Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike

Scott Marathon Cup - Sea Otter Europe
  • Tests
  • |
  • 12 de Marzo de 2019

[Test] GT Sensor Carbon Pro, el renacer del LTS

La GT Sensor se ha creado con la premisa de ser una bicicleta simple, eficiente y con buen funcionamiento bajando. Acabados de primera y su comportamiento seguro la convierten en una gran trail/all-mountain para los que prefieren bajar mejor a costa del rendimiento subiendo

Pedales Look

E-Enduro

Andalucía Bike Race

GT ha hecho renacer el sistema LTS y se ha olvidado de la complejidad de sus suspensiones pasadas. Ahora todo es simplicidad.

GT es una de esas marcas que nunca ha tenido miedo a arriesgar con sus diseños. Durante las últimas dos décadas hemos visto como presentaban multitud de sistemas de suspensión. Todo arrancó con el sistema RTS en los años 90. Pero fue su evolución, el LTS, el que pondría a GT en la élite del mountain bike. Además de darle numerosas victorias en el mundo del DH a principios de este siglo. A partir de ahí sus suspensiones se complicaron. La llegada del peculiar sistema i-Drive (uno de los últimos sistemas en confiar, en parte, en el concepto de trasera unificada, es decir, el eje de pedalier y eje de la rueda en la parte “suspendida” de la bicicleta) enfocó a la marca hacia suspensiones que pedaleaban muy bien, pero sus modelos perdían relevancia en el segmento de largo recorrido. La firma ha querido cerrar el círculo y para su gama 2019 ha recuperado su fórmula más exitosa. Ha hecho renacer el sistema LTS para dar vida a una nueva GT Force de enduro y la nueva GT Sensor de all mountain que ha pasado por nuestras manos.

Continúa tras los patrocinadores

Zapatillas Ciclismo NORTHWAVE Rebel
Open Natura
Skoda Gran Fondo Priorat
Gran Fondo Andorra MTB
KCNC
Transpyr
HJC
NamedSport
Zapatillas Scott MTB COMP Boa Reflective
Cascos UVEX
Berria Bravo BR WC limited

GT Sensor Pro Carbon
A FAVOR
Geometría que transmite seguridad y confianza
Feeling firme de la suspensión trasera bajando
Acabados del cuadro
Cantidad de tallas disponibles
A MEJORAR
Altura de la caja de pedalier
DATOS
Precio: 5.499€
Peso: 13,7 kg
Opciones: Tallas XS, S, M, L y XL
Distribuidor: Macario

GT Sensor Carbon Pro

GT Sensor Carbon Pro

Soporte Trunnion, chip para cambiar la geometría y amortiguador de medida métrica para la GT Sensor

El diseño actual de la suspensión de la GT Sensor poco se parece, a nivel visual, con el de las primeras GT con LTS. Pero los objetivos de la suspensión son los mismos. Se trata de un sistema de suspensión multi pivote con punto de giro de tipo Horst link en las vainas. Se ha incorporado un soporte Trunnion para el amortiguador que, además, ahora es de medida métrica. Uno de los puntos más llamativos es el uso de un sistema por el que cambiar la geometría de la bicicleta a través de una pieza, algo cada día más habitual en las bicicletas de doble suspensión.

Simplicidad y buen hacer para su cuadro

Acostumbrados a los complejos diseños del pasado, GT nos ha traído una Sensor que destaca por su claridad de líneas. Un diseño limpio y en busca de la máxima efectividad de la forma más directa posible. Se busca rebajar peso al máximo y aquí la simplicidad es uno de los mejores aliados de los ingenieros. No hay que olvidar que GT fue de las primeras marcas en apostar por el anclaje de tipo Horst link a mediados de los 90. Con el nuevo diseño de la suspensión se ha dejado de lado, en cierta medida, la eficacia de pedaleo, a cambio de ganar en sensibilidad de recorrido. La cinemática que han buscado en la marca deja un claro comportamiento progresivo en la mayor parte del recorrido. Hasta el punto que el SAG recomendado es de, como máximo, el 25%. Algo poco habitual en bicis de este tipo. Por ello, el amortiguador empleado juega un papel importante para completar las propiedades de la suspensión. Puede ser una ayuda para controlar el movimiento con el pedaleo y suavizar la progresividad natural del sistema.

GT Sensor Carbon Pro

El particular guiado externo de cables, que queda bastante oculto a nivel visual

GT Sensor Carbon Pro

La bieleta del nuevo sistema LTS

GT Sensor Carbon Pro

La articulación Hosrt Link

GT Sensor Carbon Pro

GT Sensor Carbon Pro

Cableado externo pero camuflado, una buena solución

En cuanto a la construcción de su cuadro, GT ha apostado de nuevo por lo funcional. La muestra más clara es el hecho de omitir el omnipresente cableado interno. En su lugar han usado el concepto Grove Tube. Básicamente, una hendidura en el tubo diagonal por el que se guían los cables, de forma externa, pero limpios a la vista desde la mayor parte de los ángulos. Una solución que facilita enormemente el montaje y mantenimiento sin “afear” su apartado estético.

GT Sensor Carbon Pro

Protector en la parte inferior del cuadro

GT Sensor Carbon Pro

Detalle del basculante de aluminio

GT Sensor Carbon Pro

GT Sensor Carbon Pro

GT Sensor Carbon Pro

La pieza que permite cambiar la geometría y GR que recomienda un SAG menor al 25%

GT Sensor Carbon Pro

Detalle del punto de giro trasero

Carbono en el triángulo delantero y aluminio en el basculante

El triángulo delantero está realizado en carbono, mientras que bieletas y basculante son de aluminio. Una mezcla entre gama alta y búsqueda de precio contenido. Hay otras versiones de la GT Sensor completamente en aluminio. Los acabados son muy buenos en todos los apartados. Desde las soldaduras en el basculante a las formas del carbono en la parte delantera, pasando por la pintura. No hay nada que objetar en este apartado.

Más señales de la búsqueda de simplicidad y buen rendimiento. El cuadro de la GT Sensor confía en un eje de pedalier a rosca. Vuelta al pasado para olvidarse de crujidos y facilitar la instalación y mantenimiento. El cuadro es compatible con ruedas de 27,5″ Plus.

Geometría GT Sensor

Su geometría es digna de modelos de enduro de más recorrido

Es en la geometría donde la GT Sensor ha apostado de forma más radical por las nuevas tendencias. Teniendo en cuenta que estamos frente a un modelo de 130 mm de recorrido, la Sensor adopta unos números que bien podrían ser de modelos de mucho más recorrido. Con ruedas de 29″, y el chip de la geometría en su posición “low”, tenemos un ángulo de dirección de sólo 65,5º. Probablemente uno de los más relajados que encontrarás en una doble 29er con ese recorrido. Si cambiamos de posición el chip de la geometría situamos el ángulo den 66º. Números de bici de enduro. Es chip también altera la altura de la caja de pedalier, que varía en unos 6 mm. Nosotros, en la posición low, la teníamos en 349 mm. Este es el único punto algo criticable de su geometría, puesto que incluso en esta posición de ajuste el eje de pedalier queda en una posición algo elevada respecto a la competencia, lo que hace que se eleve la posición del peso más grande que hay en una bicicleta, el biker. No es una sensación crítica, y en parte queda compensada por otros datos de la geometría que aportan mucho aplomo y confianza, pero creemos que podría ser un punto de mejora.

El reach también ha aumentado y es generoso. 445 mm en talla M en combinación con potencia de 35 mm. Ingredientes que nos van poniendo en situación sobre el comportamiento que podemos esperar de la GT Sensor. Las vainas, en posición low, quedan en unos competitivos 435 mm, bastante compacto para una 29er de 130 mm.

Geometría GT Sensor

Geometría GT Sensor

Montaje GT Sensor Carbon Pro

Las suspensiones van a cargo de RockShox y destaca las ruedas con llantas NoTuber Flow MK3 de 29 mm de ancho interno

Hemos tenido la suerte de poder probar el modelo tope de gama de la familia GT Sensor. Una familia compuesta por 5 modelos, 3 de ellos en carbono/aluminio y dos completamente de aluminio. Hoy en día cometer errores en la elección de los componentes de serie es una situación grave que, por suerte, prácticamente nunca nos encontramos. La GT Sensor Carbon Pro va a lo seguro. Transmisión SRAM Egale con mezcla de GX y X01. Las suspensiones van a cargo de RockShox con una horquilla Pike RCT3 delante y un amortiguador Deluxe RT3 detrás. De ambos destacaríamos su buena sensibilidad inicial.

En las ruedas se opta por llantas Stan NoTubes Flow MK3, una opción poco habitual en montajes de serie. Se trata de unas llantas de aluminio 6069 (según ellos más resistente a los golpes) con 29 mm de ancho interno, aptas para neumáticos de hasta 2,8″. Su perfil es muy bajo y heredan todo lo aprendido en las llantas NoTubes Flow EX que se usan en la Copa del Mundo de DH. Una buena elección tras nuestros kilómetros de pruebas por todo tipo de terrenos. Sobre ellas se montan neumáticos Schwalbe Nobby Nic en 2,35″, un dibujo polivalente que no necesita presentación, siendo una de las apuestas más seguras para una bicicleta de carácter trail. Seguridad, agarre y reacciones predecibles en la mayoría de terrenos.

GT Sensor Carbon Pro

La horquilla RockShox Pike RCT3 funcionó de maravilla

GT Sensor Carbon Pro

El sillín Fabric fue una agradable sorpresa en cuanto a comodidad

GT Sensor Carbon Pro

Los frenos SRAM Level pueden quedarse cortos para los más exigentes en bajadas largas. Hubiésemos apostado por unos Guide

El resto de componentes están en la línea de lo esperado. Nos ha gustado el sillín Fabric Scoop Shallow y la tija KS Lev Ci Carbon, con 150 mm de recorrido, es todo un detalle de calidad en un montaje de serie. Quizás el único punto que hemos visto mejorable serían los frenos SRAM Level TL, con discos de 180 mm, que pueden quedarse justos para los usuarios más exigentes, especialmente viendo que la GT Sensor Carbon Pro invita a correr mucho en los tramos de alta velocidad. Nos ha gustado mucho la combinación de potencia y manillar Race Face en 35 mm de diámetro, ofreciendo un excelente feeling en marcha.

Llantas Stan´s NoTubes Flow MK3

Llantas Stan´s NoTubes Flow MK3 de 29mm de ancho interno

Race Face

La combinación de potencia y manillar Race Face de 35 mm de diámetro es un detalle de calidad en el montaje de serie

GT Sensor Carbon Pro

Detalle de la potencia, de sólo 35 mm

Bajando con la GT Sensor Carbon Pro

El punto fuerte de la GT Sensor está en los tramos de alta velocidad y zonas inclinadas. Todo en ella contribuye a una gran sensación de seguridad y confianza bajando

Aún situándola en el segmento del trail y all mountain, la GT Sensor Carbon Pro que hemos probado se mueve como pez en el agua en los descensos. Principalmente por el carácter de su geometría, que otorga confianza y aplomo. Esto hace que, a medida que cogemos confianza, nos anime a probar a bajar cada vez más rápido… hasta encontrar el límite de la suspensión. Aunque, llegados a ese punto, y si esta situación pasa muy a menudo, probablemente nuestro modelo ideal sea la GT Force, la hermana de esta Sensor con más recorrido.

Las ruedas de 29″ también colaboran en la sensación de seguridad y aplomo que tiene la GT Sensor. La disfrutamos especialmente en los tramos más rápidos, con inclinación y sin curvas demasiado cerradas. En los tramos más revirados y lentos no es el modelo más ágil dentro de su segmento, pero se defiende sin problema y en global ofrece un buen comportamiento en todo tipo de bajadas. La posición, bien centrada en la bicicleta, también es parte importante del dominio que sentimos sobre la GT Sensor en todas las situaciones.

Para los más finos y sensibles, la combinación de carbono en la parte delantera y aluminio en la trasera puede ser todo un acierto a nivel de sensaciones. En el triángulo principal contamos con la rigidez y solidez característica del carbono, que colabora en lograr una buena precisión en trazadas y cambios de dirección. Mientras que en la trasera, en tramos rotos, notamos la flexión natural del aluminio, una sensación que muchos riders valoran positivamente y que hace más dulce la conducción en las secciones más extremas. Eso sí, se trata de sensaciones que sólo percibirán los riders más finos. Aunque, recordemos, en el DH muchos corredores han mostrado su preferencia por el feeling de los cuadros de aluminio y, sin ir más lejos, la pasada Copa del Mundo de DH masculina se ganó con un cuadro de ese material.

GT Sensor Carbon Pro

GT Sensor Carbon Pro

Pedaleando con la GT Sensor Carbon Pro

Pedaleando con la suspensión abierta la regulación de compresión a baja velocidad del amortiguador juega un papel vital

Llega el momento de subir y la GT Sensor se enfrenta a su terreno más complicado. Podemos bloquear a mano las dos suspensiones para los tramos totalmente lisos, lo que siempre es un plus. Como comentábamos al inicio, la cinemática de la suspensión está orientada a la absorción de impactos y no tanto a ofrecer un pedaleo neutral. Por suerte, la posición “Pedal” del amortiguador RockShox Deluxe RT3 ayuda a disminuir el vaivén de las suspensión con el pedaleo gracias a su carga en compresión a baja velocidad. Curiosamente, es en los tramos más rotos de subida donde mejor sentimos la GT Sensor. En esas subidas exigentes por el terreno abrupto en las que la suspensión trasera activa sí se agradece porque ayuda a dibujar el firme. En cualquier caso, no es el terreno primordial para este modelo, pero podremos subir con ella, sin pretensiones de ir rápido, sin problemas.

GT Sensor Carbon Pro

GT Sensor Carbon Pro

En definitiva, la GT Sensor es una trail / all-mountain muy racional en todos los aspectos. Con una geometría que otorga confianza, todos los componentes bien escogidos, una suspensión que rinde muy bien bajando y un comportamiento digno a la hora de pedalear, aunque no el mejor de su segmento. Por sus gama de precios es una buena opción para adentrarse en estas modalidades con una apuesta firme y segura.

Equipamiento usado en el test de la GT Sensor Carbon Pro

Zapatillas Shimano GR5

Zapatillas Shimano GR5

Zapatillas Shimano GR5

Zapatillas Shimano GR5

Pantalón baggy Pearl Izumi Canyon

Casco Met ROAM Mips

Casco Met ROAM Mips

Casco Met ROAM Mips

Casco Met ROAM Mips

Casco Met ROAM Mips

Casco Met ROAM Mips

Guantes Bluegrass Magnete Lite

Guantes Bluegrass Magnete Lite

Guantes Bluegrass Magnete Lite

Guantes Bluegrass Magnete Lite

Ficha Técnica GT Sensor Pro Carbon
Cuadro
GT Sensor Pro Carbon
Amortiguador
RockShox Deluxe RT3, 185x50mm, DebonAir, Metric Trunnion
Horquilla
Rockshox Pike RCT3, 130mm, Charger Damper, DebonAir, 15x110mm, tapered steerer
Cadena
SRAM GX Eagle, 12-speed
Bielas
Truvativ Descendant 7K, Dub, 32T
Cambio
SRAM X01 Eagle
Maneta de cambio
SRAM GX Eagle, 1×12
Cassette
SRAM XG-1295, X01 Eagle, 10-50, 12-speed
Llantas
Stan’s NoTubes Flow MK3, 32h, tubeless ready
Neumáticos
Schwalbe Nobby Nic Performance 29 x 2.35″ Addix Speedgrip compound, tubeless ready
Frenos
SRAM Level TL hydro disc, 180/180 Centerline Rotors
Manillar
Race Face Next Carbon, 35mm clamp, 20mm rise, 8° sweep, 5° rise, 800mm
Potencia
Race Face Turbine R, CNC Alloy, 35mm clamp
Sillín
Fabric Scoop Shallow Sport
Tija sillín
KS LEV Ci Carbon dropper, Southpaw remote, 31.6, 100mm (S) 125mm (M), 150mm (L/XL)
Precio
5.499€
Peso
13,7kg