Sportful
Scott Spark
Ruedas Progress MTB - MT Plus
Scott Marathon by Taymory
Publicado el 11-10-2015
Si has decidido dar el paso y empezar a entrar de forma estructurada, te damos las pautas para escoger el entrenador ideal

Ya estamos en esa época del año en la que, para muchos, la temporada 2015 ya es historia y se empieza a pensar en los retos, objetivos y planes para la campaña 2016. Es muy probable que, si lo que buscas es aumentar tu rendimiento en marchas y competiciones, te hayas planteado el hecho de contar con los servicios de un entrenador.

Hoy en día, con la cantidad de libros, blogs y planes de entrenamiento disponibles de forma gratuita en internet es sencillo encontrar una base para empezar a seguir un entrenamiento estructurado. Pero si quieres realmente progresar y contar con un preparación lo más cercana posible a tus necesidades (horarios, objetivos, tipo de pruebas que vas a afronta, mentalidad, etc..) el camino correcto es hacerse con los servicios de un preparador físico especializado en ciclismo.

Escoger el más adecuado para ti no es fácil. Cada vez son más las personas y empresas que ofrecen estos servicios, en muchos casos con formaciones, historiales y métodos de entrenamiento totalmente diferentes. Te intentaremos ayudar con una serie de consejos para clarificar tu camino hacia el entrenador perfecto para ti.

1. ¿Por qué quieres un entrenador?

Parece una pregunta obvia, pero te ayudará a saber cuales son tus objetivos reales. Se realista con tus metas. ¿Buscas sólo preparación para una prueba en concreto? ¿Tienes poco tiempo y quieres maximizar tu rendimiento con las horas de que dispones? ¿Buscas ganar competiciones?

2. Hasta dónde llega tu presupuesto

Ponte unas cifras límite a pagar por un entrenador. Como en la elección de cualquier producto, te servirá para hacer una primera criba importante y centrarte en los perfiles que encajen con tus posibilidades económicas. Los precios pueden variar muchísimo, así como lo ofrecido. Desde planes genéricos de entrenamiento a la atención más personalizada. Y recuerda, nadie da duros a cuatro pesetas.

3. Cuánto contacto quieres tener con tu entrenador

Es un factor a tener en cuenta. Hay gente que se siente cómoda sin necesidad de tener un contacto constante con su preparador, lo que te permitirá incluso optar por preparadores a distancia. Por otro lado, puede que necesites una atención más personalizada, que estén más encima de tus entrenamientos en el día a día o incluso poder realizar sesiones de entrenamiento conjuntas para mejorar la motivación o perfeccionar la forma en que realizas algunos entrenamientos específicos.

Si esperas poder tener contacto con tu preparador de forma constante, incluyendo poder llamarlo en cualquier momento para resolver cualquier situación, déjalo claro antes de empezar, puesto que probablemente tenga una repercusión en el precio.

4. Valora la formación académica de los candidatos

En el mundo de la preparación física hay mucho intrusismo. Nos podemos encontrar desde ex-corredores sin ninguna formación académica específica, únicamente con su experiencia, hasta auténticos científicos del deporte. Si bien la experiencia en la competición es un dato a tener en cuenta (sabrá entender a la perfección muchas situaciones del día a día de entrenamientos y competiciones), no te dejes guiar sólo por un nombre famoso o una trayectoria deportiva exitosa.

En la preparación física influyen muchos factores y una formación académica adecuada es fundamental para saber que estás apostando por alguien que ha dedicado su tiempo a estudiar lo mejor posible este campo. Además, estamos hablando de un sector que evoluciona constantemente, con nuevos estudios, nuevas técnicas y nuevos instrumentos para mejorar que aparecen año tras año, y a los que difícilmente tendrá acceso o sabrá aplicar una persona sin formación en la materia.

Obviamente, la experiencia en la competición siempre ayudará a saber tratar con el deportista de una forma más cercana. Un mix de formación y experiencia en tu deporte es el punto de equilibrio ideal.

5. ¿Necesitas un preparador específico de MTB?

El ciclismo de carretera y el MTB de XC o bike-maraton, por poner un ejemplo, pueden tener una base muy común, pero también puntos muy distantes. Valora si necesitas un preparador físico con experiencia concreta en MTB, que sepa que necesitas cuidar tu técnica además de tu físico, o trabajar partes de tu cuerpo que en el MTB son de mucha más importancia que no en carretera.

Si no lo necesitas y te quieres centrar en el aspecto físico puro y duro, podrás optar por un mayor número de entrenadores.

—————-

Y sobretodo recuerda que, salvo que estés cobrando un sueldo a final de mes por montar en bicicleta, el deporte debe ser siempre una diversión, nunca una fuente de frustraciones o una obligación más en tu vida.

 

Comentar noticia

comentarios powered by Disqus