Portada Noticias Productos Tests Vídeos Rutas Ofertas Contacto Buscar

Volcat
  • |
  • 23 de Marzo de 2010

Cosa de kilómetros y de ritmo

La Cape Epic, como otras tantas carreras de este tipo, se disputa por parejas, algo a lo que se tiene que estar acostumbrado.Correr por parejas tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. El primer día vimos las buenas, y entre ayer y hoy las no tan buenas. Ayer lo vimos con los pinchazos, y […]

Andalucía Bike Race

La Cape Epic, como otras tantas carreras de este tipo, se disputa por parejas, algo a lo que se tiene que estar acostumbrado.Correr por parejas tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. El primer día vimos las buenas, y entre ayer y hoy las no tan buenas.

Ayer lo vimos con los pinchazos, y hoy ha tocado a los problemillas físicos. Mi compañero ha pasado un crisis en los primeros 60-70 km (de los 120!!! que era hoy). En esa situación poco puedes hacer. Amoldarte al ritmo que se pueda llevar e ir haciendo. El problema es que hoy era un día ideal para rodar en grupo, y a nosotros se nos han escapado “los grupos buenos” en esa primera parte.

De los corredores que hay aquí, hay varios tipos bien identificados. Están “los capos”, los corredores de copa del mundo que están aquí para afinar su entreno, para disputar alguna etapa o la general. Este año son más que nunca. Unos 10-15 equipos en total.

Después hay el segundo perfil de equipos batalladores que, por lo visto hasta hoy comparten, casi todos, las mismas características. Vuelan en el llano, penan en las subidas y mejor no te pongas a rueda en las bajadas porque tampoco es su fuerte. Aún así acaban estando delante porque, por el momento, la Cape Epic está siendo una carrera principalmente rodadora. Con sus subidas y sus bajadas, sus tramos de senderito genial y, lo peor, las zonas de arena. ¿Por qué todas las carreras “míticas” por etapas de BTT que he hecho insisten en poner km  y km de zonas por las que no iría ni que las tuviese en la puerta de casa?

Aquí son las pistas de arena. Pero arena peor que la Titan Desert (o como mínimo que el año pasado). Son pistas con, de medio a un palmo de arena. Kilómetros y kilómetros. Y casi siempre en la parte final! Se pueden hacer siempre en bici, pero son la muerte!
También ha sido feo que cuando llevábamos 100km se pasaba a 100 metros de la meta y nos hacían completar una vuelta de 20km sin mucho sentido… cosas para maquillar el contador de quilómetros, supongo, y que los números luzcan bien en los panfletos de publi.

Después, una nota aparte merecen algunas féminas. Estos dos últimos días no han sido muy buenos deportivamente, pero eso no quita que al ver como ruedan algunas féminas de los equipos mixtos te quedes alucinando. Lo de los dos equipos mixtos de delante es ya para sacarse el sombrero. También por la parte masculina del equipo… que además de unas patas de aupa tienen el brazo de hierro, porque las remolcadas que hacen algunas tienen que costar los suyo. Realmente hay que ver lo rápido que van para creérselo.

De la mecánica, a falta de 17km para el final he tenido un buen susto. Un clavo se ha encaprichado de mi rueda… que mal momento ver salir el líquido sellante a chorro… y que tranquilidad cuando ves que de repente deja de salir. Me ha salvado de pringar bien pringado!

Por lo demás, sigue el calor. Y el frío por las noches. La organización impecable, sólo falla que cuando llegas a meta apenas te dan un sandwich y tienes que esperar a que hagan la comida… como a las 6-7 de la tarde! Eso sí, con unos cuantos Rands (la moneda de aquí) en el bolsillo te puedes poner hasta arriba de comida en alguno de los puestos que se montan para ello…

Y sobre cositas de la carrera… Burry Stander, el crack local, parece que está perju… y hasta se rumoreaba si saldría o no hoy. Después de ver como arrasaban día tras día el año pasado (hasta su “problema” mecánico), este año les está costando estar en las primeras posiciones.

Nino y Florian se han tomado la etapa en plan tocar la guitarra. Sobre el kilómetro 45 nos han pasado, ya a ritmito de ir a por faena con un tal Thomas Frischknecht a su rueda. No sé de que me suena este tío…
Nino y Florian también son los únicos que suelen llevar la mochila hidratante en carrera… ni nosotros la llevamos!

También está claro que la bici de la  Cape Epic es una doble. Lo que daría por una doble ahora… hoy había una subidita de piedras matadora… y muchas pistas bacheadas… bajadas rocosas… De hecho, las únicas molestias que tengo a día de hoy las podría minimizar con una doble. Lo primero… el culo! Tanto bache por pistas sentado… Lo segundo, la mano derecha que le da por dormirse al cabo de un rato… hasta he tenido que cambiar de piñones con la mano izquierda alguna que otra vez.

No me he fijado pero la mayoría de los equipos de delante (si no casi todos) van con doble. Aunque nunca sabes hasta que punto es elección del corredor o del marketing de la marca que lleven.

Tras tres días en Ceres, mañana volveremos a salir de aquí, pero llegaremos a otro lugar.. toca recoger todo.. que palo! La etapa serán unos 90km. Ya hay ganas del día de “descanso” con la crono que tendremos el jueves.

Publicado por Ismael Ventura

Te puede interesar