Powerbar Recovery 2.0
Chain Reaction Cycles - Rebajas Enero
Club La Santa 4 Stage Mountain Bike Race
Ruedas Progress MTB
Publicado el 14-4-2016
Precisa, cómoda y rápida. ¿Qué más se puede pedir a un cuadro rígido? La Berria Bravo Pro está plagada de detalles que dan vida a una bicicleta ideal para el XC

Para lanzar una nueva marca al ya de por si saturado mercado del MTB hay que tener las ideas muy claras si se quiere lograr un trocito del pastel. Además de productos que tengan un valor diferenciador y saber desarrollar lo que los usuarios necesitan.

Berria es una marca joven, mezcla de esfuerzos a 3 bandas entre España y Suiza (donde se diseñan y desarrollan todos los conceptos de sus cuadros, desde la geometría hasta el tipo de laminado del carbono) y Asia, donde se fabrican físicamente sus modelos (por algo tienen la mejor maquinaria para trabajar el carbono) antes de volver a España para su pintado a medida (gracias a su configurador de colores) y montaje a mano de los componentes escogidos. Un proceso donde el mimo por los detalles es lo que marca la pauta. Es la única forma de crear una bicicleta que tenga la suficiente identidad como para hacerse un hueco en el competido sector de las mountain bike rígidas.

berria_bravo_23

Todos los cuadros rígidos son iguales. ¿O no?

Ligereza y rigidez eran los parámetros para valorar un cuadro rígido. Ahora se suma la comodidad.

Con el paso de los años parece que los cuadros rígidos han perdido buena parte de su capacidad para contar con innovaciones. La proliferación de modelos de carbono económicos a base de cuadros “al por mayor” realizados en Asia en el típico proceso de comprar un cuadro bajo catálogo y ponerles unas pegatinas ha diluido en gran medida las prestaciones que las firmas que realmente pueden crear sus propios modelos desde cero han conseguido. Al fin y al cabo, por fuera, los cuadros rígidos son todos muy similares. ¿Queda margen para innovaciones? Sí, pero pequeñas y en conjunción con el global de la bicicleta.

A la hora de valorar un modelo de XC tenemos 3 grandas campos de batalla. La ligereza, la rigidez y, lo que ahora se intenta destacar cada vez más en estos modelos, la comodidad de marcha.

En cuanto a ligereza y rigidez, son dos puntos donde muchos modelos han llegado ya a su madurez, y donde los márgenes de mejora son escasos. Encontrar cuadros ligeros y rígidos no es especialmente complicado. Pero si le sumamos la variable de conseguir un cuadro cómodo, capaz de filtrar las vibraciones sin mermar su rigidez a la hora de pedalear, y con un peso contenido, la cosa se complica. Es por ello que los últimos meses hemos vivido el resurgir de las olvidadas softtail. Pero en Berria creen que con un buen diseño del laminado del carbono en el cuadro, y escogiendo el mejor carbono posible para el uso que se le da en MTB se pueden conseguir resultados de primera. ¿Lo han logrado?

La bicicleta como un todo, la idea de Berria

El cuadro de la Berria Bravo Pro, el modelo de entrada a su gama alta de carbono. Su construcción daría para un post en sí mismo. Todo en su proceso de construcción ha sido medido al detalle, desde el material que se usa para comprimir las capas de carbono hasta las formas que toman las láminas en cada punto del cuadro, pensadas para trabajar de diferente forma en cada zona, pasando por la elección de la resina más adecuada para unir las capas de carbono y el tipo de carbono escogido (en este modelo carbono Toray T700 y T800).

Así nos encontramos con una dirección especialmente rígida, ideal par conseguir una buena precisión a la hora de trazar curvas. Como se puede observar, la zona de la pipa de dirección está bastante sobredimensionada, e incluye una tapa superior móvil. La idea es integrar la dirección en la estructura del cuadro y ganar espacio para dar vida una pipa más rígida.

berria_bravo_02

El tubo superior encaja con el de sillín formando unas líneas que son el sello de identidad del cuadro Berria Bravo Pro, con el cierre de sillín integrado en el mismo.

berria_bravo_01

El tubo de sillín va cambiando de forma en su camino hacia la caja de pedalier, con una ligera curvatura hacia el interior del triángulo principal para dar más espacio a la rueda trasera. A media que se acerca a la caja de pedalier gana en diámetro y en su unión con el tubo diagonal y las vainas se forma un bloque que transmite solidez a nivel visual y que es una de las claves de la rapidez de reacciones que tiene el modelo.

berria_bravo_16

Las vainas son uno de los puntos más trabajados. De entrada son asimétricas para conseguir ser más rígidas en las zonas que realmente importa y más absorbentes en los lugares que es posible serlo. La misión es clara, lograr rigidez y aportar comodidad.

berria_bravo_04

La vaina del lado de la transmisión es más baja, lo que también ayuda a evitar golpeteos de la cadena en los tramos más bacheados. Por su parte, la vaina del freno trasero cuenta con anclaje post mount, el más directo y que permite menor peso.

berria_bravo_07

Además, de ambas vainas salen los cables salen los diferentes cables/latiguillos de su completo sistema de guiado interno. Tanto el freno trasero como el cable de cambio (el cuadro está pensado para transmisiones monoplato) van siempre por el interior del cambio con un sencillo sistema de fácil mantenimiento.

berria_bravo_15

Por si fuera poco, las vainas pasan de su generoso grosor en la zona del pedalier a unas líneas mucho más finas a medida que llegan al eje de la rueda (como no, eje pasante). Toman formas curvas en el plano horizontal para intentar ganar algo de espacio para la rueda trasera, aunque justo en la zona del pedalier y vainas, el paso es algo escaso.

No pasa eso en los tirantes, que sí tienen un buen margen respecto al neumático en la parte superior. Unos tirantes muy delgados que son otra pieza clave a la hora de sacar el máximo provecho para filtrar vibraciones.

berria_bravo_06

En cuanto a su geometría, el tubo superior es tirando a largo, algo que permitirá emplear potencias algo más cortas y mantener un mejor control sobre la rueda delantera. Los ángulos, tanto de dirección (71º) como de sillín (73º) son los esperables para una bicicleta destinada a sacar el máximo rendimiento del pedaleo.

berria_bravo_02

En números, el cuadro Berria Bravo Pro se queda en los 1,250 gramos de peso. Su hermano mayor, que emplea el exclusivo (y más caro) carbono Textreme para la báscula en unos impresionantes 980 gramos. Eso sí, ambos con unas propiedades en marcha casi calcadas.

berria_bravo_22

La importancia de saber vestir un cuadro

Una mala elección de componentes puede echar por tierra las buenas prestaciones de cualquier cuadro. En Berria lo saben, y trabajan con marcas que siempre ofrecen un plus a sus cuadros, potenciando sus cualidades y no añadiendo puntos débiles.

berria_bravo_11

Del montaje de la Berria Bravo Pro que hemos probado destaca, sobre todo, las ruedas FRM. No por su bujes o su rigidez, que es correcta para un uso XC, sino por la anchura de sus llantas. Está claro que las llantas estrechas son cosa del pasado, pero en este caso nos encontramos con uno de los modelos más extremos para XC.

berria_bravo_10

Con una anchura interna de 30mm lo primero que logran es que el neumático que montes tome una nueva forma. Permite tener mayor superficie de contacto, lo que se traduce en mejor tracción y agarre, con una prácticamente nula penalización en la capacidad para rodar. Además nos permite rodar con menor presión. Pero en este caso, los 30mm son algo excesivos si tenemos en cuenta que en XC es raro montar neumáticos de más de 2,2”, con lo que las formas del mismo quedan algo forzadas por una llanta excesivamente ancha. Además, si algo no va sobrado el cuadro es de paso de rueda en las vainas, así que será difícil sacar todo el rendimiento a esas llantas tan anchas. ¿Se logran mucho mejores prestaciones que con una llanta “tradicional” de XC? Sí, de largo. ¿Hace falta que llegue a los 30mm de ancho para neumáticos de hasta 2.2”? No, con unas de 25mm tendrás el mismo resultado para uso XC.

berria_bravo_18

 

En cualquier caso es una mejora, y una de las grandes ayudas para que la sensación en marcha sea de comodidad y agarre en todo momento.

berria_bravo_14

Además, la forma que adopta el neumático le da un look diferenciador a simple vista.

Del resto, los frenos SRAM Guide R no te los acabarás nunca con un uso XC.

berria_bravo_12

Respecto al grupo SRAM X01 poco hay que decir. Precisión, solidez, simplicidad, ligereza… una apuesta segura. En este caso se ha combinado con mando GripShift. Cuestión de gustos entre preferir puño giratorio o gatillos a la hora de cambiar.

Las bielas Rotor aportan ligereza y rigidez, y los componentes Ritchey son fiables como pocos.

berria_bravo_21

La horquilla RockShox Sid RL es adeucada para este modelo y su mando de bloqueo en el manillar, aunque lejos de la exquisitez de funcionamiento de los bloqueos hidráulicos de la marca, funciona sin problemas.

En cualquier caso, respecto a los componentes, podrás configurar tu Berria Bravo Pro personalizando muchos de ellos, así que no son parte trascendente a la hora de valorar el modelo, ya que cada uno la vestirá como considere.

berria_bravo_19

En marcha, una bicicleta que no te quedará corta nunca

Cuando nos subimos a la Berria Bravo Pro percibimos varias cosas desde los primeros metros. Es muy precisa a la hora de trazar curvas y realizar giros. Realmente da mucha confianza en ese aspecto, en parte por la buena rigidez de toda la parte frontal del cuadro.

Acelera con solvencia. No tendrás queja de flexiones cuando aprietes fuerte a los pedales. El cuadro reacciona a cualquier insinuación de tus piernas, así que tus fuerzas se aprovecharán al 100%.

berria_bravo_20

Es muy cómoda en marcha. Realmente es difícil saber qué parte de este meritorio comportamiento tiene el cuadro y que parte las ruedas, pero la Berria Bravo Pro se mostró como una de las bicicletas rígidas más cómodas que hemos conducido. Cómodas en lo que a filtración de vibraciones se refiere, puesto que en cuanto a posición estamos hablando de una postura de carreras, pensada para rendir en todo momento, y con pocas concesiones a la comodidad. Lo que la mayoría busca cuando escoge un modelo rígido.

Además, la Berria Bravo Pro, junto con su hermana mayor de menor peso, tiene unas líneas inconfundibles, algo de lo que no hay muchas rígidas que puedan presumir.

A favor Muy precisa a la hora de trazar curvas. Buena comodidad en marcha (dentro de los parámetros de las rígidas). Construcción muy cuidada.
En contra Paso de rueda en las vainas justo.

*Precio del modelo base, los componentes son configurables

**Peso del cuadro

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus