Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Andalucía Bike Race Andalucía Bike Race

Andalucía Bike Race
  • Tests
  • |
  • 19 de Octubre de 2012

Ruedas Notubes ZTR 29er Race Gold

Menos de 1.400 gramos para un juego de ruedas 29er. Las ZTR 29er Race Gold son el juego de ruedas que todo amante de XC querría tener en su 29er. Las probamos a fondo.

Volcat

Volcat Costa Brava

Sportful

Desde hace unas temporadas la marca Notubes irrumpió en el mercado con su kit para tubelizar neumáticos y no tardó en lanzar llantas «a juego» con su kit para realizar tal tarea. Su excelente relación precio-peso hizo que éstas se hiciesen un hueco en el mercado en muy poco tiempo, y se han convertido en una marca de uso casi obligado cuando pensamos en montar unas ruedas con orientación XC ligeras y a buen precio.

Su gama de llantas ha ido creciendo y actualmente cubren casi todas las necesidades y espectros del mountain bike, pero el XC sigue siendo su sector más prolífico. 26″, 27,5″ o 29″, Notubes ofrece modelos para todas las medidas. En esta ocasión hemos probado el modelo para 29er más ligero del que disponen, las ZTR 29er Race Gold.

Llantas ultra-ligeras

Con la gama Race Gold Notubes ha buscado la excelencia en el peso y rendimiento dentro de su catálogo. Las llantas son una pieza clave para lograr un peso bajo en unas ruedas, y en ZTR saben muy bien como trabajar con ellas.

Sus llantas cuentan con el diseño BST, que se traduce en una altura de la pestaña interna de la llanta (donde se acomoda el neumático en los laterales) de 2 a 4 mm más baja que la competencia. Ello se traduce en la conocida facilidad que tienen las llantas Notubes para talonar neumáticos «tubelizados», puesto que el neumático tiene que moverse mucho menos para tocar esos laterales en los que se asienta.

Además da al neumático una forma más redonda, permitiendo usar mayor volumen de aire, lo que significa que con menor presión podremos mantener el neumático en su forma ideal, ganando en comodidad y absorción. Por si fuera poco, al tener menos altura en los laterales de la llanta, será más difícil que estos dañen el neumático cuando se producen llantazos al comprimirse el neumático contra un obstáculo, como pueden ser raíces o piedras.

Si empleamos cámaras en lugar de tubeless, esa ventaja también reducirá las posibilidades de pinchar por el famoso y habitual «snake bite», los llantazos que dejan dos marcas en las cámaras al comprimirse contra los laterales de la llanta.

Además, la construcción a nivel de material, unido a su bajo perfil, sitúa el peso de una llanta ZTR 29er Race Gold en los 320 gramos (para 32 agujeros). Ese diseño también implica que debemos respetar escrupulosamente las indicaciones del fabricante en cuanto a presión  máxima del neumático, que debe situarse entre los 15 y 33 psi.

Bujes y radios a la altura

Para  acompañar a esos bujes Notubes han optado por emplear sus bujes Stan´s 3.30 Ti. Cuentan con un peso de 140 gramos el delantero (en configuración para ejes QR) y 233 gramos el trasero. El cuerpo es de aluminio 6061, y emplean rodamientos inoxidables. El delantero cuenta con un kit con el que podremos cambiar el eje que usaremos de QR a 15mm. El montaje se completa con radios 1.8/1.5 DT Revolution.

Las ruedas incluyen un kit de fondo de llanta y válvula para hacerlas tubeless. Todo ello para lograr un peso de 1.381 gramos en nuestra báscula (759 gramos la trasera y 622 la delantera).

El anclaje de los discos es de 6 tornillos e incluyen dos cierres rápidos Stan´s Carbon que pesan 78 gramos.

En marcha

Que las ruedas es el punto donde más rendimiento vamos a sacar al hecho de montar componentes ligeros es algo que ya todos sabemos. Así que las primeras pedaladas con estas ruedas nos otorgan una nueva sensación de agilidad respecto a modelos más pesados. La bicicleta gana en aceleración y dinamismo de forma instantánea, algo especialmente importante en los modelos 29er, donde es más complicado rebajar el peso global de la bicicleta.

El rodar de sus bujes es excelente, suave en todo momento, y no dieron problema alguno tras días de mucho barro y algún que otro lavado con mangueras de presión.

El paso de la rueda delantera a emplear eje QR o de 15mm se realiza cambiando las dos piezas externas del buje en un proceso que nos llevará un par de minutos. Durante los más de 2.000 km en los que las empleamos su funcionamiento fue perfecto.

Sólo nos encontramos con el «pero» de las muescas que quedaron en el cuerpo del núcleo a la hora de retirar la piñonera, algo bastante habitual en muchos modelos. Las bondades de la llanta de perfil bajo se dejan notar y, efectivamente, podremos rodar con un poco menos de presión en los neumáticos manteniendo la forma del mismo sin problemas. Una ventaja que apreciaremos mucho en marcha, con mayor absorción y comodidad. En el aspecto negativo, hay que tener muy presente que estas ruedas están destinadas a un uso XC, y para personas ligeras de peso.

La ligereza de la llanta no permite emplear grandes tensiones en los radios, lo que hace que la rueda pueda parecer poco rígida, especialmente frente a las fuerzas laterales. Es el precio a pagar por una aceleración fulgurante y por reducir las inercias de las ruedas sensiblemente.

La relación precio-peso es buena, y son una gran opción para corredores de XC que deben saber siempre que su exigencia de uso tiene un límite.

Te puede interesar