Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Cambrils Cambrils
Sportful
  • Tests
  • |
  • 23 de Marzo de 2020

Test Lapierre Prorace SAT 9.9 LTD

La Lapierre Prorace SAT 9.9 es un modelo que muestra todo lo que se busca hoy en una rígida de gama alta. Peso competitivo, componentes de alta gama y algún sistema que ayude a filtrar vibraciones.

Peso competitivo y comodidad de marcha, los campos de batalla de las nuevas rígidas

Las bicicletas rígidas de MTB siempre tendrán su hueco en el mercado. Pasarán épocas en las que estarán más o menos de moda, pero gracias a las sensaciones únicas de aceleración, rigidez y ligereza que transmiten siempre mantendrán su presencia en el mercado. Con la popularización de las dobles los modelos rígidos parecen haberse centrado en dos frentes: los usuarios que transitan mayoritariamente por terrenos lisos como pistas y los que compiten en pruebas de bike-maraton y XCO. Además, desde hace unos años, las grandes marcas buscan dotar a sus cuadros rígidos de elementos diferenciadores. La batalla por destacar en este segmento se centra en el peso y en lograr dotarlas de un plus de comodidad. Precisamente en este último apartado es donde Lapierre ha puesto énfasis para dar vida a su gama Lapierre Prorace SAT. Hemos podido probar el mejor modelo de toda la gama, la Lapierre Prorace SAT 9.9 LTD con un montaje cinco estrellas.

Continúa tras los patrocinadores

Twinloc de Scott
Neumáticos de MTB Chaoyang
Tijas telescópicas PRO
Lefty Ocho
Kenda
Northwave
KTM Scarp 2020
Bollé
Ruedas Progress

Lapierre Prorace SAT 9.9
A FAVOR
Combinación de rigidez y sistema SAT
Nivel de equipamiento
Guía cadenas elaborado
A MEJORAR
Precio elevado
DATOS
Precio: 6,199€
Peso: 9,8kg
Opciones: Tallas S, M, L y XL
Distribuidor: Lapierre

Lapierre Prorace SAT 9.9

Lapierre Prorace SAT 9.9

Lapierre Prorace SAT 9.9

Sello de la casa

Lapierre Prorace SAT 9.9

El ello de la marca de Dijon, Francia

Lapierre Prorace SAT 9.9

La peculiar forma del tubo superior

El sistema SAT nació para las bicicletas de carretera que debían enfrentarse a secciones de pavé

Aportar valor añadido a la simplicidad de un cuadro rígido. Es la tarea de las marcas con potencial tecnológico y de desarrollo para diferenciarse en un segmento de producto donde es complicado lograr innovaciones llamativas. De ahí que en los últimos años hayamos visto el renacer de los modelos «softail«, cuadros rígidos con algún sistema de filtrado de vibraciones y entre los que podríamos incluir al Lapierre Prorace SAT. Su apellido SAT se refiere a la tecnología y diseño que emplea el cuadro para ser más cómodo. No es una invención específica para este modelo. De hecho, como en otros casos, nació para las bicicletas de carretera, especialmente aquellas que deben enfrentarse al pavé en pruebas ciclistas profesionales. Ahí, cualquier pequeña ganancia en comodidad sin detrimento del rendimiento es más que bienvenida.

SAT son las siglas de Shock Absorption Technology y se creó para equipar a las Lapierre Pulsium de hace ya unas cuantas temporadas. Al contrario de otros sistemas de bicicletas softail la Lapierre Prorace SAT no tiene ningún punto móvil en su cuadro. Es decir, se han centrado en diseñar una estructura de carbono que sea capaz de moverse y contar con cierta «suspensión», siempre a un nivel mucho más reducido de lo que puede tener cualquier doble. De hecho, se trata de filtrar vibraciones del terreno más que de ofrecer suspensión como tal.

Lapierre Prorace SAT 9.9

Detalle del triángulo que crea el sistema SAT

Lapierre Prorace SAT 9.9

Los tirantes son clave en la flexión controlada del cuadro

Lapierre Prorace SAT 9.9

El elastómero del sistema SAT

Lapierre Prorace SAT 9.9

Las formas del cuadro

El cuadro se divide en dos partes. El tubo de sillín y los tirantes se encargan de la parte de flexión controlada

Para lograrlo el cuadro de los modelos Lapierre Prorace SAT está claramente dividido en dos partes. El tubo principal, vainas, dirección, caja de pedalier y tubo superior están centrados en dotar de rigidez al cuadro, de forma que no se pierda energía con flexiones laterales y se mantenga la gran sensación de aceleración habitual en las bicicletas rígidas. El tubo de sillín y los tirantes es la zona donde ocurre la magia. La parte flexible del cuadro. Un construcción detallada en cada zona, en cantidad de fibras de carbono, tipo y distribución de las mismas, permite que el cuadro tenga cierto movimiento vertical. Si os fijáis, el tubo de sillín hace una forma muy particular en su último tramo camino de la caja de pedalier. Internamente, por la distribución de las fibras, está separado del resto de la estructura del cuadro. Así puede tener una flexión de forma controlada y filtrar las vibraciones. ¿En números? Eso supone una capacidad de movimiento de 5 a 6 mm en el plano vertical, que se trasladan en más milímetros en el sillín. Lograr la flexión ideal en cada cuadro ha obligado a diseñar un «layup» de las fibras de carbono específico para cada talla del cuadro. Todo ello queda combinado con el uso de tijas de sillín de 27,2 mm, que son las más flexibles.

Lapierre Prorace SAT 9.9

Formas del tubo de sillín

Lapierre Prorace SAT 9.9

Otro punto de vista

Lapierre Prorace SAT 9.9

Vista de la zona de pedalier, muy espectacular.

lapierre_sat_3

 
lapierre_sat_4

 

El elastómero no tiene una función de absorción, sino de «limitador»

Lo más llamativo del cuadro es el elastómero que une la prolongación de los tirantes de camino al tubo superior, que genera un nuevo triángulo en el cuadro. Curiosamente el elastómero no juega un papel relevante en el funcionamiento del cuadro, cuya absorción viene dada por el movimiento del carbono. Se trata más de un sistema de protección para evitar que el caso de movimiento brusco las fibras tengan que soportar una carga excesiva. Actúa como si fuese un limitador de tope de recorrido, por definirlo de una forma más visual. Podrías sacarlo y la bicicleta no tendría ningún problema de funcionamiento en marcha en la inmensa mayoría de situaciones.

En cuanto al peso, el cuadro se queda en 1.070 gramos en talla M con todo el hardware incluido.

Lapierre Prorace SAT 9.9

Paso de rueda

Lapierre Prorace SAT 9.9

Punteras del cuadro Lapierre Prorace SAT 9.9

Lapierre Prorace SAT 9.9

El guía cadenas propio de Lapierre

Lapierre Prorace SAT 9.9

Más detalles del guía cadenas

Lapierre Prorace SAT 9.9

Formas del tubo de sillín

Compatible con doble plato y listo para tija telescópica

Más allá de la tecnología SAT el cuadro de las Lapierre Prorace SAT cuenta con otros detalles llamativos. Está optimizado para transmisiones monoplato pero es compatible con desviadores delanteros, tanto de tipo sideswing de Shimano como con cableado Di2. Cuenta con un cuidado sistema de cableado interno cuyo punto estrella es la Trapdoor. Una venta de servicio bajo la caja de pedalier que permite instalar la batería de sistemas de cambio Di2 justo en la caja de pedalier, el punto más bajo posible donde el peso contribuye menos a cambiar el centro de gravedad de la bicicleta. Además de ayudar a las tareas de mantenimiento del cableado interno. Esta lista para montar una tija telescópica con guiado de cable interno.

Lapierre Prorace SAT 9.9

La Trapdoor del cuadro

Lapierre Prorace SAT 9.9

Lista para desviador delantero de tipo sideswing

Lapierre Prorace SAT 9.9

La parte clave del SAT

Lapierre Prorace SAT 9.9

Protector del cuadro

Lapierre Prorace SAT 9.9

El protector de la vaina y la salida del cable que no se usa en este caso

Cuenta con un guía cadenas espectacular y donde podemos llevar un eslabón rápido de cadena

Cuenta con un espectacular guía cadenas marca de la casa, de sólo 30 gramos de peso y que tiene un ingenioso sistema para poder llevar un eslabón rápido para reparar la cadena integrado en la cada interna del propio guía cadenas. Un recurso muy útil que nos permitirá llevar este recambio vital siempre con nosotros. Por lo demás, el cuadro es Boost (como no…) y equipa un protector de vaina trabajado y que ayuda a reducir el sonido de los golpes de la cadena. Los pasos de rueda son correctos para las medidas habituales de neumáticos en XC y bike-maraton y los acabaos de pintura no tienen queja posible.

Geometría Lapierre Prorace SAT

Ángulo de dirección de 69,5º, vainas de 428 mm y reach largo

Un toque moderno pero una esencia racing. Así podríamos definir la geometría de las Lapierre Prorace. Es evidente que los usuarios de bicicletas rígidas son los más conservadores en cuanto a geometrías y a sensaciones que buscan en una bicicleta. La necesidad de mantener la agilidad y nerviosismo habituales en las bicis XC tradicionales han hecho que desde Lapierre no arriesguen son los números de su geometría.

Sí que han incorporado un reach generoso (para el standard de las rígidas…) que combinan con potencias más cortas, además de un tubo de dirección corto. Con ello se pueden usar potencias más cortas y con ángulos sin extremismos.

Por lo demás las vainas son de 428 mm, una medida tirando a corta que proporciona agilidad y el ángulo de dirección se queda en 69,5º. Sí, lejos de los 68º que ya solemos ver en dobles de XC, pero es precisamente ahí donde pueden seguir manteniendo el feeling racing y directo subiendo que muchos usuarios de bicis rígidas buscan. Una sensación que las aproxime a las sensaciones de una bici de carretera en ese apartado.

Geometría Lapierre Prorace SAT 9.9

Equipamiento Lapierre Prorace SAT 9.9

Equipamiento de primera con cambio AXS y horquilla Fox 32 SC Factory

La Lapierre Prorace SAT 9.9 es la joya de la corona y viene con un montaje estelar. Lo mejor de Fox (la horquilla Fox 32 SC Factory) y casi todo lo mejor de SRAM (los cambios SRAM XX1 Eagle AXS combinadas con bielas XX1 Eagle y cassette X01 Eagle). Dos apartados clave cubiertos de la mejor forma posible. Solo nos hubiese gustado ver la horquilla montada con el eje pasante sin tirador, el Kabolt, mucho más ligero que el de serie con palanca.

Del resto, destacan las ruedas de la propia Lapierre. Llantas de carbono y bujes con radios straight pull (rectos) que en marcha están a la altura de lo esperado tanto en rigidez como en aceleración. Van equipadas con neumáticos Maxxis. Han ido a lo seguro montando el Ardent Race delante y el Ikon detrás. El Ardent Race en 2,25″ y el Ikon en 2,20″. Ambos en carcasa TR y EXO. Es decir, listos para rodar. Las ruedas están listas para montarlos como tubeless, pero de serie vienen montados con cámaras.

Lapierre Prorace SAT 9.9

Puños mejorables si los comparamos como modelos de silicona o de espuma de otras marcas

Lapierre Prorace SAT 9.9

Pulsado del SRAM XX1 Eagle AXS

Lapierre Prorace SAT 9.9

Bujes con radios straight pull

Lapierre Prorace SAT 9.9

Otra vista de las llantas de carbono

Lapierre Prorace SAT 9.9

Llanta de carbono para las ruedas de la propia Lapierre

Lapierre aporta algunos componentes propios

La propia Lapierre también aporta su potencia (de aluminio) y tija de sillín (de carbono). El manillar va a cargo de FSA. Los frenos SRAM Level usan disco de 180 mm en la rueda delantera y de 160 mm en la trasera.

En general no hay nada que objetar a su montaje más allá de pequeños detalles como que te gusten más o menos el tacto de sus puños o el sillín Fizik Tundra M5, ambos factores muy personales.

Lapierre Prorace SAT 9.9

Potencia de 70 mm

Lapierre Prorace SAT 9.9

Manillar de FSA

Lapierre Prorace SAT 9.9

Neumático Maxxis Ardent Race delante

Lapierre Prorace SAT 9.9

Maxxis Ikon detrás

Lapierre Prorace SAT 9.9

Maxxis Ikon de 2,20"

Lapierre Prorace SAT 9.9

El protector de la vaina y la salida del cable que no se usa en este caso

Lapierre Prorace SAT 9.9

Detalle de la entrada de cables, que aquí no se usa gracias al AXS

Lapierre Prorace SAT 9.9

Lapierre Prorace SAT 9.9

En marcha con la Lapierre Prorace SAT 9.9

La rigidez del cuadro es sobresaliente, aún con el sistema SAT integrado

El resumen rápido de nuestras sensaciones es que la Lapierre Prorace SAT 9.9 no te defraudará. Quien la compre esperará tener una rígida rápida, con buena rigidez y ese pequeño plus de absorción del cuadro, además de un peso competitivo. Todo ello lo va a encontrar en este modelo. El peso verificado es de 9,8 kg sin pedales pero con cámaras y neumáticos tubeless. Una cosa por la otra… así que tubelizada y con pedales el peso final ya rondaría esos 9,8 kg.

A pesar del énfasis en el sistema de absorción SAT, la primera sensación al pedalear con ella es de rigidez total y aprovechamiento del pedaleo al máximo. Realmente la incorporación de ese sistema no le ha restado capacidad para acelerar en ningún apartado. La parte delantera es precisa y el feeling que transmite la Lapierre Prorace SAT 9.9 es el de una bicicleta racing de XC. Con el reach largo y potencia corta contamos con una posición mejor centrada sobre la bicicleta y algo más de control de la rueda delantera. Pero en terreno complicado no deja de ser una rígida con las limitaciones que ello conlleva.

Lapierre Prorace SAT 9.9

El cambio SRAM XX1 Eagle AXS

Lapierre Prorace SAT 9.9

Disco de 180 mm y hubiésemos preferido el eje pasante sin tirador Kabolt, más ligero

Rápida en pistas y con el feeling «nervioso» subiendo tradicional de las rígidas

Sobre el SAT, es evidente que está ahí y que seguro aporta ese pequeño plus de comodidad. En marcha es complicado de verificar, sobre todo porque con unos neumáticos ajustados a la presión adecuada ya tenemos un elemento importante de filtrado de irregularidades que difumina el trabajo del cuadro en ese apartado. Subiéndonos después a otra rígida totalmente rígida (nada de sistemas tipo SAT) y rodando por los mismos senderos sí que pudimos percibir un comportamiento más seco del cuadro pero, como decimos, entraría dentro del grupo de las ganancias marginales. Que, eso sí, bienvenidas sean. Sobretodo en este caso en que no empeoran ningún otro punto de su comportamiento.

Como modelo de gama alta, su precio es de gama alta. 6.199€. Un precio que se justifica en un equipamiento de altísimo nivel. Eso sí, por más de 2.000€ menos tienes la Lapierre Prorace SAT 8.9, también con Fox 32 SC Factory y, eso sí, con SRAM Eagle mecánico, pero con todo el resto de bondades y detalles de calidad de su cuadro.

Más información

Lapierre Prorace SAT 9.9
Cuadro: PRORACE SAT 29″ CARBON ULTIMATE, BOOST, PRESSFIT, THRU AXLE 12×148
Horquilla
FOX 32 SC «ORANGE» FACTORY KASHIMA 29» 100mm BOOST + 2 POSITION REMOTE///Cambio trasero
SRAM XX1 EAGLE AXS 12s
Pedalier
SRAM DUB PRESSFIT 92
Cassette
SRAM XG1295 EAGLE 10-50 12spd
Cadena
SRAM X01 Eagle
Frenos
SRAM LEVEL ULTIMATE CARBON BLACK
Discos
SRAM CENTERLINE ROUNDED 180mm / 160mm
Manetas
SRAM XX1 EAGLE AXS 12s
Dirección
FSA ORBIT 1.5Z SC NO.57SC
Manillar
FSA SLK CARBON FLAT W: 740mm Ø: 31.8mm
Puños
PRE FOAM GRIPS
Potencia
LAPIERRE 7050 ALLOY 3D FORGED 7° Ø: 31.8mm L: 70mm(S,M, L)/ 90mm (XL)
Tija de sillín
LAPIERRE CARBON Ø: 27.2mm L: 400mm
Sillín
FIZIK TUNDRA M5 BLACK
Ruedas completas
LAPIERRE CARBON XC 29» BOOST XD DRIVER
Neumáticos
29X2.25 MAXXIS ARDENT / 29X2.20 IKON FOLDING BLACK 60TPI
Pedales
NW 91K steel cage
Peso
9,8 kg
Tamaño
S, M, L, XL