Scott Spark
Sportful
Scott Marathon by Taymory
Liquidación cuadros Niner
Publicado el 27-10-2015
Siempre queremos más. Más km, más días de bici y más velocidad. ¿Cómo saber cuando el cuerpo nos pide un descanso?

La mayoría de los bikers somos apasionados de nuestro deporte. Nos tomamos el MTB como una filosofía de vida y empleamos la mayor parte de nuestro tiempo libre en montar en bici. Cuanto más tiempo mejor. Cuantas más veces a la semana mejor. Si no tenemos un preparador físico (si buscas uno aquí te ayudamos a hacerlo) y nos guiamos sólo por nuestra ansía de devorar kilómetros, hacer más y más trialeras y pasar decenas de horas sobre la bici cada mes, lo más probable es que, tarde o temprano, caigamos en el sobre entrenamiento.

No hace falta realizar los enormes entrenamientos y salidas que realizan los pros para que el cansancio crónico nos atrape. Los profesionales tiene más tiempo para descansar, más métodos para recuperarse y mejores cualidades que la mayoría de los mortales. Así que incluso sin acercarnos a los volúmenes o ritmos de un pro, será posible que nuestro cuerpo diga basta en algún momento.

Sentirse fuerte y en forma tampoco tiene que hacernos pensar que somos inmunes al sobre entrenamiento. De hecho, cuanto más cerca estás de tu mejor rendimiento más fina es la línea que te separa del sobre entrenamiento.

Hay una serie de patrones fáciles de detectar que te ayudarán a saber si es el momento de tomarse un descanso.

Absa Cape Epic 2015 Stage 5 Worcester to Wellington

1. No puedes acercarte a tus ritmos habituales y te quedas de grupos que antes aguantabas sin problemas

Tienes un grupo de salidas habitual, en el cual, más o menos, todos conocéis vuestro ritmo. Si durante las últimas salidas no has podido seguir a bikers que normalmente puedes, o si te encuentras de forma habitual lejos de tus tiempos en determinadas zonas a pesar de hacer el mismo esfuerzo, probablemente el cuerpo te esté pidiendo un descanso. Si mantienes algún diario con tus salidas y las sensaciones que has tenido, en el momento que aparezca de forma muy seguida frases como “salida cansado”, “he tenido que recortar el recorrido” y similares, es otro buen síntoma de que vas camino del sobre entrenamiento.

Si empleas métodos más “científicos” para controlar tu entrenamiento, como puede ser un medidor de potencia, lo tienes mucho más fácil. Cuando realizas habitualmente una subida a 300w y hace días que no eres capaz de llegar a los 250w a pesar de intentarlo tienes la señal clara que algo está fallando.

2. Grandes variaciones en su pulso

Es uno de los síntomas más claros del sobre entrenamiento. Especialmente el que tenemos por la mañana nada más levantarnos. Para poder controlarlo bien debemos tener una buena base de tiempo midiendo nuestras pulsaciones por la mañana, en las mismas condiciones, durante un largo periodo de tiempo en el que nos encontrásemos bien, para así poder detectar cuando se produce una anomalía.

Absa Cape Epic 2015 Stage 5 Worcester to Wellington

3. Enfermas de manera más fácil

Entras en una fase en que lo pillas todo. Con el sobre entrenamiento el sistema inmune se ve muy afectado. Te resfrías constantemente y te ves afectado por problemas de salud con mayor facilidad.

4. Te cuesta conciliar el sueño

Es algo contradictorio. Estás cansado, te sientes cansado, pero te cuesta dormir bien. Se rompen tus patrones de sueño, te cuesta conciliarlo, te despiertas mucho o antes de lo habitual. Un día de entrenamiento duro puede afectar a tu sueño, pero si estos síntomas se repiten varios días puede que sea más que el cansancio de una simple salida. También se pueden producir afectaciones en tu apetito, que puede disminuir.

5. Los resultados de una analítica

Si dudas de tu estado de cansancio la respuesta está en una analítica. Hay ciertos marcadores, como el descenso de testosterona o hemoglobina, que indican que estamos estresando demasiado al organismo. En este caso también es importante tener un buen histórico de analíticas anteriores para poder comparar los valores con otras épocas en las que sí te sentías bien.

En cualquier caso, valorando los puntos anteriores no será difícil saber si necesitas un descanso sin necesidad de pasar por una sala de extracciones. Recuerda que el descanso es una parte tan importante del entrenamiento como cualquier periodo de carga, y que para la mayoría de los bikers siempre será mejor pecar de demasiado descanso que caer en el sobre entrenamiento. Nunca te machaques más de lo que seas capaz de recuperar si quieres seguir progresando y disfrutando de la bicicleta.

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus