Horquillas y amortiguadores Fox
Ruedas Progress MTB - XCD-CB PLUS NITRO
Thule
Alps Epic Mountain Bike Stage Race
Publicado el 21-4-2017
Un concepto muy diferente a lo que solemos encontrar en el diseño de sistemas de suspensión para MTB. Marin y Polygon ya lo han adoptado

Cuando parecía que ya estaba todo visto en sistemas de suspensión ha llegado algo que, de entrada, y ya solo por su look, parece totalmente innovador.

El sistema de suspensión Naild R3ACT no pasa desapercibido. De entrada es difícil apartar la mirada de su basculante formado de vainas elevadas, un concepto del pasado que está ganando cierto protagonismo en nuestros días. No sólo eso, la enorme bieleta que une amortiguador a basculante o la segunda pequeña bieleta que une el propio basculante al triángulo delantero tampoco pasan desapercibidos a la primera revisión visual del sistema.

Aunque la gran sorpresa llega al comprobar con detalle como el basculante tiene su tercer punto de unión a la parte delantera a través de un sistema deslizante, situado en el extremo del mismo y justo por delante de la caja de pedalier. Desde luego, un diseño poco convencional.

La bieleta inferior y el sistema deslizante comprimido

La bieleta inferior y el sistema deslizante comprimido

La idea no es nueva, pero Darrell Voss, creador de la suspensión Naild R3ACT 2 Play, parece haberle dado nueva vida. Voss es una persona con una larguísima trayectoria en el mundo de la bicicleta y multitud de patentes a sus espaldas. Sin embargo, y al contrario que otros “creadores” del sector, es un personaje al que gusta mantenerse en un segundo plano. La idea de este sistema de suspensión es algo que lleva rondando su cabeza desde hace casi 20 años.

Las premisas para su diseño eran claras. Un sistema de suspensión suficientemente bueno como para poder tener mucho recorrido y a la vez una excelente capacidad de pedaleo. En general clasificamos la disciplina para la que se usa una bicicleta en función de su recorrido trasero. En parte es así porque tenemos claro que cuanto más recorrido tiene una suspensión trasera peor es el sistema a la hora de pedalear. Por mucho que tengamos carísimos amortiguadores con plataformas de pedaleo, mandos de ajuste de recorrido en el manillar o lo optimizado que esté el propio sistema de suspensión.

Esta realidad auto aceptada es la que el sistema R3ACT ataca de forma frontal. Como decimos, la idea de crear un sistema con una parte que incluya un elemento deslizante para controlar la línea que describe la rueda trasera al comprimirse no es nuevo. Es algo que ya se ha usado en el pasado en marcas como Maverick o el sistema Switch Infinity de Yeti. El R3ACT lo completa con la distribución de sus dos bieletas para crear un comportamiento único y conseguir dos cosas muy importantes. Que la rueda trasera se desplace de forma vertical al comprimirse y dibuje el terreno tanto cuando afrontar un obstáculo de cara como cuando ya lo ha superado y empieza su retorno. Y, sobre todo, una enorme eficacia de pedaleo.

La bieleta de conexión principal es la más grande, la que se une con el amortiguador. La secundaria, la más pequeña, se ubica debajo (en la mayoría de sistemas se suele situar por encima) con una idea clara. Que al comprimirse la suspensión no hayan fuerzas contrapuestas en diferentes partes. Es decir, que no haya una bieleta que afronte una fuerza de compresión y otra que se enfrente a una fuerza de extensión.

El basculantes en carbono con vainas elevadas es imponente

El basculantes en carbono con vainas elevadas es imponente

Con todos estos puntos se consiguen una serie de beneficios que son cruciales a la hora de rodar. De entrada, la enorme eficacia de pedaleo permite aumentar el recorrido de la bicicleta sin perder capacidad para subir. ¿Imaginas una bicicleta que pedalea como una doble de 120mm y baja como una enduro de 180mm? Sí, es una frase que ya hemos escuchado con anterioridad a muchas marcas. El Santo Grial de la filosofía de una bicicleta de doble suspensión. El R3ACT parece acercarse más que nadie a ello. Otra ventaja destacable es que gracias a su buen rendimiento no hace falta complicados amortiguadores que completen (o oculten problemas) el propio comportamiento del diseño de la suspensión. Es decir, incluso con amortiguadores de gama media tendremos un gran comportamiento. De hecho, las bicicletas que integran el R3ACT se olvidan de bloqueos o dispositivos que interfieran de forma agresiva en la compresión del amortiguador. Pon el sag correcto, abre los ajustes de compresión y a partir de ahí ajusta el sistema a tu gusto. Por definición, el feeling de la suspensión trasera será muy lineal y por la forma en que dibuja el terreno la rueda trasera podremos sacar el máximo provecho a las inercias incluso en zonas bacheadas.

Así funciona el Naild R3ACT 2 Play

En este vídeo podemos ver el movimiento que describe la suspensión. Como acompaña el movimiento a la transmisión y como se mueve el sistema deslizante que incorpora. Es ejemplo es con la Marin Wolf Ridge.

Polygon y Marin, las dos primeras marcas en apostar por el Naild R3ACT

Ya hay dos modelos en el mercado que emplean la suspensión de Darrell Voss. El primero en presentarse fue la Polygon Square One, con dos versiones de montaje, la EX9 y la EX8. Realizada en carbono cuenta con 180mm de recorrido. Geometría actual con ángulo de dirección de 66º, pedalier bajo y un ángulo de sillín muy vertical de 73,5º. El montaje EX9, con Sram Eagle XX1, suspensiones Fox 36 y Float X2 (ambas en versión Factory) y buenos componentes se queda cerca de los 14kg de peso. Un número elevado para una enduro de carbono de gama alta, pero que no lo es tanto si contamos que tenemos 180mm de recorrido y un comportamiento del que podemos llegar a sacar partido incluso como bici de DH. Es de ruedas 27,5″.

Polygon Square One

Polygon Square One

Marin acaba de presentar su modelo Wolf Ridge, también con el sistema Naild R3ACT. En este caso con una variación en la forma de la bieleta secundaria respecto la Polygon, más larga en la marca americana.

Esta vez estamos ante un modelo de 160mm de recorrido y 29″. Geometría esperada con pedalier bajo, ángulo de dirección de 66,5º y vainas de 435mm (recordemos, la Marin es 29″). Cuadro de carbono.

También en dos modelos, la Wolf Ridge 9 y la Wolf Ridge Pro.

Marin Wolf Ridge, 160mm y 29"

Marin Wolf Ridge, 160mm y 29″

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus