Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike

Scott Marathon Cup - Sea Otter Europe

Pasos para tener la presión correcta en las ruedas de tu mountain bike

Dedicar tiempo a conocer tu presión ideal puede ser una de las mejores formas de mejorar el rendimiento, ganar en comodidad y sacar el máximo partido al material. La presión de los neumáticos es un factor clave en el mountain bike. Te enseñamos como conocer la presión ideal para tus cubiertas.

Pedales Look

Sportful

Catalunya Bike Race

Pocas cosas influirán más en el comportamiento de nuestra mountain bike que la presión de las ruedas

Pocas cosas van a influir más en la comodidad de marcha cuando montes en mountain bike que una correcta presión en las cubiertas. Es un factor crucial para sacar el máximo partido a tu bicicleta. Los neumáticos son nuestro único punto de contacto con el terreno (o eso esperamos…). Escoger las cubiertas correctas para cada terreno y, sobre todo, la presión ideal para cada salida es el aspecto más importante en la puesta a punto de nuestra mountain bike. Más que tener la última tecnología en suspensiones o ese componente de gama alta que acaba de salir al mercado. Además, es el punto más económico para mejorar nuestra experiencia en marcha. El neumático es un elemento capaz de absorber las irregularidades del terreno y actúa con nuestra primera “suspensión” ante las mismas.

Pero, ¿cómo saber la presión correcta para nuestras ruedas?

Continúa tras los patrocinadores

Scott gana la Cape Epic
Transpyr
HJC
NamedSport
Zapatillas Ciclismo NORTHWAVE Rebel
Ropa Alpinestars
Gran Fondo Andorra MTB
Skoda Gran Fondo Priorat
Kenda
KTM Myroon Pro
KCNC
Presión ruedas MTB

Presión ruedas MTB

Hay muchos factores que influyen en la correcta elección de la presión de las ruedas

Empezaremos por la mala noticia. No hay un número mágico indique la presión que tienes que llevar. Cada biker debe saber su presión de base y, a partir de ese número, adaptarla a las diferentes circunstancias que nos podemos encontrar en una salida de mountain bike. Hay una serie de variables que influyen a la hora de considerar cual es nuestra presión de neumáticos ideal. Son estos 6 puntos que hemos ordenado por orden de prioridad.

1 . Nuestro peso

La misma presión tendrá resultados diferentes en función de nuestro peso. Cuanto mayor sea nuestro peso más tendremos que aumentar la presión en los neumáticos para evitar pinchazos, destalonamientos o golpes en la llanta. Por ejemplo, un biker de 50 kg puede sentir que una presión de 1,8 bar en un neumático de 2,2″ es excesivamente dura. Sin embargo, un rider de 100 kg con ese mismo neumático de 2,2″ a 1,8 bar sentirá que el neumático está muy blando y tendrá un gran riesgo de golpear la llanta con los obstáculos.

2. El volumen o balón del neumático

El volumen (o balón) del neumático va de la mano de la presión. Es decir, una misma presión ofrecerá comportamientos diferentes según el volumen del neumático. Una cubierta de 2,2″ a 1,8 bar par aun biker de 70 kg puede ser correcta. Sin embargo, esa misma presión en un neumático de 2,6″, para ese mismo biker, resultará muy dura dado el mayor volumen del neumático y la mayor capacidad del mismo de rodar a baja presión.

3. Tipo de terreno

¿Cómo es, mayoritariamente, el terreno por el que vas a circular? Si el terreno es principalmente pedregoso deberemos aumentar la presión para evitar golpes del neumático con la llanta y daños en los laterales del neumático. En cambio, si el terreno es en su mayoría liso y de flow, podremos bajar la presión por debajo de nuestra presión base para lograr un extra de agarre y grip.

4. Construcción del neumático

La carcas de nuestros neumáticos marcará nuestra elección de presión. Por norma general, los neumáticos ligeros tienen unas paredes más delgadas que tienen mayor tendencia a deformarse en apoyos fuertes. Por ello obligan a llevar una presión un poco más elevada. Los carcasas con un TPI más alto son más flexibles, y por ello también requieren más presión para mantener la forma correcta. Las protecciones laterales antipinchazos de los neumáticos también ayudan a un carcasa más sólida y a poder reducir la presión.

5. Estilo de conducción

Nuestra forma de “pilotar” nuestra mountain bike es vital a la hora de escoger la presión de neumáticos adecuada. Debemos ser sinceros con nosotros en este sentido. Un biker más agresivo, que realiza apoyos fuertes en curvas, saltos y trazadas más directas tendrá que aumentar la presión para evitar que destalone el neumático, que haya pérdidas de presión o golpes contra la llanta. Si tienes un estilo más fino, escogiendo las líneas más limpias de forma habitual, podrás bajar la presión un poco.

6. Ancho de llanta

Uno de los últimos factores a considerar desde hace un tiempo. La irrupción de llantas más anchas y una mayor variedad de anchuras ha permitido hilar más fino en la presión que usamos en nuestros neumáticos. Las llantas anchas facilitan bajar la presión gracias a la forma que dan al neumático. Pero atención, no vale lo de “cuanto más ancha mejor”. Hay unos anchos máximos recomendados para cada medida de balón de neumáticos. Hace unas semanas escribimos sobre las llantas anchas.

Lo que pasa al apurar la presión en exceso

Lo que pasa al apurar la baja presión en exceso

Cómo saber tu presión ideal

Pasarse al tubeless es una de las mejoras más importantes en una MTB

Para saber la presión ideal en cada caso particular debemos conseguir primero una presión que nos sirva de base a cada biker. Para empezar el proceso para buscarla os facilitamos esta tabla en la que podéis ver las presiones de partida que recomendamos a cada tipo de usuario en función de su peso y volumen del neumático. Son sólo valores orientativos para empezar a experimentar. Esos valores están calculados teniendo en cuenta el uso de neumáticos tubeless (sin cámara). En caso de usar cámaras nuestro primer consejo es… ¡pásate al tubeless! Si no puedes hacerlo deberías sumar de 0,2 a 0,3 bar a cada valor de la siguiente tabla recomendada. Son valores de presión “conservadores”, a partir de los cuales empezar a “experimentar”.

Peso del biker Balón del neumático
De 2,0″ a 2,1″ De 2,2″ a 2,3″ De 2,35″ a 2,5″ De 2,6″ a 3″
50 kg 1,6 bar 1,5 bar 1,4 bar 0,8 bar
60 kg 1,8 bar 1,7 bar 1,6 bar 1,0 bar
70 kg 1,9 bar 1,8 bar 1,7 bar 1,2 bar
80 kg 2,0 bar 1,9 bar 1,8 bar 1,3 bar
90 kg 2,1 bar 2,0 bar 1,9 bar 1,4 bar
100 kg 2,2 bar 2,1 bar 2,0 bar 1,5 bar

Un presión elevada hace al neumático más estable en cargas fuertes, pero perderemos tracción y comodidad

Cuanto llevamos una presión excesivamente elevada el neumático es muy estable ante las cargas, como apoyos en peraltes con fuerza, además de proteger muy bien la llanta de impactos. Pero perdemos tracción, porque el neumático no puede dibujar el terreno al tener una menor superficie de contacto. También disminuye drásticamente la absorción de irregularidades y con ello la comodidad en marcha. En general se pierde agarre.

En cambio, si la presión es demasiado baja notaremos que tenemos una gran tracción y agarre, y que el neumático se adapta mucho al terreno. El problema es que será muy fácil golpear la llanta cuando pasemos zonas de piedras, raíces o irregularidades marcadas en el terreno. Con el riesgo de pinchar o dañar la propia llanta. Además, el neumático “flaneará” en los apoyos fuertes, dando inseguridad en curvas al perder su forma.

La clave está en encontrar el equilibrio perfecto entre ambos extremos.

Herramientas necesarias para conseguir la presión correcta

Es un instrumento imprescindible en la lista de herramientas de todo biker

Un medidor de presión digital es una herramienta económica y que no debería faltar en la lista de productos que todo biker tiene en casa. Gracias a ella podremos saber la presión exacta que tenemos en cada momento. Obviamente, también necesitaremos una bomba para inflar los neumáticos. En este caso es prácticamente obligado emplear siempre el mismo material. La misma bomba o el mismo medidor digital de presión, dado que siempre hay pequeñas diferencias en los datos que dan estos dos componentes. Usando siempre el mismo nos ahorramos esos errores que puede haber en diferencia de datos entre marcas.

En nuestro caso empleamos el medidor de presión digital de PRO. Un aparato para medir la presión con máxima precisión, ofreciendo dos decimales y con capacidad para medir desde 0 a 11 bar de presión. Es compacto y tiene la ventaja de contar con un botón que sirve para quitar presión sin tener que desmontar el propio medidor. De esta forma podemos inflar con la bomba a una presión alta e ir desinflando con el medidor de presión digital de PRO hasta llegar a la cifra deseada. Solo pesa 78 gramos y debería ser un compañero de viaje inseparable. Sirve para válvulas Presta y Schrader (fina y gorda para los amigos…).

Medidor de presión digital PRO

Medidor de presión digital PRO

Medidor de presión digital PRO

El botón para quitar presión

Es vital emplear siempre el mismo medidor de presión o bomba para tomar referencia de la presión

También nos podemos guiar por el marcador de presión de la bomba con la que inflamos, pero la ventaja del medidor digital es que nos lo podemos llevar con facilidad a cualquier lugar para asegurarnos que llevamos la presión correcta, mientras que la bomba suele ser un elemento difícil de transportar en el viajes.

Un detalle importante para medir la presión en sistemas de rueda tubeless que emplean líquido sellante es que las válvulas de las ruedas estén perfectamente limpias y dejen salir y entrar el aire sin dificultad. El líquido sellante tiende a taponarlas y ésto puede hacer que la presión medida sea menor que la real en el neumático.

Buscando la presión ideal

Encontrar tu presión base ideal es el punto de partida para personalizarla en función de las condiciones del terreno y material usado con facilidad

Es el momento de buscar tu presión de neumáticos para la mountain bike ideal. Busca un circuito corto de 3 a 5 minutos, que sea representativo del terreno por el que sueles rodar más. Tampoco debe ser especialmente complicado, dado que debes centrarte más en el “feeling” de los neumáticos que no en las trazadas. Eso sí, que sea un poco variado. Con curvas, apoyos, alguna zona bacheada, etc. Para empezar pon la presión por encima de los que establecería la anterior table. Entorno a 0,2 o 0,3 bar más. Así sentirás lo que es rodar con presión alta.

Empieza a rodar en el circuito y concéntrate en sentir los neumáticos. Si se producen golpes en las llantas en los baches, la consistencia en la forma del neumático en los apoyos laterales, la tracción en las subidas y el agarre en curva. Ahora se trata de ir haciendo vueltas al circuito y en cada una de ellas bajar la presión 0,2 bar. Recordando (o apuntando) las sensaciones con cada presión.

A medida que bajes la presión ganarás en agarre y tracción, pero en el momento en que llegues a una presión excesivamente baja, el neumático empezará a “flanear”, a perder su forma y transmitir inseguridad en las curvas. E incluso a notar golpes en la llanta al afrontar baches. Ese es el punto en el que has bajado demasiado la presión. Debes buscar el momento en que bajar la presión no te ha aportado ninguna mejora en el rendimiento. En el momento en que tiene buena tracción y agarre pero también seguridad en las curvas.

Lo que pasa cuando la presión es excesivamente baja y se golpea la llanta

En la rueda delantera puedes llevar menos presión. El peso se reparte en un 60% en la rueda trasera y un 40% en la delantera

Hasta ahora hemos puesto la misma presión en las dos ruedas, pero la realidad es que se puede llevar menos presión en la rueda delantera. Es gracias a que, por la distribución de pesos de la bicicleta, aproximadamente un 60% del peso total de biker y bicicleta se “apoya” en la rueda trasera, y un 40% en la delantera. Con esto, tomando la presión ideal que has determinado anteriormente, puedes bajar aproximadamente 0,2 bar en la rueda delantera. Y… ¡tachán! Ya tienes tu presión base para usar.

A partir de aquí es sencillo ajustar la presión en función de las circunstancias. Si aumenta el peso del conjunto biker-bici (por usar una bicicleta más pesada, llevar mochila o, no lo quiera nadie, porque ganes peso tú) deberás incrementar la presión. Si buscas un plus de agarre en días de barro o zonas que sabes que son lisas, podrás bajarla ligeramente. Eso sí, recuerda siempre usar el mismo medidor de presión o bomba para realizar los ajustes. ¿Cambias de neumáticos? Ten en cuenta el nuevo balón que tengan o la carcasa que usen para ajustar tu presión base en función de ello. Una carcasa más resistente te permitirá bajar presión, igual que un neumático de más balón.

Conseguir la presión ideal para cada situación es uno de los pasos más importantes para disfrutar del MTB.

Te puede interesar