Alps Epic Mountain Bike Stage Race
Ruedas Progress MTB - XCD-CB PLUS NITRO
Pásate al Di2
Powerbar Energize
Publicado el 30-1-2017
Eran el siguiente Santo Grial del MTB, pero su minuto de gloria queda ya muy lejos

Llegaron como una explosión pocas veces vista antes en el MTB. Hace 2 o 3 años, las fat bike inundaron el planeta biker.

Marcas, revistas y eventos se tiraron de cabeza a lo que parecía el siguiente Santo Grial del MTB y que a día de hoy se ha vuelto un segmento casi olvidado por muchas de esas marcas que lo promocionaron como un gran paso para el deporte.

Las fat bike nacieron para la nieve y la arena, y en esos escenarios tan concretos y residuales seguirán sobreviviendo, pero fuera de ellos, entre el gran público, su muerte está casi certificada. Su minuto de gloria ya ha pasado.

Fat bike, en su habitat natural

Fat bike, en su habitat natural

Los motivos del enorme boom vivido con este tipo de bicicletas hace un tiempo pueden ser varios. De entrada, tras perder el tren inicial de las 29″, muchas marcas no quisieron perder otro posible tren de ventas y a la que las fat bike empezaron a ganar popularidad (no tanto en ventas, sino mediática) todas ellas se lanzaron a presentar sus modelos. Modelos que hoy en día, 2 o 3 años después de su creación, siguen invariables o simplemente han desaparecido de su catálogo.

Las ventas reales de fat bike no siguieron el número de bicicletas producidas por las marcas. Objetivos que no se alcanzan, más oferta que demanda y naves llenas de stock. La supuesta siguiente gallina de los huevos de oro en el MTB empezaba a mostrar que la euforia había sido demasiado grande.

Pocos son los usuarios que ruedan habitualmente por nieve o arena. Se intentaba vender neveras a los esquimales. La llegada del mucho más lógico 27,5″ Plus ha sido su sentencia. Si quieres los beneficios de tener un neumático con mucho más balón del habitual y casi ninguna de las desventajas de una fat bike (enorme peso extra, poca elección de neumáticos/ruedas, lastre adicional, Q-Factor por las nubes…) el 27,5″ Plus es la solución. Además, con modelos que son compatibles con ruedas de 29″ tradicionales o 27,5″ Plus, basta tener dos juegos de ruedas para tener dos bicicletas muy diferentes. ¿Quien iba a querer una fat bike ahora?

A día de hoy la publicidad de fat bikes ha desaparecido de prácticamente todos los medios. Las presentaciones de nuevos modelos para esta disciplina son más que esporádicas. Muchas marcas han eliminado de su catálogo a esta categoría de bicicletas y otras se dedican a cambiar colores a modelos que son los mismos que hace 3 años.

Por si fuera poco, en rendimiento puro, y dependiendo de las condiciones de la nieve una bicicleta tradicional o una Plus con neumáticos de nieve es más eficiente sobre el manto blanco, tal y como han demostrado y explicado los protagonistas de la primera carrera UCI por etapas sobre nieve, la Snow Bike Festival.

Esta vez, ni el marketing más agresivo ha servido para mantener con vida unas bicicletas que volverán a donde nunca debieron salir, la nieve y la arena.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus