Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Scott Supersonic

Sportful

Blub Wax, Dry, Wet y Ceramic: los lubricantes para cualquier situación creados en Barcelona

Blub nació hace más de 2 años y se diseña y fabrica en nuestro país. Tiene tres lubricantes diferentes para cubrir cualquier situación en la que nos podamos encontrar. Desde lubricante de cera a lubricante específico para barro.

4 lubricantes con propiedades diferentes para cubrir cualquier situación

No existe ningún lubricante que brille por igual en seco que en húmedo. De ahí que prácticamente todas las marcas cuenten con diferentes tipos de lubricantes para la cadena según las condiciones en las que nos vayamos a desenvolver. La marca Blub nació hace algo más de 2 años en diseñar y crea sus productos en nuestro país. Tras analizar los lubricantes disponibles en el mercado en su propio laboratorio trabajaron en diferentes fórmulas para crear el producto que consideraban ideal. Así han nacido las tres versiones de lubricante que tienen en el mercado. El lubricante Blub Wax, con la fórmula basa en ceras que tan de moda está. El nuevo Blub Ceramic, una evolución de la propiedades del Wax, y los lubricantes específicos Blub Dry (para terreno seco) y Blub Wet (para terreno húmedo). En competición son los lubricantes que emplea esta temporada el equipo Buff Scott de bike-maraton. Los hemos probado.

Continúa tras los patrocinadores



Lubricante de cera Blub Wax Lube

El rey para terreno completamente seco

La fórmula de emplear cera y agua en emulsión se ha convertido en una de las preferentes a la hora de elegir lubricante en nuestro país. En parte gracias a que en nuestro territorio buena parte de las salidas son en condiciones de seco y es en ese ambiente en el que destaca este tipo de lubricantes. El Blub Wax reúne todos los puntos fuertes que puedes esperar en ese tipo de terreno. Genera una fricción muy baja en la transmisión gracias a la fina película que crea en la cadena y elementos de la propia transmisión. Además reduce el ruido. Uno de los puntos más importantes es que no atrae el polvo y ayuda a mantener la cadena limpia.

Como todos los lubricantes de este tipo es vital aplicarlo con la cadena bien limpia y esperar un tiempo a que se seque para crear la capa «protectora» que genera en la cadena. En su fórmula no hay grasas ni aceites.

Se vende en formato de 15 ml (3,10€) o 120 ml (8,02€).

Lubricantes Blub Wax Lube

Lubricante Blub Dry Lube

Específico para seco, pero más resistente al agua que el Wax Lube

Un lubricante que se anuncia como específico para terreno seco pero al que hemos podido sacar partido también en condiciones húmedas. En su fórmula incluye PTFE, un elemento que ayuda a multiplicar la durabilidad de su efecto lubricante y mejora la fricción. Su base de aceite hace que se adhiera mejor a la cadena y que su efecto dure más. Gracias a esa base de aceite tiene una mayor resistencia al agua, con lo que en situaciones de humedad que no sea extrema nos ha funcionado bien.

Comparado con el Blub Wax Lube atrae algo más el polvo, pero su efecto lubricante es más duradero y su rango de uso más amplio.

Se vende en formato de 15 ml (3,50€) o 120 ml (9,40€).

Lubricantes Blub Dry Lube

Lubricante Blub Ceramic Lube

Podríamos considerarlo la evolución del lubricante de cera

Un producto considerado premium y el lubricante más polivalente de toda la gama Blub. Podríamos considerarlo una evolución del Blub Wax Lube. Como él comparte sus buenas propiedades a la hora de mantener la transmisión limpia, pero su efecto es más duradero. Su proceso de secado y de limpieza es más rápido y sencillo. Los aditivos cerámicos de su fórmula aumenta su efecto lubricante respecto a las fórmulas basadas en cera. Además tiene una buena protección contra la corrosión.

Se vende en formato de 15 ml (3,22€) o 120 ml (8,43€).

Lubricantes Blub Ceramic Lube

Lubricante Blub Wet Lube

El más denso y duradero, ideal para condiciones de barro

Si vas a salir de forma habitual en condiciones de humedad, agua y barro, vale la pena invertir en un lubricante específico para esas condiciones. El Blub Wet Lube es el que tienen una mayor densidad gracias al uso de un aceite más denso como base. Con ello se aumenta su capacidad de adherencia a la cadena y transmisión y también se reduce el efecto que el agua tiene sobre él.

Sabiendo que su uso va destinado a situaciones con agua de por medio, han incluido elementos anticorrosivos para evitar la oxidación. Como es de esperar, en seco atrae más al polvo y es algo más complejo de limpiar antes de realizar cada proceso de lubricación. A cambio obtenemos una durabilidad que, por ejemplo, puede doblar la del Blub Wax Lube en situaciones de humedad extrema.

Se vende en formato de 15 ml (3,47€) o 120 ml (9,32€).

Detalle de su aplicador

Te puede interesar