Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar

Catalunya Bike Race

Entrevista con David Valero, de su vida en altura al Europeo maldito o su vuelta al ciclocross

Hablamos con David Valero sobre su temporada, sus salidas, el Europeo maldito, su vuelta al ciclocross, sus entrenamientos en altura... un biker constante y trabajador como pocos

David Valero en uno de los tramos técnicos del recorrido

Girona MTB Challenge

Galfer

Su progresión meteórica le ha llevado de competir a nivel provincial al podio e la Copa del Mundo en poco más de 5 años

David Valero ha pasado de trabajar en una tienda de bicicletas y competir en el calendario provincial a subirse al podio de la Copa del Mundo. Todo en poco más de 5 años. Una progresión estelar de la prácticamente no hay casos parecidos pero que el corredor andaluz lleva con total naturalidad y tranquilidad. 2017 ha sido un año para recordar. Su mejor año y el de su consagración definitiva en la élite mundial del XCO. Ha logrado una 2ª posición en una Copa del Mundo, se puede considerar el vencedor moral del Campeonato de Europa y ha mostrado la regularidad necesaria para acabar en el top-5 de la Copa del Mundo. Sin olvidar los compromisos nacionales, con su conquista del Campeonato de España en Cofrentes. Una temporada para enmarcar que espera igualar o mejorar en 2018 a base de su mejor características: la constancia, el trabajo y la capacidad de sacrificio.

Nos encontramos con él, junto con su compañero Pablo Rodríguez, en el pasado Unibike. Ya con la temporada acabada para ellos pudimos hablar de forma distendida con un biker que ni fuera de la competición olvida sus normas. “Esto es falta, aquí voy con las medias de compresión y llego después al hotel y piernas para arriba” comenta entre risas sobre su paso por la feria, repleta de actos junto a MMR.

Continúa tras los patrocinadores

Pásate al Di2
Gran Fondo Andorra MTB
KTM Macina
Zapatillas MTB Scott
Ruedas Progress MTB - CB3 NITR
Chaqueta Northwave H2O
Sportful
MSC Tires

Es momento de disfrutar de lo logrado. “Se agradece estar aquí y ver que la gente te felicita. Es todo el recordatorio de cómo ha ido el año. Nosotros estamos corriendo todo el día y no te das cuenta. Piensas, vales sí, una carrera buena. Al día siguiente a volver a entrenar y se te olvida todo. A pensar en la siguiente.

El inicio de temporada de David Valero fue espectacular. Mientras que la parte final parece haber dejado un sabor agridulce, por eso que se suele recordar más lo logrado de forma más reciente. “Ha sido un año muy. Mi objetivo en un principio era hacer podio en la general de la Copa del Mundo. Mejorar el 8º puesto del año pasado.

Pero subir posiciones es cada vez más difícil cuanto más arriba estás.

Cada vez se complica más. Creo que soy un corredor bastante regular. Quería llegar al final de la Copa del Mundo peleando por el podio.

Sabía que llegaba muy bien al principio de temporada. Había hecho buenas carreras en Montichiari y Heubach y eso te da tranquilidad

Tu arranque de Copa del Mundo fue de impacto. Segundo en Nove Mesto a la estela de Nino Schurter. ¿Te lo esperabas?

Sabía que llegaba muy bien. Estuve entrenando en altura. Con tiempo y tranquilidad que es muy importante. Es como el año pasado cuando hice mi primer podio en Lenzerheide. Después de quitarte la presión de pelear por las plazas para los Juegos Olímpicos ves que tienes buenas sensaciones y que puedes estar arriba. Este año en la gira de centro Europa tuve muy buenos resultados siempre. En Montichiari (Italia) y en Heubach (Alemania). Son carreras que tienen nivel de Copa del Mundo. Esas carreras te dan la tranquilidad de saber que estás bien y que aún te queda un poco más. Sabes que si vas a una Copa del Mundo vas a hacerlo bien. A parte llegué a República Checa y, aparte de saber que tenía que hacer muy buena salida, que es algo que había trabajado mucho este año y, sobre todo, psicológicamente llegar y decir ‘aquí estoy yo’ y hacerte respetar y que vean que puedes estar adelante con los favoritos.”

David Valero rodando pinchado en Vallnord

¿Notas que ganaste “caché” dentro de los corredores de cabeza tras ese resultado?

Yo creo que un poco de respeto. Los corredores te tienen más respeto. Aunque esta primera prueba quizás pueda pasar más desapercibida porque pueden pensar que soy nuevo, salgo delante y que a media carrera voy a reventar. A Albstadt también llegaba muy bien, pero me pasó mucha factura el calor. Hacía 27 o 28º. Con mucha humedad. Un calor de ese alemán que te destroza. Ya el día anterior, entrenando, le decía a Pablo: ‘voy rarísimo, con el pulso por las nubes, los vatios no me suben.’ Creo que le pasó a todo el mundo igual. El más beneficiado ese día fue Anton Cooper, que venía de hacer un invierno en Nueva Zelanda, que allí es verano, y estaba aclimatado a esas condiciones.

Eso demuestra que a día de hoy, con el nivel tan ajustado que hay entre los corredores, cualquier pequeño detalle puede marcar diferencias.

Sí, miras la clasificación, los tiempos por vuelta, y del 3o, porque siempre hay un segundo que se suele destacar, al 20 o al 25, son sólo segundos. De coger un grupo bueno e ir cómodo a tener que recortar desde atrás.

Más que hacer concentraciones en altura, al final he hecho vida en altura

Has hablado de la preparación en altura. Es el año que más la has usado.

Al final he hecho vida en altura más que concentraciones. Por ejemplo, antes de Andorra y Lenzerheide hice 21 días antes de Andorra. Continué en altura en Andorra, fuí a Lenzerheide, que también seguía en altura, y cuando vine ve volví a estar en altura. Ya he adaptado mucho los entrenamientos. Vivo en altura, pero los entrenamientos de intensidad los hago abajo. Bajo el puerto (se concentra en Sierra Nevada) y los hago abajo, a 800 metros aproximadamente, con un clima más accesible. También es verdad que en altura en verano se está más cómodo. Descansas mejor por las noches y tienes una tranquilidad que no hay en casa.

El tema de las salidas, ¿sigue siendo una asignatura pendiente?

Me perjudican un poco. Pero juego mi táctica al contrario que otros corredores. Todos los corredores salen al principio muy rápido. Al principio todo el mundo tiene fuerzas. Yo juego un poco con mantenerme entre los 10 o 15 primeros y al final de carrera abrir gas. Si al final de carrera tienes más fuerza es más fácil pasar gente. Si eres capaz de ir rápido al final las diferencias de ritmo son más grandes. Pillas gente reventada que no pueden ni ponerse a rueda. Moralmente te hace ir a más que no ir con gente a rueda desde el principio y ver que no los puedes soltar.

David Valero en el podio de Albstadt

A este Mundial llegaba muy bien. Acabé cabreado por eso.

¿Tienes margen de mejora con el nivel que has mostrado este año?

Creo que a este Mundial llegaba muy bien. Acabé muy cabreado por eso. Por no poder demostrar el estado de forma real que tenía. Sacrifiqué la última prueba de la Copa del Mundo a cambio de rendir bien en el Mundial. Para Val di Sole estuve hasta el jueves haciendo entrenamientos de calidad en altura y sabía que no iba a andar como debería. Después bajé de Sierra Nevada y estuve una semana a nivel normal. Entrenando y asimilando para irme a Australia. Los días previos tenía muy buenas sensaciones.

¿La misma semana de la carrera tú te encontrabas bien?

Sí. Después de Italia, el lunes tenía mejores sensaciones que el mismo domingo de la carrera. Era lo que tocaba. Sacrificar una para demostrar en el mundial. Me considero que soy un corredor que no se pone nervioso en la salida. Creo que estaba demasiado relajado. Hubo un momento que me relajé de más y se me escapó hacer una buena salida. Luego era un circuito muy complicado para adelantar. La salida tiene 100 metros llanos y después ya es estrecha. La gente corría muy nervioso. A veces pienso en la carrera en global y creo que tampoco puedes jugártela y perderlo todo en la salida. Cuando iba remontando tenía muy buenas sensaciones. Cómodo en el circuito. En la zona llana me desenvolvía bien. En la subida de fuerza también, que no era muy dura y se me daba bien. La bajada era una bajada complicad. No era la que más me beneficiaba por mi envergadura. Pero bajada rápido. Cuando estaba enganchando a McConnell, tuve un golpe fuerte contra una piedra y la rueda perdía presión. Tuve que parar en la zona técnica. Fue una reparación rápida, pero se me fueron 40 segundos que con un circuito complicado, al final la gente no te deja adelantar en un trazado tan estrecho. A ver si el año que viene me quito la espina en Lenzerheide. Es un circuito que las dos últimas veces que he corrido he hecho podio.

¿Con qué carrera te quedas de este año?

Andorra me gustó mucho. Con todo el público, como si estuvieras en casa. Me sentí muy cómodo. Una carrera que era en altura y no noté nada en cuanto adaptación. Entrenaba como siempre. Se nota una buena aclimatación.

¿Tú objetivo 2018?

Intentar ser regular. Estar siempre entre los 10 primeros. Una temporada como la de este año sería para estar contento.

David Valero en Nove Mesto

¿Apuestas más por la constancia que no por destacar en un evento en concreto?

Sí. Siempre habrá alguna que intente hacerlo mejor los campeonatos del Mundo, de Europa y de España. Este año planteé un inicio de temporada fuerte para las carreras iniciales de Copa del Mundo. El Europeo estaba marcado. Llegué al Europeo con 45 días de altura seguidos. Bajé, corrí el campeonato de España. Era una prueba que sabía que iba a correr más cansado pero me adapté muy bien. Aunque el calor que hacía jugó a mi favor porqué es a lo que estoy acostumbrado. En el Europeo iba muy rápido. Aunque el circuito no era el mejor para mi, porque hicieron un circuito muy estilo Fontana. Una carrera corta, con una zona de campa de rodar rápido, con una zona intermedia de sube y baja, muy revirada. Lo que le va bien a Fontana y a los italianos. Cuando te encuentras bien, al final, vas rápido en todos los sitios. Subiendo y bajando.

En el Europeo, por querer asegurar más todo fue peor.

¿Y que pasó?

Ya había pasado todo. Sólo iba pensando en no cometer errores. Hice un cambio en la trazada de una bajada por seguridad. Por el otro lado había un par de cortados y una raíz que estaba húmeda. La rueda de delante me tocó una piedra y salí volando. A veces haces las cosas por mejorar y te salen peor. Pero el problema no fue ese. Me monté y al salir de la zona de piedras se partió la patilla del cambio. Supongo que le di en la caída. Vamos, que no tenía que ganar ese campeonato de Europa.

¿Crees que si hubieses ganado te hubiese cambiado mucho tu carrera deportiva?

Es un título que viste mucho. Sabemos que en Europa es donde hay más nivel, a falta de los favoritos como Schurter y Kulhavy, Me hubiese hecho mucha ilusión poder lucir todo el año el maillot. Pero luciré el de campeón de España, que también está bien – comenta entre risas -. Al final es intentar ir creciendo poco a poco.

La primera carrera de Short Track creo que la correrá todo el mundo, después ya veremos.

Vamos a por la Copa del Mundo 2018. ¿Has visto el nuevo formato del Short Track? ¿Sabes qué harás? ¿Correrás o te reservarás para el XCO?

La primera prueba creo que vamos a correr todos. Falta más información. Ver cómo serán los circuitos, cuantos corredores saldrán. Al final son 20 minutos de carrera. Te quita horas de entrenamientos, horas de descanso, horas de ver el circuito. Te perjudica mucho. Pero si somos los 30 o 40 primeros los que corremos, estaremos todos igual. Para mi no es una prueba que se me de bien. Pero para entrenar la salida me viene bien. Para mejorar eso este año voy a volver a correr ciclocross como el año pasado. Me gustó no tirarme toda la pretemporada sin competir. Poder correr algo y tener ese feeling de carrera. Que no llegue la primera carrera y estés con la intriga de saber cómo estarás. El ciclocross me da eso, y coger confianza al correr con ruedas estrechas.

¿En el ciclocross te planteas algún objetivo?

Disfrutar. Sí que me gustaría correr el nacional. Creo que puedo tener alguna opción de dar batalla. Pero fuera de España, en principio, no haré ninguna carrera. A no ser que vayan los resultados muy muy bien. Los especialistas van muy rápido y al final cada uno destaca en lo suyo. Van der Poel solo hay uno.

Hemos visto que eres embajador de la Mediterranean Epic. ¿Qué papel juegan las carreras por etapas para ti?

Sí, correré Mediterranean Epic y a ver que más me interesa. Me iría bien para seguir sumando puntos UCI. Me gusta también como preparación. Es un fondo que hacer. Un ritmo de carrera que en ese momento no tenemos. Me gusta salir y que me estiren el cuello hasta que reviente. No estás bien de forma y los especialistas están muy fuertes y nos sacan de punto en el llano. Cuando pasan las 3 horas de carrera se nota que ellos mantienen el ritmo y nosotros (los corredores de XCO) no. Es un poco como correr en carretera.

¿Tu preparación va a cambiar algo el año que viene? ¿El tema de la altura va a seguir siendo importante?

Los entrenos en altura me sientan bien. Además estar en altura me ayuda a desconectar de todo. Pensar en entrenar y descansar. Si estás en casa al final no paras. Vas a un sitio, a otro, y no estás concentrado al 100%. Gimnasio sólo hago en pretemporada. Y mucha natación. Todas las semanas, unas 2 veces por semana. No soy el mejor nadador pero me gusta y me distrae. Me viene bien a la hora de compensar la respiración. Trabajas mucho los pulmones. Hay días que he hecho cargas de kilómetros y por la tarde me voy a hacer 30 o 40 minutos de piscina y me quedo mejor. No hago una natación de acelerarme, ni series ni nada, lo hago más por relajación. Este año quería mantenerla toda la temporada pero en altura era complicado. En altura a lo mejor me pongo a nadar y me ahogo, tendría que ir con las gafas y el tubo -explica también entre risas-.

A nivel global, como ves el XCO de máximo nivel. ¿Ves a alguien capaz de ganar a Nino o será un año similar?

Nino Schurter espectacular. Creo que será otro año Nino. A mi me gustaría intentar plantarle cara en alguna carrera. Un día que estés bien y no tengas ningún problema. Por ejemplo, creo que el año que viene en el Campeonato del Mundo de Lenzerheide lo va a tener que trabajar muy bien para ganar, porque es un circuito que se le da muy bien a Kulhavy. En Andorra quizás se le pueda apretar. Es coger circuitos que a él no le vayan tan bien y a otro que esté en su mejor forma sí.

Respecto al calendario, la Copa del Mundo empieza antes que nunca. ¿Supone cambios importantes para ti?

Me viene bien. Haré como dos bloques. Prepararé esa primera Copa del Mundo bien. El ciclocross me ayudará a no perder ritmo. A partir de la Mediterranean Epic espero empezar a afinar. La prepararé en altura, correré la Copa Catalana Internacional de Banyoles que también me gusta. Después de esa correré algo en marzo y descansar en abril para el siguiente bloque. Lo bueno que este año, quitando los viajes de Canadá y Sudáfrica es todo más fácil para viajar.

Aprovechando estar en Sudáfrica, ¿te has planteado la Absa Cape Epic?

Necesitaría un buen compañero y creo que Pablo no se anima a eso. A mi no me disgustaría. Llegas a Copa del Mundo en un buen estado de forma, estás una semana más y hay muchos puntos UCI con muy buena repercusión. No me he sentado aún a analizar el calendario al detalle. Pero el objetivo es siempre la Copa del Mundo.

Nos despedimos de un David Valero que derrocha sencillez a pesar de haberse convertido, por méritos propios, en una referencia mundial del XCO.

Te puede interesar