciones que Oakley ha dado a este modelo. Además se mantienen fijas en su posición independientemente de los movimientos que hagas.

En su uso todo fueron alegrías y tan sólo echamos en falta algo de “acolchado” en la parte final de las patillas, que según en que circunstancias llegaron a molestar un poco al ejercer demasiada presión en la zona donde se apoyan en la cabeza. Aunque no fue, ni mucho menos, nada preocupante.

jawbreaker03
 
jawbreaker02
 

Si estéticamente te atraen (son y serán las gafas de moda en los próximos meses gracias a la multitud de bikers y ciclistas punteros apoyados por la marca), funcionalmente será complicado que encuentres alguna pega a este modelo, y el resultado de las lentes Prizm te dejará más que satisfecho. Como siempre en la marca, tanta tecnología tiene un precio. Quizás el único punto criticable de las Oakley Jawbreaker. Su PVP es de 209€, y dependiendo de la montura y la lente pueden ir de los 199€ a los 249€.

La tecnología y la moda tienen un precio.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus