Northwave ropa ciclista
Ruedas Progress MTX
Scott Marathon by Taymory
Skoda Gran Fondo Priorat
Publicado el 30-12-2015
¿Cuánto ganan las estrellas del MTB? ¿Y la clase media de los profesionales? ¿Está bien pagado el MTB como deporte profesional?

Si hay un tema tabú y poco conocido en el mundo de la más alta competición es, sin duda, los salarios. Mientras en otros deportes las cifras que perciben los deportistas de elite son conocidas o al alcance de la mayoría, el mountain bike mantiene un total hermetismo en este aspecto.

La reciente noticia de la separación de Aaron Gwin y Specialized por lo que, parece ser, son sólo desavenencias económicas nos lleva a preguntarnos ¿cuánto cobran los mejores riders?

En el caso de Gwin estamos hablando de uno de los bikers mejor valorados del planeta. De los más espectaculares, de los más efectivos y con mejores resultados y de los que logran una mejor repercusión con todo lo que hacen. Además del valor añadido que supone ser de USA, uno de los mercados más importantes del MTB mundial.

gwin2

De entrada, el mountain bike es una disciplina de diferencias abismales. Si dividiésemos a los corredores profesionales por clases, en función de sus resultados/repercusión, podríamos decir que una pequeña elite de corredores tiene sueldos y logra ganancias más que considerables, mientras “la clase media” del MTB tiene suerte si consigue lograr ingresos suficientes para vivir sólo de este deporte. La “clase baja” de la elite del MTB en la mayoría de casos, bastante logra si puede completar un calendario internacional con todo el material y viajes pagados, sobreviviendo con ingresos de premios y pequeños sueldos o apoyos de patrocinadores.

Con ello, la diferencia del pequeño grupo de bikers de elite mundial (el top-10 en DH, por poner un ejemplo) respecto a los que se mueven en el resto del top-25 puede ser abismal en cuanto a ingresos. Sin cifras oficiales de ningún corredor ni equipo, solo podemos movernos por la rumorología. Así, en los últimos años el propio Aaron Gwin sería de los mejores pagados del planeta con unos ingresos totales que se podrían acercar a los 400.000 dólares.

Hay que pensar también que los ingresos de un corredor profesional no provienen sólo de su sueldo fijo. Muchos tienen una importante parte de sus ganancias en función de los resultados que obtengan, o incluso de la repercusión que logren. Es el caso de ingresos que ofrecen muchos patrocinadores personales. Un ejemplo podría ser Oakley, que para algunos de sus bikers patrocinados ofrece incentivos en función de su presencia, algo que como mínimo hacía hace unos años. De esta forma un biker patrocinado por Oakley podía llevarse 1.000$ si aparecía en una portada de revista, 500$ si lo hacía en una contraportada o 250$ si aparecía en cualquier otro lugar.

Los patrocinios individuales de marcas de bebidas se pueden mover entre los 20.000 y 30.000 dólares en los mejores casos.

Visto sólo esto, y con el caso de un biker exitoso como Aaron Gwin, todo podría parecer un sueño cumplido y que los bikers profesionales se hacen de oro. Estamos hablando de la punta de lanza de su deporte, que valorando su salario, está a años luz de lo que perciben estrellas de su proporción en otros deportes. Y aún con eso, el caso de Aaron Gwin y los que tengan números similares son la excepción. Son muy pocos los que logran superar los 100.000 dólares de ingresos al año en el DH y la realidad de la inmensa mayoría de bikers profesionales es bien diferente.

Más extremos e ingresos diferentes en el XCO

¿Y en XC? De entrada, y por situarnos de nuevo la punta del iceberg, Julien Absalon ha llegado a ganar 500.000€ al año. Con el caso anterior, la elite “millonaria” del cross country es una minoría, aún más pequeña que la del DH. Nino Schurter y Jaroslav Kulhavy son otros de los riders muy por encima de la media del resto. De hecho, son los únicos ganadores de pruebas de Copa del Mundo desde hace muchos años.

ceremony_Absalon

Pero el XCO permite sobrevivir a muchos más bikers con ingresos decentes. Todo gracias a su condición de deporte olímpico que abre las puertas de las subvenciones a muchos bikers en diferentes países. Por lo demás, la clase media y baja de los profesionales comparten situación con el DH, con la mayoría de bikers del top-50 mundial con salarios ajustados y el resto del top-100 sobreviviendo con ingresos ajustados.

En resumen, el MTB es un deporte excepcional si puedes vivir de él. Supone un modo de vida muy agradable si lo comparamos con otros deportistas profesionales, sin ir más lejos, con los ciclistas de carretera. En MTB se compite, habitualmente, en carreras de un día, y pocas vueltas por etapas y de de no más de una semana. Exige menos horas de entrenamiento sobre la bicicleta, menos viajes y menos exigencias que el ciclismo de carretera. Pero a cambio de una cuenta bancaria con menos cargada.

 

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus