Portada Noticias Productos Tests Vídeos Contacto Buscar
ESMTB.com - mountain bike
Andalucía Bike Race Andalucía Bike Race
Scott Lumen

Northwave

Bicis retro: Cannondale Super V 3000 de 1996, un diseño que marcó una época

La serie de bicicletas Cannondale Super V marcó una gran parte de la historia de Cannondale en el mountain bike. Su nombre lo indica todo. Un cuadro con un diseño en V, tan espectacular como único, que apareció por primera vez en 1993 y que la marca fue evolucionando hasta el año 2002. Una década […]

Una década explotando el diseño Super V

La serie de bicicletas Cannondale Super V marcó una gran parte de la historia de Cannondale en el mountain bike. Su nombre lo indica todo. Un cuadro con un diseño en V, tan espectacular como único, que apareció por primera vez en 1993 y que la marca fue evolucionando hasta el año 2002. Una década de evolución en la que el formato Super V fue cambiando sin perder su esencia. Un diseño impresionante y arriesgado que en su momento permitió a Cannondale dar un salto cualitativo en el mercado y sentó los cimientos de su filosofía de diseño de la bicicleta como un conjunto. Hemos podido estar con la Cannondale Super V 3000 de 1996, la que fue la segunda generación del diseño Super V.

Continúa tras los patrocinadores



La primera Super V

Su diseño marcó una época en Cannondale

La familia Cannondale Super V arrancó en 1993 y lo hizo introduciendo un diseño totalmente rompedor para la época. Sin tubo superior, el tubo de sillín salía en diagonal para ir a la mitad del tubo diagonal de forma directa, con un nuevo tubo que los unía a medio camino. En los primeros modelos de la Cannondale Super V se usaba un basculante mono brazo de vainas elevadas, aún más espectacular si cabía. En este caso la suspensión trasera no era unificada, es decir, la caja de pedalier pertenecía al triángulo principal, como sucede en todas las bicis a día de hoy pero que no era algo dominante en aquel momento. De hecho, la ubicación del punto de giro principal, muy lejos de la zona del pedalier, ya nos indica que la eficacia pedaleando no debía ser la mejor.

El basculante mono brazo y con vainas elevadas

Siempre con horquilla HeadShok

Además, la Cannondale Super V integraba la horquilla HeadShok de la marca, con su peculiar diseño que incluía todo el sistema hidráulico en el tubo de dirección, lo que obligaba a usar un tubo de dirección sobredimensionado. No cabe duda de que era un diseño único y espectacular para una época donde abundaban los diseños de doble suspensión arriesgados.

Esa plataforma de Cannondale Super V fue incorporando mejoras con el paso del tiempo e incluso llegó a tener una versión con el basculante de carbono. No hace falta que digamos que era la época de las 26″, que los frenos de disco aún no habían llegado al mercado, el triple plato dominaba las transmisiones y las geometrías largas y relajadas no eran ni una idea.

Cannondale Super V 3000 de 1996

La 2a generación cambió por completo el basculante

En 1996 surgió la segunda versión de la Cannondale Super V. Una nueva gama que cambiaba por completo la ubicación del amortiguador y el diseño del basculante. El amortiguador se situaba en posición horizontal y el basculante pasaba a tener vainas y tirantes. Eso suponía cambiar por completo la posición del punto de giro principal del basculante para situarla por encima de la caja de pedalier, pero próximo a ella. Una mejora significativa en rendimiento.

La versión de DH de la Super V

Sacaron horquilla de DH con… 120 mm de recorrido

Ese mismo año apareció una versión de DH del concepto Super V, con un tubo superior adicional para hacer el cuadro más resistente. Y la llegada de la horquilla moto, de doble pletina y creada por la propia Cannondale y la friolera de 120 mm de recorrido. Lo que hoy usan las bicis de XC. También con sus propios frenos de disco, tensor de cadena, guía cadenas. Un concepto espectacular.

La horquilla HeadShok Fatty que usaban en aquel momento tenía 70 mm de recorrido y un dial sobre el tubo de dirección para ajustar la compresión y bloquearla. No había barras ni botellas, así que la parte de abajo era básicamente una horquilla rígida. Eso sí, ya usaba el sistema de rodamientos de agujas para deslizarse que aún emplean las Lefty actuales.

Horquillas de Cannondale

Con la Raven llegó el carbono al triángulo principal

La culminación de la familia Super V de Cannondale llegó con la aparición de las Cannondale Super V Raven, una versión que usaba un triángulo principal con estructura interna de aluminio recubierta de carbono. Llegaron a haber versiones de freeride de la Raven. Esa Cannondale Super V Raven tendría una segunda versión que equiparía la primera horquilla Lefty de la historia, en lo que era el inicio de una nueva era para las suspensiones de Cannondale.

Cannondale Super V Raven

Cannondale Super V Raven, su primera generación

Cannondale Super V Raven de segunda generación

Cannondale Super V Raven de segunda generación con la primera horquilla Lefty

Cannondale Super V 3000 de 1996

Cannondale Super V 3000 de 1996 y su emblemático diseño del triángulo delantero

Imposible no reconocer una Cannondale Super V. ¿Os imagináis un diseño así a día de hoy?

La horquilla HeadShok Fatty tenía 70 mm de recorrido. La versión de DH, de doble pletina, tenía 120 mm

Ya usaban rodamientos de agujas para su movimiento en aquella época

Esta segunda generación de la Cannondale Super V dejaba atrás el diseño del basculante monobrazo de vainas elevadas a cambio de un diseño más convencional con vainas y tirantes y un punto de giro más lógico

Bielas CODA, marca de la casa

Te puede interesar