Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Zéfal MT Mini Zéfal MT Mini
VolCAT Series

Scott Lumen

Entrevista con Henrique Avancini: «el año pasado perdí muchas carreras antes de empezarlas»

Henrique Avancini es una estrella mundial de XCO, pero su mentalidad está bastante alejada del prototipo de deportistas de élite en nuestro deportes. Hablamos con él sobre qué le depara el futuro.

Avancini afronta un año en el que espera recuperar el nivel de 2020

Henrique Avancini es una de las grandes estrellas mundiales del XCO. En su país, Brasil, su popularidad trasciende el ámbito puramente deportivo. Sin embargo, sus ideas, motivaciones y objetivos no son los típicos que encontramos en la cima del cross country mundial. Hemos podido hablar con él sobre su presente y futuro justo en el inicio de esta temporada 2022.

Continúa tras los patrocinadores



Entrevista a Henrique Avancini en audio


 

Un tema que siempre sorprende de las temporadas de Henrique Avancini son los viajes que debe afrontar y cómo los realiza. Hablamos con él justo el día antes de la carrera en los Internacionales de Chelva. Había viajado desde Brasil el día de antes.

Sobre los largos viajes: «Después de años y años, no busco las mejores sensaciones al competir.»

Sí, llegué el jueves por la noche. Es algo que estaba hablando con Alan – Hatherly -, mi compañero – que es de Sudáfrica -. El también viaja mucho. Viene de Sudáfrica. Él no tiene cambio de hora. El me decía, «no sé como lo haces». Hablamos sobre los temas fisiológicos que cambian con estos viajes. Pero es también un tema psicológico. Que tu cabeza puede jugar un papel en eso. Después de años y años, no busco las mejores sensaciones al competir. Cuando empecé a competir así, mis resultados empezaron a ser más constantes. Cuando no buscaba la sensación de sentirme bien el día de la carrera el día de competir.

Hay pequeñas cosas que puedes hacer. Hidratación, jugar con la luz, hacer ejercicios de respiración, hacer ejercicios de fuerza… cambiar pequeñas cosas que generen estímulos hormonales en tu cuerpo. Pero aún con eso, vas a sufrir. No hay milagros. Hay formas de reducir los efectos del jetlag, pero no eliminarlos. Hay que entenderlo y aceptar como es.

Henrique Avancini

«Creo que donde perdí más carreras fue antes de empezarlas.»

El año pasado fue un año importante, año de Juegos Olímpicos. ¿Qué balance haces de ella?

La temporada pasada me dejó un gran lección. Supuso un gran cambio en mi vida y mi cabeza. Año a año iba haciendo temporadas en ascenso. 2020 fue una temporada de desafíos, pero estuvo muy bien, quizás de las mejores. Y 2021, desde el inicio, fue un año muy muy complicado para mí. Lo que más me hizo pensar en mi vida, en la bicicleta como mi profesión, como puedo hacer acciones que beneficien al mundo con la bicicleta… Eso fue lo que más cambió para mí. Creo que donde perdí más carreras fue antes de empezarlas. No fue una temporada buena para mí a nivel profesional. Estoy con el mismo equipo muchos años. Casi en la misma casa desde que empecé a competir seriamente en 2012. Ese año estuve media temporada sin equipo y después empecé a trabajar con Caloi en Brasil. Después Cannondale compró Caloi en 2013, y seguí con Caloi en 2013 y 2014. Después llegó el Cannondale Factory Racing en 2015. Empecé desde abajo con ellos y ellos fueron muy importantes para mi crecimiento. Es algo que nunca olvidaré. Lo digo con orgullo por todo el trabajo que hicimos juntos. 

Tampoco puede esconder que en 2021 el equipo me puso en una situación complicada. Pensé mucho en dejar de competir de forma profesional. Antes de los Juegos Olímpicos fue la gran lección. Tenía mis mejores números, en entrenamientos hacía mis mejores tiempos. Pero no tenía la motivación de estar con la gente en las carreras. Esto quizás es lo más importante para mí. No perder las razones de porqué hago lo que hago. No tengo esa ambición de ganar por ganar. Si me quitan eso no voy a rendir. Tengo mi historia y quien soy. Si hay que cambiar hay que cambiar. A ver qué pasa este año. Sigo esta temporada con muchas lecciones aprendidas de 2021.

«No tengo la ambición de competir por competir.»

Encontrarte con un año en que no has seguido progresando, ¿te hace cambiar tus objetivos?

A parte de mis compromisos contractuales, lo que pienso es hacer esta temporada y seguir año a año. Deportivamente, el año pasado estaba bien. Pero para mí, es muy importante el porqué estoy haciendo esto. Si las personas que están conmigo, o me apoyan, o al menos respetan mis motivaciones. Si no tengo eso, si no puedo hacer más por el deporte, como profesional voy a ser de otra forma. No tengo la ambición de competir por competir. Cuando digo eso a las personas más cercanas me dicen «pero tu vida va a cambiar». No tengo esa ambición tan material. Mi familia siempre fue simple. Construimos mucho con el deporte. Saben que no tengo la necesidad de seguir otro año siendo una estrella deportiva. Puedo seguir haciendo cosas por la bicicleta mientras siga siendo algo apasionado, no una obligación. Esta es una línea que no me atrevo a cruzar. Por lo que sea. Amo la bicicleta desde mucho antes de ser profesional. Desde antes de que me cambiase la vida materialmente. Desde antes de ser conocido. Simplemente amo pedalear. No quiero perder eso. Es mi trabajo, y me alegra eso. Pero me gusta que sea más que un trabajo. Me gusta que al acabar una carrera o un entrenamiento, al día siguiente, tener reuniones, tener proyectos sociales, tener mi equipo… Una vez que quieren controlarme, para mí es muy difícil. Llegué al número uno del ranking UCI, a ganar una Copa del Mundo, con eso. Mi vida siempre fue así. Ahora, porque fuese el número uno… ¿hay que cambiar? Para mí no funciona así.

Henrique Avancini el único que enseñó las Oakley Kato en carrera

En Brasil eres una estrella mediática más allá del deporte. ¿En qué proyectos estás involucrado?

«Mi principal proyecto es mi equipo profesional, el Henrique Avancini Racing, con Caloi.»

Mi vida es más activa que la de un corredor profesional típico. Eso no significa que sea más difícil. Esa es la forma en que aprendí a ser como soy, profesional de la bicicleta. Mi principal proyecto es mi equipo profesional, el Henrique Avancini Racing, con Caloi. Es un proyecto que lleva 8 años, un equipo UCI, 5 corredores, en total es un equipo de 18 personas que mantenemos todo el año. Es una estructura bastante profesional. Tenemos nuestro «race service», una casa para los deportistas… para lo que es el MTB, y hablo siendo de uno de los mejores equipos, no estamos lejos de ningún equipo. El nivel es muy alto. Lo único que nos falta es capacidad económica para hacer todo el calendario de Brasil y de fuera de Brasil. Las carreras en Brasil son grandes. Las carreras fuera de Brasil cuestan muchísimo. Hacer más de 2 o 3 viajes con un equipo grande cuesta muchísimo.

«Puedo cambiar otras vidas, no solo la mía. Me da mucha alegría. Es mi modo de ser profesional.»

Después tengo mi programa en TV. Siempre intento hacer cosas que lleven el MTB fuera de nuestro propio mundo. Tengo mis proyectos sociales. Tengo un proyecto para poner bicicletas a disposición de trabajadores y controlar los cambios que aportan a esas personas. Tengo mi proyecto «Pedaling for a reason», que este año, aún no lo comunicamos, pero utilizará componentes personalizados y los subastarán. El 100% de la recaudación se destina a una razón social. Este año controlaremos todo el proceso. Tengo mis negocios para fomentar el uso de la bicicleta. También otras cosas más puntuales a nivel de contenidos, mis patrocinadores, los patrocinadores del equipo. Trabajo muy cerca de los organizadores de carreras en Brasil. Traigo ideas de otras carreras. Desde carreras pequeñas a la Copa del Mundo, que viene a mi ciudad. Son cosas que sacan mucho tiempo y mucha energía. Es muy difícil que un día por la tarde, si no entreno doble sesión, pueda sacar tiempo para una siesta. Es muy complicado. Pero la alegría que me da hacer esas cosas, de ver como yo, como una persona sola, puede hacer tantas cosas buenas. Y puedo cambiar otras vidas, no solo la mía. Me da mucha alegría. Es mi modo de ser profesional.

Sobre el circuito en Petropolis: «es un recorrido de gas»

Sobre la Copa del Mundo de Petropolis, ¿qué nos puedes contar de ella?

El circuito fue construido por mi padre y por mí, desde 2015, cuando hicimos la primera versión. Cada año cambiamos cosas. Para la Copa del Mundo hemos subido el nivel. Una cosa que me preocupé mucho es la imagen del circuito. Va a ser muy bonito. Habrá 20.000 personas cada día, que es un número limitado. Sino podría ser mucho mayor. Creo que va a ser espectacular. Es un circuito muy duro. Todas las curvas están hechas a mano, se puede apretar constantemente. Es diferente de algunos circuitos europeos, donde peleas con la bicicleta. Este es un circuito de gas. Con algunos obstáculos difíciles. Pero creo que será muy diferente. Para los corredores será muy difícil hacer toda la carrera al máximo, porque el circuito pide siempre más fuerza. Pero después de 1 hora, mantener el mismo nivel de esfuerzo y concentración es difícil. 

Henrique Avancini campeón del mundo de bike-maraton

Sobre la CDM en Brasil: «puede ser un buen circuito para Valero»

Conociendo el circuito y a los rivales, ¿a quién darías por favorito?

Es difícil. Creo que por su estilo, es una gran oportunidad para Nino Schurter, que es bueno en casi todos los circuitos. Tiene motor y puede ser bueno para él. Si Fluckiger sigue al mismo nivel también. Pero es una carrera más rápida y más dura. Para los españoles puede ser una buena oportunidad para Valero.

«Para competir bien en XCO sí tengo que estar muy concentrado. Ese es mi objetivo este año.»

A nivel personal, tu temporada, sin Cape Epic, ¿cómo lo enfocas? ¿Has valorado volver a la Cape Epic?

Es un cambio, pero tampoco hemos hecho la Cape Epic desde 2020. Con Manuel Fumic ya no tenía tanta motivación para poner toda la energía en esta prueba. Además, estoy trabajando mucho con la organización de la Copa del Mundo de Brasil, el circuito aún no estaba todo listo. Y eso es muy importante para mí. Quiero que cuando los corredores extranjeros lleguen puedan sentirse bien y seguros. No quería quitarme de eso  las 3-4 semanas que implica la Cape Epic entre todo. El equipo tampoco me propuso hacerla. Quería intentar volver con Fumic, pero con sus problemas de caídas no pudo ser. Creo que las carreras por etapas son las más fáciles para mí para tener buenos rendimientos. No tengo esa prisa de volver a la Cape Epic. Para competir bien en XCO sí tengo que estar muy concentrado. Ese es mi objetivo este año.

Así que nada de correr más en bike-maraton, como el año que ganaste el Mundial.

Tengo la posibilidad de hacer el Mundial de bike-maraton a finales de año. Pero aún no lo he decidido. Para decidirlo influye mucho como está tu cabeza y tu físico a esa altura de temporada. Para mí, lo primero es la Copa del Mundo de Brasil. Normalmente viajo desde Brasil al resto del mundo. Esta vez voy a traer al mundo a mi casa. Es mi casa de verdad. Es un circuito que construí yo. Es una ciudad en la que la cultura del MTB cambió mucho por mí. Cuando la UCI me dice que puede traer la Copa del Mundo a Brasil y que quiere venir a mi ciudad, es algo muy especial. Es la primera carrera que antes de salir ya es una victoria. Quiero prepararme lo mejor que pueda, porque es una oportunidad única.

Henrique Avancini en su programa de TV

«Fui el número 5 en 2017, número 2 en 2018, número 2 en 2019, número 1 en 2020 y terminé 2021 como el 10 del ranking UCI. No está mal. Pero para mí fue una gran desilusión.»

A nivel global, ¿cómo ves la nueva generación de corredores?

Ahora hay un cambio de generación. Hay pocos corredores en activo de los que estaban ahí cuando yo era joven. Marotte, Schurter, Fluckiger, Tempier… ahora soy uno de los más viejos en el grupo delantero. Mi principal preocupación es quitar el nivel que tuve en 2021 de mi cabeza. Fui el número 5 en 2017, número 2 en 2018, número 2 en 2019, número 1 en 2020 y terminé 2021 como el 10 del ranking UCI. No está mal. Pero para mí fue una gran desilusión. Busco volver a mi nivel. Volver a ganar carreras, a estar delante en la Copa del Mundo. Estuve bien en Snowshoe, un poco en Lenzerheide, pero en las otras no fui protagonista. No pude estar delante, no podía hacer espectáculo para el público. Si ves los años anteriores, los días malos eran la excepción, no al revés, que los días buenos eran las excepciones. Quiero volver a ser constante entre los mejores.

Este año vuelve a empezar la temporada en España, ¿cómo ves el nivel de corredores y carreras?

«Me gusta España porque las personas se identifican conmigo y me siento parte de un espectáculo.»

El nivel es bueno. Son carreras que te dicen la verdad. Si estás bien lo ves. Para mí es clave. No tengo esa mentalidad de otros corredores de «aún es febrero… ya me pondré en forma». Para mí, si es carrera es carrera. Si es una C1 voy a competir con la misma mentalidad que a una Copa del Mundo. Cambia un poco el estado de forma pero no la mentalidad. Me gusta España porque las personas se identifican conmigo y me siento parte de un espectáculo. Aquí la gente es muy aficionada al MTB. No son carreras frías, sin gente… Aunque sea una localidad más pequeña, como Chelva, se siente la intensidad. Es algo que no pasa en todos los países.

Y cambiando de tema… a nivel de material ¿qué papel jugáis en el desarrollo de producto con Cannondale?

«Tenemos un buen contacto con los ingenieros»

Es una relación que creció mucho los últimos años. Hoy tenemos un buen contacto con el equipo de ingenieros. Hablamos de nuestras sensaciones. Donde creemos que perdemos tiempo, donde vamos muy bien… al final es siempre un juego de traer una novedad sin perder en otro punto. Es algo muy interesante. No hay ninguna bicicleta que sea buena en todas las bajadas. Hay muchos tipos de bajadas y en cada tipo de terreno hay una mejor bicicleta diferente. Es algo muy interesante. Creo que no todas las marcas buscan esa sensibilidad del corredor profesional. 

Te puede interesar